Serve and grow rich!

Deja un comentario

  • While we may not all be able to do great things – we can do small things with great love
  • Control your words & thoughts.Listen to that seeker who guards his tongue & speaks wisely. Such a one is humble & not exalting
  • Life is 10% of what happens to us and 90% of how we react to it.
  • You’ve got to be before you can do; You’ve got to do before you can have.
  • Don’t interfere with something that ain’t botherin’ you none
  • Our greatest glory is not in never falling, but in rising every time we fall
  • Never get so busy making a living, that you forget to make a life!
  • You’ve got to be before you can do; You’ve got to do before you can have.
  • Not everything that can be counted counts, and not everything that counts can be counted
  • The successful man will profit from his mistakes and try again in a different way
  • Success isn’t a result of spontaneous combustion. You must set yourself on fire.
  • Be careful of spend too much time in “what if”. You could wind up missing out on the “what is”
  • The smallest seed of faith is better than the largest fruit of happiness.
  • While we may not all be able to do great things – we can do small things with great love
  • Control your words & thoughts.Listen to that seeker who guards his tongue & speaks wisely. Such a one is humble & not exalting
  • Once you make a decision, the universe conspires to make it happen.
  • · The difference between ordinary and extraordinary is that little extra.
  • Don’t interfere with something that ain’t botherin’ you none
  • If you arent making any mistakes, its a sure sign youre playing it too safe.
  • Our greatest glory is not in never falling, but in rising every time we fall.
  • Never get so busy making a living, that you forget to make a life!
  • You’ve got to be before you can do; You’ve got to do before you can have.
  • Not everything that can be counted counts, and not everything that counts can be counted.
  • The successful man will profit from his mistakes and try again in a different way
  • Success isn’t a result of spontaneous combustion. You must set yourself on fire.
  • The smallest seed of faith is better than the largest fruit of happiness.
  • You’ve got to be before you can do; You’ve got to do before you can have.
  • To succeed in Life you need three things: A wishbone; A backbone and a Funny Bone
  • · Every time passionate people fail, they are convinced that they are simply one step closer to fulfilling their dream.
  • · Your rearview mirror is so small & your windshield is so large because what lies ahead is much more important than the past
  • People often say that motivation doesn’t last. Well, neither does bathing – that’s why we recommend it daily.”
  • Control your words & thoughts.Listen to that seeker who guards his tongue & speaks wisely. Such a one is humble & not exalting
  • While we may not all be able to do great things – we can do small things with great love
  • Chase the dream – not the competition!
  • · Life is Weekest when There r more doubhts than Trusts. But Life is strongest when u learn How 2 trust inspite of the doubts..,
  • It’s easier to go down a hill than up it but the view is much better at the top.
  • What you are is what you have been, and what you will be is what you do now.
  • We are what we think. All that we are arises with our thoughts. With our thoughts, we make the world.
  • If you are patient in one moment of anger, you will escape a hundred days of sorrow.
  • Short cuts may save time – but, they will allways cost you more in the long run.
  • Remember, upon the conduct of each depends the fate of us all
  • You’ve got to be before you can do; You’ve got to do before you can have.
  • Wherever you see a successful business, someone once made a courageous decision.
  • Always wished my computer would be as easy to use as my phone. My wish has come true. I no longer know how to use my phone
  • You’ll never find a rainbow if you’re looking down.
  • · oh you are so funny sunshine. I just love you
  • Don’t interfere with something that ain’t botherin’ you none
  • Live a good, honorable life. Then when you get older and think back, you’ll enjoy it a second time. ..
  • The only thing we have to fear is fear itself.
  • You’ve got to be before you can do; You’ve got to do before you can have.
  • Confucius said: “Our greatest glory is not in never falling, but in rising every time we fall.”
  • Never get so busy making a living, that you forget to make a life!
  • Not everything that can be counted counts, and not everything that counts can be counted.
  • You’ve got to be before you can do; You’ve got to do before you can have.
  • The successful man will profit from his mistakes and try again in a different way
  • Success isn’t a result of spontaneous combustion. You must set yourself on fire.
  • The smallest seed of faith is better than the largest fruit of happiness.
  • Strip out all people and all activities from your life not serving your purpose
  • You’ve got to be before you can do; You’ve got to do before you can have.
  • Remember happiness doesn’t depend upon who you are or what you have; it depends solely on what you think.
  • Entrepreneurship is living a few years of ur life like most people won’t, so that u can spend the rest of ur life like most people can’t.
  • While we may not all be able to do great things – we can do small things with great love
  • Control your words & thoughts.Listen to that seeker who guards his tongue & speaks wisely. Such a one is humble & not exalting
  • Be at war with your vices, at peace with your neighbors, and let every New Year find you a better man
  • Life is 10% of what happens to us and 90% of how we react to it.
  • You’ve got to be before you can do; You’ve got to do before you can have.
  • Don’t interfere with something that ain’t botherin’ you none
  • You’ve got to be before you can do; You’ve got to do before you can have.
  • Live a good, honorable life. Then when you get older and think back, you’ll enjoy it a second time. ..
  • The only thing we have to fear is fear itself.
  • As you slide down the banisters of life may the splinters never point the wrong way.
  • Our greatest glory is not in never falling, but in rising every time we fall.
  • Never get so busy making a living, that you forget to make a life!
  • · All great salespeople have strong (not inflated) egos. They cease to be great when the ego has them!
  • Makes total sense. Time Person of the Year MarkZuckerberg. For the first time in along time I like this choice
  • · Be as smart as you can, but remember that it is always better to be wise than to be smart.
  • You’ve got to be before you can do; You’ve got to do before you can have.
  • Not everything that can be counted counts, and not everything that counts can be counted.
  • When self Confidence, Desire and Self Esteem are off the charts – enter in Ego, Greed and Arrogance – the downfall of many.
  • The successful man will profit from his mistakes and try again in a different way
  • Success isn’t a result of spontaneous combustion. You must set yourself on fire.
  • The smallest seed of faith is better than the largest fruit of happiness.
  • When defeat comes,accept it as a signal – U’r plans are not sound, rebuild those plans & set sail again toward your coveted goal
  • There are no shortcuts or quick fixes for longterm success. One must put your time in with vim, vigor and passion.
  • You become what you think about
  • It’s been a wonderfully busy Day!
  • · Find a tiny stream in which your strengths can flow, and carve it into the Mississippi.
  • You’ve got to be before you can do; You’ve got to do before you can have.
  • Life is 10% of what happens to us and 90% of how we react to it.
  • While we may not all be able to do great things – we can do small things with great love
  • Control your words & thoughts.Listen to that seeker who guards his tongue & speaks wisely. Such a one is humble & not exalting
  • · We are all born ignorant, but one must work hard to remain stupid.
  • Tomorrow is Pay it forward day. Everyone do something wonderful for someone with no strings attached. It will feel good
  • Let’s confuse things even more. Check out CVBs moving away from the word “bureau.”
  • You’ve got to be before you can do; You’ve got to do before you can have.
  • · Serve and grow rich!
  • Without doubt there can be no faith!
  • ·If you don’t like something, change it. If you can’t change it, change your attitude.
  • · Until you are happy with who you are, you will Never be happy because of what you have
  • · Our doubts are traitors and make us lose the good we oft might win by fearing to attempt,
  • · Life is not about waiting for the storm to pass, It is about learning to dance in the rain.
  • ·
  • · Don’t be yourself – be someone a little nicer.
  • Don’t interfere with something that ain’t botherin’ you none
  • In business there is no room for defensiveness
  • Live a good, honorable life. Then when you get older and think back, you’ll enjoy it a second time.
  • The only thing we have to fear is fear itself.
  • ·Our greatest glory is not in never falling, but in rising every time we fall.
  • It is unwise to be too sure of one’s own wisdom.
  • · Marriage is not only marrying the right partner, it is Being the right partner.
  • Motivation gets you going… habit gets you There! – Who said this one?
  • With the right attitude you can do everything wrong and still succeed, but with the wrong attitude you can do everything right and fail
  • Not everything that can be counted counts, and not everything that counts can be counted.
  • The successful man will profit from his mistakes and try again in a different way
  • Success isn’t a result of spontaneous combustion. You must set yourself on fire.
  • The smallest seed of faith is better than the largest fruit of happiness.
  • If you really want to do something, you’ll find a way; if you don’t, you’ll find an excuse.
  • ·I’m tired of hearing about money money, money, money, money. I just want to play the game, drink Pepsi, wear Reebok.
  • · The only way to coast is downhill.
  • You’ve got to be before you can do; You’ve got to do before you can have.
  • The world is truly round and seems to start and end with those we love…
  • Anything’s possible – if you’ve got enough nerve
  • You don’t have to be Great to start… You just have to start to be Great…
  • Destiny is not a matter of chance, it is a matter of choice; it is not a thing to be waited for, it is a thing to be achieved.”
  • Adversity is another way to measure the greatness of individuals. I never had a crisis that didn’t make me stronger.
  • You can choose to go back toward safety … or forward toward growth. Growth must be chosen again and again; you must overcome fear again …
  • Nature does not hurry, yet everything is accomplished.
  • Life is an echo; What you send out comes back.
  • An idea unrecorded is an idea often lost.
  • Never say never, because limits, like fears, are often just an illusion.”
  • Time is more valuable than Money. You can always get more Money – but, never more time
  • Peace – is not needing to kow what will happen next!
  • When you Change the way You look at things – the things you look at will change – Not sure who said this…. but, it’s great.
  • Learn how to be happy with what you have while you pursue all that you want
  • Strategy without execution is illusion
  • The Competitor to be feared is one who never bothers about you at all, but goes on making his own business better all the time
  • Be Yourself. An Original is always worth more than a copy.
  • You know your children are grown up when they stop asking you where they came from and refuse to tell you where they are going
  • All great things have small beginnings

LEY Nº 29497 NUEVA LEY PROCESAL DEL TRABAJO

Deja un comentario

LEY Nº 29497

EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA

POR CUANTO:

El Congreso de la República

Ha dado la Ley siguiente:

EL CONGRESO DE LA REPÚBLICA;

Ha dado la Ley siguiente:

NUEVA LEY PROCESAL DEL TRABAJO

TÍTULO PRELIMINAR

Artículo I.- Principios del proceso laboral

El proceso laboral se inspira, entre otros, en los principios de inmediación,

oralidad, concentración, celeridad, economía procesal y veracidad.

Artículo II.- Ámbito de la justicia laboral

Corresponde a la justicia laboral resolver los conflictos jurídicos que se

originan con ocasión de las prestaciones de servicios de carácter personal,

de naturaleza laboral, formativa, cooperativista o administrativa; están excluidas

las prestaciones de servicios de carácter civil, salvo que la demanda

se sustente en el encubrimiento de relaciones de trabajo. Tales conflictos

jurídicos pueden ser individuales, plurales o colectivos, y estar referidos a

aspectos sustanciales o conexos, incluso previos o posteriores a la prestación

efectiva de los servicios.

Artículo III.- Fundamentos del proceso laboral

En todo proceso laboral los jueces deben evitar que la desigualdad entre

las partes afecte el desarrollo o resultado del proceso, para cuyo efecto procuran

alcanzar la igualdad real de las partes, privilegian el fondo sobre la

forma, interpretan los requisitos y presupuestos procesales en sentido favorable

a la continuidad del proceso, observan el debido proceso, la tutela

jurisdiccional y el principio de razonabilidad. En particular, acentúan estos

deberes frente a la madre gestante, el menor de edad y la persona con discapacidad.

Los jueces laborales tienen un rol protagónico en el desarrollo e impulso

del proceso. Impiden y sancionan la inconducta contraria a los deberes de

veracidad, probidad, lealtad y buena fe de las partes, sus representantes, sus

abogados y terceros.

El proceso laboral es gratuito para el prestador de servicios, en todas las

instancias, cuando el monto total de las pretensiones reclamadas no supere

las setenta (70) Unidades de Referencia Procesal (URP).

Artículo IV.- Interpretación y aplicación de las normas en la resolución

de los conflictos de la justicia laboral

Los jueces laborales, bajo responsabilidad, imparten justicia con arreglo

a la Constitución Política del Perú, los tratados internacionales de derechos

humanos y la ley. Interpretan y aplican toda norma jurídica, incluyendo los

convenios colectivos, según los principios y preceptos constitucionales, así

como los precedentes vinculantes del Tribunal Constitucional y de la Corte

Suprema de Justicia de la República.

TÍTULO I

DISPOSICIONES GENERALES

CAPÍTULO I

COMPETENCIA

Artículo 1º.- Competencia por materia de los juzgados de paz letrados

laborales

Los juzgados de paz letrados laborales conocen de los siguientes procesos:

1. En proceso abreviado laboral, las pretensiones referidas al cumplimiento

de obligaciones de dar no superiores a cincuenta (50) Unidades de

Referencia Procesal (URP) originadas con ocasión de la prestación personal

de servicios de naturaleza laboral, formativa o cooperativista, referidas a

aspectos sustanciales o conexos, incluso previos o posteriores a la prestación

efectiva de los servicios.

2. Los procesos con título ejecutivo cuando la cuantía no supere las

cincuenta (50) Unidades de Referencia Procesal (URP); salvo tratándose de

la cobranza de aportes previsionales del Sistema Privado de Pensiones retenidos

por el empleador, en cuyo caso son competentes con prescindencia de

la cuantía.

3. Los asuntos no contenciosos, sin importar la cuantía.

Artículo 2º.- Competencia por materia de los juzgados especializados

de trabajo

Los juzgados especializados de trabajo conocen de los siguientes procesos:

1. En proceso ordinario laboral, todas las pretensiones relativas a la

protección de derechos individuales, plurales o colectivos, originadas con

ocasión de la prestación personal de servicios de naturaleza laboral, formativa

o cooperativista, referidas a aspectos sustanciales o conexos, incluso

previos o posteriores a la prestación efectiva de los servicios.

Se consideran incluidas en dicha competencia, sin ser exclusivas, las

pretensiones relacionadas a los siguientes:

a) El nacimiento, desarrollo y extinción de la prestación personal de

servicios; así como a los correspondientes actos jurídicos.

b) La responsabilidad por daño patrimonial o extrapatrimonial, incurrida

por cualquiera de las partes involucradas en la prestación personal de

servicios, o terceros en cuyo favor se presta o prestó el servicio.

c) Los actos de discriminación en el acceso, ejecución y extinción de la

relación laboral.

d) El cese de los actos de hostilidad del empleador, incluidos los actos de

acoso moral y hostigamiento sexual, conforme a la ley de la materia.

e) Las enfermedades profesionales y los accidentes de trabajo.

f) La impugnación de los reglamentos internos de trabajo.

g) Los conflictos vinculados a una organización sindical y entre organizaciones

sindicales, incluida su disolución.

h) El cumplimiento de obligaciones generadas o contraídas con ocasión

de la prestación personal de servicios exigibles a institutos, fondos, cajas u

otros.

i) El cumplimiento de las prestaciones de salud y pensiones de invalidez,

a favor de los asegurados o los beneficiarios, exigibles al empleador, a las

entidades prestadoras de salud o a las aseguradoras.

j) El Sistema Privado de Pensiones.

k) La nulidad de cosa juzgada fraudulenta laboral; y

l) aquellas materias que, a criterio del juez, en función de su especial

naturaleza, deban ser ventiladas en el proceso ordinario laboral.

Conoce las pretensiones referidas al cumplimiento de obligaciones de

dar superiores a cincuenta (50) Unidades de Referencia Procesal (URP).

2. En proceso abreviado laboral, de la reposición cuando ésta se plantea

como pretensión principal única.

3. En proceso abreviado laboral, las pretensiones relativas a la vulneración

de la libertad sindical.

4. En proceso contencioso administrativo conforme a la ley de la materia,

las pretensiones originadas en las prestaciones de servicios de carácter

personal, de naturaleza laboral, administrativa o de seguridad social, de derecho

público; así como las impugnaciones contra actuaciones de la autoridad

administrativa de trabajo.

2 ENERO 2010 / LEGISLACIÓN LABORAL

5. Los procesos con título ejecutivo cuando la cuantía supere las cincuenta

(50) Unidades de Referencia Procesal (URP).

Artículo 3º.- Competencia por materia de las salas laborales superiores

Las salas laborales de las cortes superiores tienen competencia, en primera

instancia, en las materias siguientes:

1. Proceso de acción popular en materia laboral, a ser tramitado conforme

a la ley que regula los procesos constitucionales.

2. Anulación de laudo arbitral que resuelve un conflicto jurídico de naturaleza

laboral, a ser tramitada conforme a la ley de arbitraje.

3. Impugnación de laudos arbitrales derivados de una negociación colectiva,

a ser tramitada conforme al procedimiento establecido en la presente

Ley.

4. Contienda de competencia promovida entre juzgados de trabajo y

entre éstos y otros juzgados de distinta especialidad del mismo distrito judicial.

5. Conflictos de autoridad entre los juzgados de trabajo y autoridades

administrativas en los casos previstos por la ley.

6. Las demás que señale la ley.

Artículo 4º.- Competencia por función

4.1 La Sala de Derecho Constitucional y Social de la Corte Suprema de

Justicia de la República es competente para conocer de los siguientes recursos:

a) Del recurso de casación;

b) del recurso de apelación de las resoluciones pronunciadas por las

salas laborales en primera instancia; y

c) del recurso de queja por denegatoria del recurso de apelación o por

haber sido concedido en efecto distinto al establecido en la ley.

4.2 Las salas laborales de las cortes superiores son competentes para

conocer de los siguientes recursos:

a) Del recurso de apelación contra las resoluciones expedidas por los

juzgados laborales; y

b) del recurso de queja por denegatoria del recurso de apelación o por

haber sido concedido en efecto distinto al establecido en la ley.

4.3 Los juzgados especializados de trabajo son competentes para conocer

de los siguientes recursos:

a) Del recurso de apelación contra las resoluciones expedidas por los

juzgados de paz letrados en materia laboral; y

b) del recurso de queja por denegatoria del recurso de apelación o por

haber sido concedido en efecto distinto al establecido en la ley.

Artículo 5º.- Determinación de la cuantía

La cuantía está determinada por la suma de todos los extremos contenidos

en la demanda, tal como hayan sido liquidados por el demandante. Los

intereses, las costas, los costos y los conceptos que se devenguen con posterioridad

a la fecha de interposición de la demanda no se consideran en la

determinación de la cuantía.

Artículo 6º.- Competencia por territorio

A elección del demandante es competente el juez del lugar del domicilio

principal del demandado o el del último lugar donde se prestaron los

servicios.

Si la demanda está dirigida contra quien prestó los servicios, sólo es

competente el juez del domicilio de éste.

En la impugnación de laudos arbitrales derivados de una negociación

colectiva es competente la sala laboral del lugar donde se expidió el laudo.

La competencia por razón de territorio sólo puede ser prorrogada cuando

resulta a favor del prestador de servicios.

Artículo 7º.- Regulación en caso de incompetencia

7.1 El demandado puede cuestionar la competencia del juez por razón

de la materia, cuantía, grado y territorio mediante excepción. Sin perjuicio

de ello el juez, en cualquier estado y grado del proceso, declara, de oficio, la

nulidad de lo actuado y la remisión al órgano jurisdiccional competente si

determina su incompetencia por razón de materia, cuantía, grado, función o

territorio no prorrogado.

7.2 Tratándose del cuestionamiento de la competencia del juez por razón

de territorio, el demandado puede optar, excluyentemente, por oponer

la incompetencia como excepción o como contienda. La competencia de los

jueces de paz letrados sólo se cuestiona mediante excepción.

7.3 La contienda de competencia entre jueces de trabajo y entre éstos y

otros juzgados de distinta especialidad del mismo distrito judicial la dirime

la sala laboral de la corte superior correspondiente. Tratándose de juzgados

de diferentes distritos judiciales, la dirime la Sala de Derecho Constitucional

y Social de la Corte Suprema de Justicia de la República.

CAPÍTULO II

COMPARECENCIA

Artículo 8º.- Reglas especiales de comparecencia

8.1 Los menores de edad pueden comparecer sin necesidad de representante

legal. En el caso de que un menor de catorce (14) años comparezca al

proceso sin representante legal, el juez pone la demanda en conocimiento

del Ministerio Público para que actúe según sus atribuciones. La falta de

comparecencia del Ministerio Público no interfiere en el avance del proceso.

8.2 Los sindicatos pueden comparecer al proceso laboral en causa propia,

en defensa de los derechos colectivos y en defensa de sus dirigentes y

afiliados.

8.3 Los sindicatos actúan en defensa de sus dirigentes y afiliados sin

necesidad de poder especial de representación; sin embargo, en la demanda

o contestación debe identificarse individualmente a cada uno de los afiliados

con sus respectivas pretensiones. En este caso, el empleador debe poner

en conocimiento de los trabajadores la demanda interpuesta. La inobservancia

de este deber no afecta la prosecución del proceso.

La representación del sindicato no habilita al cobro de los derechos

económicos que pudiese reconocerse a favor de los afiliados.

Artículo 9º.- Legitimación especial

9.1 Las pretensiones derivadas de la afectación al derecho a la no discriminación

en el acceso al empleo o del quebrantamiento de las prohibiciones

de trabajo forzoso e infantil pueden ser formuladas por los afectados

directos, una organización sindical, una asociación o institución sin fines de

lucro dedicada a la protección de derechos fundamentales con solvencia

para afrontar la defensa a criterio del juez, la Defensoría del Pueblo o el

Ministerio Público.

9.2 Cuando se afecten los derechos de libertad sindical, negociación

colectiva, huelga, a la seguridad y salud en el trabajo y, en general, cuando

se afecte un derecho que corresponda a un grupo o categoría de prestadores

de servicios, pueden ser demandantes el sindicato, los representantes de los

trabajadores, o cualquier trabajador o prestador de servicios del ámbito.

Artículo 10º.- Defensa pública a cargo del Ministerio de Justicia

La madre gestante, el menor de edad y la persona con discapacidad que

trabajan tienen derecho a la defensa pública, regulada por la ley de la materia.

CAPÍTULO III

ACTUACIONES PROCESALES

Subcapítulo I

Reglas de conducta y oralidad

Artículo 11º.- Reglas de conducta en las audiencias

En las audiencias el juez cuida especialmente que se observen las siguientes

reglas de conducta:

a) Respeto hacia el órgano jurisdiccional y hacia toda persona presente

en la audiencia. Está prohibido agraviar, interrumpir mientras se hace uso de

la palabra, usar teléfonos celulares u otros análogos sin autorización del

juez, abandonar injustificadamente la sala de audiencia, así como cualquier

expresión de aprobación o censura.

b) Colaboración en la labor de impartición de justicia. Merece sanción

alegar hechos falsos, ofrecer medios probatorios inexistentes, obstruir la

actuación de las pruebas, generar dilaciones que provoquen injustificadamente

la suspensión de la audiencia, o desobedecer las órdenes dispuestas

por el juez.

Artículo 12º.- Prevalencia de la oralidad en los procesos por audiencias

12.1 En los procesos laborales por audiencias las exposiciones orales de

las partes y sus abogados prevalecen sobre las escritas sobre la base de las

LEGISLACIÓN LABORAL

ANÁLISIS LABORAL / ENERO 2010 3

cuales el juez dirige las actuaciones procesales y pronuncia sentencia. Las

audiencias son sustancialmente un debate oral de posiciones presididas por

el juez, quien puede interrogar a las partes, sus abogados y terceros participantes

en cualquier momento. Las actuaciones realizadas en audiencia, salvo

la etapa de conciliación, son registradas en audio y vídeo utilizando cualquier

medio apto que permita garantizar fidelidad, conservación y reproducción

de su contenido. Las partes tienen derecho a la obtención de las

respectivas copias en soporte electrónico, a su costo.

12.2 La grabación se incorpora al expediente. Adicionalmente, el juez

deja constancia en acta únicamente de lo siguiente: identificación de todas

las personas que participan en la audiencia, de los medios probatorios que

se hubiesen admitido y actuado, la resolución que suspende la audiencia, los

incidentes extraordinarios y el fallo de la sentencia o la decisión de diferir su

expedición.

Si no se dispusiese de medios de grabación electrónicos, el registro de

las exposiciones orales se efectúa haciendo constar, en acta, las ideas centrales

expuestas.

Subcapítulo II

Notificaciones

Artículo 13º.- Notificaciones en los procesos laborales

Las notificaciones de las resoluciones que se dicten en el proceso se

efectúan mediante sistemas de comunicación electrónicos u otro medio idóneo

que permita confirmar fehacientemente su recepción, salvo cuando se

trate de las resoluciones que contengan el traslado de la demanda, la admisión

de un tercero con interés, una medida cautelar, la sentencia en los

procesos diferentes al ordinario, abreviado y de impugnación de laudos arbitrales

económicos. Las resoluciones mencionadas se notifican mediante

cédula.

Para efectos de la notificación electrónica, las partes deben consignar

en la demanda o en su contestación una dirección electrónica, bajo apercibimiento

de declararse la inadmisibilidad de tales actos postulatorios.

La notificación electrónica surte efectos desde el día siguiente que llega

a la dirección electrónica.

En las zonas de pobreza decretadas por los órganos de gobierno del

Poder Judicial, así como en los procesos cuya cuantía no supere las setenta

(70) Unidades de Referencia Procesal (URP) las resoluciones son notificadas

por cédula, salvo que se solicite la notificación electrónica. Las notificaciones

por cédula fuera del distrito judicial son realizadas directamente a la

sede judicial de destino.

Las resoluciones dictadas en audiencia se entienden notificadas a las

partes, en el acto.

Subcapítulo III

Costas y costos

Artículo 14º.- Costas y costos

La condena en costas y costos se regula conforme a la norma procesal

civil. El juez exonera al prestador de servicios de costas y costos si las pretensiones

reclamadas no superan las setenta (70) Unidades de Referencia

Procesal (URP), salvo que la parte hubiese obrado con temeridad o mala fe.

También hay exoneración si, en cualquier tipo de pretensión, el juez determina

que hubo motivos razonables para demandar.

Subcapítulo IV

Multas

Artículo 15º.- Multas

En los casos de temeridad o mala fe procesal el juez tiene el deber de

imponer a las partes, sus representantes y los abogados una multa no menor

de media (1/2) ni mayor de cincuenta (50) Unidades de Referencia Procesal

(URP).

La multa por temeridad o mala fe es independiente de aquella otra que

se pueda imponer por infracción a las reglas de conducta a ser observadas

en las audiencias.

La multa por infracción a las reglas de conducta en las audiencias es no

menor de media (1/2) ni mayor de cinco (5) Unidades de Referencia Procesal

(URP).

Adicionalmente a las multas impuestas, el juez debe remitir copias de

las actuaciones respectivas a la presidencia de la corte superior, al Ministerio

Público y al Colegio de Abogados correspondiente, para las sanciones a

que pudiera haber lugar.

Existe responsabilidad solidaria entre las partes, sus representantes y

sus abogados por las multas impuestas a cualquiera de ellos. No se extiende

la responsabilidad solidaria al prestador de servicios.

El juez sólo puede exonerar de la multa por temeridad o mala fe si el

proceso concluye por conciliación judicial antes de la sentencia de segunda

instancia, en resolución motivada.

El juez puede imponer multa a los testigos o peritos, no menor de media

(1/2) ni mayor de cinco (5) Unidades de Referencia Procesal (URP) cuando

éstos, habiendo sido notificados excepcionalmente por el juzgado, inasisten

sin justificación a la audiencia ordenada de oficio por el juez.

Subcapítulo V

Admisión y procedencia

Artículo 16º.- Requisitos de la demanda

La demanda se presenta por escrito y debe contener los requisitos y anexos

establecidos en la norma procesal civil, con las siguientes precisiones:

a) Debe incluirse, cuando corresponda, la indicación del monto total del

petitorio, así como el monto de cada uno de los extremos que integren la

demanda; y

b) no debe incluirse ningún pliego dirigido a la contraparte, los testigos o

los peritos; sin embargo, debe indicarse la finalidad de cada medio de prueba.

El demandante puede incluir de modo expreso su pretensión de reconocimiento

de los honorarios que se pagan con ocasión del proceso.

Cuando el proceso es iniciado por más de un demandante debe designarse

a uno de ellos para que los represente y señalarse un domicilio procesal

único.

Los prestadores de servicios pueden comparecer al proceso sin necesidad

de abogado cuando el total reclamado no supere las diez (10) Unidades

de Referencia Procesal (URP). Cuando supere este límite y hasta las setenta

(70) Unidades de Referencia Procesal (URP) es facultad del juez, atendiendo

a las circunstancias del caso, exigir o no la comparecencia con abogado. En

los casos en que se comparezca sin abogado debe emplearse el formato de

demanda aprobado por el Poder Judicial.

Artículo 17º.- Admisión de la demanda

El juez verifica el cumplimiento de los requisitos de la demanda dentro de

los cinco (5) días hábiles siguientes de recibida. Si observa el incumplimiento

de alguno de los requisitos, concede al demandante cinco (5) días hábiles para

que subsane la omisión o defecto, bajo apercibimiento de declararse la conclusión

del proceso y el archivo del expediente. La resolución que disponga la

conclusión del proceso es apelable en el plazo de cinco (5) días hábiles.

Excepcionalmente, en el caso de que la improcedencia de la demanda

sea notoria, el juez la rechaza de plano en resolución fundamentada. La

resolución es apelable en el plazo de cinco (5) días hábiles siguientes.

Artículo 18º.- Demanda de liquidación de derechos individuales

Cuando en una sentencia se declare la existencia de afectación de un

derecho que corresponda a un grupo o categoría de prestadores de servicios,

con contenido patrimonial, los miembros del grupo o categoría o quienes

individualmente hubiesen sido afectados pueden iniciar, sobre la base de

dicha sentencia, procesos individuales de liquidación del derecho reconocido,

siempre y cuando la sentencia declarativa haya sido dictada por el Tribunal

Constitucional o la Corte Suprema de Justicia de la República, y haya

pasado en autoridad de cosa juzgada.

En el proceso individual de liquidación del derecho reconocido es improcedente

negar el hecho declarado lesivo en la sentencia del Tribunal Constitucional

o de la Corte Suprema de Justicia de la República. El demandado

puede, en todo caso, demostrar que el demandante no se encuentra en el

ámbito fáctico recogido en la sentencia.

4 ENERO 2010 / LEGISLACIÓN LABORAL

Artículo 19º.- Requisitos de la contestación

La contestación de la demanda se presenta por escrito y debe contener

los requisitos y anexos establecidos en la norma procesal civil, sin incluir

ningún pliego dirigido a la contraparte, los testigos o los peritos; sin embargo,

debe indicarse la finalidad de cada medio de prueba.

La contestación contiene todas las defensas procesales y de fondo que

el demandado estime convenientes. Si el demandado no niega expresamente

los hechos expuestos en la demanda, estos son considerados admitidos.

La reconvención es improcedente.

Artículo 20º.- Caso especial de procedencia

En el caso de pretensiones referidas a la prestación personal de servicios,

de naturaleza laboral o administrativa de derecho público, no es exigible

el agotamiento de la vía administrativa establecida según la legislación

general del procedimiento administrativo, salvo que en el correspondiente

régimen se haya establecido un procedimiento previo ante un órgano o tribunal

específico, en cuyo caso debe recurrirse ante ellos antes de acudir al

proceso contencioso administrativo.

Subcapítulo VI

Actividad probatoria

Artículo 21º.- Oportunidad

Los medios probatorios deben ser ofrecidos por las partes únicamente

en la demanda y en la contestación. Extraordinariamente, pueden ser ofrecidos

hasta el momento previo a la actuación probatoria, siempre y cuando

estén referidos a hechos nuevos o hubiesen sido conocidos u obtenidos con

posterioridad.

Las partes concurren a la audiencia en la que se actúan las pruebas con

todos sus testigos, peritos y documentos que, en dicho momento, corresponda

ofrecer, exhibir o se pretenda hacer valer con relación a las cuestiones

probatorias. Esta actividad de las partes se desarrolla bajo su responsabilidad

y costo, sin necesidad de citación del juzgado y sin perjuicio de que

el juez los admita o rechace en el momento. La inasistencia de los testigos o

peritos, así como la falta de presentación de documentos, no impide al juez

pronunciar sentencia si, sobre la base de la prueba actuada, los hechos necesitados

de prueba quedan acreditados.

En ningún caso, fuera de las oportunidades señaladas, la presentación

extemporánea de medios probatorios acarrea la nulidad de la sentencia apelada.

Estos medios probatorios no pueden servir de fundamento de la sentencia.

Artículo 22º.- Prueba de oficio

Excepcionalmente, el juez puede ordenar la práctica de alguna prueba

adicional, en cuyo caso dispone lo conveniente para su realización, procediendo

a suspender la audiencia en la que se actúan las pruebas por

un lapso adecuado no mayor a treinta (30) días hábiles, y a citar, en el

mismo acto, fecha y hora para su continuación. Esta decisión es inimpugnable.

Esta facultad no puede ser invocada encontrándose el proceso en casación.

La omisión de esta facultad no acarrea la nulidad de la sentencia.

Artículo 23º.- Carga de la prueba

23.1 La carga de la prueba corresponde a quien afirma hechos que configuran

su pretensión, o a quien los contradice alegando nuevos hechos,

sujetos a las siguientes reglas especiales de distribución de la carga probatoria,

sin perjuicio de que por ley se dispongan otras adicionales.

23.2 Acreditada la prestación personal de servicios, se presume la existencia

de vínculo laboral a plazo indeterminado, salvo prueba en contrario.

23.3 Cuando corresponda, si el demandante invoca la calidad de trabajador

o ex trabajador, tiene la carga de la prueba de:

a) La existencia de la fuente normativa de los derechos alegados de

origen distinto al constitucional o legal.

b) El motivo de nulidad invocado y el acto de hostilidad padecido.

c) La existencia del daño alegado.

23.4 De modo paralelo, cuando corresponda, incumbe al demandado

que sea señalado como empleador la carga de la prueba de:

a) El pago, el cumplimiento de las normas legales, el cumplimiento de

sus obligaciones contractuales, su extinción o inexigibilidad.

b) La existencia de un motivo razonable distinto al hecho lesivo alegado.

c) El estado del vínculo laboral y la causa del despido.

23.5 En aquellos casos en que de la demanda y de la prueba actuada

aparezcan indicios que permitan presumir la existencia del hecho lesivo alegado,

el juez debe darlo por cierto, salvo que el demandado haya aportado

elementos suficientes para demostrar que existe justificación objetiva y razonable

de las medidas adoptadas y de su proporcionalidad.

Los indicios pueden ser, entre otros, las circunstancias en las que sucedieron

los hechos materia de la controversia y los antecedentes de la conducta

de ambas partes.

Artículo 24º.- Forma de los interrogatorios

El interrogatorio a las partes, testigos, peritos y otros es realizado por el

juez de manera libre, concreta y clara, sin seguir ningún ritualismo o fórmula

preconstituida. Para su actuación no se requiere de la presentación de

pliegos de preguntas. No se permite leer las respuestas, pero sí consultar

documentos de apoyo. Los abogados de las partes también pueden preguntar

o solicitar aclaraciones, bajo las mismas reglas de apertura y libertad. El

juez guía la actuación probatoria con vista a los principios de oralidad, inmediación,

concentración, celeridad y economía procesal. Impide que esta

se desnaturalice sancionando las conductas temerarias, dilatorias, obstructivas

o contrarias al deber de veracidad.

Artículo 25º.- Declaración de parte

La parte debe declarar personalmente. Las personas jurídicas prestan su

declaración a través de cualquiera de sus representantes, quienes tienen el

deber de acudir informados sobre los hechos que motivan el proceso.

Artículo 26º.- Declaración de testigos

Los testigos no presencian el desarrollo de la audiencia y solo ingresan

a ella en el momento que les corresponda.

El secretario del juzgado expide al testigo una constancia de asistencia

a fin de acreditar el cumplimiento de su deber ciudadano. Tratándose de un

trabajador, dicha constancia sirve para sustentar ante su empleador la inasistencia

y el pago de la remuneración por el tiempo de ausencia.

Artículo 27º.- Exhibición de planillas

La exhibición de las planillas manuales se tiene por cumplida con la

presentación de las copias legalizadas correspondientes a los períodos necesitados

de prueba.

La exhibición de las planillas electrónicas es ordenada por el juez al

funcionario del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo responsable

de brindar tal información. Es improcedente la tacha de la información de

las planillas electrónicas remitida por dicho funcionario, sin perjuicio de la

responsabilidad penal o funcional que las partes puedan hacer valer en la

vía correspondiente.

Las partes pueden presentar copias certificadas expedidas por el Ministerio

de Trabajo y Promoción del Empleo de la información contenida en las

planillas electrónicas, en lugar de la exhibición electrónica.

Artículo 28º.- Pericia

Los peritos no presencian el desarrollo de la audiencia y solo ingresan a

ella en el momento que corresponda efectuar su exposición.

Los informes contables practicados por los peritos adscritos a los juzgados

de trabajo y juzgados de paz letrados tienen la finalidad de facilitar

al órgano jurisdiccional la información necesaria para calcular , en la sentencia,

los montos de los derechos que ampara, por lo que esta pericia no se

ofrece ni se actúa como medio probatorio.

Artículo 29º.- Presunciones legales derivadas de la conducta de las

partes

El juez puede extraer conclusiones en contra de los intereses de las partes

atendiendo a su conducta asumida en el proceso. Esto es particularmente relevante

cuando la actividad probatoria es obstaculizada por una de las partes.

Entre otras circunstancias, se entiende que se obstaculiza la actuación

probatoria cuando no se cumple con las exhibiciones ordenadas, se niega la

existencia de documentación propia de su actividad jurídica o económica,

se impide o niega el acceso al juez, los peritos o los comisionados judiciales

al material probatorio o a los lugares donde se encuentre, se niega a declarar,

o responde evasivamente.

LEGISLACIÓN LABORAL

ANÁLISIS LABORAL / ENERO 2010 5

Subcapítulo VII

Formas especiales de conclusión del proceso

Artículo 30º.- Formas especiales de conclusión del proceso

El proceso laboral puede concluir, de forma especial, por conciliación,

allanamiento, reconocimiento de la demanda, transacción, desistimiento o

abandono. También concluye cuando ambas partes inasisten por segunda

vez a cualquiera de las audiencias programadas en primera instancia.

La conciliación y la transacción pueden ocurrir dentro del proceso, cualquiera

sea el estado en que se encuentre, hasta antes de la notificación de la

sentencia con calidad de cosa juzgada. El juez puede en cualquier momento

invitar a las partes a llegar a un acuerdo conciliatorio, sin que su participación

implique prejuzgamiento y sin que lo manifestado por las partes se

considere declaración. Si ambas partes concurren al juzgado llevando un

acuerdo para poner fin al proceso, el juez le da trámite preferente en el día.

Para que un acuerdo conciliatorio o transaccional ponga fin al proceso

debe superar el test de disponibilidad de derechos, para lo cual se toman los

siguientes criterios:

a) El acuerdo debe versar sobre derechos nacidos de una norma dispositiva,

debiendo el juez verificar que no afecte derechos indisponibles;

b) debe ser adoptado por el titular del derecho; y

c) debe haber participado el abogado del prestador de servicios demandante.

Los acuerdos conciliatorios y transaccionales también pueden darse independientemente

de que exista un proceso en trámite, en cuyo caso no

requieren ser homologados para su cumplimiento o ejecución. La demanda

de nulidad del acuerdo es improcedente si el demandante lo ejecutó en la

vía del proceso ejecutivo habiendo adquirido, de ese modo, la calidad de

cosa juzgada.

El abandono del proceso se produce transcurridos cuatro (4) meses sin

que se realice acto que lo impulse. El juez declara el abandono a pedido de

parte o de tercero legitimado, en la segunda oportunidad que se solicite,

salvo que en la primera vez el demandante no se haya opuesto al abandono

o no haya absuelto el traslado conferido.

Subcapítulo VIII

Sentencia

Artículo 31º.- Contenido de la sentencia

El juez recoge los fundamentos de hecho y de derecho esenciales para

motivar su decisión. La existencia de hechos admitidos no enerva la necesidad

de fundamentar la sentencia en derecho.

La sentencia se pronuncia sobre todas las articulaciones o medios de

defensa propuestos por las partes y sobre la demanda, en caso de que la

declare fundada total o parcialmente, indicando los derechos reconocidos,

así como las prestaciones que debe cumplir el demandado. Si la prestación

ordenada es de dar una suma de dinero, la misma debe estar indicada en

monto líquido. El juez puede disponer el pago de sumas mayores a las demandadas

si apareciere error en el cálculo de los derechos demandados o

error en la invocación de las normas aplicables.

Tratándose de pretensiones con pluralidad de demandantes o demandados,

el juez debe pronunciarse expresamente por los derechos y obligaciones

concretos que corresponda a cada uno de ellos.

El pago de los intereses legales y la condena en costos y costas no requieren

ser demandados. Su cuantía o modo de liquidación es de expreso

pronunciamiento en la sentencia.

Subcapítulo IX

Medios impugnatorios

Artículo 32º.- Apelación de la sentencia en los procesos ordinario,

abreviado y de impugnación de laudos arbitrales económicos

El plazo de apelación de la sentencia es de cinco (5) días hábiles y empieza

a correr desde el día hábil siguiente de la audiencia o de citadas las

partes para su notificación.

Artículo 33º.- Trámite en segunda instancia y audiencia de vista de la

causa en los procesos ordinario, abreviado y de impugnación de laudos

arbitrales económicos

Interpuesta la apelación, el juez remite el expediente a segunda instancia

dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes.

El órgano jurisdiccional de segunda instancia realiza las siguientes actividades:

a) Dentro de los cinco (5) días hábiles de recibido el expediente fija día

y hora para la celebración de la audiencia de vista de la causa. La audiencia

de vista de la causa debe fijarse entre los veinte (20) y treinta (30) días

hábiles siguientes de recibido el expediente.

b) El día de la audiencia de vista, concede el uso de la palabra al abogado

de la parte apelante a fin de que exponga sintéticamente los extremos

apelados y los fundamentos en que se sustentan; a continuación, cede el

uso de la palabra al abogado de la parte contraria. Puede formular preguntas

a las partes y sus abogados a lo largo de las exposiciones orales.

c) Concluida la exposición oral, dicta sentencia inmediatamente o luego

de sesenta (60) minutos, expresando el fallo y las razones que lo sustentan,

de modo lacónico. Excepcionalmente, puede diferir su sentencia dentro de

los cinco (5) días hábiles siguientes. En ambos casos, al finalizar la audiencia

señala día y hora para que las partes comparezcan ante el despacho para la

notificación de la sentencia, bajo responsabilidad. La citación debe realizarse

dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes de celebrada la audiencia

de vista.

d) Si las partes no concurren a la audiencia de vista, la sala, sin necesidad

de citación, notifica la sentencia al quinto día hábil siguiente, en su

despacho.

Artículo 34º.- Causales del recurso de casación

El recurso de casación se sustenta en la infracción normativa que incida

directamente sobre la decisión contenida en la resolución impugnada o en

el apartamiento de los precedentes vinculantes dictados por el Tribunal Constitucional

o la Corte Suprema de Justicia de la República.

Artículo 35º.- Requisitos de admisibilidad del recurso de casación

El recurso de casación se interpone:

1. Contra las sentencias y autos expedidos por las salas superiores que,

como órganos de segundo grado, ponen fin al proceso. En el caso de sentencias

el monto total reconocido en ella debe superar las cien (100) Unidades

de Referencia Procesal (URP). No procede el recurso contra las resoluciones

que ordenan a la instancia inferior emitir un nuevo pronunciamiento.

2. Ante el órgano jurisdiccional que emitió la resolución impugnada. La

sala superior debe remitir el expediente a la Sala Suprema, sin más trámite,

dentro del plazo de tres (3) días hábiles.

3. Dentro del plazo de diez (10) días hábiles siguientes de notificada la

resolución que se impugna.

4. Adjuntando el recibo de la tasa respectiva. Si el recurso no cumple

con este requisito, la Sala Suprema concede al impugnante un plazo de tres

(3) días hábiles para subsanarlo. Vencido el plazo sin que se produzca la

subsanación, se rechaza el recurso.

Artículo 36º.- Requisitos de procedencia del recurso de casación

Son requisitos de procedencia del recurso de casación:

1. Que el recurrente no hubiera consentido previamente la resolución

adversa de primera instancia, cuando esta fuere confirmada por la resolución

objeto del recurso.

2. Describir con claridad y precisión la infracción normativa o el apartamiento

de los precedentes vinculantes.

3. Demostrar la incidencia directa de la infracción normativa sobre la

decisión impugnada.

4. Indicar si el pedido casatorio es anulatorio o revocatorio. Si fuese

anulatorio, se precisa si es total o parcial, y si es este último, se indica hasta

dónde debe alcanzar la nulidad. Si fuera revocatorio, se precisa en qué debe

consistir la actuación de la sala. Si el recurso contuviera ambos pedidos,

debe entenderse el anulatorio como principal y el revocatorio como subordinado.

Artículo 37º.- Trámite del recurso de casación

Recibido el recurso de casación, la Sala Suprema procede a examinar el

6 ENERO 2010 / LEGISLACIÓN LABORAL

cumplimiento de los requisitos previstos en los artículos 35° y 36° y resuelve

declarando inadmisible, procedente o improcedente el recurso, según sea

el caso.

Declarado procedente el recurso, la Sala Suprema fija fecha para la vista

de la causa.

Las partes pueden solicitar informe oral dentro de los tres (3) días hábiles

siguientes a la notificación de la resolución que fija fecha para vista de la

causa.

Concluida la exposición oral, la Sala Suprema resuelve el recurso inmediatamente

o luego de sesenta (60) minutos, expresando el fallo. Excepcionalmente,

se resuelve dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes. En

ambos casos, al finalizar la vista de la causa se señala día y hora para que las

partes comparezcan ante el despacho para la notificación de la resolución,

bajo responsabilidad. La citación debe realizarse dentro de los cinco (5) días

hábiles siguientes de celebrada la vista de la causa.

Si no se hubiese solicitado informe oral o habiéndolo hecho no se concurre

a la vista de la causa, la Sala Suprema, sin necesidad de citación,

notifica la sentencia al quinto día hábil siguiente en su despacho.

Artículo 38º.- Efecto del recurso de casación

La interposición del recurso de casación no suspende la ejecución de las

sentencias. Excepcionalmente, solo cuando se trate de obligaciones de dar

suma de dinero, a pedido de parte y previo depósito a nombre del juzgado de

origen o carta fianza renovable por el importe total reconocido, el juez de la

demanda suspende la ejecución en resolución fundamentada e inimpugnable.

El importe total reconocido incluye el capital, los intereses del capital a

la fecha de interposición del recurso, los costos y costas, así como los intereses

estimados que, por dichos conceptos, se devenguen hasta dentro de

un (1) año de interpuesto el recurso. La liquidación del importe total reconocido

es efectuada por un perito contable.

En caso de que el demandante tuviese trabada a su favor una medida

cautelar, debe notificársele a fin de que, en el plazo de cinco (5) días hábiles,

elija entre conservar la medida cautelar trabada o sustituirla por el depósito

o la carta fianza ofrecidos. Si el demandante no señala su elección en el

plazo concedido, se entiende que sustituye la medida cautelar por el depósito

o la carta fianza. En cualquiera de estos casos, el juez de la demanda

dispone la suspensión de la ejecución.

Artículo 39º.- Consecuencias del recurso de casación declarado fundado

Si el recurso de casación es declarado fundado, la Sala Suprema casa la

resolución recurrida y resuelve el conflicto sin devolver el proceso a la instancia

inferior. El pronunciamiento se limita al ámbito del derecho conculcado

y no abarca, si los hubiere, los aspectos de cuantía económica, los

cuales deben ser liquidados por el juzgado de origen.

En caso de que la infracción normativa estuviera referida a algún elemento

de la tutela jurisdiccional o el debido proceso, la Sala Suprema dispone

la nulidad de la misma y, en ese caso, ordena que la sala laboral emita un

nuevo fallo, de acuerdo a los criterios previstos en la resolución casatoria; o

declara nulo todo lo actuado hasta la etapa en que la infracción se cometió.

Artículo 40º.- Precedente vinculante de la Corte Suprema de Justicia

de la República

La Sala Constitucional y Social de la Corte Suprema de Justicia de la

República que conozca del recurso de casación puede convocar al pleno de

los jueces supremos que conformen otras salas en materia constitucional y

social, si las hubiere, a efectos de emitir sentencia que constituya o varíe un

precedente judicial.

La decisión que se tome en mayoría absoluta de los asistentes al pleno

casatorio constituye precedente judicial y vincula a los órganos jurisdiccionales

de la República, hasta que sea modificada por otro precedente.

Los abogados pueden informar oralmente en la vista de la causa, ante el

pleno casatorio.

Artículo 41º.- Publicación de sentencias

El texto íntegro de todas las sentencias casatorias y las resoluciones

que declaran improcedente el recurso de casación se publican obligatoriamente

en el diario oficial El Peruano, aunque no establezcan precedente. La

publicación se hace dentro de los sesenta (60) días de expedidas, bajo responsabilidad.

TÍTULO II

PROCESOS LABORALES

CAPÍTULO I

PROCESO ORDINARIO LABORAL

Artículo 42º.- Traslado y citación a audiencia de conciliación

Verificados los requisitos de la demanda, el juez emite resolución disponiendo:

a) La admisión de la demanda;

b) la citación a las partes a audiencia de conciliación, la cual debe ser

fijada en día y hora entre los veinte (20) y treinta (30) días hábiles siguientes

a la fecha de calificación de la demanda; y

c) el emplazamiento al demandado para que concurra a la audiencia de

conciliación con el escrito de contestación y sus anexos.

Artículo 43º.- Audiencia de conciliación

La audiencia de conciliación se lleva a cabo del siguiente modo:

1. La audiencia, inicia con la acreditación de las partes o apoderados y

sus abogados. Si el demandante no asiste, el demandado puede contestar la

demanda, continuando la audiencia. Si el demandado no asiste incurre automáticamente

en rebeldía, sin necesidad de declaración expresa, aun cuando

la pretensión se sustente en un derecho indisponible. También incurre en

rebeldía automática si, asistiendo a la audiencia, no contesta la demanda o

el representante o apoderado no tiene poderes suficientes para conciliar. El

rebelde se incorpora al proceso en el estado en que se encuentre, sin posibilidad

de renovar los actos previos.

Si ambas partes inasisten, el juez declara la conclusión del proceso si,

dentro de los treinta (30) días naturales siguientes, ninguna de las partes

hubiese solicitado fecha para nueva audiencia.

2. El juez invita a las partes a conciliar sus posiciones y participa activamente

a fin de que solucionen sus diferencias total o parcialmente.

Por decisión de las partes la conciliación puede prolongarse lo necesario

hasta que se dé por agotada, pudiendo incluso continuar los días hábiles

siguientes, cuantas veces sea necesario, en un lapso no mayor de un (1) mes.

Si las partes acuerdan la solución parcial o total de su conflicto el juez, en el

acto, aprueba lo acordado con efecto de cosa juzgada; asimismo, ordena el

cumplimiento de las prestaciones acordadas en el plazo establecido por las

partes o, en su defecto, en el plazo de cinco (5) días hábiles siguientes. Del

mismo modo, si algún extremo no es controvertido, el juez emite resolución

con calidad de cosa juzgada ordenando su pago en igual plazo.

3. En caso de haberse solucionado parcialmente el conflicto, o no haberse

solucionado, el juez precisa las pretensiones que son materia de juicio;

requiere al demandado para que presente, en el acto, el escrito de contestación

y sus anexos; entrega una copia al demandante; y fija día y hora para la

audiencia de juzgamiento, la cual debe programarse dentro de los treinta

(30) días hábiles siguientes, quedando las partes notificadas en el acto.

Si el juez advierte, haya habido o no contestación, que la cuestión debatida

es solo de derecho, o que siendo también de hecho no hay necesidad

de actuar medio probatorio alguno, solicita a los abogados presentes exponer

sus alegatos, a cuyo término, o en un lapso no mayor de sesenta (60)

minutos, dicta el fallo de su sentencia. La notificación de la sentencia se

realiza de igual modo a lo regulado para el caso de la sentencia dictada en la

audiencia de juzgamiento.

Artículo 44º.- Audiencia de juzgamiento

La audiencia de juzgamiento se realiza en acto único y concentra las

etapas de confrontación de posiciones, actuación probatoria, alegatos y sentencia.

La audiencia de juzgamiento se inicia con la acreditación de las partes o

apoderados y sus abogados. Si ambas partes inasisten, el juez declara la

conclusión del proceso si, dentro de los treinta (30) días naturales siguientes,

ninguna de las partes hubiese solicitado fecha para nueva audiencia.

Artículo 45º.- Etapa de confrontación de posiciones

La etapa de confrontación de posiciones se inicia con una breve exposición

oral de las pretensiones demandadas y de los fundamentos de hecho

que las sustentan.

LEGISLACIÓN LABORAL

ANÁLISIS LABORAL / ENERO 2010 7

Luego, el demandado hace una breve exposición oral de los hechos que,

por razones procesales o de fondo, contradicen la demanda.

Artículo 46º.- Etapa de actuación probatoria

La etapa de actuación probatoria se lleva a cabo del siguiente modo:

1. El juez enuncia los hechos que no necesitan de actuación probatoria

por tratarse de hechos admitidos, presumidos por ley, recogidos en resolución

judicial con calidad de cosa juzgada o notorios; así como los medios

probatorios dejados de lado por estar dirigidos a la acreditación de hechos

impertinentes o irrelevantes para la causa.

2. El juez enuncia las pruebas admitidas respecto de los hechos necesitados

de actuación probatoria.

3. Inmediatamente después, las partes pueden proponer cuestiones probatorias

solo respecto de las pruebas admitidas. El juez dispone la admisión

de las cuestiones probatorias únicamente si las pruebas que las sustentan

pueden ser actuadas en esta etapa.

4. El juez toma juramento conjunto a todos los que vayan a participar

en esta etapa.

5. Se actúan todos los medios probatorios admitidos, incluidos los vinculados

a las cuestiones probatorias, empezando por los ofrecidos por el

demandante, en el orden siguiente: declaración de parte, testigos, pericia,

reconocimiento y exhibición de documentos. Si agotada la actuación de

estos medios probatorios fuese imprescindible la inspección judicial, el

juez suspende la audiencia y señala día, hora y lugar para su realización

citando, en el momento, a las partes, testigos o peritos que corresponda.

La inspección judicial puede ser grabada en audio y vídeo o recogida en

acta con anotación de las observaciones constatadas; al concluirse, señala

día y hora, dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes para los alegatos

y sentencia.

6. La actuación probatoria debe concluir en el día programado; sin embargo,

si la actuación no se hubiese agotado, la audiencia continúa dentro

de los cinco (5) días hábiles siguientes.

Artículo 47º.- Alegatos y sentencia

Finalizada la actuación probatoria, los abogados presentan oralmente

sus alegatos. Concluidos los alegatos, el juez, en forma inmediata o en un

lapso no mayor de sesenta (60) minutos, hace conocer a las partes el fallo de

su sentencia. A su vez, señala día y hora, dentro de los cinco (5) días hábiles

siguientes, para la notificación de la sentencia. Excepcionalmente, por la complejidad

del caso, puede diferir el fallo de su sentencia dentro de los cinco (5)

días hábiles posteriores, lo cual informa en el acto citando a las partes para

que comparezcan al juzgado para la notificación de la sentencia.

La notificación de la sentencia debe producirse en el día y hora indicados,

bajo responsabilidad.

CAPÍTULO II

PROCESO ABREVIADO LABORAL

Artículo 48º.- Traslado y citación a audiencia única

Verificados los requisitos de la demanda, el juez emite resolución disponiendo:

a) La admisión de la demanda;

b) el emplazamiento al demandado para que conteste la demanda en el

plazo de diez (10) días hábiles; y

c) la citación a las partes a audiencia única, la cual debe ser fijada entre

los veinte (20) y treinta (30) días hábiles siguientes a la fecha de calificación

de la demanda.

Artículo 49º.- Audiencia única

La audiencia única se estructura a partir de las audiencias de conciliación

y juzgamiento del proceso ordinario laboral. Comprende y concentra

las etapas de conciliación, confrontación de posiciones, actuación probatoria,

alegatos y sentencia, las cuales se realizan, en dicho orden, una seguida

de la otra, con las siguientes precisiones:

1. La etapa de conciliación se desarrolla de igual forma que la audiencia

de conciliación del proceso ordinario laboral, con la diferencia de que la

contestación de la demanda no se realiza en este acto, sino dentro del plazo

concedido, correspondiendo al juez hacer entrega al demandante de la copia

de la contestación y sus anexos, otorgándole un tiempo prudencial para

la revisión de los medios probatorios ofrecidos.

2. Ante la proposición de cuestiones probatorias del demandante el juez

puede, excepcionalmente, fijar fecha para la continuación de la audiencia

dentro de los treinta (30) días hábiles siguientes si, para la actuación de

aquella se requiriese de la evacuación de un informe pericial, siendo carga

del demandante la gestión correspondiente.

CAPÍTULO III

PROCESO IMPUGNATIVO DE LAUDOS ARBITRALES ECONÓMICOS

Artículo 50º.- Admisión de la demanda

Además de los requisitos de la demanda, la sala laboral verifica si esta

se ha interpuesto dentro de los diez (10) días hábiles siguientes de haberse

notificado el laudo arbitral que haciendo las veces de convenio colectivo

resuelve el conflicto económico o de creación de derechos, o su aclaración;

en caso contrario, declara la improcedencia de la demanda y la conclusión

del proceso.

Esta resolución es apelable en el plazo de cinco (5) días hábiles.

Los únicos medios probatorios admisibles en este proceso son los documentos,

los cuales deben ser acompañados necesariamente con los escritos

de demanda y contestación.

Artículo 51º.- Traslado y contestación

Verificados los requisitos de la demanda, la sala laboral emite resolución

disponiendo:

a) La admisión de la demanda;

b) el emplazamiento al demandado para que conteste la demanda en el

plazo de diez (10) días hábiles; y

c) la notificación a los árbitros para que, de estimarlo conveniente y

dentro del mismo plazo, expongan sobre lo que consideren conveniente.

Artículo 52º.- Trámite y sentencia de primera instancia

La sala laboral, dentro de los diez (10) días hábiles siguientes de contestada

la demanda, dicta sentencia por el solo mérito de los escritos de demanda,

contestación y los documentos acompañados. Para tal efecto señala

día y hora, dentro del plazo indicado, citando a las partes para alegatos y

sentencia, lo cual se lleva a cabo de igual modo a lo regulado en el proceso

ordinario laboral.

Artículo 53º.- Improcedencia del recurso de casación

Contra la sentencia de la Corte Suprema de Justicia de la República no

procede el recurso de casación.

CAPÍTULO IV

PROCESO CAUTELAR

Artículo 54º.- Aspectos generales

A pedido de parte, todo juez puede dictar medida cautelar, antes de

iniciado un proceso o dentro de este, destinada a garantizar la eficacia de la

pretensión principal. Las medidas cautelares se dictan sin conocimiento de

la contraparte.

Cumplidos los requisitos, el juez puede dictar cualquier tipo de medida

cautelar, cuidando que sea la más adecuada para garantizar la eficacia de la

pretensión principal.

En consecuencia, son procedentes además de las medidas cautelares

reguladas en este capítulo cualquier otra contemplada en la norma procesal

civil u otro dispositivo legal, sea esta para futura ejecución forzada, temporal

sobre el fondo, de innovar o de no innovar, e incluso una genérica no

prevista en las normas procesales.

Artículo 55º.- Medida especial de reposición provisional

El juez puede dictar, entre otras medidas cautelares, fuera o dentro del

proceso, una medida de reposición provisional, cumplidos los requisitos ordinarios.

Sin embargo, también puede dictarla si el demandante cumple los

siguientes requisitos:

a) Haber sido al momento del despido dirigente sindical, menor de edad,

madre gestante o persona con discapacidad;

b) estar gestionando la conformación de una organización sindical; y

8 ENERO 2010 / LEGISLACIÓN LABORAL

c) el fundamento de la demanda es verosímil.

Si la sentencia firme declara fundada la demanda, se conservan los efectos

de la medida de reposición, considerándose ejecutada la sentencia.

Artículo 56º.- Asignación provisional

De modo especial, en los procesos en los que se pretende la reposición,

el juez puede disponer la entrega de una asignación provisional mensual

cuyo monto es fijado por el juez y el cual no puede exceder de la última

remuneración ordinaria mensual percibida por el trabajador, con cargo a la

Compensación por Tiempo de Servicios (CTS). Si la sentencia firme ordena la

reposición, el empleador restituye el depósito más sus intereses y, en caso de

ordenarse el pago de remuneraciones devengadas, se deduce la asignación

percibida.

CAPÍTULO V

PROCESO DE EJECUCIÓN

Artículo 57º.- Títulos ejecutivos

Se tramitan en proceso de ejecución los siguientes títulos ejecutivos:

a) Las resoluciones judiciales firmes;

b) las actas de conciliación judicial;

c) los laudos arbitrales firmes que, haciendo las veces de sentencia, resuelven

un conflicto jurídico de naturaleza laboral;

d) las resoluciones de la autoridad administrativa de trabajo firmes que

reconocen obligaciones;

e) el documento privado que contenga una transacción extrajudicial;

f) el acta de conciliación extrajudicial, privada o administrativa; y

g) la liquidación para cobranza de aportes previsionales del Sistema

Privado de Pensiones.

Artículo 58º.- Competencia para la ejecución de resoluciones judiciales

firmes y actas de conciliación judicial

Las resoluciones judiciales firmes y actas de conciliación judicial se ejecutan

exclusivamente ante el juez que conoció la demanda y dentro del

mismo expediente. Si la demanda se hubiese iniciado ante una sala laboral,

es competente el juez especializado de trabajo de turno.

Artículo 59º.- Ejecución de laudos arbitrales firmes que resuelven un

conflicto jurídico

Los laudos arbitrales firmes que hayan resuelto un conflicto jurídico de

naturaleza laboral se ejecutan conforme a la norma general de arbitraje.

Artículo 60º.- Suspensión extraordinaria de la ejecución

Tratándose de la ejecución de intereses o de monto liquidado en ejecución

de sentencia, a solicitud de parte y previo depósito o carta fianza por el

total ordenado, el juez puede suspender la ejecución en resolución fundamentada.

Artículo 61º.- Multa por contradicción temeraria

Si la contradicción no se sustenta en alguna de las causales señaladas en

la norma procesal civil, se impone al ejecutado una multa no menor de media

(1/2) ni mayor de cincuenta (50) Unidades de Referencia Procesal (URP).

Esta multa es independiente a otras que se pudiesen haber impuesto en

otros momentos procesales.

Artículo 62º.- Incumplimiento injustificado al mandato de ejecución

Tratándose de las obligaciones de hacer o no hacer si, habiéndose resuelto

seguir adelante con la ejecución, el obligado no cumple, sin que se

haya ordenado la suspensión extraordinaria de la ejecución, el juez impone

multas sucesivas, acumulativas y crecientes en treinta por ciento (30%) hasta

que el obligado cumpla el mandato; y, si persistiera el incumplimiento, procede

a denunciarlo penalmente por el delito de desobediencia o resistencia

a la autoridad.

Artículo 63º.- Cálculo de derechos accesorios

Los derechos accesorios a los que se ejecutan, como las remuneraciones

devengadas y los intereses, se liquidan por la parte vencedora, la cual puede

solicitar el auxilio del perito contable adscrito al juzgado o recurrir a los

programas informáticos de cálculo de intereses implementados por el Ministerio

de Trabajo y Promoción del Empleo.

La liquidación presentada es puesta en conocimiento del obligado por

el término de cinco (5) días hábiles siguientes a su notificación. En caso de

que la observación verse sobre aspectos metodológicos de cálculo, el obligado

debe necesariamente presentar una liquidación alternativa.

Vencido el plazo el juez, con vista a las liquidaciones que se hubiesen

presentado, resuelve acerca del monto fundamentándolo.

Si hubiese acuerdo parcial, el juez ordena su pago inmediatamente, reservando

la discusión sólo respecto del diferencial.

CAPÍTULO VI

PROCESOS NO CONTENCIOSOS

Artículo 64º.- Consignación

La consignación de una obligación exigible no requiere que el deudor

efectúe previamente su ofrecimiento de pago, ni que solicite autorización

del juez para hacerlo.

Artículo 65º.- Contradicción

El acreedor puede contradecir el efecto cancelatorio de la consignación

en el plazo de cinco (5) días hábiles de notificado. Conferido el traslado y

absuelto el mismo, el juez resuelve lo que corresponda o manda reservar el

pronunciamiento para que se decida sobre su efecto cancelatorio en el proceso

respectivo.

Artículo 66º.- Retiro de la consignación

El retiro de la consignación se hace a la sola petición del acreedor, sin

trámite alguno, incluso si hubiese formulado contradicción.

El retiro de la consignación surte los efectos del pago, salvo que el acreedor

hubiese formulado contradicción.

Artículo 67º.- Autorización judicial para ingreso a centro laboral

En los casos en que las normas de inspección del trabajo exigen autorización

judicial previa para ingresar a un centro de trabajo, esta es tramitada

por el inspector de trabajo o funcionario que haga sus veces. Para tal efecto

debe presentar, ante el juzgado de paz letrado de su ámbito territorial de

actuación, la respectiva solicitud. Esta debe resolverse, bajo responsabilidad,

en el término de veinticuatro (24) horas, sin correr traslado.

Artículo 68º.- Entrega de documentos

La mera solicitud de entrega de documentos se sigue como proceso no

contencioso siempre que ésta se tramite como pretensión única. Cuando se

presente acumuladamente, se siguen las reglas establecidas para las otras

pretensiones.

DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS

PRIMERA.- En lo no previsto por esta Ley son de aplicación supletoria

las normas del Código Procesal Civil.

SEGUNDA.- Cuando la presente Ley hace referencia a los juzgados especializados

de trabajo y a las salas laborales, entiéndese que también se

alude a los juzgados y salas mixtos.

TERCERA.- Los procesos iniciados antes de la vigencia de esta Ley continúan

su trámite según las normas procesales con las cuales se iniciaron.

CUARTA.- Las tercerías de propiedad o de derecho preferente de pago,

así como la pretensión de cobro de honorarios de los abogados, se interponen

ante el juez de la causa principal y se tramitan conforme a las normas

del proceso abreviado laboral.

QUINTA.- La conciliación administrativa es facultativa para el trabajador

y obligatoria para el empleador. Se encuentra a cargo del Ministerio de

Trabajo y Promoción del Empleo, el cual proporciona los medios técnicos y

profesionales para hacerla factible.

El Estado, por intermedio de los Ministerios de Justicia y de Trabajo y

Promoción del Empleo, fomenta el uso de mecanismos alternativos de solución

de conflictos. Para tal fin, implementa lo necesario para la promoción

de la conciliación extrajudicial administrativa y el arbitraje.

SEXTA.- Las controversias jurídicas en materia laboral pueden ser sometidas

a arbitraje, siempre y cuando el convenio arbitral se inserte a la

conclusión de la relación laboral y, adicionalmente, la remuneración mensual

percibida sea, o haya sido, superior a las setenta (70) Unidades de Referencia

Procesal (URP).

SÉTIMA.- En los procesos laborales el Estado puede ser condenado al

pago de costos.

LEGISLACIÓN LABORAL

ANÁLISIS LABORAL / ENERO 2010 9

OCTAVA.- Los expedientes que por cualquier razón reingresen a

los órganos jurisdiccionales tienen preferencia en su tramitación.

NOVENA.- La presente Ley entra en vigencia a los seis (6) meses de

publicada en el Diario Oficial El Peruano, a excepción de lo dispuesto en las

Disposiciones Transitorias, que entran en vigencia al día siguiente de su publicación.

La aplicación de la presente Ley se hará de forma progresiva en la oportunidad

y en los distritos judiciales que disponga el Consejo Ejecutivo del

Poder Judicial. En los distritos judiciales, en tanto no se disponga la aplicación

de la presente Ley, sigue rigiendo la Ley núm. 26636, Ley Procesal del

Trabajo, y sus modificatorias.

DÉCIMA.- Conforme a lo establecido en la cuarta disposición final y

transitoria de la Constitución Política del Perú, los derechos laborales,

individuales o colectivos se interpretan de conformidad con la Declaración

Universal de Derechos Humanos y con los tratados y acuerdos internacionales

sobre la materia ratificados por el Perú, sin perjuicio de

consultar los pronunciamientos de los órganos de control de la Organización

Internacional del Trabajo (OIT) y los criterios o decisiones adoptados

por los tribunales internacionales constituidos según tratados de

los que el Perú es parte.

UNDÉCIMA.- Precísase que hay exoneración del pago de tasas judiciales

para el prestador personal de servicios cuando la cuantía demandada no

supere las setenta (70) Unidades de Referencia Procesal (URP), así como

cuando las pretensiones son inapreciables en dinero.

DUODÉCIMA.- Autorízase al Poder Judicial la creación de un fondo de

formación de magistrados y de fortalecimiento de la justicia laboral. El fondo

tendrá por objeto la implementación de medidas de formación específicamente

dirigidas a los magistrados laborales, así como el otorgamiento de incentivos

que les permitan desarrollar de manera óptima la función judicial.

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

PRIMERA.- El Poder Judicial implementa una red electrónica que permita

la notificación de las resoluciones mediante correo electrónico y publicación

simultánea en la página web del Poder Judicial. Los interesados solicitan

al Poder Judicial la asignación de un domicilio electrónico, el cual

opera como un buzón electrónico ubicado en el servidor. El acceso al buzón

es mediante el uso de una contraseña localizada en la página web del Poder

Judicial. De igual modo, implementa un soporte informático para el manejo

de los expedientes electrónicos.

SEGUNDA.- El Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo, con la

colaboración del Poder Judicial y del Tribunal Constitucional, implementa

una base de datos pública, actualizada permanentemente, que permita a los

jueces y usuarios el acceso a la jurisprudencia y los precedentes vinculantes

y que ofrezca información estadística sobre los procesos laborales en curso.

TERCERA.- El Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo, con la

colaboración del Poder Judicial, implementa un sistema informático, de acceso

público, que permita el cálculo de los derechos o beneficios sociales.

CUARTA.- El Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo implementa

un sistema de remisión electrónica de información de las planillas electrónicas.

El requerimiento de información es enviado por el juzgado al correo

electrónico habilitado para tal fin por el Ministerio de Trabajo y Promoción

del Empleo. El funcionario responsable da respuesta, también por correo

electrónico, dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes. Dicha respuesta

debe contener la información solicitada presentada en cuadros tabulados,

agregándose las explicaciones que fuesen necesarias.

QUINTA.- El Poder Judicial dispone la creación e instalación progresiva

de juzgados y salas laborales en los distritos judiciales de la República que lo

requieran, para fortalecer la especialidad laboral a efectos de brindar un

servicio de justicia más eficiente.

SEXTA.- El Poder Judicial dispone el desdoblamiento de las salas laborales

en tribunales unipersonales que resuelvan en segunda y última instancia

las causas cuya cuantía de la sentencia recurrida no supere las setenta

(70) Unidades de Referencia Procesal (URP).

SÉTIMA.- El Poder Judicial aprueba los formatos de demanda para los

casos de obligaciones de dar sumas de dinero cuyo monto no supere las

setenta (70) Unidades de Referencia Procesal (URP).

OCTAVA.- Las acciones necesarias para la aplicación de la presente

norma se ejecutan con cargo a los presupuestos institucionales aprobados a

los pliegos presupuestarios involucrados, sin demandar recursos adicionales

al Tesoro Público.

DISPOSICIONES MODIFICATORIAS

PRIMERA.- Modifícanse los artículos 42°, 51° y la parte referida a la

competencia de los juzgados de paz letrados en materia laboral del artículo

57° del Texto Único Ordenado de la Ley Orgánica del Poder Judicial, aprobado

por Decreto Supremo núm. 017-93-JUS, en los siguientes términos:

“Artículo 42°.- Competencia de las salas laborales

Las salas laborales de las cortes superiores tienen competencia, en primera

instancia, en las materias siguientes:

a. Proceso de acción popular en materia laboral.

b. Anulación de laudo arbitral que resuelve un conflicto jurídico de naturaleza

laboral.

c. Impugnación de laudos arbitrales derivados de una negociación colectiva.

d. Conflictos de competencia promovidos entre juzgados de trabajo y entre

éstos y otros juzgados de distinta especialidad del mismo distrito judicial.

e. Conflictos de autoridad entre los juzgados de trabajo y autoridades

administrativas en los casos previstos por la ley.

f. Las demás que señale la ley.

Conocen, en grado de apelación, de lo resuelto por los juzgados especializados

de trabajo.

Artículo 51°.- Competencia de los juzgados especializados de trabajo

Los juzgados especializados de trabajo conocen de todas las pretensiones

relativas a la protección de derechos individuales, plurales o colectivas

originadas con ocasión de las prestaciones de servicios de carácter personal,

de naturaleza laboral, formativa, cooperativista o administrativa, sea de derecho

público o privado, referidas a aspectos sustanciales o conexos, incluso

previos o posteriores a la prestación efectiva de los servicios.

Se consideran incluidas en dicha competencia las pretensiones relacionadas

a:

a) El nacimiento, desarrollo y extinción de la prestación personal de

servicios; así como a los correspondientes actos jurídicos.

b) La responsabilidad por daño emergente, lucro cesante o daño moral

incurrida por cualquiera de las partes involucradas en la prestación personal

de servicios, o terceros en cuyo favor se presta o prestó el servicio.

c) Los actos de discriminación en el acceso, ejecución y extinción de la

relación laboral.

d) El cese de los actos de hostilidad del empleador, incluidos los actos de

acoso moral y hostigamiento sexual, conforme a la ley de la materia.

e) Las enfermedades profesionales y los accidentes de trabajo.

f) La impugnación de los reglamentos internos de trabajo.

g) Los conflictos vinculados a un sindicato y entre sindicatos, incluida

su disolución.

h) El cumplimiento de obligaciones generadas o contraídas con ocasión

de la prestación personal de servicios exigibles a institutos, fondos, cajas u

otros.

i) El cumplimiento de las prestaciones de salud y pensiones de invalidez,

a favor de los asegurados o los beneficiarios exigibles al empleador, a las

entidades prestadoras de salud o a las aseguradoras.

j) El Sistema Privado de Pensiones.

k) La nulidad de cosa juzgada fraudulenta laboral.

l) Las pretensiones originadas en las prestaciones de servicios de carácter

personal, de naturaleza laboral, administrativa o de seguridad social, de

derecho público.

m) Las impugnaciones contra actuaciones de la Autoridad Administrativa

de Trabajo.

n) Los títulos ejecutivos cuando la cuantía supere las cincuenta (50)

Unidades de Referencia Procesal (URP).

o) Otros asuntos señalados por ley.

10 ENERO 2010 / LEGISLACIÓN LABORAL

Artículo 57°.- Competencia de los Juzgados de Paz Letrados

Los Juzgados de Paz Letrados conocen:

(…)

En materia laboral:

a) De las pretensiones atribuidas originalmente a los juzgados especializados

de trabajo, siempre que estén referidas al cumplimiento de obligaciones

de dar no superiores a cincuenta (50) Unidades de Referencia Procesal

(URP).

b) De los títulos ejecutivos cuando la cuantía no supere las cincuenta

(50) Unidades de Referencia Procesal (URP);

c) De las liquidaciones para cobranza de aportes previsionales del Sistema

Privado de Pensiones retenidos por el empleador.

d) De los asuntos no contenciosos, sin importar la cuantía.”

SEGUNDA.- Modifícase el artículo 38° del Texto Único Ordenado de la

Ley del Sistema Privado de Administración de Fondos de Pensiones, aprobado

por Decreto Supremo núm. 054-97-EF, en los siguientes términos:

“Artículo 38°.- Proceso de ejecución

La ejecución de los adeudos contenidos en la liquidación para cobranza

se efectúa de acuerdo al Capítulo V del Título II de la Ley Procesal del Trabajo.

Para efectos de dicha ejecución, se establecen las siguientes reglas especiales:

(…).”

DISPOSICIONES DEROGATORIAS

PRIMERA.- Quedan derogadas las siguientes disposiciones:

a) La Ley núm. 26636, Ley Procesal del Trabajo, y sus modificatorias, la

Ley núm. 27021, la Ley núm. 27242 y la quinta disposición final y complementaria

de la Ley núm. 27942.

b) La Ley núm. 8683 y el Decreto Ley núm. 14404, sobre pago de salarios,

reintegro de remuneraciones y beneficios sociales a los apoderados de

los trabajadores.

c) La Ley núm. 8930 que otorga autoridad de cosa juzgada y mérito de

ejecución a las resoluciones de los tribunales arbitrales.

d) El Decreto Ley núm. 19334, sobre trámite de las reclamaciones de los

trabajadores que laboran en órganos del Estado que no sean empresas públicas.

e) El Título III del Texto Único Ordenado del Decreto Legislativo núm.

728, Ley de Formación y Promoción Laboral, aprobado por Decreto Supremo

núm. 002-97-TR, sobre competencia en los conflictos entre cooperativas de

trabajo y sus socios-trabajadores.

SEGUNDA.- Déjase sin efecto las siguientes disposiciones:

a) El artículo 8° del Decreto Supremo núm. 002-98-TR, sobre competencia

en las acciones indemnizatorias por discriminación.

b) El artículo 52° del Decreto Supremo núm. 001-96-TR que prohíbe la

acumulación de la acción indemnizatoria con la de nulidad de despido.

TERCERA.- Deróganse todas las demás normas legales que se opongan

a la presente Ley.

Comunícase al señor Presidente de la República para su promulgación.

En Lima, a los treinta días del mes de diciembre de dos mil nueve.

LUIS ALVA CASTRO

Presidente del Congreso de la República

MICHAEL URTECHO MEDINA

Segundo Vicepresidente del Congreso de la República

AL SEÑOR PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LA REPÚBLICA

POR TANTO:

Mando se publique y cumpla.

Dado en la Casa de Gobierno, en Lima, a los trece días del mes de enero

del año dos mil diez.

ALAN GARCÍA PÉREZ

Presidente Constitucional de la República

JAVIER VELÁSQUEZ QUESQUÉN

Presidente del Consejo de Ministros

 

 

 

 

 

 

REGLAMENTO DE LEY DE FOMENTO AL EMPLEO DECRETO SUPREMO Nº 001-96-TR (26/01/1996)

Deja un comentario

REGLAMENTO DE LEY DE FOMENTO AL EMPLEO

DECRETO SUPREMO Nº 001-96-TR (26/01/1996)

EL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA:

CONSIDERANDO:

Que la Quinta Disposición Complementaria, Transitoria, Derogatoria y Final del Texto Único

Ordenado del Decreto Legislativo Nº 728, Ley de Fomento del Empleo, autoriza al Poder

Ejecutivo para expedir el correspondiente Reglamento;

En uso de la facultad conferida por el inciso 8) del Artículo 118 de la Constitución Política del

Perú; y,

Con el voto aprobatorio del Consejo de Ministros;

DECRETA:

Artículo 1.- Apruébese el Reglamento del Texto Único Ordenado del Decreto Legislativo Nº

728, Ley de Fomento del Empleo, que consta de siete (7) Títulos, ciento dieciocho (118)

artículos y siete (7) Disposiciones Complementarias, Transitorias, Derogatorias y Finales.

Artículo 2.- Cuando en el Reglamento se consigne el término Ley, se entenderá referido al

Texto Único Ordenado de la Ley de Fomento del Empleo aprobado por Decreto Supremo N°

05-95-TR y su modificadoras contenida en la Ley Nº 26563.

Artículo 3.- Derógase el Decreto Supremo Nº 004-93-TR y demás disposiciones que se

opongan al Reglamento aprobado por el presente Decreto Supremo.

Artículo 4.- El presente Decreto Supremo entra en vigencia a partir del día siguiente de su

publicación en el Diario Oficial El Peruano.

Dado en la Casa de Gobierno, en Lima, a los veinticuatro días del mes de enero de mil

novecientos noventa y seis.

ALBERTO FUJIMORI FUJIMORI

Presidente Constitucional de la República

DANTE CORDOVA BLANCO

Presidente del Consejo de Ministros

SANDRO FUENTES ACURIO

Ministro de Trabajo y Promoción Social

REGLAMENTO DEL DECRETO LEGISLATIVO N° 728

TITULO I:

DE LA CAPACITACION PARA EL TRABAJO

Artículo 1.- El Convenio de Formación Laboral Juvenil tendrá la duración que exija el

aprendizaje de la ocupación específica para la que se está capacitando.

Si el joven en formación sigue estudios superiores sin haberlos culminado, puede participar de

los Programas de Formación Laboral Juvenil en tanto se le proporcione conocimientos teóricos

y prácticos en materias y actividades diferentes a las que son materia de sus estudios en

entidades de educación superior.

Dentro del plazo máximo de 12 meses establecido por la Ley, el joven en formación puede

capacitarse en la misma empresa en una o varias ocupaciones específicas, suscribiéndose en

cada caso el Convenio correspondiente.

Para establecer el porcentaje limitativo a que se refiere el Artículo 14 de la Ley, se tendrá en

cuenta lo siguiente:

1. El personal de la empresa sobre el que se aplica el límite del 10% comprende a la totalidad

de los trabajadores de la empresa, sea cual fuere la forma de contratación. Quedan excluidos

de la base de cálculo quienes prestan servicios a través de Empresas Especiales de Servicios

y Cooperativas de Trabajadores.

2. La limitación física, intelectual o sensorial es aquella discapacidad referida en el Artículo 2 de

la Ley General de la Persona con Discapacidad o norma que la sustituya. Asimismo, se

consideran jóvenes mujeres con responsabilidades familiares, a aquellas que tengan uno o

más hijos.

3. Para efectos de incrementar en un 10% adicional el límite permitido por la Ley, la empresa

deberá acompañar al Convenio los siguientes documentos:

a) En el caso de jóvenes con limitaciones físicas, intelectuales o sensoriales: copia del

certificado médico otorgado por la autoridad competente señalada en el Artículo 11 de la Ley

General de la Persona con Discapacidad.

b) En el caso de jóvenes mujeres con responsabilidades familiares: copia de la partida de

nacimiento correspondiente.

La presentación de documentación falsa para acogerse al incremento adicional será

sancionado administrativamente, sin perjuicio de las responsabilidades legales a que hubiere

lugar.

(*) Artículo modificado por el Artículo 1 del D. S. Nº 011-2001-TR del 01-05-2001.

Artículo 2.- Las empresas que ejecuten Programas de Formación Laboral Juvenil y de

Prácticas Preprofesionales designarán Instructores o Supervisores, respectivamente, para

impartir la orientación correspondiente a los participantes y para verificar el desarrollo y

cumplimiento de los Programas que establezcan.

Está prohibido prestar labores fuera de la jornada y horario de trabajo habitual de la empresa

por parte de jóvenes en formación. Se entiende por jornada y horario habitual de la empresa,

aquél dentro del cual se desarrolla la jornada establecida por la empresa.

De verificarse el incumplimiento de esta prohibición, la Autoridad Administrativa de Trabajo

impondrá la multa correspondiente.

La autorización expresa de la Autoridad Administrativa de Trabajo prevista en el Artículo 30 de

la Ley se otorga si, por la naturaleza de las labores o por otra circunstancia, se justifica que la

formación se realice en el horario nocturno. Se entiende por horario nocturno el trabajado entre

las 10.00 p.m. y 6.00 a.m.

Para obtener la referida autorización, se requiere lo siguiente:

a) Por parte del joven en formación: copia del certificado médico otorgado por cualquiera de los

servicios médicos oficiales de los Sectores de Salud, de Defensa, del Interior o de ESSALUD

que acredite la capacidad física, intelectual y sensorial para desarrollar actividades que

constituyan el objeto de la formación laboral juvenil; y,

b) Por parte de la empresa: acreditar que ésta desarrolla en horario nocturno las actividades en

las que será capacitado el joven en formación.

(*) Artículo modificado por el Artículo 1 del D. S. Nº 011-2001-TR del 01-05-2001.

Artículo 3.- El Certificado de Capacitación Laboral a que se refiere el inciso e) del Artículo 13

de la Ley, deberá contener información suficiente sobre la ocupación u ocupaciones

específicas en las que ha sido capacitado el participante, con indicación de su duración. El

certificado deberá ser suscrito por el representante autorizado de la empresa.

Artículo 4.- La subvención económica o la asignación que abone la empresa conforme a los

Artículos 26 y 36 de la Ley, se considera como gasto de la misma.

*Artículo 5.- Cuando el empleador opte por contratar el seguro establecido en los incisos d) y f)

de los Artículos 12 y 20 de la Ley, respectivamente, la cobertura de éste, por todo concepto, no

podrá ser inferior al equivalente a 14 subvenciones mensuales en caso de enfermedad o 30 en

caso de accidente. La cobertura del accidente procede si éste ocurre con ocasión directa de la

ejecución del Convenio respectivo.

Si el empleador decide no contratar un seguro, éste queda obligado a asumir directamente el

costo generado por el accidente o enfermedad, hasta por un monto no menor al señalado en el

párrafo anterior, según sea el caso.

(*) Artículo modificado por el Artículo 1 del Decreto Supremo Nº 011-2001-TR del 01-05-2001

Artículo 6.- Las Empresas de Servicios Especiales y las Cooperativas de Trabajo, en

cualquiera de sus modalidades, no podrán destacar jóvenes en Formación Laboral Juvenil o en

Prácticas Preprofesionales a las empresas usuarias.

*Artículo 7.- Se desnaturalizan los Programas de Formación Laboral Juvenil y de Prácticas

Preprofesionales y se entiende que existe relación laboral en los siguientes casos:

a) Si el participante no es capacitado en la ocupación específica establecida en el Convenio;

b) Si el participante no desarrolla sus prácticas en un área que corresponda a sus estudios

técnicos o profesionales, a que se refiere el Convenio;

c) Si la relación continúa después de la fecha de vencimiento del Programa estipulado en el

respectivo Convenio, o de sus prórrogas, o excede el plazo máximo establecido por la Ley;

d) Cuando el participante ha prestado servicios de naturaleza laboral anteriormente en la

empresa, contratado directamente por ésta, o indirectamente a través de cualquier forma de

intermediación laboral, salvo que se incorpore a una actividad distinta;

e) Cuando se exceda los límites porcentuales previstos en el Artículo 14 de la Ley.

En este caso se incorporan a la empresa los jóvenes en formación que con mayor antigüedad

hubieran iniciado su relación con aquella. Si el número de jóvenes en formación con derecho a

incorporarse a la empresa tiene la misma antigüedad, se prefiere a aquél que primero formuló

reclamo por escrito o, en su defecto, cuyo Convenio fue presentado primero a la Autoridad

Administrativa de Trabajo; y,

f) Cuando el participante demuestra la existencia de simulación o fraude a la Ley y su

Reglamento.

La relación laboral se entiende que se ha iniciado desde que ocurre el hecho que desnaturaliza

el Convenio correspondiente.

Adicionalmente, si el Convenio o sus prórrogas no son celebrados por escrito o cuando se haya

presentado documentación falsa, con conocimiento del empleador, para acogerse al

incremento del 10% adicional a que se refiere el Artículo 14 de la Ley, se entiende que se ha

celebrado un contrato de trabajo. En caso que no se exhiba el Convenio o sus prórrogas se

presume, salvo prueba en contrario, que se ha celebrado un contrato de trabajo”.

(*) Artículo modificado por el Artículo 1 del Decreto Supremo Nº 011-2001-TR del 01-05-2001.

Artículo 8.- Los Convenios de Formación Laboral Juvenil y de Prácticas Preprofesionales y sus

respectivas prórrogas, que celebran las empresas, de conformidad con los Artículos 10 y 17 de

la Ley, respectivamente, serán puestos en conocimiento y registrados ante la Autoridad

Administrativa de Trabajo, en el plazo de 15 días naturales de su suscripción. Procede la

presentación extemporánea siempre que el Convenio sea presentado dur0ante su vigencia.

La Práctica Preprofesional, en el caso de los egresados, será por un plazo no mayor al exigido

por el centro de estudios como requisito para obtener el grado o título respectivo, el cual será

indicado en la carta de presentación del practicante.

El plazo se computa desde el inicio de la vigencia de las prácticas. No obstante, si el

practicante ha iniciado sus Prácticas Preprofesionales en una empresa antes de obtener la

condición de egresado y las continúa luego de adquirirla, el plazo previsto en el Artículo 16 de

la Ley se computa desde el momento en que inició sus prácticas. En caso se haya cumplido

con el plazo exigido para obtener el título se resolverá automáticamente el Convenio.

(*) Artículo modificado por el Artículo 1 del D. S. Nº 011-2001-TR del 01-05-2001

Artículo 9.- El contrato de aprendizaje, por su naturaleza especial, no genera relación laboral

entre las empresas y el aprendiz y se rige por sus normas propias.

TITULO II

DEL CONTRATO DE TRABAJO

CAPÍTULO I

DE LAS NORMAS GENERALES

Artículo 10.- El concepto de remuneración definido por los Artículos 39 y 40 de la Ley, es

aplicable para todo efecto legal, cuando sea considerado como base de referencia, con la única

excepción del Impuesto a la Renta que se rige por sus propias normas.

Artículo 11.- Los trabajadores contratados a tiempo parcial tienen derecho a los beneficios

laborales, siempre que para su percepción no se exija el cumplimiento del requisito mínimo de

cuatro (4) horas diarias de labor.

Artículo 12.- Se considera cumplido el requisito de cuatro (4) horas en los casos en que la

jornada semanal del trabajador dividida entre seis (6) o cinco (5) días, según corresponda,

resulte en promedio no menor de cuatro (4) horas diarias.

Artículo 13.- El contrato a tiempo parcial será celebrado necesariamente por escrito. Dicho

contrato será puesto en conocimiento, para su registro, ante la Autoridad Administrativa de

Trabajo, en el término de quince (15) días naturales de su suscripción.

Artículo 14.- El Convenio sobre remuneración integral a que se refiere el Artículo 41 de la Ley,

debe precisar si comprende a todos los beneficios sociales establecidos por ley, convenio

colectivo o decisión del empleador, o si excluye uno o más de ellos. A falta de precisión, se

entiende que los comprende a todos, con la sola excepción, de la participación o asignación

sustitutoria de las utilidades. Las partes determinarán la periodicidad de pago de la

remuneración integral. De establecerse una periodicidad mayor a la mensual, el empleador

está obligado a realizar las aportaciones mensuales de ley que afectan dicha remuneración,

deduciendo dichos montos en la oportunidad que corresponda.

Artículo 15.- Para la aplicación de exoneraciones o inafectaciones tributarias, se deberá

identificar y precisar en la remuneración integral el concepto remunerativo objeto del beneficio.

CAPÍTULO II

DEL PERIODO DE PRUEBA:

Artículo 16. – En caso de suspensión del contrato de trabajo 0 reingreso del trabajador, se

suman los periodos laborados en cada oportunidad hasta completar el periodo de prueba

establecido por la Ley. No corresponde dicha acumulación en caso que el reingreso se haya

producido a un puesto notoria y cualitativamente distinto al ocupado previamente, o que se

produzca transcurridos tres (3) años de producido el cese.

Artículo 17. – El exceso del periodo de prueba que se pactara superando los seis meses a o el

año, en el caso de trabajadores calificados o de confianza, respectivamente, no surtirá efecto

legal alguno.

CAPÍTULO III

DE LA SUSPENSIÓN DEL CONTRATO DE TRABAJO:

Artículo 18.- Al cesar las causas legales de suspensión del contrato de trabajo a que se refiere

el Artículo 46 de la Ley, el trabajador deberá reincorporarse oportunamente en su puesto de

trabajo habitual u otro de similar categoría.

Cuando se trate del cumplimiento del Servicio Militar Obligatorio, el trabajador deberá

reincorporarse en el plazo máximo de cuarenta (40) días establecido en el Artículo 64 del

Decreto Legislativo Nº 264. En los otros casos determinados por norma expresa a que se

refiere el inciso 11) del Artículo 45 de la Ley, el trabajador deberá reincorporarse en el plazo

máximo de diez (10) días hábiles a partir de la cesación en el servicio o cargo.

Artículo 19.- En los casos a que se refieren los incisos a) y b) del Artículo 45 de la Ley, cesará

el derecho de reserva si el trabajador es declarado en estado de invalidez absoluta

permanente, de acuerdo a lo dispuesto por el Artículo 46 de la Ley.

Artículo 20.- La reincorporación tratándose del ejercicio del derecho de huelga, se llevará a

cabo en la forma que determina la norma pertinente.

Artículo 21.-Se configura el caso fortuito o la fuerza mayor, cuando el hecho invocado tiene

carácter inevitable, imprevisible e irresistible y que haga imposible la prosecución de las

labores por un determinado tiempo.

Artículo 22.- La Autoridad Administrativa de Trabajo, recibida la comunicación señalada en el

Artículo 48 de la Ley, deberá verificar la existencia de la causa invocada, bajo responsabilidad.

En la verificación se tendrá en cuenta que la causa invocada guarde proporcionalidad y

razonabilidad con el periodo de suspensión temporal de laborea determinada por el empleador.

Artículo 23.- De comprobarse la inexistencia o improcedencia de la causa invocada, la

Autoridad Administrativa de Trabajo expedirá resolución, dentro de segundo día de realizada la

visita inspectiva, ordenando la reanudación inmediata de las labores. El periodo dejado de

laborar será considerado como de trabajo efectivo para todo efecto legal.

Artículo 24.- Si en el plazo señalado en el Artículo 48 de la Ley, la Autoridad Administrativa de

Trabajo no verifica la existencia de la causa invocada, se tendrá por cierta esta, quedando en

consecuencia autorizada la suspensión.

En caso de ordenarse la verificación y ésta no se efectúa por causa atribuible al empleador, no

es de aplicación lo dispuesto en el párrafo anterior, mientras subsista tal actitud.

Artículo 25.- Las partes podrán apelar de la resolución expresa o ficta en el término de tres (3)

días hábiles.

La Autoridad Administrativa de Trabajo, en la instancia correspondiente, resolverá la apelación,

en el término de cinco (5) días hábiles computados desde el día siguiente de ingresado el

expediente a la dependencia respectiva. De no expedirse resolución en el plazo indicado, se

tendrá por confirmada la resolución de primera instancia.

Artículo 26.- De subsistir la imposibilidad de reanudar las labores, la suspensión podrá

prolongarse por acuerdo de partes, con conocimiento de la Autoridad Administativa de Trabajo,

pudiendo, alternativamente, el empleador optar por el cese colectivo a que se refiere el Artículo

81 de la Ley.

CAPÍTULO IV

DE LA EXTINCIÓN DEL CONTRATO DE TRABAJO:

Artículo 27.- La negativa del empleador a exonerar del plazo de preaviso de renuncia, obliga al

trabajador a laborar hasta el cumplimiento del plazo.

Artículo 28.- La puesta a disposición del cargo aceptada por el empleador, equivale a una

renuncia y se encuentra comprendida dentro de los alcances del Artículo 61 de la Ley.

Artículo 29.- El monto adicional a la pensión que mensualmente otorgue el empleador

conforme al primer párrafo del Artículo 54 de la Ley, se extingue por fallecimiento del

beneficiario.

Artículo 30.- Se entiende que opera la jubilación obligatoria y automática prevista en el tercer

párrafo del Artículo 54 de la Ley, si el trabajador tiene derecho a pensión de jubilación

cualquiera sea su monto, con prescindencia del trámite administrativo que se estuviera

siguiendo para el otorgamiento de dicha pensión.

Artículo 31.- Es arbitrario el despido que se produce en contravención del Artículo 55 de la Ley

y se sanciona únicamente con la indemnización establecida en el Artículo 71 de la misma.

Artículo 32.- La demostración de la causa justa de extinción del contrato de trabajo

corresponde al empleador.

Artículo 33.- El detrimento de la facultad física o ment al o la ineptitud sobrevenida,

determinante para el desempeño de las tareas a que se refiere el inciso a) del Artículo 56 de la

Ley, deberá ser debidamente certificado por el Instituto Peruano de Seguridad Social, el

Ministerio de Salud o la Junta de Médicos designada por el Colegio Médico del Perú, a solicitud

del empleador.

La negativa injustificada y probada del trabajador a someterse a los exámenes

correspondientes, se considerará como aceptación de la causa justa de despido.

Artículo 34.- Para la verificación del rendimiento deficiente a que se contrae el inciso b) del

Artículo 56 de la Ley, el empleador podrá solicitar el concurso de los servicios de la Autoridad

Administrativa de Trabajo, así como del Sector al que pertenezca la empresa.

Artículo 35.- Para que se configuren las reiterancias señaladas en el inciso a) del Artículo 58

de la Ley, el empleador deberá haber requerido previamente por escrito al trabajador, por la

comisión de falta laboral.

Artículo 36.- Para el caso del inciso b) del Artículo 58 de la Ley, las partes podrán presentar

pericias o informes técnicos debidamente sustentados.

Artículo 37.- Para que no se configure el abandono de trabajo, previsto en el inciso h) del

Artículo 58 de la Ley, toda ausencia al centro de trabajo, deberá ser puesta en conocimiento

del empleador, exponiendo las razones que la motivaron, dentro del término del tercer día de

producida, más el término de la distancia. El plazo se contará por días hábiles, entendiéndose

como tales los laborables en el respectivo centro de trabajo.

Artículo 38.- Las ausencias injustificadas por más de tres días consecutivos, que no hayan

sido sancionadas con el despido, podrán ser consideradas por el empleador en el cómputo de

las ausencias injustificadas no consecutivas.

Artículo 39.- Los días de inasistencia injustificada en caso de huelga ilegal, se computan

desde el día siguiente al requerimiento colectivo efectuado por el empleador a los trabajadores

mediante cartelón colocado en lugar visible de la puerta principal del centro de trabajo bajo

constancia notarial o a falta de notario, bajo constancia policial, siempre y cuando la resolución

que declare ilegal la huelga haya quedado consentida o ejecutoriada.

La resolución dictada en segunda y última instancia causa estado, desde el día siguiente a su

notificación.

De no interponerse Recurso de Apelación de la resolución de primera instancia, en el término

del tercer día contado a partir del día siguiente de su notificación, aquélla queda consentida.

Artículo 40.- Las constataciones efectuadas por la Autoridad competente, de conformidad con

el inciso f) del Artículo 58 de la Ley, constituyen instrumento público que merece fe, para todo

efecto legal, mientras no se pruebe lo contrario.

Artículo 41.- El plazo mínimo de seis (6) días naturales, previsto en el Artículo 64 de la Ley,

para que el trabajador emita su descargo, podrá ser ampliado por el empleador.

Artículo 42. – El empleador podrá despedir al trabajador después de producido el descargo

previsto en el Artículo 64 de la Ley o inmediatamente después de vencido el plazo sin que el

trabajador haya presentado el descargo.

Artículo 43.- Las comunicaciones a que se refieren los Artículos 64 y 65 de la Ley, se

entienden válidamente entregadas si son dirigidas al último domicilio registrado por el

trabajador en su centro de trabajo, aunque al momento de su entrega no se encontrare en

aquél. Igualmente, el empleador podrá entregarlas al trabajador, bajo cargo en el centro de

trabajo.

Artículo 44.- El error en la cita legal, de las comunicaciones señaladas en el artículo anterior,

no invalida las mismas, siempre que los hechos que den lugar a la atribución de la falta estén

debidamente determinados.

Artículo 45.- La Autoridad Administrativa de Trabajo, a solicitud de parte, prestará su concurso

para verificar el despido arbitrario que se configure por la negativa injustificada del empleador

de permitir el ingreso del trabajador al centro de labores, lo que se hará constar en el acta

correspondiente.

Igualmente, el trabajador podrá recurrir a la autoridad policial, a fin de que se efectue la referida

constatación, en la que se deberá especificar la identidad y cargo de las personas que

intervinieron en el acto, el lugar donde se realizó la diligencia y la manifestación de las partes.

Artículo 46.- La nulidad del despido procede:

a) Tratándose de candidatos a representantes de los trabajadores debidamente inscritos,

desde los treinta (30) días anteriores a la realización del proceso electoral, hasta treinta (30)

días después de concluido este;

b) Tratándose de representantes de los trabajadores, hasta noventa (90) días después de

haber cesado en el cargo.

En ambos casos, la protección alcanza sólo a quienes postulan, han sido elegidos o han

cesado en cargos que gozan del fuero sindical, conforme a Ley.

Artículo 47.-Se configura la nulidad del despido, en el caso previsto por el inciso c) del Artículo

62 de la Ley, si la queja o reclamo, ha sido planteado contra el empleador ante las Autoridades

Administrativas o Judiciales competentes y se acredita que está precedido de actitudes o

conductas del empleador que evidencien el propósito de impedir arbitrariamente reclamos de

sus trabajadores.

La protección se extiende hasta tres meses de expedida la resolución consentida que cause

estado o ejecutoriada que ponga fin al procedimiento.

Artículo 48.- Se considera discriminatoria, para efectos de lo dispuesto por el inciso d) del

Artículo 62 de a Ley, una notoria desigualdad no sustentada en razones objetivas o el trato

marcadamente diferenciado entre varios trabajadores.

Artículo 49.- La reducción de remuneraciones o de categoría a que se refiere el inciso b) del

Artículo 63 de a Ley, es aquella dispuesta por decisión unilateral del empleador que carece de

motivación objetiva o legal. En el caso de reducción de remuneración, no se configura la

hostilidad por la parte de la remuneración cuyo pago está sujeto a condición.

Artículo 50.- El traslado contemplado en el inciso c) el Artículo 63 de la Ley, es aquel que

importa un cambio a un ámbito geográfico distinto y siempre que tenga el deliberado propósito

de ocasionarle perjuicio al trabajador.

Artículo 51.- El empleador podrá oponerse al otorgamiento de la asignación provisional

establecida en el Artículo 74 de la Ley, cuando dicho beneficio no estuviera respaldado por el

monto de la compensación por tiempo de servicios devengada y aún no adelantada y en el

caso previsto en el Articulo 54 del Decreto Legislativo Nº 650.

CAPÍTULO V

DE LOS DERECHOS DEL TRABAJADOR

Artículo 52.- La acción indemnizatoria en caso de despido arbitrario, excluye la acción de

nulidad de despido.

La acción de nulidad de despido requiere que cuando menos uno de los motivos a que se

refiere el Artículo 62 de la Ley, sea expresamente invocado y acreditado por el trabajador como

razón del mismo. Su ejercicio excluye a la acción indemnizatoria, pero puede optarse en

ejecución de sentencia por el pago de la indemnización quedando extinguido el vínculo laboral.

Artículo 53.- En caso de despido nulo, si el Juez ordena la reposición, el trabajador deberá ser

reincorporado en el empleo, sin afectar su categoría anterior.

En la oportunidad en que se produzca la reposición del trabajador, las partes suscribirán un

acta dejando constancia de tal hecho, o en su defecto cualquiera de ellas podrá solicitar al juez

de la causa que la reposición se efectúe con la intervención del secretario cursor.

Artículo 54.- El período dejado de laborar por el trabajador en caso de despido nulo, será

considerado como de trabajo efectivo para todos los fines, incluyendo los incrementos que por

ley o convención colectiva le hubieran correspondido al trabajador, excepto para el record

vacacional.

El record vacacional que quedó trunco con ocasión del despido, a elección del trabajador, se

pagará por dozavos o se acumulará al que preste con posterioridad a la reposición.

Artículo 55.- La remuneración que servirá de base para el pago de la indemnización prevista

en el Artículo 71 de la Ley, corresponde a la remuneración mensual percibida por el trabajador

al momento del despido. Para el cómputo de las remuneraciones variables e imprecisas se

tomará en cuenta el criterio establecido en el Decreto Legislativo Nº 650.

Tratándose de trabajadores remunerados a comisión porcentual o destajo, la remuneración

mensual ordinaria es equivalente al promedio de los ingresos percibidos en los últimos seis (6)

meses anteriores al despido o durante el periodo laborado, si la relación laboral es menor de

seis (6) meses.

Artículo 56.- La indemnización por despido arbitrario deberá abonarse dentro de los cuarenta y

ocho (48) horas de producido el cese. De no ser así devengará intereses con la tasa legal

laboral fijada por el Banco Central de Reserva.

No procederá la acumulación de tiempo de servicios, en caso de reingreso, para efectos del

pago de la indemnización por despido.

Artículo 57.- El plano de treinta (30) días naturales para accionar en caso de hostilidad, se

computa desde el día siguiente de vencido el plazo otorgado al empleador para que efectue su

descargo o enmiende su conducta, según sea el caso.

Artículo 58.- Se entiende por falta de funcionamiento del Poder Judicial, a que se refiere el

Artículo 69 de la Ley, además de los días de suspensión del Despacho Judicial conforme al

Artículo 247 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, aquellas otras situaciones que por caso

fortuito o fuerza mayor, impidan su funcionamiento.

CAPÍTULO VI

DE LAS SITUACIONES ESPECIALES

Artículo 59.- Para la calificación de los puestos de dirección y de confianza, señalados en el

Artículo 77 de la Ley, el empleador aplicará el siguiente procedimiento:

a) Identificará y determinará los puestos de dirección y de confianza de la empresa, de

conformidad con la Ley;

b) Comunicará por escrito a los trabajadores que ocupan los puestos de dirección y de

confianza, que sus cargos han sido calificados como tales; y,

c) Consignará en el libro de planillas y boletas de pago la calificación correspondiente.

Artículo 60. – La calificación de los puestos de dirección o de confianza, es una formalidad que

debe observar el empleador. Su inobservancia no enerva dicha condición si de la prueba

actuada esta se acredita.

Artículo 61.- Los trabajadores cuyos cargos sean indebidamente calificados como de dirección

o de confianza, podrán recurrir ante la Autoridad Judicial, para que deje sin efecto tal

calificación, siempre y cuando la demanda se presente dentro de los treinta (30) días naturales

siguientes a la comunicación respectiva.

CAPÍTULO VII

DEL CESE COLECTIVO POR CAUSAS OBJETIVAS

Artículo 62.- Tratándose del cese colectivo por caso fortuito o fuerza mayor, el empleador

además de la documentación señalada en el artículo siguiente del presente Reglamento,

deberá adjuntar copia del acta de Inspección que lleve a cabo el Sector correspondiente, con

audiencia de partes, en la cual se concluya con la fundamentación respectiva, sobre la

procedencia de la causa objetiva invocada por el empleador.

Artículo 63.- Para efectos de la aplicación de los incisos a) y b) del Artículo 80 de la Ley, el

empleador al dar cuenta a la Autoridad Administrativa de Trabajo, para la iniciación del

expediente, adjuntará la siguiente información:

a) Constancia de haber proporcionado al Sindicato o a falta de este a los trabajadores

afectados o sus representantes, la información señalada en el inciso a) del Artículo 82 de la

Ley;

b) La justificación específica, en caso de incluirse en el cese a trabajadores protegidos por el

fuero sindical; y,

c) La nomina de los trabajadores, consignando el domicilio de estos o del sindicato, o el de sus

representantes.

Artículo 64.- Recibida la solicitud, la Autoridad Administrativa de Trabajo, en forma inmediata,

la pondrá en conocimiento del Sindicato o a falta de este de los trabajadores involucrados o sus

representantes.

Los quince (15) días hábiles determinados en el inciso g) del Artículo 82 de la Ley, se

computarán vencido el tercer día de haberse notificado a los trabajadores referidos en el

párrafo anterior. A tal efecto, se observará el trámite establecido en los Artículos 70 y 71 del

presente Reglamento.

Artículo 65.- Cuando el empleador presente pericia de parte según el inciso c) del Artículo 82

de la Ley, deberá adjuntar copia de la solicitud que contenga el sello y fecha de recepción por

CONASEV, el Sector correspondiente o la Presidencia del Consejo de Ministros, según el caso.

Asimismo, deberá consignar expresamente, bajo Declaración Jurada, que los organismos

referidos no emitieron el dictamen respectivo, en el término de ley.

Artículo 66.- Recibido el dictamen o pericia de parte, la Autoridad Administrativa de Trabajo lo

pondrá en conocimiento del sindicato, o a falta de éste de los trabajadores afectados o sus

representantes, y simultáneamente, en el término máximo de tres (3) días hábiles, convocará a

las partes a conciliación.

Artículo 67.- Para los efectos del artículo anterior, el empleador deberá presentar copia del

acta suscrita con los trabajadores, en la que conste no haber llegado a acuerdo alguno o

constancia notarial de asistencia.

Artículo 68.- El término de ocho (8) días hábiles señalado por el inciso e) del Artículo 82 de la

Ley para las reuniones de conciliación, se computará a partir del primer día en que se fija la

fecha para la indicada diligencia.

Las reuniones de conciliación se efectuarán indefectiblemente dentro del referido término, el

mismo que deberá haber vencido para que continúe el procedimiento.

Artículo 69.- En la última diligencia de conciliación que se lleve a cabo con audiencia de

partes, se dejará constancia de la notificación a éstas para que en el plazo de tres (3) días

hábiles, acuerden si someten o no la divergencia a arbitraje; en este último caso suscribirán el

correspondiente compromiso arbitral, lo que deberán comunicar a la Autoridad Administrativa

de Trabajo, dentro del segundo día posterior al vencimiento del referido plazo.

Artículo 70.- La Autoridad Administrativa de Trabajo expedirá resolución en el término de

quince (15) días hábiles computados desde el día siguiente al vencimiento del plazo a que se

refiere el artículo anterior.

De no expedirse resolución expresa, en el plazo señalado, se entenderá aprobada la solicitud

del empleador, por silencio administrativo positivo.

Artículo 71.- Las partes podrán apelar de la resolución expresa o ficta en el término de tres (3)

días hábiles.

La Autoridad Administrativa de Trabajo resolverá la apelación, en el término de cinco (5) días

hábiles, computado desde el día siguiente de ingresado el expediente en la dependencia

respectiva.

En este caso, es de aplicación el segundo párrafo del artículo anterior.

Artículo 72.- El empleador pondrá en conocimiento de la Autoridad Administrativa de Trabajo

los casos de cese colectivo por disolución, liquidación y quiebra previstos en el inciso e) del

Artículo 80 de la Ley.

Artículo 73.- En los casos contemplados en el artículo anterior, el empleador podrá sustituir el

plazo de preaviso de cese de cinco (5) días hábiles por el pago de la remuneración

correspondiente.

Artículo 74.- El trabajador afectado por el cese colectivo, una vez que reciba la notificación a

que se refiere el Artículo 86 de la Ley, manifestará por escrito su aceptación, recabando del

empleador la constancia de entrega, por lo menos con cinco (5) días hábiles de anticipación a

la fecha establecida para la readmisión, quedando liberado el empleador si el trabajador no

manifiesta su aceptación por escrito.

Si se prescindiese de estos trabajadores y se contratase personal distinto, los trabajadores

excluidos podrán reclamar dentro de los treinta (30) días naturales de conocido el hecho ante la

Autoridad Judicial, La indemnización a que se refiere el Artículo 71 de la Ley.

TITULO III

DE LOS CONTRATOS SUJETOS A MODALIDAD

CAPÍTULO I

DEL CAMPO DE APLICACIÓN

Artículo 75.- Podrán celebrar contratos de trabajo sujetos a modalidad, las empresas o

entidades privadas, así como las empresas del Estado, Instituciones Públicas, cuyos

trabajadores estén sujetos al régimen laboral de la actividad privada observando en este último

caso las condiciones o limitaciones que por disposiciones específicas se establezcan.

CAPÍTULO II

DE LOS CONTRATOS DE NATURALEZA TEMPORAL

Artículo 76.- Para la determinación de las actividades empresariales previstas en el Artículo 91

de la Ley, se tomará como referencia la Clasificación Industrial Internacional Uniforme (CIIU) de

las Naciones Unidas.

CAPITULO III

DE LOS CONTRATOS DE NATURALEZA ACCIDENTAL

Artículo 77.- El contrato de suplencia establecido en el Artículo 95 de la Ley, deberá contener

la fecha de su extinción.

Artículo 78.- El caso fortuito o la fuerza mayor en el contrato de emergencia, se configura por

su carácter inevitable, imprevisible e irresistible.

CAPÍTULO IV

DE LOS CONTRATOS PARA OBRA O SERVICIO

Artículo 79.- En los contratos para obra o servicio previstos en el Artículo 97 de la Ley, deberá

señalarse expresamente su objeto, sin perjuicio que las partes convengan la duración del

respectivo contrato, que sólo podrá mantenerse en dicha calidad hasta el cumplimiento del

objeto del contrato.

Artículo 80.- El término para ejercitar el derecho preferencial a que se contrae el Artículo 98 de

la Ley, es de cinco (5) días hábiles, contados a partir de la notificación al trabajador del reinicio

de la actividad en la empresa.

CAPÍTULO V

DE LOS REQUISITOS FORMALES

Artículo 81.- La comunicación a la Autoridad Administrativa de Trabajo de los contratos sujetos

a modalidad, para fines de conocimiento y registro, según el Artículo 107 de la Ley, se

efectuará dentro de los quince (15) días naturales de su suscripción. El incumplimiento de esta

norma trae como consecuencia la imposición de la multa, sin perjuicio del pago de la tasa

correspondiente.

Artículo 82.- La verificación de la veracidad de los datos consignados en la copia del contrato

de trabajo, prevista en el Artículo 107 de la Ley, será efectuada por la Autoridad Administrativa

de Trabajo.

CAPÍTULO VI

DE LAS NORMAS COMUNES

Artículo 83.- El empleador deberá entregar al trabajador, copia del contrato de trabajo, dentro

del término de tres (3) días hábiles, contados a partir de la fecha de su presentación a la

Autoridad Administrativa de Trabajo.

Artículo 84. – El periodo de prueba a que alude el Artículo 109 de la Ley, sólo podrá

establecerse en el contrato primigenio, salvo que se trate del desempeño de una labor notoria y

cualitativamente distinta a la desempeñada previamente.

Artículo 85.- Las remuneraciones dejadas de percibir a que se refiere el Artículo 110 de la Ley,

sustituyen a la indemnización por despido arbitrario.

Para demandar su pago, es de aplicación el plazo de caducidad establecido en el Artículo 69

de la Ley.

Artículo 86.- Los plazos máximos señalados para las distintas modalidades contractuales, se

computan a partir de la fecha de inicio de la prestación efectiva de servicios.

Artículo 87.- La renovación de los contratos modales está sujeta a las mismas formalidades de

la celebración del contrato inicial.

TITULO IV

DE LA CAPACITACION LABORAL Y PRODUCTIVIDAD

Artículo 88.- El trabajador está obligado a participar en los Programas de Capacitación que

dentro de la jornada de trabajo lleve a cabo el empleador, en aplicación del Artículo 118 de la

Ley.

TITULO V

DE LA PROMOCION DEL EMPLEO

CAPÍTULO I

DE LOS PROGRAMAS ESPECIALES

Artículo 89.- El Ministerio de Trabajo y Promoción Social, a nivel nacional, dispondrá

anualmente, la ejecución de proyectos específicos destinados a fomentar el empleo en

categorías laborales que tengan dificultades para acceder al mercado de trabajo, de

conformidad con el Artículo 130 de la Ley.

CAPÍTULO II

DE LA PROMOCIÓN DEL EMPLEO AUTÓNOMO

Artículo 90.- Las Cooperativas de Trabajadores reguladas por la Ley, tienen como objeto ser

fuente de trabajo para quienes al mismo tiempo son sus socios y trabajadores, lo que

determina la existencia de un vinculo asociativo laboral.

Artículo 91.- Conforme al inciso c) del Artículo 140 de la Ley, son Cooperativas de Trabajo y

Fomento del Empleo, las que producen bienes o prestan servicios a favor de terceros en sus

establecimientos o en los establecimientos de las empresas usuarias; y Cooperativas de

Trabajo Temporal, aquellas que se constituyen específicamente para prestar a las empresas

usuarias los servicios temporales contemplados en el Título III de la Ley.

Artículo 92.- El ejercicio de cualquiera de las opciones previstas por el Artículo 140 de la Ley,

supone la participación activa de los trabajadores en la creación desarrollo y fomento de las

modalidades empresariales o cooperativas contenidas en dicha norma.

Artículo 93.- Sin perjuicio de la naturaleza de la participación de los socios trabajadores,

constituyen ingresos, a efectos de lo dispuesto por el Artículo 141 de la Ley, los conceptos

remunerativos referidos en los Artículos 39 y 40 de la misma.

Para su aplicación analógica se entiende por condiciones de trabajo, todas aquellas necesarias

para el desempeño de las funciones.

Los socios trabajadores de las Cooperativas que presten servicio a una empresa usuaria,

tienen derecho a percibir todos los beneficios sociales establecidos en el régimen laboral

común de la actividad privada que pudiera corresponderles por ley o por convención colectiva

de trabajo.

Artículo 94. – Las Cooperativas de Trabajadores, a que alude el inciso c) del Artículo 140 de la

Ley, al suscribir con la empresa usuaria, el contrato de locación de servicios, deberán

comprometerse expresamente a reconocer a los socios trabajadores destacados, ingresos y

condiciones de trabajo no inferiores de los que perciben los trabajadores de la empresa usuaria

que realicen labores análogas o similares.

Artículo 95.- Para efectos de la analogía a que se refiere el Artículo 141 de la Ley, esta debe

efectuarse respecto de los trabajadores que prestan servicios para el usuario en el respectivo

centro de trabajo.

Artículo 96.- Tratándose de reemplazo temporal la analogía debe efectuarse respecto del

trabajador que es reemplazado, siempre y cuando reúna semejantes requisitos de experiencia,

años de servicios y conocimiento para el desempeño de la función.

Artículo 97.- En caso de socios trabajadores destacados a empresas usuarias para realizar

labores permanentes, a los efectos de la aplicación analógica de ingresos, deberá evaluarse

los siguientes criterios mínimos: antigüedad en la labor, grado de instrucción, experiencia

laboral, capacitación.

Si en la empresa usuaria coexistieran distintos trabajadores dependientes que realizan labores

análogas y que perciben distintos ingresos y gozan de distintas condiciones de trabajo, los

socios trabajadores destacados no podrán percibir, por la realización de labores análogas,

ingresos inferiores al promedio existente en la empresa usuaria.

Artículo 98.- Al momento de la incorporación del destacado, la empresa usuaria deberá

comunicar a las cooperativas de trabajadores o a la Empresa de Servicios Especiales, los

ingresos y condiciones de trabajo a que está sujeto, con conocimiento del trabajador o socio

trabajador destacado.

Artículo 99.- El límite del 20% previsto en los Artículos 144 y 167 de la Ley, comprende de

manera conjunta a los trabajadores de las Empresas Especiales de Servicios Temporales y a

los socios trabajadores de las Cooperativas de Trabajo en sus diversas modalidades.

Los trabajadores de Empresas Especiales de Servicios Complementarios, a que se refiere el

Artículo 172 de la Ley, no serán considerados para el cómputo del porcentaje señalado en el

párrafo anterior, siempre y cuando dichas empresas dispongan de autonomía técnica y

directiva y asuman responsabilidad por el desarrollo de sus labores. Tratándose de empresas

de servicios complementarios que brinden servicios especializados, estas deberán además

contar con autorización del Sector correspondiente de resultar exigible.

Se encuentran comprendidas en el párrafo anterior del presente artículo, las empresas que

prestan servicios en calidad de contratistas y subcontratistas. En este caso, la autorización y el

registro otorgados por el Sector al que pertenecen sustituye a la autorización de

funcionamiento que corresponde extender a la Autoridad Administrativa de Trabajo.

De existir duda respecto a la naturaleza de las actividades de las contratistas y subcontratistas,

el Ministerio de Trabajo y Promoción Social y el Sector correspondiente, efectuarán

conjuntamente la calificación a que hubiere lugar.

Artículo 100.- El porcentaje limitativo reglamentado por el artículo anterior, se aplicará

tomando como base el total de trabajadores de la empresa usuaria, sean estos permanentes o

contratados bajo cualquiera de las modalidades previ stas en el Título III de la Ley.

Artículo 101.- Para efectos de la aplicación del tercer párrafo del Artículo 144 de la Ley, se

incorporarán en las planillas de la empresa usuaria a los socios trabajadores o trabajadores

que con mayor antigüedad hubieran sido destacados a ella.

Artículo 102.- Para efectos de lo establecido en el tercer y cuarto párrafos del Artículo 144 de

la Ley, verificada la excedencia, el destacado podrá optar entre quedar incorporado a la

empresa usuaria o continuar perteneciendo a la Cooperativa o Empresa de Servicios

Temporales.

En caso de optar por su incorporación a la empresa usuaria, esta queda obligada a inscribirlo

de forma inmediata en planillas, considerándolo como trabajador sujeto al régimen laboral de la

actividad privada reconociéndole como de su cargo el tiempo de servicios y demás derechos

que puedan corresponderle, desde el momento que legalmente se produzca la excedencia.

Artículo 103.- Las Cooperativas de Trabajadores a que se refiere el inciso c) del Artículo 140

de la Ley, al destacar a su socio trabajador a una empresa usuaria, deberán entregarle, bajo

responsabilidad, una constancia que contenga la siguiente información:

a) Fecha de ingreso del socio trabajador a la Cooperativa;

b) Nombre o razón social y dirección de la empresa usuaria;

c) Periodo por el cual es destacado;

d) Puesto asignado;

e) Monto de sus participaciones y oportunidad de pago;

f) Condiciones de trabajo a las que se encontrara sujeto; y,

g) Otras especificaciones inherentes a los derechos y beneficios del socio trabajador.

Artículo 104.- La Autoridad Administrativa de Trabajo, verificará el otorgamiento de la

constancia, el pago de las remuneraciones o ingresos, beneficios legales o convencionales y el

cumplimiento de condiciones de trabajo aplicables a los trabajadores y socios trabajadores.

Artículo 105.- Los Gerentes o funcionarios de las Cooperativas de Trabajadores, no podrán

ejercer por cuenta propia o ajena, una actividad en competencia con la Cooperativa, ni

participar como socio, consejero, director, gerente, funcionario o administrador en otra

Cooperativa del mismo tipo, empresa usuaria u otra empresa competidora.

CAPÍTULO III

DEL TRABAJO A DOMICILIO

Artículo 106. – El empleador entregará al trabajador a domicilio la parte pertinente de la copia

del Registro a que se refiere el Artículo 150 de la Ley.

CAPÍTULO IV

DE LAS MEDIDAS PARA LA GENERACIÓN MASIVA DE EMPLEO

Artículo 107.- El FONCODES coordinará con el Ministerio de Trabajo y Promoción Social, la

formulación y ejecución de los Programas Masivos de Empleo e Ingresos previstos en el Título

V del Capítulo V de la Ley, con sujeción a las normas que regulan su organización y funciones.

TITULO VI

DE LAS EMPRESAS ESPECIALES

CAPÍTULO I

DE LAS DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 108.- Las empresas especiales deberán constituirse como persona jurídica y tendrán

como objeto dedicarse a actividades de servicios temporales o complementarios con arreglo a

la Ley.

Artículo 109. – La autorización de funcionamiento de las empresas especiales se otorgará por

periodos de dos (2) años, debiendo renovarse la misma al vencimiento de cada periodo.

Artículo 110.- La autorización será otorgada por la Autoridad Regional de Trabajo y Promoción

Social, en cuya jurisdicción desarrollará sus actividades.

Artículo 111.- Las empresas especiales que abran sucursales, oficinas o agencias, de acuerdo

a sus normas estatutarias, deberán presentar, para su conocimiento y registro, a la Autoridad

Regional de Trabajo y Promoción Social respectiva, copia de la resolución autoritativa expedida

en la sede donde se inscribieron.

Artículo 112.- Las empresas especiales comunicarán a la Autoridad Administrativa de Trabajo,

cualquier cambio de domicilio, de objeto social, capital social o de sede de surcursales, oficinas

o agencias.

Artículo 113.- Antes de iniciar sus actividades, las empresas especiales deben cumplir con los

requisitos establecidos en la legislación común para todos los centros de trabajo, además de

los

especiales a que se refiere el Artículo 170 de la Ley.

Artículo 114.- La autorización de funcionamiento como empresa especial se dejará sin efecto,

disponiéndose la cancelación de su registro, en los siguientes casos:

a) Por solicitud expresa del titular;

b) Por dedicarse a otra actividad de la expresamente autorizada o que exceda su ámbito

geográfico;

c) Por disminuir el capital mínimo establecido en el Artículo 170 de la Ley.

CAPÍTULO II

DE LAS EMPRESAS DE SERVICIOS TEMPORALES

Artículo 115.- La Empresa de Servicios Temporales a que se refiere el Artículo 166 de la Ley,

podrá destacar a sus trabajadores a las empresas usuarias, cuando los requerimientos de

estas se sustenten en las siguientes circunstancias:

a) Cubrir las labores de un puesto permanente del usuario, cuando aquel transitoriamente ha

quedado vacante;

b) Cubrir puestos no permanentes creados por la usuaria por necesidades temporales, de

acuerdo al Título III de la Ley.

Artículo 116.- Para efectos del derecho a vacaciones anuales de los trabajadores de las

empresas especiales se podrá optar entre las siguientes alternativas:

a) Cobrar los dozavos y treintavos por cada mes o día trabajado, al final de cada periodo por el

cual el trabajador es destacado;

b) Acumular el tiempo laborado en forma efectiva, en cuyo caso para tener derecho al

descanso vacacional y a la remuneración correspondiente, deberá cumplir con los requisitos

establecidos en el Decreto Legislativo Nº 713, su Reglamento o normas que los sustituyan.

CAPÍTULO III

DE LAS EMPRESAS DE SERVICIOS COMPLEMENTARIOS

Artículo 117.- En forma previa al inicio de la prestación de servicios, la Empresa de Servicios

Complementarios, deberá celebrar un contrato de locación de servicios con la empresa

usuaria.

Artículo 118.- Las Empresas de Servicios Complementarios, además de los requisitos

señalados en el Artículo 170 de la Ley, quedan obligadas a presentar a la Autoridad

Administrativa de Trabajo copia legalizada por Notario Público o Fedatario, de la Resolución

expedida por el Sector correspondiente, en aquellos casos en que se trate de empresas que en

virtud de disposición legal especial deben también inscribirse en un determinado Sector.

TITULO VII

DE LAS DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS, TRANSITORIAS, DEROGATORIAS Y

FINALES

Primera.- Para efectos de la aplicación de la Primera Disposición Complementaria de la Ley,

se procederá de conformidad con lo establecido por el Artículo 2122 del Código Civil.

Segunda.- El término para la prescripción de los derechos derivados de la relación laboral, rige

a partir del día siguiente en que la obligación correspondiente resultó exigible.

Tercera.- Extinguido el contrato de trabajo, el trabajador recibirá del empleador, dentro de las

cuarenta y ocho (48) horas, un certificado en el que se indique, entre otros aspectos, su tiempo

de servicios y la naturaleza de las labores desempeñadas. A solicitud del trabajador se indicará

la apreciación de su conducta o rendimiento.

Cuarta.- Las bonificaciones de treinta y veinticinco por ciento a las que alude el Capítulo II y la

Tercera Disposición Transitoria del Decreto Legislativo Nº 688, igualmente corresponden a los

trabajadores que al 29 de julio de 1995 alcanzaron el derecho sin que se les hubiese abonado

por tal concepto.

Quinto.- Las Empresas Especiales deberán proceder a su reinscripción en el Ministerio de

Trabajo y Promoción Social, en el plazo de sesenta (60) días hábiles computados a partir de la

vigencia del presente Decreto Supremo. El incumplimiento de esta norma implica la

cancelación automática de la autorización con la que vienen funcionando.

Sexta.- Los procesos judiciales en trámite se adecuan a partir del 29 de julio de 1996, a las

normas procesales que establece la Ley, conforme lo dispone la Octava Disposición Transitoria

de la misma.

Sin embargo, los derechos sustantivos vinculados a la estabilidad laboral demandados antes

de la indicada fecha basados en el texto primigenio del Decreto Legislativo Nº 728 y normas de

la Ley Nº 24614 vigentes ultractivamente hasta dicha fecha, se resolverán conforme a las

indicadas normas. Sólo a partir del 29 de julio de 1996, la protección contra el despido arbitrario

tiene un tratamiento único para todos los trabajadores con vinculo laboral vigente a la indicada

fecha.

Sétima.- El Ministerio de Trabajo y Promoción Social podrá dictar disposiciones

complementarias para la mejor aplicación del presente Reglamento.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DECRETO SUPREMO Nº 003-97-TR 27/03/1997 TEXTO UNICO ORDENADO DEL D. LEG. Nº 728, LEY DE PRODUCTIVIDAD Y COMPETITIVIDAD LABORAL

Deja un comentario

 

TEXTO UNICO ORDENADO DEL D. LEG. Nº 728, LEY DE PRODUCTIVIDAD Y

COMPETITIVIDAD LABORAL

DECRETO SUPREMO Nº 003-97-TR 27/03/1997

CONCORDANCIA: D.S. Nº 001-96-TR – REGLAMENTO

R.M. N° 135-2004-PCM, Art. 3

LEY Nª 28532, Art. 11

EL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA:

CONSIDERANDO:

Que la Disposición Transitoria del Decreto Legislativo Nº 855, dispone la separación de la Ley

de Fomento del Empleo en dos textos normativos denominados Ley de Formación y Promoción

Laboral y Ley de Productividad y Competitividad Laboral;

Que la referida Disposición Transitoria faculta al Ministerio de Trabajo y Promoción Social a

distribuir y reordenar el articulado vigente, incorporando las modificaciones introducidas en

dicha norma y modificando las remisiones a la Constitución de 1979, adecuándolas a la Carta

vigente;

Que con posterioridad se han expedido los Decretos Legislativos Nos. 861 y 871,

modificatorios de la Ley de Fomento del Empleo, los cuales deben ser considerados en el

reordenamiento dispuesto por el Decreto Legislativo Nº 855;

De conformidad con el inciso 8) del Artículo 118 de la Constitución Política del Perú;

DECRETA:

Artículo 1.- Aprobar el TEXTO UNICO ORDENADO DEL DECRETO LEGISLATIVO Nº 728,

LEY DE PRODUCTIVIDAD Y COMPETITIVIDAD LABORAL, que consta de siete (7) Títulos,

ciento doce (112) Artículos y seis (6) Disposiciones Complementarias, Transitorias y

Derogatorias.

Artículo 2.- La Ley cuyo Texto Único Ordenado se aprueba por el presente Decreto Supremo,

será reglamentada en un plazo no mayor de noventa días computados a partir de la vigencia

de este último.

Artículo 3.- El presente Decreto Supremo entrará en vigencia a partir del día siguiente de su

publicación en el Diario Oficial El Peruano, sin perjuicio de la vigencia que corresponde a los

textos legales objeto de reordenamiento.

Dado en la Casa de Gobierno, en Lima, a los veintiún días del mes de marzo de mil

novecientos noventa y siete.

ALBERTO FUJIMORI FUJIMORI

Presidente Constitucional de la República

JORGE GONZALEZ IZQUIERDO

Ministro de Trabajo y Promoción Social

TEXTO UNICO ORDENADO DEL DECRETO LEGISLATIVO N° 728

LEY DE PRODUCTIVIDAD Y COMPETITIVIDAD LABORAL

TITULO PRELIMINAR:

CAPITULO I. Principios Fundamentales

CAPITULO II. Ámbito de Aplicación y Ejecución

TITULO I. DEL CONTRATO DE TRABAJO:

CAPITULO I . Normas Generales

CAPITULO II. Del Período de Prueba

CAPITULO III. De la Suspensión del Contrato de Trabajo

CAPITULO IV. De la Extinción

CAPITULO V. De los Derechos del Trabajador

CAPITULO VI. De las Situaciones Especiales

CAPITULO VII. De la Terminación de la Relación de Trabajo por Causas Objetivas

TITULO II. DE LOS CONTRATOS DE TRABAJO SUJETOS A MODALIDAD:

CAPITULO I. Del Ámbito de Aplicación

CAPITULO II. Contratos de Naturaleza Temporal

CAPITULO III. Contratos de Naturaleza Accidental

CAPITULO IV. Contratos para Obra o Servicio

CAPITULO V. Requisitos Formales para la Validez de los Contratos

CAPITULO VI. Normas Comunes

CAPITULO VII. Desnaturalización de los Contratos

CAPITULO VIII. Derechos y Beneficios

CAPITULO IX. De los Otros Contratos sujetos a Modalidad

TITULO III. CAPACITACION LABORAL Y PRODUCTIVIDAD:

TITULO IV. DEL TRABAJO A DOMICILIO:

TITULO V. DE LAS EMPRESAS ESPECIALES:

CAPITULO I. De las Empresas de Servicios Temporales

CAPITULO II. De las Empresas de Servicios Complementarios

TITULO VI. PROGRAMAS DE RECONVERSION PRODUCTIVA PARA

EMPRESAS DEL SECTOR INFORMAL URBANO:

TITULO VII. DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS, TRANSITORIAS Y

DEROGATORIAS:

LEY DE PRODUCTIVIDAD Y COMPETITIVIDAD LABORAL

TITULO PRELIMINAR

CAPITULO I

PRINCIPIOS FUNDAMENTALES

Artículo 1. – Son objetivos de la presente Ley:

a) Fomentar la capacitación y formación laboral de los trabajadores como un mecanismo de

mejoramiento de sus ingresos y la productividad del trabajo;

b) Propiciar la transferencia de las personas ocupadas en actividades urbanas y rurales de baja

productividad e ingresos hacia otras actividades de mayor productividad;

c) Garantizar los ingresos de los trabajadores, así como la protección contra el despido

arbitrario respetando las normas constitucionales; y,

d) Unificar las normas sobre contratación laboral y consolidar los beneficios sociales existentes.

Artículo 2. – El Estado estimula y promueve la innovación tecnológica de conformidad con el

segundo párrafo del Artículo 14 de la Constitución Política del Perú, como la condición

necesaria para el desarrollo económico.

La introducción de tecnología que eleve los niveles de productividad del trabajo, constituye un

derecho y un deber social a cargo de todos los empresarios establecidos en el país.

El impacto de los cambios tecnológicos en las relaciones laborales podrá ser materia de

negociación colectiva entre empresarios y trabajadores, dentro del marco de convenios de

productividad, que podrán establecer normas relativas a:

a) Sistemas de formación laboral que tiendan hacia una calificación polifuncional de los

trabajadores en la empresa;

b) Medidas orientadas a promover la movilidad funcional y geográfica de los trabajadores;

c) Sistemas de fijación de los niveles salariales de los trabajadores en función de sus niveles

de productividad;

d) Mecanismos alternativos de implementación de las modalidades de contratación laboral

previstas en la presente Ley; y,

e) Programas de reconversión productiva y medidas orientadas a facilitar la readaptación

profesional de los trabajadores cesantes.

Las empresas que celebren contratos de productividad con sus trabajadores podrán solicitar al

Ministerio de Trabajo y Promoción Social el apoyo técnico que requieran para la

implementación de cualquiera de los programas de promoción del empleo, establecidos en

virtud de la presente Ley.

CAPITULO II

AMBITO DE APLICACION Y EJECUCION

Artículo 3. – El ámbito de aplicación de la presente Ley comprende a todas las empresas y

trabajadores sujetos al régimen laboral de la actividad privada.

TITULO I

DEL CONTRATO DE TRABAJO

CAPITULO I

NORMAS GENERALES

Artículo 4. – En toda prestación personal de servicios remunerados y subordinados, se

presume la existencia de un contrato de trabajo a plazo indeterminado.

El contrato individual de trabajo puede celebrarse libremente por tiempo indeterminado o sujeto

a modalidad. El primero podrá celebrarse en forma verbal o escrita y el segundo en los casos y

con los requisitos que la presente Ley establece.

También puede celebrarse por escrito contratos en régimen de tiempo parcial sin limitación

alguna.

Artículo 5. – Los servicios para ser de naturaleza laboral, deben ser prestados en forma

personal y directa sólo por el trabajador como persona natural. No invalida esta condición que

el trabajador pueda ser ayudado por familiares directos que dependan de él, siempre que ello

sea usual dada la naturaleza de las labores.

* Artículo 6.- Constituye remuneración para todo efecto legal el íntegro de lo que el trabajador

recibe por sus servicios, en dinero o en especie, cualquiera sea la forma o denominación que

tenga, siempre que sean de su libre disposición. Las sumas de dinero que se entreguen al

trabajador directamente en calidad de alimentación principal, como desayuno, almuerzo o

refrigerio que lo sustituya o cena, tienen naturaleza remunerativa. No constituye remuneración

computable para efecto de cálculo de los aportes y contribuciones a la seguridad social así

como para ningún derecho o beneficio de naturaleza laboral el valor de las prestaciones

alimentarias otorgadas bajo la modalidad de suministro indirecto.

* Artículo modificado por el Artículo 13 de la Ley Nº 28051del 02-08-2003.

Artículo 7.- No constituye remuneración para ningún efecto legal los conceptos previstos en

los Artículos 19 y 20 del Texto Único Ordenado del Decreto Legislativo Nº 650.

Artículo 8.- En las normas legales o convencionales y en general en los instrumentos relativos

a remuneraciones, estas podrán ser expresadas por hora efectiva de trabajo.

Para tal efecto, el valor día efectivo de trabajo se obtiene dividiendo la remuneración ordinaria

percibida en forma semanal, quincenal o mensual, entre siete, quince o treinta,

respectivamente.

Para determinar el valor hora el resultado que se obtenga se dividirá entre el número de horas

efectivamente laboradas en la jornada ordinaria o convencional a la cual se encuentre sujeto el

trabajador.

Asimismo, el empleador podrá pactar con el trabajador que perciba una remuneración mensual

no menor a dos (2) Unidades Impositivas Tributarias, una remuneración integral computada por

período anual, que comprenda todos los beneficios legales y convencionales aplicables a la

empresa, con excepción de la participación en las utilidades.

Artículo 9.- Por la subordinación, el trabajador presta sus servicios bajo dirección de su

empleador, el cual tiene facultades para normar reglamentariamente las labores, dictar las

órdenes necesarias para la ejecución de las mismas, y sancionar disciplinariamente, dentro de

los limites de la razonabilidad, cualquier infracción o incumplimiento de las obligaciones a cargo

del trabajador.

El empleador esta facultado para introducir cambios o modificar turnos, días u horas de trabajo,

así como la forma y modalidad de la prestación de las labores, dentro de criterios de

razonabilidad y teniendo en cuenta las necesidades del centro de trabajo.

CAPITULO II

DEL PERIODO DE PRUEBA:

Artículo 10.- El período de prueba es de tres meses, a cuyo término el trabajador alcanza

derecho a la protección contra el despido arbitrario.

Las partes pueden pactar un termino mayor en caso las labores requieran de un período de

capacitación o adaptación o que por su naturaleza o grado de responsabilidad tal prolongación

pueda resultar justificada. La ampliación del período de prueba debe constar por escrito y no

podrá exceder, en conjunto con el período inicial, de seis meses en el caso de trabajadores

calificados o de confianza y de un año en el caso de personal de dirección.

CAPITULO III

DE LA SUSPENSION DEL CONTRATO DE TRABAJO

Artículo 11.- Se suspende el contrato de trabajo cuando cesa temporalmente la obligación del

trabajador de prestar el servicio y la del empleador de pagar la remuneración respectiva, sin

que desaparezca el vínculo laboral.

Se suspende, también, de modo imperfecto, cuando el empleador debe abonar remuneración

sin contraprestación efectiva de labores.

Artículo 12.- Son causas de suspensión del contrato de trabajo:

a) La invalidez temporal;

b) La enfermedad y el accidente comprobados;

c) La maternidad durante el descanso pre y postnatal;

d) El descanso vacacional;

e) La licencia para desempeñar cargo cívico y para cumplir con el Servicio Militar Obligatorio;

f) El permiso y la licencia para el desempeño de cargos sindicales;

g) La sanción disciplinaria;

h) El ejercicio del derecho de huelga;

i) La detención del trabajador, salvo el caso de condena privativa de la libertad;

j) La inhabilitación administrativa o judicial por período no superior a tres meses;

k) El permiso o licencia concedidos por el empleador;

l) El caso fortuito y la fuerza mayor;

ll) Otros establecidos por norma expresa.

La suspensión del contrato de trabajo se regula por las normas que corresponden a cada

causa y por lo dispuesto en esta Ley.

Artículo 13.- La invalidez absoluta temporal suspende el contrato por el tiempo de su duración.

La invalidez parcial temporal sólo lo suspende si impide el desempeño normal de las labores.

Debe ser declarada por el Instituto Peruano de Seguridad Social o el Ministerio de Salud o la

Junta de Médicos designada por el Colegio Médico del Perú, a solicitud del empleador.

Artículo 14.- La inhabilitación impuesta por autoridad judicial o administrativa para el ejercicio

de la actividad que desempeñe el trabajador en el centro de trabajo, por un período inferior a

tres meses, suspende la relación laboral por el lapso de su duración.

Artículo 15.- El caso fortuito y la fuerza mayor facultan al empleador, sin necesidad de

autorización previa, a la suspensión temporal perfecta de las labores hasta por un máximo de

noventa días, con comunicación inmediata a la Autoridad Administrativa de Trabajo. Deberá,

sin embargo, de ser posible, otorgar vacaciones vencidas o anticipadas y, en general, adoptar

medidas que razonablemente eviten agravar la situación de los trabajadores.

La Autoridad Administrativa de Trabajo bajo responsabilidad verificará dentro del sexto día la

existencia y procedencia de la causa invocada. De no proceder la suspensión ordenará la

inmediata reanudación de las labores y el pago de las remuneraciones por el tiempo de

suspensión transcurrido.

CAPITULO IV

DE LA EXTINCION

Artículo 16.- Son causas de extinción del contrato de trabajo:

a) El fallecimiento del trabajador o del empleador si es persona natural;

b) La renuncia o retiro voluntario del trabajador;

c) La terminación de la obra o servicio, el cumplimiento de la condición resolutoria y el

vencimiento del plazo en los contratos legalmente celebrados bajo modalidad;

d) El mutuo disenso entre trabajador y empleador;

e) La invalidez absoluta permanente;

f) La jubilación;

g) El despido, en los casos y forma permitidos por la Ley;

h) La terminación de la relación laboral por causa objetiva, en los casos y forma permitidos por

la presente Ley.

Artículo 17.- El fallecimiento del empleador extingue la relación laboral si aquel es persona

natural, sin perjuicio de que, por común acuerdo con los herederos, el trabajador convenga en

permanecer por un breve lapso para efectos de la liquidación del negocio. El plazo convenido

no podrá exceder de un año, deberá constar por escrito y será presentado a la Autoridad

Administrativa de Trabajo para efectos de registro.

Artículo 18.- En caso de renuncia o retiro voluntario, el trabajador debe dar aviso escrito con

30 días de anticipación. El empleador puede exonerar este plazo por propia iniciativa o a

pedido del trabajador; en este último caso, la solicitud se entenderá aceptada si no es

rechazada por escrito dentro del tercer día.

Artículo 19.- El acuerdo para poner término a una relación laboral por mutuo disenso debe

constar por escrito o en la liquidación de beneficios sociales.

Artículo 20.- La invalidez absoluta permanente extingue de pleno derecho y automáticamente

la relación laboral desde que es declarada conforme al Artículo 13.

Artículo 21.- La jubilación es obligatoria para el trabajador, hombre o mujer, que tenga derecho

a pensión de jubilación a cargo de la Oficina de Normalización Previsional (ONP) o del Sistema

Privado de Administración de Fondos de Pensiones (SPP), si el empleador se obliga a cubrir la

diferencia entre dicha pensión y el 80% de la ultima remuneración ordinaria percibida por el

trabajador, monto adicional que no podrá exceder del 100% de la pensión, y a reajustarla

periódicamente, en la misma proporción en que se reajuste dicha pensión.

El empleador que decida aplicar la presente causal deberá comunicar por escrito su decisión al

trabajador, con el fin de que este inicie el trámite para obtener el otorgamiento de su pensión.

El cese se produce en la fecha a partir de la cual se reconozca el otorgamiento de la pensión.

La jubilación es obligatoria y automática en caso que el trabajador cumpla setenta años de

edad, salvo pacto en contrario.

Artículo 22.- Para el despido de un trabajador sujeto a régimen de la actividad privada, que

labore cuatro o más horas diarias para un mismo empleador, es indispensable la existencia de

causa justa contemplada en la ley y debidamente comprobada.

La causa justa puede estar relacionada con la capacidad o con la conducta del trabajador.

La demostración de la causa corresponde al empleador dentro del proceso Judicial que el

trabajador pudiera interponer para impugnar su despido.

Artículo 23.- Son causas justas de despido relacionadas con la capacidad del trabajador:

a) El detrimento de la facultad física o mental o la ineptitud sobrevenida, determinante para el

desempeño de sus tareas;

b) El rendimiento deficiente en relación con la capacidad del trabajador y con el rendimiento

promedio en labores y bajo condiciones similares;

c) La negativa injustificada del trabajador a someterse a examen médico previamente

convenido o establecido por Ley, determinantes de la relación laboral, o a cumplir las medidas

profilácticas o curativas prescritas por el médico para evitar enfermedades o accidentes.

Artículo 24.- Son causas justas de despido relacionadas con la conducta del trabajador:

a) La comisión de falta grave;

b) La condena penal por delito doloso;

c) La inhabilitación del trabajador.

Artículo 25.- Falta grave es la infracción por el trabajador de los deberes esenciales que

emanan del contrato, de tal índole, que haga irrazonable la subsistencia de la relación. Son

faltas graves:

a) El incumplimiento de las obligaciones de trabajo que supone el quebrantamiento de la buena

fe laboral, la reiterada resistencia a las órdenes relacionadas con las labores, la reiterada

paralización intempestiva de labores y la inobservancia del Reglamento Interno de Trabajo o

del Reglamento de Seguridad e Higiene Industrial, aprobados o expedidos, según corresponda,

por la autoridad competente que revistan gravedad.

La reiterada paralización intempestiva de labores debe ser verificada fehacientemente con el

concurso de la Autoridad Administrativa de Trabajo, o en su defecto de la Policía o de la

Fiscalía si fuere el caso, quienes están obligadas, bajo responsabilidad a prestar el apoyo

necesario para la constatación de estos hechos, debiendo individualizarse en el acta respectiva

a los trabajadores que incurran en esta falta;

b) La disminución deliberada y reiterada en el rendimiento de las labores o del volumen o de la

calidad de producción, verificada fehacientemente o con el concurso de los servicios

inspectivos del Ministerio de Trabajo y Promoción Social, quien podrá solicitar el apoyo del

sector al que pertenece la empresa;

c) La apropiación consumada o frustrada de bienes o servicios del empleador o que se

encuentran bajo su custodia, así como la retención o utilización indebidas de los mismos, en

beneficio propio o de terceros, con prescindencia de su valor;

d) El uso o entrega a terceros de información reservada del empleador; la sustracción o

utilización no autorizada de documentos de la empresa; la información falsa al empleador con

la intención de causarle perjuicio u obtener una ventaja; y la competencia desleal;

e) La concurrencia reiterada en estado de embriaguez o bajo influencia de drogas o sustancias

estupefacientes, y aunque no sea reiterada cuando por la naturaleza de la función o del trabajo

revista excepcional gravedad. La autoridad policial prestara su concurso para coadyuvar en la

verificación de tales hechos; la negativa del trabajador a someterse a la prueba

correspondiente se considerará como reconocimiento de dicho estado, lo que se hará constar

en el atestado policial respectivo;

f) Los actos de violencia, grave indisciplina, injuria y faltamiento de palabra verbal o escrita en

agravio del empleador, de sus representantes, del personal jerárquico o de otros trabajadores,

sea que se cometan dentro del centro de trabajo o fuera de él cuando los hechos se deriven

directamente de la relación laboral. Los actos de extrema violencia tales como toma de rehenes

o de locales podrán adicionalmente ser denunciados ante la autoridad judicial competente;

g) El daño intencional a los edificios, instalaciones, obras, maquinarias, instrumentos,

documentación, materias primas y demás bienes de propiedad de la empresa o en posesión de

esta;

h) El abandono de trabajo por mas de tres días consecutivos, las ausencias injustificadas por

mas de cinco días en un período de treinta días calendario o mas de quince días en un período

de ciento ochenta días calendario, hayan sido o no sancionadas disciplinariamente en cada

caso, la impuntualidad reiterada, si ha sido acusada por el empleador, siempre que se hayan

aplicado sanciones disciplinarias previas de amonestaciones escritas y suspensiones.

Artículo 26.- Las faltas graves señaladas en el Artículo anterior, se configuran por su

comprobación objetiva en el procedimiento laboral, con prescindencia de las connotaciones de

carácter penal o civil que tales hechos pudieran revestir.

Artículo 27.- El despido por la comisión de delito doloso a que se refiere el inciso b) del

Artículo 24 se producirá al quedar firme la sentencia condenatoria y conocer de tal hecho el

empleador, salvo que este haya conocido del hecho punible antes de contratar al trabajador.

Artículo 28.- La inhabilitación que justifica el despido es aquella impuesta al trabajador por

autoridad judicial o administrativa para el ejercicio de la actividad que desempeñe en el centro

de trabajo, si lo es por un periodo de tres meses o más.

Artículo 29.- Es nulo el despido que tenga por motivo:

a) La afiliación a un sindicato o la participación en actividades sindicales;

b) Ser candidato a representante de los trabajadores o actuar o haber actuado en esa calidad;

c) Presentar una queja o participar en un proceso contra el empleador ante las autoridades

competentes, salvo que configure la falta grave contemplada en el inciso f) del Artículo 25;

d) La discriminación por razón de sexo, raza, religión, opinión o idioma;

e) El embarazo, si el despido se produce en cualquier momento del período de gestación o

dentro de los 90 (noventa) días posteriores al parto. Se presume que el despido tiene por

motivo el embarazo, si el empleador no acredita en este caso la existencia de causa justa para

despedir.

Lo dispuesto en el presente inciso es aplicable siempre que el empleador hubiere sido

notificado documentalmente del embarazo en forma previa al despido y no enerva la facultad

del empleador de despedir por causa justa. (*)

(*) Inciso modificado por el Artículo 1 de la Ley Nº 27185, del 19-10-99.

Artículo 30.- Son actos de hostilidad equiparables al despido los siguientes:

a) La falta de pago de la remuneración en la oportunidad correspondiente, salvo razones de

fuerza mayor o caso fortuito debidamente comprobados por el empleador;

b) La reducción inmotivada de la remuneración o de la categoría;

c) El traslado del trabajador a lugar distinto de aquel en el que preste habitualmente servicios,

con el propósito de ocasionarle perjuicio;

d) La inobservancia de medidas de higiene y seguridad que pueda afectar o poner en riesgo la

vida y la salud del trabajador;

e) El acto de violencia o el faltamiento grave de palabra en agravio del trabajador o de su

familia;

f) Los actos de discriminación por razón de sexo, raza, religión, opinión o idioma;

g) Los actos contra la moral y todos aquellos que afecten la dignidad del trabajador.

El trabajador, antes de accionar judicialmente deberá emplazar por escrito a su empleador

imputándole el acto de hostilidad correspondiente, otorgándole un plazo razonable no menor de

seis días naturales para que, efectúe su descargo o enmiende su conducta, según sea el caso.

(*) Inciso modificado por la Primera Disposición Final y Complementaria de la Ley N° 27942,

del 27-02-2003.

“Los actos de hostigamiento sexual se investigan y sancionan conforme a la ley sobre la

materia” (*)

(*) Párrafo adicionado por la Primera Disposición Final y Complementaria de la Ley N° 27942,

del 27-02-2003.

Artículo 31.- El empleador no podrá despedir por causa relacionada con la conducta o con la

capacidad del trabajador sin antes otorgarle por escrito un plazo razonable no menor de seis

días naturales para que pueda defenderse por escrito de los cargos que se le formulare, salvo

aquellos casos de falta grave flagrante en que no resulte razonable tal posibilidad o de treinta

días naturales para que demuestre su capacidad o corrija su deficiencia.

Mientras dure el tramite previo vinculado al despido por causa relacionada con la conducta del

trabajador, el empleador puede exonerarlo de su obligación de asistir al centro de trabajo,

siempre que ello no perjudique su derecho de defensa y se le abone la remuneración y demás

derechos y beneficios que pudieran corresponderle. La exoneración debe constar por escrito.

Tanto en el caso contemplado en el presente artículo, como en el Artículo 32, debe observarse

el principio de inmediatez.

Artículo 32.- El despido deberá ser comunicado por escrito al trabajador mediante carta en la

que se indique de modo preciso la causa del mismo y la fecha del cese.

Si el trabajador se negara a recibirla le será remitida por intermedio de notario o de juez de paz,

o de la policía a falta de aquellos.

El empleador no podrá invocar posteriormente causa distinta de la imputada en la carta de

despido. Sin embargo, si iniciado el trámite previo al despido el empleador toma conocimiento

de alguna otra falta grave en la que incurriera el trabajador y que no fue materia de imputación,

podrá reiniciar el trámite.

Artículo 33.- Tratándose de la comisión de una misma falta por varios trabajadores, el

empleador podrá imponer sanciones diversas a todos ellos, en atención a los antecedentes de

cada cual y otras circunstancias coadyuvantes, pudiendo incluso remitir u olvidar la falta, según

su criterio.

CAPITULO V

DE LOS DERECHOS DEL TRABAJADOR

Artículo 34.- El despido del trabajador fundado en causas relacionadas con su conducta o su

capacidad no da lugar a indemnización.

Si el despido es arbitrario por no haberse expresado causa o no poderse demostrar esta en

juicio, el trabajador tiene derecho al pago de la indemnización establecida en el Artículo 38,

como única reparación por el daño sufrido. Podrá demandar simultáneamente el pago de

cualquier otro derecho o beneficio social pendiente.

En los casos de despido nulo, si se declara fundada la demanda el trabajador será repuesto en

su empleo, salvo que en ejecución de sentencia, opte por la indemnización establecida en el

Artículo 38.

Artículo 35.- El trabajador que se considere hostilizado por cualquiera de las causales a que

se refiere el Artículo 30 de la presente Ley, podrá optar excluyentemente por:

a) Accionar para que cese la hostilidad. Si la demanda fuese declarada fundada se resolverá

por el cese de la hostilidad, imponiéndose al empleador la multa que corresponda a la

gravedad de la falta; o,

b) La terminación del contrato de trabajo en cuyo caso demandará el pago de la indemnización

a que se refiere el Artículo 38 de esta Ley, independientemente de la multa y de los beneficios

sociales que puedan corresponderle.

Artículo 36. – El plazo para accionar judicialmente en los casos de nulidad de despido, despido

arbitrario y hostilidad caduca a los treinta días naturales de producido el hecho.

La caducidad de la acción no perjudica el derecho del trabajador de demandar dentro del

periodo prescriptorio el pago de otras sumas liquidas que le adeude el empleador.

Estos plazos no se encuentran sujetos a interrupción o pacto que los enerve; una vez

transcurridos impiden el ejercicio del derecho.

La única excepción está constituida por la imposibilidad material de accionar ante un Tribunal

Peruano por encontrarse el trabajador fuera del territorio nacional e impedido de ingresar a el, o

por falta de funcionamiento del Poder Judicial. El plazo se suspende mientras dure el

impedimento.

Artículo 37. – Ni el despido ni el motivo alegado se deducen o presumen, quien los acusa debe

probarlos.

Artículo 38. – La indemnización por despido arbitrario es equivalente a una remuneración y

media ordinaria mensual por cada año completo de servicios con un máximo de doce (12)

remuneraciones. Las fracciones de año se abonan por dozavos y treintavos, según

corresponda. Su abono procede superado el periodo de prueba.

Artículo 39.- La inobservancia de las formalidades no esenciales del despido, no inhibe al juez

de pronunciarse sobre el fondo del asunto dentro del plazo de ley a fin de determinar la

existencia o no de la falta grave.

Artículo 40.- Al declarar fundada la demanda de nulidad de despido, el juez ordenará el pago

de las remuneraciones dejadas de percibir desde la fecha en que se produjo, con deducción de

los períodos de inactividad procesal no imputables a las partes.

Asimismo, ordenará los depósitos correspondientes a la compensación por tiempo de servicios

y, de ser el caso, con sus intereses.

Artículo 41.- En el caso de acción por nulidad del despido el juez podrá, a pedido de parte,

ordenar el pago de una asignación provisional y fijar su monto el que no podrá exceder de la

última remuneración ordinaria mensual percibida por el trabajador. Dicha asignación será

pagada por el empleador hasta alcanzar el saldo de la reserva por la compensación por tiempo

de servicios que aún conserve en su poder.

Si resultara insuficiente, la asignación será pagada por el depositario de la misma hasta agotar

el importe del depósito y sus intereses.

Si la sentencia ordena la reposición, el empleador restituirá el depósito más los respectivos

intereses con cargo a las remuneraciones caídas a que se refiere el artículo anterior.

Artículo 42.- El empleador que no cumpla el mandato de reposición dentro de las veinticuatro

(24) horas de notificado, será requerido judicialmente bajo apercibimiento de multa, cuyo monto

se incrementará sucesivamente en treinta (30%) por ciento del monto original de la multa a

cada nuevo requerimiento judicial hasta la cabal ejecución del mandato.

El importe de la multa no es deducible de la materia imponible afecta a impuesto a la renta.

CAPITULO VI

DE LAS SITUACIONES ESPECIALES

Artículo 43.- Personal de dirección es aquel que ejerce la representación general del

empleador frente a otros trabajadores o a terceros, o que lo sustituye, o que comparte con

aquéllas funciones de administración y control o de cuya actividad y grado de responsabilidad

depende el resultado de la actividad empresarial.

Trabajadores de confianza son aquellos que laboran en contacto personal y directo con el

empleador o con el personal de dirección, teniendo acceso a secretos industriales, comerciales

o profesionales y, en general, a información de carácter reservado. Asimismo, aquellos cuyas

opiniones o informes son presentados directamente al personal de dirección, contribuyendo a

la formación de las decisiones empresariales.

Artículo 44.- Todos los trabajadores que directamente o por promoción accedan a puestos de

dirección o de confianza se encuentran comprendidos en los alcances del artículo anterior.

En la designación o promoción del trabajador, la Ley no ampara el abuso del derecho o la

simulación.

El Reglamento precisará la forma y requisitos para su calificación como tales, así como los

demás elementos concurrentes.

Artículo 45.- Los trabajadores de regímenes especiales se seguirán rigiendo por sus propias

normas.

CAPITULO VII

DE LA TERMINACION DE LA RELACION DE TRABAJO POR CAUSAS OBJETIVAS

Artículo 46.- Son causas objetivas para la terminación colectiva de los contratos de trabajo:

a) El caso fortuito y la fuerza mayor;

b) Los motivos económicos, tecnológicos, estructurales o análogos;

c) La disolución y liquidación de la empresa, y la quiebra;

d) La reestructuración patrimonial sujeta al Decreto Legislativo Nº 845.

Artículo 47.- Si el caso fortuito o la fuerza mayor son de tal gravedad que implican la

desaparición total o parcial del centro de trabajo, el empleador podrá dentro del plazo de

suspensión a que se refiere el Artículo 15, solicitar la terminación de los respectivos contratos

individuales de trabajo.

En tal caso, se seguirá el procedimiento indicado en el artículo siguiente sustituyendo el

dictamen y la conciliación, por la inspección que el Ministerio del Sector llevará a cabo, con

audiencia de partes, poniéndose su resultado en conocimiento del Ministerio de Trabajo y

Promoción Social quien resolverá conforme a los incisos e) y f) del citado artículo.

Artículo 48.- La extinción de los contratos de trabajo por las causas objetivas previstas en el

inciso b) del Artículo 46, sólo procederá en aquellos casos en los que se comprenda a un

número de trabajadores no menor al diez (10) por ciento del total del personal de la empresa, y

se sujeta al siguiente procedimiento:

a) La empresa proporcionará al sindicato, o a falta de éste a los trabajadores, o sus

representantes autorizados en caso de no existir aquel, la información pertinente indicando con

precisión los motivos que invoca y la nómina de los trabajadores afectados. De este trámite

dará cuenta a la Autoridad Administrativa de Trabajo para la apertura del respectivo

expediente;

b) La empresa con el sindicato, o en su defecto con los

trabajadores afectados o sus representantes, entablarán negociaciones para acordar las

condiciones de la terminación de los contratos de trabajo o las medidas que puedan adoptarse

para evitar o limitar el cese de personal. Entre tales medidas pueden estar la suspensión

temporal de las labores, en forma total o parcial; la disminución de turnos, días u horas de

trabajo; la modificación de las condiciones de trabajo; la revisión de las condiciones colectivas

vigentes; y cualesquiera otras que puedan coadyuvar a la continuidad de las actividades

económicas de la empresa. El acuerdo que adopten tendrá fuerza vinculante;

c) En forma simultánea o sucesiva, el empleador presentará ante la Autoridad Administrativa de

Trabajo, una declaración jurada de que se encuentra incurso en la causa objetiva invocada a la

que acompañará una pericia de parte que acredite su procedencia, que deberá ser realizada

por una empresa auditora, autorizada por la Contraloría General de la República.

Asimismo, el empleador podrá solicitar la suspensión perfecta de labores durante el período

que dure el procedimiento, solicitud que se considerará aprobada con la sola recepción de

dicha comunicación, sin perjuicio de la verificación posterior a cargo de la Autoridad Inspectiva

de Trabajo.

La Autoridad Administrativa de Trabajo, pondrá en conocimiento del sindicato o a falta de éste,

de los trabajadores o sus representantes, la pericia de parte, dentro de las cuarenta y ocho (48)

horas de presentada; los trabajadores podrán presentar pericias adicionales hasta en los

quince (15) días hábiles siguientes;

d) Vencido dicho plazo, la Autoridad Administrativa de Trabajo, dentro de las 24 horas

siguientes, convocará a reuniones de conciliación a los representantes de los trabajadores y

del empleador, reuniones que deberán llevarse a cabo indefectiblemente dentro de los tres (3)

días hábiles siguientes;

e) Vencidos los plazos a los que se refiere el inciso precedente, la Autoridad Administrativa de

Trabajo está obligada a dictar resolución dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes, al

término de los cuales se entenderá aprobada la solicitud si no existiera resolución;

f) Contra la resolución expresa o ficta, cabe recurso de apelación que debe interponerse en un

plazo no mayor de tres (3) días hábiles. El recurso deberá ser resuelto en un plazo no mayor

de cinco (5) días hábiles, vencidos los cuales sin que se haya expedido resolución, se tendrá

confirmada la resolución recurrida.

Artículo 49.- La extinción de los contratos de trabajo por las causas objetivas previstas en los

incisos c) y d) del Artículo 46, se sujeta a los siguientes procedimientos:

- La disolución y liquidación de la empresa y la quiebra.

Adoptado el acuerdo de disolución de la empresa por el órgano competente de ésta, conforme

a la Ley General de Sociedades y en los casos de liquidación extrajudicial o quiebra de la

empresa, el cese se producirá otorgando el plazo previsto por la Tercera Disposición Final del

Decreto Legislativo N° 845, Ley de Reestructuración Patrimonial.

Los trabajadores tienen primera opción para adquirir los activos e instalaciones de la empresa

quebrada o en liquidación que les permita continuar o sustituir su fuente de trabajo.

Las remuneraciones y beneficios sociales insolutos se podrán aplicar en tal caso a la compra

de dichos activos e instalaciones hasta su límite, o a la respectiva compensación de deudas.

- La Reestructuración Patrimonial sujeta al Decreto Legislativo Nº 845

El procedimiento de cese del personal de empresas sometidas a la Ley de Reestructuración

Patrimonial se sujeta a lo dispuesto por el Decreto Legislativo Nº 845.

Artículo 50. – En los casos contemplados en el inciso b) del Artículo 46, el empleador notificará

a los trabajadores afectados con la autorización de cese de tal medida y pondrá a su

disposición los beneficios sociales que por ley puedan corresponderles.

Artículo 51. – El Empleador deberá acreditar el pago total de la compensación por tiempo de

servicios en la forma establecida en el Decreto Legislativo Nº 650 dentro de las cuarenta y ocho

horas de producido el cese.

Artículo 52.- Los trabajadores afectados por el cese en los casos contemplados en los incisos

a) y b) del Artículo 46 gozan del derecho de preferencia para su readmisión en el empleo si el

empleador decidiera contratar directamente o a través de terceros nuevo personal para ocupar

cargos iguales o similares, dentro de un año de producido el cese colectivo. En tal caso, el

empleador deberá notificar por escrito al ex trabajador, con quince (15) días naturales de

anticipación, en el domicilio que el trabajador haya señalado a la empresa. En caso de

incumplimiento, el ex trabajador tendrá derecho a demandar judicialmente la indemnización

que corresponda conforme al Artículo 38.

TITULO II

DE LOS CONTRATOS DE TRABAJO SUJETOS

A MODALIDAD

CAPITULO I

DEL AMBITO DE APLICACION

Artículo 53.- Los contratos de trabajo sujetos a modalidad pueden celebrarse cuando así lo

requieran las necesidades del mercado o mayor producción de la empresa, así como cuando lo

exija la naturaleza temporal o accidental del servicio que se va a prestar o de la obra que se ha

de ejecutar, excepto los contratos de trabajo intermitentes o de temporada que por su

naturaleza puedan ser permanentes.

Artículo 54.- Son contratos de naturaleza temporal:

a) El contrato por inicio o lanzamiento de una nueva actividad;

b) El contrato por necesidades del mercado;

c) El contrato por reconversión empresarial.

Artículo 55.- Son contratos de naturaleza accidental:

a) El contrato ocasional;

b) El contrato de suplencia;

c) El contrato de emergencia.

Artículo 56.- Son contratos de obra o servicio:

a) El contrato específico;

b) El contrato intermitente;

c) El contrato de temporada.

CAPITULO II

CONTRATOS DE NATURALEZA TEMPORAL

Contrato por Inicio o Incremento de Actividad:

Artículo 57.- El contrato temporal por inicio de una nueva actividad es aquel celebrado entre

un empleador y un trabajador originados por el inicio de una nueva actividad empresarial. Su

duración máxima es de tres años.

Se entiende como nueva actividad, tanto el inicio de la actividad productiva, como la posterior

instalación o apertura de nuevos establecimientos o mercados, así como el inicio de nuevas

actividades o el incremento de las ya existentes dentro de la misma empresa.

Contrato por Necesidades del Mercado:

Artículo 58.- El contrato temporal por necesidades del mercado es aquel que se celebra entre

un empleador y un trabajador con el objeto de atender incrementos coyunturales de la

producción originados por variaciones sustanciales de la demanda en el mercado aun cuando

se trate de labores ordinarias que formen parte de la actividad normal de la empresa y que no

pueden ser satisfechas con personal permanente. Este puede ser renovado sucesivamente

hasta el término máximo establecido en el Artículo 74 de la presente Ley.

En los contratos temporales por necesidades del mercado, deberá constar la causa objetiva

que justifique la contratación temporal.

Dicha causa objetiva deberá sustentarse en un incremento temporal e imprevisible del ritmo

normal de la actividad productiva, con exclusión de las variaciones de carácter cíclico o de

temporada que se producen en algunas actividades productivas de carácter estacional.

Contrato por Reconversión Empresarial

Artículo 59.- Es contrato temporal por reconversión empresarial el celebrado en virtud a la

sustitución, ampliación o modificación de las actividades desarrolladas en la empresa, y en

general toda variación de carácter tecnológico en las maquinarias, equipos, instalaciones,

medios de producción, sistemas, métodos y procedimientos productivos y administrativos. Su

duración máxima es de dos años.

CAPITULO III

CONTRATOS DE NATURALEZA ACCIDENTAL

Contrato Ocasional

Artículo 60.- El contrato accidental-ocasional es aquel celebrado entre un empleador y un

trabajador para atender necesidades transitorias distintas a la actividad habitual del centro de

trabajo. Su duración máxima es de seis meses al año.

Contrato de Suplencia

Artículo 61.- El contrato accidental de suplencia es aquel celebrado entre un empleador y un

trabajador con el objeto que este sustituya a un trabajador estable de la empresa, cuyo vínculo

laboral se encuentre suspendido por alguna causa justificada prevista en la legislación vigente,

o por efecto de disposiciones convencionales aplicables en el centro de trabajo. Su duración

será la que resulte necesaria según las circunstancias.

En tal caso el empleador deberá reservar el puesto a su titular, quien conserva su derecho de

readmisión en la empresa, operando con su reincorporación oportuna la extinción del contrato

de suplencia.

En esta modalidad de contrato se encuentran comprendidas las coberturas de puestos e

trabajo estable, cuyo titular por razones de orden administrativo debe desarrollar

temporalmente otras labores en el mismo centro de trabajo.

Contrato de Emergencia:

Artículo 62.- El contrato de emergencia es aquel que se celebra para cubrir las necesidades

promovidas por caso fortuito o fuerza mayor coincidiendo su duración con la de la emergencia.

CAPITULO IV

CONTRATOS PARA OBRA O SERVICIO

Contrato para Obra Determinada o Servicio Específico

Artículo 63.- Los contratos para obra determinada o servicio específico, son aquellos

celebrados entre un empleador y un trabajador, con objeto previamente establecido y de

duración determinada. Su duración será la que resulte necesaria.

En este tipo de contratos podrán celebrarse las renovaciones que resulten necesarias para la

conclusión o terminación de la obra o servicio objeto de la contratación.

Contrato Intermitente

Artículo 64.- Los contratos de servicio intermitente son aquellos celebrados entre un

empleador y un trabajador, para cubrir las necesidades de las actividades de la empresa que

por su naturaleza son permanentes pero discontinuas.

Estos contratos podrán efectuarse con el mismo trabajador, quien tendrá derecho preferencial

en la contratación, pudiendo consignarse en el contrato primigenio tal derecho, el que operará

en forma automática, sin necesidad de requerirse de nueva celebración de contrato o

renovación.

Artículo 65. – En el contrato escrito que se suscriba deberá consignarse con la mayor precisión

las circunstancias o condiciones que deben observarse para que se reanude en cada

oportunidad la labor intermitente del contrato.

Artículo 66.- El tiempo de servicios y los derechos sociales del trabajador contratado bajo esta

modalidad se determinarán en función del tiempo efectivamente laborado.

Contrato de Temporada

Artículo 67.- El contrato de temporada es aquel celebrado entre un empresario y un trabajador

con el objeto de atender necesidades propias del giro de la empresa o establecimiento, que se

cumplen sólo en determinadas épocas del año y que están sujetas a repetirse en períodos

equivalentes en cada ciclo en función a la naturaleza de la actividad productiva.

Artículo 68.- En los contratos de trabajo de temporada necesariamente deberá constar por

escrito lo siguiente:

a) La duración de la temporada;

b) La naturaleza de la actividad de la empresa establecimiento o explotación; y,

c) La naturaleza de las labores del trabajador.

Artículo 69.- Si el trabajador fuera contratado por un mismo empleador por dos temporadas

consecutivas o tres alternadas tendrá derecho a ser contratado en las temporadas siguientes.

Artículo 70.- Para hacer efectivo el ejercicio del derecho conferido en el artículo anterior, el

trabajador deberá presentarse en la empresa, explotación o establecimiento dentro de los

quince (15) días anteriores al inicio de la temporada, vencidos los cuales caducará su derecho

a solicitar su readmisión en el trabajo.

Artículo 71.- Se asimila también al régimen legal del contrato de temporada a los incrementos

regulares y periódicos de nivel de la actividad normal de la empresa o explotación, producto de

un aumento sustancial de la demanda durante una parte del año, en el caso de los

establecimientos o explotaciones en los cuales la actividad es continua y permanente durante

todo el año.

Igualmente se asimila al régimen legal del contrato de temporada a las actividades feriales.

CAPITULO V

REQUISITOS FORMALES PARA LA VALIDEZ

DE LOS CONTRATOS

Artículo 72.- Los contratos de trabajo a que se refiere este Título necesariamente deberán

constar por escrito y por triplicado, debiendo consignarse en forma expresa su duración, y las

causas objetivas determinantes de la contratación, así como las demás condiciones de la

relación laboral.

Artículo 73.- Una copia de los contratos será presentada a la Autoridad Administrativa de

Trabajo dentro de los quince días naturales de su celebración, para efectos de su conocimiento

y registro.

La Autoridad Administrativa de Trabajo puede ordenar la verificación posterior de la veracidad

de los datos consignados en la copia a que se refiere el párrafo precedente, a efectos de lo

dispuesto en el inciso d) del Artículo 77, sin perjuicio de la multa que se puede imponer al

empleador por el incumplimiento incurrido.

CAPITULO VI

NORMAS C0MUNES

Artículo 74.- Dentro de los plazos máximos establecidos en las distintas modalidades

contractuales señaladas en los artículos precedentes, podrán celebrarse contratos por periodos

menores pero que sumados no excedan dichos límites.

En los casos que corresponda, podrá celebrarse en forma sucesiva con el mismo trabajador,

diversos contratos bajo distintas modalidades en el centro de trabajo, en función de las

necesidades empresariales y siempre que en conjunto no superen la duración máxima de cinco

(5) años.

Artículo 75.- En los contratos sujetos a modalidad rige el periodo de prueba legal o

convencional previsto en la presente ley.

Artículo 76.- Si el empleador vencido el periodo de prueba resolviera arbitrariamente el

contrato, deberá abonar al trabajador una indemnización equivalente a una remuneración y

media ordinaria mensual por cada mes dejado de laborar hasta el vencimiento del contrato, con

el límite de doce (12) remuneraciones.

CAPITULO VII

DESNATURALIZACION DE LOS CONTRATOS

Artículo 77.- Los contratos de trabajo sujetos a modalidad se considerarán como de duración

indeterminada:

a) Si el trabajador continúa laborando después de la fecha de vencimiento del plazo estipulado,

o después de las prórrogas pactadas, si estas exceden del límite máximo permitido;

b) Cuando se trata de un contrato para obra determinada o de servicio específico, si el

trabajador continúa prestando servicios efectivos, luego de concluida la obra materia de

contrato, sin haberse operado renovación;

c) Si el titular del puesto sustituido, no se reincorpora vencido el término legal o convencional y

el trabajador contratado continuare laborando;

d) Cuando el trabajador demuestre la existencia de simulación o fraude a las normas

establecidas en la presente ley.

Artículo 78.- Los trabajadores permanentes que cesen no podrán ser recontratados bajo

ninguna de las modalidades previstas en este Título, salvo que haya transcurrido un año del

cese.

CAPITULO VIII

DERECHOS Y BENEFICIOS

Artículo 79.- Los trabajadores contratados conforme al presente Título tienen derecho a

percibir los mismos beneficios que por Ley, pacto o costumbre tuvieran los trabajadores

vinculados a un contrato de duración indeterminado, del respectivo centro de trabajo y a la

estabilidad laboral durante el tiempo que dure el contrato, una vez superado el periodo de

prueba.

CAPITULO IX

DE LOS OTROS CONTRATOS SUJETOS A MODALIDAD

Artículo 80.- Los contratos de trabajo del régimen de exportación de productos no tradicionales

a que se refiere el Decreto Ley N° 22342 se regulan por sus propias normas. Sin embargo, le

son aplicables las normas establecidas en esa Ley sobre aprobación de los contratos.

Basta que la industria se encuentre comprendida en el Decreto Ley Nº 22342 para que proceda

la contratación del personal bajo el citado régimen.

Artículo 81.- Los contratos de trabajo temporales que se ejecuten en las zonas francas así

como cualquier otro régimen especial, se regula por sus propias normas.

Artículo 82.- Cualquier otra clase de servicio sujeto a modalidad no contemplado

específicamente en el presente Título podrá contratarse, siempre que su objeto sea de

naturaleza temporal y por una duración adecuada al servicio que debe prestarse.

Artículo 83. – En los casos a que se refieren los artículos precedentes son de aplicación

supletoria los Capítulos V y VIII del presente Título en cuanto no se oponga a la normatividad

específica de los citados regímenes de contratación.

TITULO III

CAPACITACION LABORAL Y PRODUCTIVIDAD

Artículo 84.- El empleador está obligado a proporcionar al trabajador capacitación en el trabajo

a fin de que este pueda mejorar su productividad y sus ingresos.

Artículo 85.- El empleador y los representantes de los trabajadores o de la organización

sindical correspondiente, podrán establecer de común acuerdo Programas de Capacitación y

Productividad, organizados a través de comisiones paritarias.

Artículo 86.- Las acciones de capacitación tendrán las siguientes finalidades:

a) Incrementar la productividad;

b) Actualizar y perfeccionar los conocimientos y aptitudes del trabajador en la actividad que

realiza;

c) Proporcionar información al trabajador sobre la aplicación de nueva tecnología en la

actividad que desempeña;

d) Preparar al trabajador para ocupar una vacante o puesto de nueva creación;

e) Prevenir riesgos de trabajo.

TITULO IV

DEL TRABAJO A DOMICILIO

Artículo 87. – Trabajo a domicilio es el que se ejecuta, habitual o temporalmente, de forma

continua o discontinua, por cuenta de uno o mas empleadores, en el domicilio del trabajador o

en el lugar designado por este, sin supervisión directa e inmediata del empleador. El empleador

tiene la facultad de establecer las regulaciones de la metodología y técnicas del trabajo a

realizarse.

En la producción de bienes inmateriales el derecho a la propiedad intelectual del bien

producido lo reserva el empleador, salvo que medie pacto expreso en contrario.

Artículo 88.- El trabajo a domicilio genera relación laboral entre el trabajador a domicilio y el

empleador, sea este último el productor de los bienes y servicios finales o intermedios,

subcontratistas o agente, siempre que estos últimos se encuentren debidamente registrados.

Artículo 89.- No está comprendido en el trabajo a domicilio el que realizan los trabajadores

domésticos o del hogar, el trabajo autónomo, el realizado en taller de familia o trabajo familiar.

Artículo 90.- La remuneración es fijada por las partes en el contrato de trabajo o por convenio

colectivo de trabajo a domicilio, en base a criterios de remuneración por producción, bajo la

modalidad de valor hora o tarifa por bien o servicio producido.

El empleador sólo podrá deducir hasta un veinticinco (25) por ciento mensual de la

remuneración obtenida por el trabajador, en caso de responsabilidad económica a cargo del

trabajador por la pérdida o deterioro que por su culpa sufran los materiales o bienes a que se

refiere el inciso g) del Artículo 93 de esta Ley, hasta cumplir el pago del valor respectivo.

Artículo 91.- El contrato de trabajo a domicilio se celebra por escrito y en triplicado, una de

cuyas copias se remite a la autoridad Administrativa de Trabajo para los fines de su registro.

Artículo 92.- El empleador, sin perjuicio de lo señalado en el artículo anterior, está obligado a

llevar un Registro de Trabajo a Domicilio, cuya copia será entregada al trabajador.

El Registro de Trabajo a Domicilio sustituye para todos sus efectos al libro de planilla de

remuneraciones del régimen laboral común.

Artículo 93.- En el Registro de Trabajo a Domicilio se consignará los datos siguientes:

a) Los datos de identificación del trabajador;

b) La referencia a las fechas de suscripción del contrato de trabajo a domicilio y de su remisión

a la Autoridad Administrativa de Trabajo;

c) El número de carné de inscripción del trabajador en el Instituto Peruano de Seguridad Social;

d) La calidad y naturaleza de la obra encomendada y la remuneración convenida, indicando los

factores intervinientes en su fijación;

e) El monto y fecha de pago de la remuneración, en cada oportunidad que éste se realiza;

f) El monto y fecha de pago de cualquier beneficio que se abone en aplicación de esta Ley o

que resulte de acuerdo convencional;

g) El suministro o no, tanto de los materiales como de las herramientas, maquinarias o útiles

para la producción y la modalidad y título en los que otorga estos últimos; y,

h) Cualquier otra indicación o precisión relativa a la relación laboral y que las partes estimen

conveniente consignar.

Artículo 94.- El trabajador a domicilio tiene derecho a percibir los derechos sociales siguientes:

a) Primero de Mayo, equivalente a una treintava parte de las remuneraciones totales percibidas

el mes inmediato anterior laborado, siempre que el trabajador tenga derecho acumulado de los

beneficios de los incisos b) o c) de este artículo;

b) Vacaciones, equivalente al ocho por ciento con treinta y tres centésimos (8.33%) del total de

las remuneraciones percibidas durante el año cronológico anterior de servicios prestados al

empleador;

Este beneficio se paga conjuntamente con la remuneración del mes al que corresponde el año

cronológico de servicios cumplidos;

c) Compensación por Tiempo de Servicios, equivalente al ocho por ciento con treinta y tres

centésimos (8.33%) del total de las remuneraciones percibidas durante el año cronológico

anterior de servicios prestados al empleador. Este beneficio lo paga directamente el empleador

al trabajador dentro de los diez (10) días siguientes de cumplido el año cronológico de servicios

y tiene efecto cancelatorio.

Artículo 95.- El trabajador podrá solicitar al empleador el pago adelantado de los beneficios

remunerativos señalados en el artículo anterior, cuando la prestación de servicios se

interrumpa o suspenda por un período igual o mayor de un mes. En este caso, el cálculo se

efectuará teniendo como base el total de remuneraciones percibidas durante el período

realmente laborado. El pago adelantado de cualquiera de dichos beneficios tiene efecto

cancelatorio.

Artículo 96.- El trabajador a domicilio está comprendido en el Sistema Nacional de Pensiones

del Decreto Ley Nº 19990 y sus normas modificatorias, ampliatorias y conexas; y, en el régimen

de prestaciones de salud de la Ley Nº 22482 en cuanto se refiere a prestaciones asistenciales

directas, subsidios por enfermedad en caso de hospitalización, subsidio por maternidad,

subsidio por lactancia y prestaciones por sepelio. No está comprendido en el régimen de

accidentes de trabajo y enfermedades profesionales regulado por el Decreto Ley Nº 18846.

El Consejo Directivo del Instituto Peruano de Seguridad Social dictará el Reglamento en el

plazo de treinta (30) días hábiles posteriores a la fecha de vigencia de esta Ley, teniendo en

cuenta las particularidades específicas de este régimen laboral especial, para los efectos de las

aportaciones.

TITULO V

DE LAS EMPRESAS ESPECIALES (*)

CAPITULO I

DE LAS EMPRESAS DE SERVICIOS

TEMPORALES

(*) Título derogado por la Quinta Disposición Transitoria, Complementaria y Final de la

Ley Nº 27626, publicada el 09-01-2002. (Art. 97 al 106 Derogados)

Artículo 97.- Es empresa de servicios temporales aquella que contrata la prestación de

servicios con terceros beneficiarios para colaborar temporalmente en el desarrollo de sus

actividades, mediante la labor desarrollada por personas naturales, contratadas directamente

por la empresa de servicios temporales, la cual tiene con respecto de éstas el carácter de

empleador.

Los servicios temporales a que se refiere este artículo son los contemplados en el Título II de la

presente Ley.

Artículo 98.- Las empresas de servicios temporales deberán constituirse como personas

jurídicas y tendrán como único objeto el previsto en el artículo anterior.

Artículo 99.- Se denomina usuario a toda persona natural o jurídica que contrate los servicios

de las Empresas de Servicios Temporales.

El número de trabajadores que podrá prestar servicios a través de estas empresas, no

excederá del cincuenta por ciento (50%) del total de trabajadores del usuario.

Artículo 100.- Los trabajadores vinculados a las empresas de servicios temporales son de dos

categorías: trabajadores de planta y trabajadores destacados.

Los trabajadores de planta son los que desarrollan su actividad en las dependencias y

actividades propias de las empresas de servicios temporales.

Trabajadores destacados son aquellos que la empresa de servicios temporales envía a las

dependencias de sus usuarios a cumplir la tarea o servicio contratado por éstos.

Artículo 101.- El Ministerio de Trabajo y Promoción Social aprobará las solicitudes de

autorización de funcionamiento de las empresas de servicios temporales que cumplan con los

requisitos exigidos en esta Ley. El control y vigilancia de las mismas corresponde a la Dirección

de Empleo y Formación Profesional del Ministerio de Trabajo y Promoción Social.

Artículo 102.- Para efecto de la autorización contemplada en el artículo anterior, a las

solicitudes se deben acompañar los siguientes requisitos:

a) Escritura Pública de constitución

b) Acreditar un capital social pagado igual o superior a cinco UIT vigente en el momento de la

constitución.

Artículo 103.- Las empresas de servicios temporales quedan obligadas a presentar ante el

Ministerio de Trabajo y Promoción Social los informes estadísticos que éste le solicite

relacionados con su oferta y demanda de mano de obra, frecuencia de colocación, ocupación,

sectores de actividad económica atendidos, cuantías y escalas de remuneración.

El Ministerio de Trabajo y Promoción Social reglamentará la manera de presentar dichos

informes.

CAPITULO II

DE LAS EMPRESAS DE SERVICIOS COMPLEMENTARIOS

Artículo 104.- Se consideran empresas de servicios complementarios a aquellas cuya

actividad principal es la de poner a disposición de otras empresas, las que en adelante se

denominarán empresas usuarias, actividades complementarias de mantenimiento, limpieza,

vigilancia, seguridad y otras de carácter especializado.

Se consideran actividades complementarias de carácter especializado, aquellas que no están

comprendidas en las actividades principales que realiza la empresa usuaria y que para su

ejecución requieren de personal altamente calificado.

Artículo 105. – En forma previa al inicio de la prestación de servicios, la empresa de servicios

deberá celebrar un contrato de servicios por escrito, con la empresa usuaria. En dicho contrato

se describirá las labores a realizarse, duración, características y modalidad de las mismas, las

que no deberán estar comprendidas dentro de las actividades principales de la empresa

usuaria.

Artículo 106. – Las empresas de servicios complementarios deben contar con la autorización de

funcionamiento otorgada por el Ministerio de Trabajo y Promoción Social siéndoles además de

aplicación el Artículo 102 de la presente Ley.

TITULO VI

PROGRAMAS DE RECONVERSION PRODUCTIVA PARA EMPRESAS DEL SECTOR

INFORMAL URBANO

Artículo 107.- El Ministerio de Trabajo y Promoción Social, en coordinación con los Ministerios

de la Producción, impulsará el establecimiento de programas especiales dirigidos a apoyar

procesos de reconversión productiva en las empresas que vienen operando en el Sector

Informal Urbano (SIU), tendentes a mejorar sus niveles de productividad, con la finalidad de

potenciar la capacidad generadora de empleo.

Artículo 108.- Se podrán acoger a los programas de reconversión productiva, las siguientes

categorías laborales:

a) Los trabajadores cesantes como consecuencia de los procesos de reestructuración industrial

y reconversión tecnológica;

b) Los trabajadores asalariados que laboran en actividades consideradas predominantemente

de carácter informal; y,

c) Los trabajadores independientes que desarrollen sus actividades predominantemente en el

Sector Informal Urbano (SIU).

Artículo 109. – Se considerarán como actividades predominantemente de carácter informal para

efectos de la presente Ley, a todas aquellas que se desarrollen en forma independiente en el

ámbito de la microempresa o en el de la pequeña empresa, definidas de acuerdo con los

criterios de la Ley de la materia y que desarrollen sus actividades productivas preferentemente

en los sectores comercio, servicios, pequeña industria, construcción y de manufacturas básicas

orientadas al mercado interno local, regional o nacional.

Artículo 110.- Las modalidades empresariales que la presente Ley promoverá dentro del

marco de los procesos de reconversión productiva, serán las siguientes:

a) Microempresas y pequeñas empresas, conforme a la Ley de la materia;

b) Programas de accionariado difundido; y,

c) Cooperativas de Trabajadores.

Artículo 111.- Los principales incentivos que contempla la presente Ley como medidas de

promoción del proceso de reconversión productiva, serán las siguientes:

a) Procedimiento de constitución y registro simplificado, como incentivo a la formalización de

las pequeñas unidades de producción;

b) Amnistía Administrativa;

c) Asistencia técnico-productiva;

d) Asesoría empresarial;

e) Formación profesional y reconversión laboral;

f) Capacitación en gestión empresarial;

g) Constitución de líneas de crédito preferenciales;

h) Constitución de fondos solidarios de garantía; e,

i) Constitución de fondos rotatorios de financiamiento.

Los alcances y las condiciones en que se otorgarán estos incentivos se establecerán en el

Reglamento de la presente Ley.

Artículo 112.- La Dirección de Empleo y Formación Profesional del Ministerio de Trabajo y

Promoción Social será el organismo técnico que centralizará las decisiones relativas al diseño,

aplicación y ejecución de los programas señalados en el presente Título. A tales efectos, la

Dirección de Empleo y Formación Profesional deberá:

a) Constituir y mantener un Banco de Proyectos, en coordinación con organizaciones no

gubernamentales, centros de investigación y otras entidades con las cuales tenga celebrados

convenios de cooperación técnica;

b) Definir los lineamientos básicos para el diseño y ejecución de los proyectos designados;

c) Brindar asistencia técnica para la ejecución, evaluación y ajuste en los mismos;

d) Intervenir en la evaluación técnica de los proyectos; y,

e) Coordinar con los Ministerios de la Producción las medidas necesarias para el mejoramiento

de los programas implementados.

TITULO VII

DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS, TRANSITORIAS Y DEROGATORIAS

Primera.-Las acciones por derechos derivados de la relación laboral prescriben a los tres años

desde que resulten exigibles. (*)

(*) Disposición derogada por la Primera Disposición Transitoria y Final de la Ley Nº 27022, Del

23-12-98.

Segunda.- Interprétase por vía auténtica, que la prestación de servicios de los parientes

consanguíneos hasta el segundo grado, para el titular o propietario persona natural, conduzca

o no el negocio personalmente, no genera relación laboral; salvo pacto en contrario. Tampoco

genera relación laboral, la prestación de servicios del cónyuge.

Tercera.- En aplicación de la Octava Disposición Final y Transitoria de la Constitución y a

efectos de lo dispuesto en el Artículo 62 de la misma, debe entenderse que la Ley Laboral

sustituye a la anterior, salvo que haya sido incorporada al contrato de trabajo por pacto

expreso.

Cuarta.- Las solicitudes de cese colectivo que a la fecha de vigencia del Decreto Legislativo N°

855 se encontraban en trámite cualquiera sea su estado, continuarán sustanciándose hasta su

conclusión en última instancia, de conformidad con las normas con las que se iniciaron.

Quinta.- Deróganse las Leyes Nos.2851, 4239, 4916, 5119, 9809, 16629 y 24514; los Decretos

Leyes Nos. 14248 y 25921; Capítulo II y Tercera Disposición Transitoria del Decreto Legislativo

N° 688, y las demás disposiciones que se opongan a la presente Ley.

Las Bonificaciones de treinta y veinticinco por ciento a que se refiere el Capítulo II y la Tercera

Disposición Transitoria del Decreto Legislativo Nº 688, respectivamente, se continuará

abonando a los trabajadores que ya habían alcanzado derecho a ellas.

Sexta.- Deróganse asimismo, la Ley Nº 8514, los Decretos Leyes Nos. 14218, 18138, 21116

Artículo 4, y demás disposiciones que se opongan a la presente Ley. Déjase igualmente sin

efecto el Decreto Supremo N° 014-91-TR. La Resolución Ministerial N° 197-88-TR del 20 de

mayo de 1988 continúa vigente en lo que no se oponga a la presente Ley.

ELEMENTOS DE LA RELACION JURIDICA.

Deja un comentario

ELEMENTOS DE LA RELACION JURIDICA. Enunciación.

El hombre dentro de la sociedad se relaciona con otras personas, y cuando esas relaciones tienen importancia jurídica se habla de ‘relaciones jurídicas’. En toda relación jurídica, hay tres elementos constitutivos:

1)      el sujeto;

2)    el objeto y

3)    la causa que la determina.

1.    sujeto: son las personas entre las cuales se establece la relación jurídica.
El sujeto puede ser activo o pasivo:

>     sujeto activo: es aquél que, en la relación jurídica, ejerce un derecho o una facultad. Ej.: el acreedor, el propietario, etc.

>     sujeto pasivo: es aquél que, en la relación jurídica, se encuentra obligado a dar, hacer o no hacer algo. Ej.: el deudor, pues está obligado a pagar.

  1. Objeto: es el contenido del derecho que tiene el sujeto activo. Por ejemplo, en la relación jurídica entre deudor y acreedor, el objeto sería 10 que el acreedor puede exigir al deudor.
  2. Causa: es el hecho o acto que hace nacer a la relación jurídica, o que, por el contrario, la modifica o extingue. También se la denomina ‘causa eficiente’ o ‘causa fin’ de la relación jurídica.

TEORÍA GENERAL DE LAS PERSONAS

PERSONAS. CONCEPTO.-

El Código las define así:

Art.30.- “Son personas todos los entes susceptibles de adquirir derechos o contraer obligaciones”.

Lo que caracteriza a la persona es la capacidad de poder adquirir derechos (ser sujeto activo de la relación jurídica) o de contraer obligaciones (ser sujeto pasivo).Antiguamente sólo podía ser persona el ser humano. Luego el concepto evoluciona, y se considera que también pueden ser personas otros entes, que si bien no son hombres, pueden adquirir derechos y contraer obligaciones, tales como las asociaciones, fundaciones, sociedades, etc.

1

CLASES DE PERSONAS.

El arto 31 expresa que “las personas son de una existencia ideal o de una existencia visible”.

1)       personas de existencia visible (o personas físicas): es el ser humano, el hombre (sea varón o mujer);

2)    personas de existencia ideal: son aquellos entes formados por agrupaciones de hombres, tales como las sociedades, asociaciones, fundaciones, etc., a los cuales la ley les reconoce personalidad.

A TRIBUTOS DE LAS PERSONAS.

La Ley otorga a las personas ciertas facultades o atributos jurídicos que son inseparables de ellas, y que constituyen la base y esencia de su personalidad. Estos atributos son el nombre, la capacidad, el domicilio, el patrimonio y el estado.

PERSONAS DE EXISTENCIA VISIBLE (o físicas, o naturales, o individuales)

Concepto. Art. 51. Todos los entes que presentaren signos característicos de humanidad sin distinción de cualidades o accidentes, son personas de existencia visible. Signos característicos de humanidad son los caracteres y formas del ser humano, que debe reunir toda persona de existencia visible; sin distinción de cualidades o accidentes, significa que no interesan las deformaciones -graves o no­que el ser humano pueda tener: si es un ser humano, es persona de existencia visible o física. (Las legislaciones antiguas excluían del ordenamiento jurídico, a los monstruos y a los prodigios).

PERSONAS DE EXISTENCIA IDEAL (o jurídicas, colectivas, o ficticias).

Art. 32. Todos los entes susceptibles de adquirir derechos o contraer obligaciones que no sean personas de existencia visible son personas de existencia ideal o personas jurídicas.

COMIENZO DE LA EXISTENCIA DE LAS PERSONAS DE EXISTEN CIA VISIBLE (PERSONAS FISICAS).

Algunas legislaciones extranjeras consideran que el comienzo de la existencia de las personas físicas, tiene lugar cuando se produce el nacimiento. Nuestro Código, en cambio, considera que el comienzo de la persona humana tiene lugar desde la concepción. En otras palabras: se es persona desde que se está concebido, aún cuando todavía no se haya nacido. Art. 70.

2

PERSONA POR NACER: son los seres que aún no han nacido, pero que ya están

concebidos. A ellos se refiere el arto 63: Son personas por nacer las que no habiendo

nacido están concebidas en el seno materno.

Los avances de la ciencia han traído problemas que Vélez no pudo imaginar, tal el caso

de la ‘fecundación in Vitro': se toma un óvulo de la mujer y se lo fecunda en una

probeta. ¿Ese ser fecundado en una probeta fuera del seno materno es o no una

persona por nacer?

Condición jurídica de las personas por nacer.- Las personas por nacer son ‘personas’ y

pueden adquirir derechos, pero dicha personalidad está sujeta a una condición: que

nazcan con vida. Si mueren antes de estar completamente separadas del seno

materno, se considerará como si no hubieran existido (art. 74).

Si se nace con vida, aunque fuera por instantes después de estar separado de su

madre, el nacido adquiere irrevocablemente los derechos (conf. arto 70).

Si nace sin vida, es decir, si muere antes de estar completamente separado del seno

materno, se considera como si la persona no hubiese existido (conf. arto 74) y. por lo

tanto pierde los derechos que había adquirido bajo condición.

Derechos que pueden adquirir.- Las personas por nacer pueden adquirir algunos

derechos; pero es lógico que, para ello, debe existir alguien que las represente

legalmente (art. 64).

Con respecto a los derechos que pueden adquirir, el CC dice: “por donación o

herencia”; pero la doctrina considera que éstos no son los únicos medios para adquirir

bienes o derechos. Así, por Ej., pueden adquirir bienes por medio de legados,

alimentos, cargos impuestos a terceros, indemnizaciones raíz de daños contra ellos o

sus parientes, acciones de estado, seguros, etc.

Lo que hayan adquirido lo conservarán si nacen vivos; en caso contrario, lo pierde pues

se considera que la persona por nacer nunca ha existido (Art. 70 y 74).

CONCEPCION y EMBARAZO

La concepción es el hecho de la formación de un nuevo ser. La época o momento en que

se produce la concepción, es de gran importancia práctica, pues de él dependen el

estado de familia del concebido y la suerte de determinados derechos. A raíz de esto,

el CC. ha fijado una época dentro de la cual se considera que se produjo la concepción:

Art. 76.-La época de la concepción de los que naciesen vivos, queda fijada en todo el

espacio de tiempo comprendido entre el maximum y el minimum de la duración del

embarazo.

Art. 77.-El máximo tiempo de embarazo se presume que es de trescientos días y el

mínimo de ciento ochenta días; excluyendo el día de nacimiento. Esta presunción

admite prueba en contrario.

El Código fija una época de la concepción, en base a que no hay embarazo que dure más

de 300 días (10 meses), ni menos de 180 días (6 meses). Por tanto, entre el máximo y

el mínimo nos queda un período de 120 días, en el cual se presume que ha ocurrido la

concepción.

3

Se presume entonces que la concepción ocurrió dentro de los primeros 120 días de los 300 anteriores al parto. ¿Esta presunción admite prueba en contrario? Si (art. 77 in fine, ref. por Ley 23.264), pues hay embarazos de menos de 1 80 días o de más de 300 días.

El período de la concepción es importante para determinar el estado de familia del nacido, porque permite saber: si un hijo es extramatrimonial (si la época de la concepción es anterior al día en que se celebró el matrimonio, el hijo es extramatrimonial); si un hijo pertenece al primero o al segundo matrimonio, en el caso de que una viuda contraiga nuevo matrimonio antes de los 300 días de la muerte de su primer marido.

También es importante por los efectos que produce sobre los derechos adquiridos. Ej: si se le hizo una donación antes de la época de la concepción, la persona por nacer no habrá podido adquirir ningún derecho. Lo mismo ocurriría si, siendo destinatario de una sucesión, ésta se abrió antes de la época de la concepción.

Acreditación del embarazo.- Dice el Art. 65: Se tendrá por reconocido el embarazo de la madre, por la simple declaración de e la o del marido, o de otras partes interesadas. Son ‘Partes interesadas’ para este fin (conf arto 66): Los parientes en general del no nacido, y todos aquellos a quienes los bienes hubieren de pertenecer si no sucediere el parto, o si el hijo no naciera vivo, o si antes del nacimiento se verificare que el hijo no fuera concebido en tiempo propio; Los acreedores de la herencia; El Ministerio de Menores. La doctrina entiende que esta enumeración es taxativa.

Posibles fraudes.-A.  ocultación o supresión de parto: consiste en ocultar o dar muerte al recién nacido. (Ej.: muere el marido y quedan como herederos la madre y el hijo por nacer; la madre, para heredar sola, oculta o mata al hijo cuando nace).

B.   suposición de parto: consiste en simular un parto que, en realidad, no ha tenido
lugar. (Ej.: muere el marido y la mujer debe heredar junto con los padres de él.
Si hay hijos, la mujer hereda con ellos y no con los padres del muerto, los
cuales quedan así desplazados. Por lo tanto la mujer simula tener un parto, y
hace pasar un hijo ajeno, por hijo suyo).

C.   sustitución de parto: consiste en sustituir el propio hijo muerto, por otro
recién nacido ajeno. Caso similar al anterior, la diferencia está en que, en el
anterior, se fingió el embarazo y el parto; en cambio, en este caso, el embarazo
y el parto existieron, pero el hijo nació muerto.

Medidas de seguridad.- En el D. Romano, para evitar los fraudes antes comentados, se tomaban medidas de seguridad: la mujer era revisada periódicamente, vigilada y encerrada; en el momento del parto, debía haber pocos acompañantes, y, si eran

4

mujeres, se las revisaba para saber si estaban embarazadas; además, la habitación debía estar bien iluminada, porque con luz era más difícil realizar fraudes). El Dcho. moderno consideró que, medidas de esta clase humillan a la mujer, afectan su honor y su dignidad; y siguiendo esta posición, nuestro CC dispuso que:

>     el embarazo se tiene por reconocido por la simple denuncia de la mujer, del marido o de otras personas interesadas (conf. arto 65);

>     los pleitos con respecto a la existencia o no del embarazo, deben ser postergados, aun en el caso de que se tema que pueda haber suposición de parto (conf. arto 67): salvo…

>     tampoco podrán realizarse pruebas ni reconocimientos sobre la mujer, para determinar si está embarazada o no, pues (conf. arto 78) “No tendrá lugar jamás el reconocimiento judicial del embarazo. ni otras diligencias como depósito)’ guarda de la mujer embarazada. ni el reconocimiento del parto en el acto o después de tener lugar…”

El art. 78 prohíbe las medidas judiciales tendientes a verificar el embarazo o el parto, pero el arto 67 dice: “Salvo…el derecho que les compete (a las partes interesadas) para pedir las medidas judiciales que sean necesarias.

¿Qué medidas son éstas? Aquéllas tendientes a evitar policialmente la comisión de delitos, tal el caso de vigilancia policial en el lugar donde se lleva a cabo el parto para evitar la supresión o suposición del mismo.

EL NACIMIENTO.

El acto de nacer, consiste en que el niño sea separado completamente de la madre. Ya hemos hablado de la importancia del nacimiento -con vida o sin ella- para la adquisición o pérdida de los derechos. Si se nacía con vida, aunque fuera por instantes después de estar separado de su madre, el nacido adquiría irrevocablemente los derechos (conf. arto 70). Por el contrario, si nacía sin vida, es decir, si moría antes de estar completamente separado del seno materno, se consideraba como si la persona no hubiese existido (conf. arto 74) y, por 10 tanto, perdía los derechos que había adquirido bajo condición.

Nacimiento con vida. Consiste en que al ser separado de la madre el niño comience a vivir por sí mismo. Al respecto el CC establece las siguientes reglas:

A.   es necesario que el hijo esté completamente separado de la madre, y que nazca
con vida, aunque sea sólo por unos instantes, después de la separación.

B.   no hay diferencias entre el nacimiento que se produce con intervención
quirúrgica y el nacimiento espontáneo (art. 71).

C. Prueba del nacimiento: se admite todo tipo de prueba, incluso la de testigos.
Se reputa como cierto el nacimiento con vida, cuando las personas que
asistieren al parto hubiesen oído la respiración o la voz de los nacidos, o
hubiesen observado otros signos de vida (art. 73). Actualmente, la ciencia

5

médica tiene pruebas más concretas, para saber si hubo nacimiento con vida o sin vida. Ej.: es de fundamental importancia, determinar si la criatura ha respirado o no; lo cual se prueba de la siguiente manera: se realiza la autopsia de la criatura, y se coloca el tejido pulmonar, en un recipiente con agua: si dicho tejido flota, es porque respiró, y por lo tanto, nació con vida; si, por el contrario no flota, significa que no hubo vida, pues no 11egó a respirar. D. En caso de duda si hubiese o no nacido con vida, se presume que nació vivo, incumbiendo la prueba al que alegare lo contrario (art. 75). Es una presunción ‘juris tantum’ (es decir, admite prueba en contrario).

CUESTION DE LA VIABILIDAD.

Algunas legislaciones exigen, para conceder el carácter de persona al recién nacido, la

‘viabilidad': aptitud física para prolongar su vida; o sea, para sobrevivir luego del

nacimiento (Así: CC. francés, italiano, uruguayo, etc.).

Otras legislaciones, no piden la viabilidad propiamente dicha, pero exigen que, por lo

menos, haya vivido durante 24 h. (CC. español, boliviano, peruano, etc.)

Las legislaciones modernas no exigen la viabilidad.

El Código Civil Argentino no exige viabilidad. Art. 72. “Tampoco importará que los

nacidos con vida tengan imposibilidad de prolongarla, o que mueran después de nacer,

por un vicio orgánico interno, o por nacer antes de tiempo”.

Vélez da los fundamentos de esta posición, en su nota al arto 72.

NACIMIENTO PLURAL.- El CC. contempla el caso de que nazcan varios hijos

(mellizos o gemelos) en un solo parto.

Art. 88. Si nace más de un hijo vivo en un solo parto, los nacidos son considerados de

igual edad” con iguales derechos para los casos de institución o sustitución a los hijos

mayores.

Esta disposición da solución equitativa al caso de que alguien haya dejado como

heredero o legatario ‘al hijo mayor’ de un pariente o amigo: ambos son de igual edad y

comparten la herencia o legado.

También planteó problemas el Servicio Militar Obligatorio, cuya ley establecía que de

dos hermanos de la misma clase, se eximía del servicio militar el mayor de ellos.

Aplicando el arto 88 del C. Civil, como los dos son de la misma edad, tendrían que

hacerla ambos, o ninguno de ellos. Sin embargo la Jurisprudencia, decidió que podía

eximirse del servicio militar, aquél de los mellizos que el padre considerara mayor. En

la actualidad, el problema ha desaparecido ya que el servicio militar no es obligatorio,

sino voluntario.

6

ATRIBUTOS DE LAS PERSONAS.

La Ley otorga a las personas ciertos atributos jurídicos que son inseparables de ellas, y que constituyen la base y esencia de su personalidad. Estos atributos son:

>     EL NOMBRE

>     LA CAPACIDAD

>     EL DOMICILIO

>     EL PATRIMONIO

>     EL ESTADO (atributo privativo de las personas físicas)

Caracteres. Los atributos de la persona son:

1)   necesarios: ninguna persona puede prescindir de ellos;

2)   inseparable: no se pueden separar de la persona;

3)    inalienables: no pueden ser enajenados;

4)    imprescriptibles: no son susceptibles de prescripción;

5)    únicos: sólo se puede tener uno de cada clase.

EL NOMBRE.

Concepto: el nombre, es la denominación que corresponde a cada persona y que sirve para individualizarla dentro de la sociedad. Elementos.- El nombre tiene dos elementos:

a.    el nombre: propiamente dicho: también denominado ‘nombre de pila’.

b.    el apellido: también denominado ‘nombre de familia’.

Regulación. El Código Civil no traía reglas sobre el nombre, por lo tanto, fue la costumbre la que estableció reglas sobre él. En 1969 la Ley 18.248 (Ley del Nombre) reguló todo lo relativo al nombre y apellido y es la que rige actualmente con algunas modificaciones introducidas por las leyes de adopción, de patria potestad y de matrimonio.

Caracteres:

1)       Es obligatorio (todo individuo necesariamente debe llevar un nombre).

2)    Es único (porque sólo se puede tener un nombre y apellido).

3)    Es inalienable (está fuera del comercio).

4)    Es imprescriptible (no se adquiere ni se pierde por transcurso del tiempo).

5)    Es inembargable (dado que no es susceptible de embargo, por estar fuera del comercio.

6)    Es inmutable (pues s610 se puede cambiar cuando existan ciertas causas graves).

7

Naturaleza Jurídica. Se han dado distintas teorías acerca de la naturaleza jurídica del nombre:

a)    para algunos es un derecho de propiedad de quien lo lleva;

b)    para otros es un derecho de la personalidad;

c)    para otros es una institución de policía civil cuya función es individualizar a la persona y bajo este punto de vista, el nombre, más que un derecho, es una obligación. .

d)    es una institución mixta (derecho y deber): por un lado el individuo tiene el derecho a usar un nombre y defenderlo, y por otro lado tiene el deber de tenerlo para ser individual izado dentro de la sociedad.

La Ley Nro 18.248 sostiene esta posición en el arto 1: “Toda persona natural tiene el derecho y el deber de usar el nombre y apellido que le corresponde de acuerdo con las disposiciones de la presente ley”.

Evolución histórica del nombre.- En la antigüedad, cada persona llevaba un solo nombre; Ej.: Abraham, Salomón, etc. Al aumentar las poblaciones estos nombres resultaron insuficientes y producían confusiones. Debido a ello, se comenzó a agregar una cualidad al nombre; Ej.: Tarquino el Antiguo, Alejandro el Magno, etc. En Roma, el nombre estaba formado por distintos elementos:

1)   el ‘proenomen‘, o nombre individual; Ej.: Pluvius.

2)  el ‘nomen‘, o nombre de familia; Ej.: Cornelius.

3)  el ‘cognomen’, que indicaba la rama de la familia; Ej.: Escipión.

4)  el ‘agnomen’, especie de sobrenombre, dado en virtud de alguna característica o cualidad; Ej.: el Africanus.

De esta forma quedaba integrado el nombre de un romano. En el ejemplo dado, el nombre completo era: Pluvius Cornelius Escipión ‘el Africanus’. Los romanos llevaron este sistema a las Galias y a España; pero, producida la invasión de los bárbaros, se volvió a utilizar simplemente el nombre individual, pero agregándole alguna cualidad de la persona (Ej.: Fernando ‘el Católico’, Juan ‘sin Tierra’, etc.), o algo referente a su oficio (Ej.: Juan Armero, Pablo Alcalde, etc.), o al lugar donde vivía o había nacido (Ej.: Pedro de Córdoba, Juan de Toledo, etc.). También era frecuente individualizar a la persona por el nombre de su padre: Luis, Hijo de Femando; Domingo, Hijo de Gonzalo; etc. Con el tiempo, la expresión ‘hijo de’, se reemplazó por la terminación ‘ez’. Surgiendo los apellidos tan abundantes como ‘Fernández’ (Hijo de Fernando), Gonzáles (Hijo de Gonzáles), etc.

EL NOMBRE INDIVIDUAL.

Concepto. El nombre individual (‘nombre de pila’ o ‘proenomen’), es el elemento que sirve para identificar a una persona, dentro de la familia.

8

¿Cómo se adquiere el nombre? por la inscripción en el acta de nacimiento (conf.art.2

de la Ley 18248).

Cuando una persona hubiere usado un nombre antes de su inscripción, el Registro lo

anotará con ese nombre, siempre que el mismo no fuese un nombre prohibido (conf.

Art. 2 y 3).

Elección del nombre: corresponde a los padres (a ambos, porque la patria potestad es

compartida). A falta, impedimento o ausencia de uno de ellos, corresponde al otro o a

las personas autorizadas para tal fin por los padres.

En defecto de todo ello pueden hacerlo: los guardadores, el Ministerio Público de

Menores o los funcionarios del registro civil (conf. arto 2).

El nombre se elige libremente, es decir, se podrá elegir el nombre que se quiera, salvo

aquellos nombres que la ley establezca que no pueden inscribirse (nombres

prohibidos).

Nombres prohibidos.- No pueden inscribirse, conf. Al arto 3:

  1. Los nombres que sean extravagantes, ridículos, contrarios a nuestras costumbres, que expresen o signifiquen tendencias políticas o ideológica,”, o que susciten equívocos respecto del sexo de la persona a quien se impone.
  2. Los nombres extranjeros, salvo los castellanizados por el uso o cuando se tratare de los nombres de los padres del inscripto, si fuesen de fácil pronunciación, no tuvieran traducción en el idioma nacional. Queda exceptuado de esta prohibición el nombre que se quisiera imponer a los hijos de los funcionarios o empleados extranjeros de las representaciones diplomáticos o consulares acreditadas ante nuestro país) de los miembros de misiones públicas o privadas que tengan residencia transitoria en el territorio de la Republica.
  3. Los apellidos como nombre.
  4. Primeros nombres idénticos a los de hermanos vivos.
  5. Más de tres nombres.
    1. Las resoluciones denegatorias del Registro de Estado Civil serán recurribles ante el Tribunal de Apelaciones en lo Civil dentro de los quince días hábiles de notificadas.

Ejemplos: serían extravagantes, ridículos o contrarios a nuestras costumbres, nombres como Zoroastro, Vereingetoris, Sardanapo, ateo, Caín, Judas, etc.; expresarían tendencias política, o ideológicas los nombre Anárquico. Radical, Peroncho. etc. Tampoco se le podría poner María a un hombre; sin embargo se acepta su combinación con un primer nombre, como por ejemplo, José María, Carlos María, etc. Ídem, para la mujer, Ej.: se admite María José.

Nombres aborígenes.- Pueden inscribirse. “Podrán inscribirse nombres aborígenes o derivados de voces aborígenes autóctonas y latinoamericanas (conf. Arto 3 bis agrego por la ley 23.162).

9

EL APELLIDO.

Concepto. El apellido también denominado nombre patronímico o nombre de familia

sirve para individualizar al grupo familiar de la persona. Se transmite de padres a

hijos.

Distintos casos. La adquisición del apellido puede ser: ..”

>     originaria: cuando el apellido se adquiere en virtud de filiación; por Ej., según sea hijo matrimonial, extramatrimonial, etc.

>     derivada: cuando el apellido se adquiere a raíz del cambio de estado civil; Ej.: la mujer, que al casarse, agrega a su apellido el de su marido.-

CASOS DE ADQUISICIÓN ORIGINARIA.

  1. Hijos matrimoniales (los concebidos dentro del matrimonio). (Art. 4) Los hijos matrimoniales llevarán el primer apellido del padre. A pedido de los progenitores podrán inscribirse el apellido compuesto del padre o agregarse el de la madre. (Ej.: el apellido del padre es Sánchez Torres, y el apellido de la madre, López. El hijo deberá llevar sólo el apellido Sánchez; o el apellido compuesto del padre: Sánchez Torres; o agregar al primer apellido del padre, el de la madre: Sánchez López). Si fue inscripto sólo con el primer apellido del padre, el hijo -al llegar a los 18 años- podrá solicitar al Registro llevar el apellido compuesto del padre, o agregar el de la madre. Una vez adicionado, el apellido no podrá suprimirse.
  2. Hijos extra matrimoniales (los concebidos fuera del matrimonio). (Art. Si es reconocido por uno solo de sus progenitores: adquiere su apellido. Si es reconocido por ambos, sea simultánea o sucesivamente, adquiere el apellido del padre, pudiendo agregarse el de la madre. Sin embargo, si el reconocimiento del padre fuese posterior al de la madre, podrá, con autorización judicial, mantenerse el apellido materno cuando el hijo fuese públicamente conocido por éste. El hijo estará facultado también, con autorización judicial, para hacer la opción (de mantener el apellido de la madre) dentro de los 2 años de haber cumplido 18 años, o de su emancipación o del reconocimiento paterno, si fuese posterior. Si la madre fuese viuda (y el hijo naciera con posterioridad a los 300 días de la ‘ muerte del marido), el hijo llevará su apellido de soltera.
  3. Hijos no reconocidos por ninguno de sus padres (filiación desconocida) Art. 6. El oficial del Registro lo anotará con un apellido común (salvo que hubiese estado usando algún apellido, en cuyo caso le impondrá ese). Si luego fuese reconocido, el apellido se sustituirá por el del progenitor que lo reconociere. Si fuese conocido por el apellido inscripto, estará facultado para mantenerlo. Toda persona mayor de 18

10

años que careciere de apellido podrá pedir ante el Registro del Estado Civil la inscripción del que hubiese usado.

  1. Hijos adoptivos. La Ley24.779 incorporó al Cód.Civil (Art.311 a340) un nuevo régimen de adopción conforme al cual hay que distinguir: Adopción plena: confiere al adoptado una filiación que sustituye a la de origen. El adoptado deja de pertenecer a su familia biológica y se extingue el parentesco con los integrantes de ésta. El adoptado tiene en la familia del adoptante los mismos derechos y obligaciones del hijo biológico (Art. 323 Cód. Civil). El hijo adoptivo llevará el primer apellido del adoptante o su apellido compuesto si éste solicita su agregación. En caso que los adoptantes sean cónyuges (las reglas son iguales a las de hijos matrimoniales): a pedido de éstos podrá el adoptado llevar el apellido compuesto del padre adoptivo o agregar al primero de éste, el primero de la madre adoptiva. En uno y en otro caso podrá el adoptado después de los 18 años solicitar esta adición (art. 326 C.Civil). Adopción simple: (art. 329 C. C.) confiere al adoptado la posición del hijo biológico; pero no crea vínculo de parentesco entre aquél y la familia biológica del adoptante (o sea: el adoptado mantiene sus vínculos de sangre). La adopción simple impone al adoptado el apellido del adoptante, pero aquél podrá agregar el SUYO propio a partir de los dieciocho años. La viuda adoptante podrá solicitar que se imponga al adoptado el apellido de su esposo premuerto si existen causas justificadas (art. 332 C.Civil).
  2. CASOS DE ADQUISICIÓN DERIVADA. Estos casos se dan cuando la mujer se casa, queda viuda, se separa, se divorcia o se produce la nulidad del matrimonio. Mujer casada: será optativo para la mujer casada añadir a su apellido el del marido precedido por la preposición ‘de’. (Art. 8, Ley 18.248, texto ordenado por ley23.5l5). Viuda: puede solicitar al Registro la supresión del apellido marital. Si contrajere nuevas nupcias perderá el apellido de su anterior cónyuge (art. 10). Separada: decretada la separación personal será optativo para la mujer llevar el apellido del marido. Cuando existieren motivos graves los jueces a pedido del marido podrán prohibir a la mujer separada el uso del apellido marital (art. 9, Ord. por ley 23.515). Divorciada: decretado el divorcio vincular perderá el derecho a usar el apellido del marido, salvo acuerdo en contrario o que por el ejercicio de su industria, comercio o profesión fuese conocida por aquél y solicitare conservarlo para sus actividades (art. 9, Ord. por ley 23.515). Nulidad del matrimonio. Decretada la nulidad la mujer perderá el apellido marital. Sin embargo, si lo pidiere, será autorizada a usarlo, cuando tuviera hijos y fuese cónyuge de buena fe. Igual criterio regirá respecto de los matrimonios disueltos por aplicación del arto 31 de la

11

ley 14.394, respecto del cónyuge inocente que no pidió la disolución del vínculo art. 1.

Cambio de nombre o apellido

Uno de los caracteres del nombre es su inmutabilidad: una vez inscripto ya no puede cambiarse. ¿Por qué? Porque si pudiese cambiarse arbitrariamente se produciría un desorden en la sociedad, ya que dejaría de cumplir la función de identificar a las personas. Por excepción se pueden cambiar o modificar, si el juez lo autoriza y si median justos motivos (art. 15)

>     Autorización judicial. Es requisito que el juez autorice el cambio, modificación, adición o rectificación del nombre. Juez competente: el del lugar en que se encuentra la inscripción original que se pretende cambiar, rectificar, etc., o el del domicilio del interesado.

>     Justos motivos para el cambio: en general, tienen que ser causas muy serias, tal el caso de que el nombre o apellido sea ridículo o agraviante para la persona. (Ej.: cambiar el apellido ‘Jodzinsky’, por ‘Josens'; ‘Kacas’, por ‘Katz’); o que fuese contrario a las ideas religiosas del que los lleva (Ej.: Ateo por Atilio); oque fuese impronunciable en nuestro idioma (el arto 7 faculta a los extranjeros a pedir la adaptación al castellano, de sus apellidos de difícil pronunciación); cuando el apellido que se lleva hubiese sido deshonrado públicamente, sea por los padres, por los parientes, o por homónimos y por un delito de mucha gravedad.

Rectificación de nombres y apellidos.

Consiste en corregir los errores u omisiones en que puede haber incurrido el oficial

público al labrar el acta de nacimiento (Ej.: poner Cairlos en vez de Carlos; transcribir

un apellido con errores u omisiones materiales; etc.). En estos casos, el director del

Registro puede disponer -de oficio o a pedido de parte- la corrección de errores u

omisiones materiales (art. 15).

Trámites. En los cambios, modificaciones o adiciones, el procedimiento será

sumarísimo y tramitará con intervención del Ministerio Público (conf. arto 17).

Pero las simples rectificaciones de errores podrán tramitar también por simple

información judicial, con intervención del Ministerio Público y del director del

Registro del Estado Civil (art. 18)

Producida la modificación, cambio, etc., se rectificarán simultáneamente las partidas

de los hijos menores y la de matrimonio, si correspondiere (art. 19).

Los pedidos de modificación, cambio, etc., se publicarán en un diario oficial, una vez

por mes, en el lapso de 2 meses. Los terceros que se vean afectados por dicho

trámite, podrán formular su oposición dentro de los 15 días hábiles, desde la última

publicación.

EL SOBRENOMBRE.- Es la designación con la cual se conoce a una persona dentro del

círculo de su familia y de sus amistades íntimas (Ej.: Lito, Pochi, Mingo).

12

Su importancia es ínfima en el aspecto jurídico, ya que las personas sólo se identifican

por el nombre y apellido con que figuran inscriptas en el Registro Civil. Sin embargo, la

doctrina le asigna cierta relevancia en el caso de institución de heredero o legatario:

si el testamento designara al beneficiario por su sobrenombre, dicha designación sería

válida si no dejara duda sobre la persona instituida, ya que éste es el único requisito

que establece el art. 3712.

EL SEUDÓNIMO.-Es la designación que una persona elige para realizar determinada

actividad, generalmente artística (Ej.: Pinky). Etimológicamente, significa nombre

falso.

¿Cómo se adquiere? Para algunos, por la simple elección; para otros: por la elección y

un largo período de uso. La doctrina nacional sólo exige que la persona que se lo

atribuye hubiere adquirido con él, alguna notoriedad. Es la postura de la Ley 18.248,

arto 23: “Cuando el seudónimo hubiere adquirido la notoriedad, goza de la tutela del

nombre”.

Tiene importancia jurídica, ya que por los Art. 21 y 23 (de la Ley 18.248) si alcanzó

notoriedad puede ser defendido igual que el nombre.

La Ley de propiedad intelectual (11.723), en su arto 3 protege los derechos de los que

tuvieren obras registradas bajo seudónimo, y establece que podrán registrarlos,

adquiriendo la propiedad de los mismos.

Protección jurídica del nombre. El nombre recibe protección jurídica median- te

estas 3 acciones:

a.    de reclamación de nombre (art. 20): tiene lugar cuando a alguien se le
desconoce el nombre que lleva o se le niega el derecho a usarlo. (Ej.: en
una nota periodística alguien niega a otro el derecho a llevar
determinado nombre).

b.   de usurpación de nombre: tiene lugar cuando alguien usa el nombre y/o
apellido (o el seudónimo) de otra persona, sin tener derecho a ello (art.
21, pr.párr.)

c.   de defensa del buen nombre: igual que el caso anterior, pero el nombre
ajeno es utilizado maliciosamente para la designación de cosas o
personajes de fantasía, causando perjuicio moral o material (art. 21,
seg.párr.).

El objeto de estas acciones es, según el caso, que se reconozca el nombre o que cese el uso indebido del mismo, y además, si hubiere daños y perjuicios, que se los indemnice. El juez podrá imponer ‘astreintes’ (art. 666 bis CC.) al que usa indebidamente un nombre ajeno para que deje de usarlo (art. 21 in fine). Las demandas tendientes a la protección del nombre podrán ser promovidas por el interesado, su cónyuge, ascendientes, descendientes y hermanos (art. 22).

13

CAPACIDAD

Concepto: es la aptitud de la persona para adquirir derechos y contraer obligaciones (conf. Salvat, Borda). Hay dos tipos de capacidad:

>     Capacidad de derecho: aptitud para ser titular de un derecho o de una obligación. (También se la denomina capacidad ‘de goce’).

>     Capacidad de hecho: aptitud para ejercer por sí mismo los derechos y las obligaciones de las que se es titular. (También se la denomina capacidad ‘de obrar’).

Estas capacidades tienen limitaciones que se denominan incapacidades (incapacidad de derecho e incapacidad de hecho).

INCAPACIDAD DE DERECHO.

Las personas son capaces de derecho, y sólo dejan de serlo cuando la ley se lo prohíbe;

de manera que: la capacidad es la regla: la incapacidad es la excepción

Se habla de incapacidad de derecho, cuando la ley prohíbe a una persona ser titular de

un derecho.

La incapacidad de derecho está fundada en razones morales, pues las prohibiciones

recaen sobre actos que, de realizarse, serían contrarios a la moral (Ej: el art. 3739,

prohíbe a los confesores, recibir bienes. por sucesión o legado, de aquellas personas

que se confesaren con ellos antes de fallecer). En virtud de este fundamento, cuando

un incapaz de derecho celebra el acto que le está prohibido, la ley considera nulo dicho

acto. La incapacidad de derecho no puede ser salvada por medio de un representante.

La incapacidad de derecho es siempre relativa, nunca es absoluta. Esto significa que la

prohibición de ser titular de un derecho estará siempre referida a un derecho

determinado, pero nunca a todos los derechos. Si alguien careciera totalmente de la

capacidad para ser titular de derechos, no sería ‘persona’, sería un esclavo o un

muerto civil, y ello no se admite en el derecho moderno.

Los casos de incapacidad de derecho son excepcionales, están establecidos

específicamente por la ley y se los debe interpretar restrictivamente.

Esto significa dos cosas:

a)   que no se los puede extender -por analogía- a casos no previstos, y

b)  que en caso de duda -si la persona es capaz o incapaz- debe estarse a favor de la capacidad.

Las incapacidades de derecho están dispersas a través de todo el ordenamiento jurídico. Sin embargo, una disposición del Cód. Civil se refiere genéricamente; a las incapacidades de derecho; es el ART. 1160, que establece quiénes no pueden contratar. En este artículo, sus dos primeras hipótesis, se refieren a incapacidades: de hecho, por tanto sólo nos referiremos a los casos de incapacidades de derecho.

14

ART. 1160: NO PUEDEN CONTRATAR…

>    los Que están excluidos de poder hacerlo con personas determinadas: son
casos de personas que no pueden contratar entre sí. Ej.:

A.   -los esposos entre sí: que entre ellos no pueden celebrar casi ningún tipo de
contrato (Art. 1218, 1358, 1441, 1490, 1807).

B.    los tutores o curadores con sus asistidos o representados (Art. 450, 475,
1359, 1361,1807)

C. los padres con los hijos bajo su patria potestad (Art. 279, 280, 297, 1361,
1807) -los confesores (o sus parientes) del testador en su última enfermedad,
no pueden recibir bienes de éste por sucesión o legado (Art. 3739 y 3740).

>    los que están excluidos de poder hacerlo respecto de cosas especiales: Ej.:

A.   los albaceas no pueden adquirir bienes de la testamentaría a su cargo (art.
1361, inc. 3);

B.    los mandatarios no pueden adquirir los bienes objeto del mandato (art. 1361,
inc.4);

C. los jueces, abogados, fiscales, defensores de menores, procuradores. peritos,
etc., no pueden adquirir los bienes del litigio en el que intervienen o han
intervenido (art. 1361).

.£ aquellos a quienes les fuese prohibido en las disposiciones relativas a cada uno de los contratos: esta parte del arto remite a los distintos contratos tratados en el C.Civil., pero en realidad, casi todas las incapacidades están comprendidas dentro de los dos casos anteriores (con personas determinadas o respecto de cosas especiales). ;

1. los religiosos profesos (son los que han hecho votos de pobreza, obediencia t castidad).- El artículo les prohíbe contratar, pero reconoce dos excepciones: a) cuando comprasen cosas muebles, al contado; y b) cuando contratasen por sus conventos (es decir, en representación y en nombre de sus conventos). Otras disposiciones del CC. les prohíben ser curadores, tutores, fiadores y testigos en instrumentos públicos.

>    los comerciantes fallidos: no pueden contratar sobre bienes que
correspondan la masa del concurso.

INCAPACIDAD DE HECHO.

La capacidad de hecho es la aptitud para ejercer por sí mismo los derechos. Pero, en ciertos casos, la ley limita esa capacidad (incapacidad de hecho) y con el fin de proteger al incapaz, no le permite ejercer por sí mismo sus derechos y sólo le permite actuar por medio de su representante legal (padres, tutor, curador, etc.) Ejemplo: un demente o un menor es propietario de una casa, y la ley, en razón de su demencia o minoridad (causal de incapacidad de hecho) y con el fin de protegerlo no le

15

permite ejercer por sí mismo el derecho de propiedad sobre ella, es decir, no le

permite venderla, donarla, alquilarla, etc.; sólo lo podrá hacer por medio de su

representante legal.

La incapacidad de hecho puede ser absoluta o relativa. Absoluta: cuando se le prohíbe

ejercer todos sus derechos. Relativa: cuando tiene capacidad sólo para determinados

actos que las leyes le autorizan a realizar.

Son incapaces de hecho absolutos, conf. arto 54:

  1. 1. Las personas por nacer.
  2. 2. Los menores impúberes (menos de 14 años)
  3. 3. Los dementes.
  4. 4. Los sordomudos que no saben darse a entender por escrito.

Son incapaces de hecho relativo, conf. arto 55:

los menores adultos (los que han cumplido 14 años pero aún no han llegado a los 21 años). Art. 55. Los menores adultos sólo tienen capacidad para los actos que las leyes les autorizan otorgar. Aparte de los enumerados en los Art. 54 y 55 del C. Civil, también tienen límites a la capacidad de hecho: los inhabilitados del arto 152 bis y los condenados a penas de reclusión o prisión de más de 3 años (art. 12 Cód. Penal).

En definitiva:

>     los incapaces de hecho son los comprendidos en los Art. 54 y 55. También la capacidad de hecho limitada en los casos del 152 bis del C.Civil y para los comprendidos en el arto 12 del Cód. Penal.

>     la incapacidad de hecho tiene como fin proteger al incapaz, a raíz de la inmadurez o insuficiencia psicológica de éste para ejercer por sí mismo el derecho.

>     puede ser absoluta o relativa.

>     se puede suplir por medio de representante legal.

>     si el incapaz realiza el acto el mismo es sancionado con la nulidad relativa (se puede confirmar).

Los menores.

Art. 126. Son menores las personas que no hubieren cumplido la edad de 21 años.

Hasta la edad de 21 años se es incapaz; pero esta situación jurídica de incapacidad de los menores, desde que nacen hasta que llegan a la mayoría de edad, no es exactamente la misma: es decir, hay distintas categorías de menores. El Código distingue entre menores impúberes y menores adultos.

16

Menores impúberes (de O a 14): son los que aún no han cumplido 14 años. (art. 127). Son incapaces de hecho absolutos (art. 54), es decir que tienen incapacidad para realizar cualquier tipo de actos. Sin embargo, por excepción, en la vida diaria pueden realizar actos, como ser:

>     llevar a cabo pequeños contratos: comprar cosas en quioscos, almacenes, tiendas, etc.; adquirir entradas para cines o teatros; celebrar contrato de transporte al viajar y pagar su boleto, etc. ¿Son válidos estos actos? Sí, porque el menor los ha realizado como mandatario de su reprentante legal y su actuación como tal es válida (conf. arto 1897).

>     pueden adquirir por sí mismo la posesión de las cosas, si tienen más de 10 años (art. 2392).

>     a partir de los 10 años tienen discernimiento para los actos ilícitos (art. 921).

>     Los representantes legales de los impúberes son los padres, y en caso de ausencia de éstos (por incapacidad o muerte) se le deberá nombrar un tutor.

Menores adultos (de 14 a 21): son los que tienen más de 14 años pero aún no han cumplido los 21 años (art. 127). Son incapaces de hecho relativos (art. 55) y sólo tienen capacidad para realizar ciertos actos cuando la ley los autorice. Ejemplos:

>     Pueden contraer matrimonio, con autorización paterna o de sus representantes, desde los 18 años los varones y desde los 16 años las mujeres (Art. 166 y 168), y aún antes de esas edades si hay dispensa judicial (art. 167)

>     Desde los 14 años pueden: celebrar contrato de trabajo (Art. 32, Ley de Contrato de Trabajo, 20.744) y estar en juicio por acciones vinculadas al mismo (art. 33 LCT); reconocer hijos extramatrimoniales (art. 286 CC);

>     defenderse en causas penales (art. 286 CC.) y ser testigos (art. 426 Cód. Procesal). A partir de los 14 años tienen discernimiento para actos lícitos (art. 921).

>     Desde los 18 años pueden: ejercer por cuenta propia profesión con título habilitante. sin necesidad de autorización previa (art. 128); administrar y disponer libremente de los bienes adquiridos con su trabajo (art. 128 CC, y 33 LCT);

>     ejercer el comercio, con autorización paterna (Art. 10 Y 11 Cód. Com.); otorgar testamento (Art. 286y 3614); emanciparse por habilitación de edad (art. 131 ); ingresar a comunidades religiosas o a las fuerzas armadas, con autorización paterna (art. 264 quater); donar órganos (Ley de Transplantes)

Al igual que para los impúberes, los representantes legales del menor adulto son los padres, y en caso de ausencia de éstos (por incapacidad o muerte) se le deberá nombrar un tutor. Todos los menores (impúberes o adultos) tienen el deber jurídico de sumisión con respecto a sus padres, debido a que éstos ejercen sobre ellos, la ‘patria potestad’. Faltando éstos, la potestad sobre el menor será ejercida por quien fuese su tutor, teniendo el menor un deber de sumisión con respecto a él.

17

CESACIÓN DE LA INCAPACIDAD DE LOS MENORES.

La incapacidad de los menores, cesa en los siguientes casos:

1) por mayoría de edad;

2) por emancipación civil; y esta puede ser:

>     por matrimonio

>     por habilitación de edad (emancipación dativa);

MAYORIA de edad.

Art. 128. “Cesa la incapacidad de los menores por la mayor edad, el día que cumplieren

21 años”

¿Cuándo se es mayor de edad? El CC dice:   “…el día en que cumplieren 21 años… “.

Desde la 0 hora del día en que se cumple 21 años.

¿y qué efectos produce? La persona pasa a ser capaz y está habilitada ‘para el

ejercicio de todos los actos de la vida civil, sin depender de formalidad alguna o

autorización de los padres, tutores, o jueces’ (art. 129). Incluso los actos que realice

durante el día de su cumpleaños, serán realizados con plena capacidad,

y perfectamente válidos.

¿Hay que llenar alguna formalidad? No,  la plena capacidad se adquiere de pleno

derecho, es decir, automáticamente,  sin  llenar ninguna formalidad.  Para realizar

cualquier acto le bastará con acreditar su edad (conf. Art. 129 Y 130).

Antes de la ley 17.711, la mayoría de edad se alcanzaba a los 22 años. Esta ley,

siguiendo   la   tendencia   de   casi   toda   la   legislación   comparada   (salvo   algunas

excepciones: Rusia -18-; Suiza -20 años), estableció la mayoría de edad, a los 21

años.

EMANCIPACION CIVIL.

Art. 128. “Cesa la incapacidad de los menores por su emancipación antes que fueren

mayores.

La emancipación civil es la institución en virtud de la cual los menores pueden adquirir

capacidad, aún antes de llegar a la mayoría de edad. Puede tener lugar:

1. por matrimonio: Se produce cuando el menor se casa Art. 131 (10 párrafo). Los menores que contrajeren matrimonio se emancipan y adquieren capacidad civil con las limitaciones previstas en el artículo 134. ¿Cuáles son esas limitaciones? Son las siguientes:

> No pueden aprobar las cuentas que le presenten sus tutores ni darles finiquito. (El tutor deber rendir cuentas de todo lo hecho durante sus funciones, y debe manifestar cual es el monto patrimonial que queda. El finiquito es la certificación de que quien recibe dicha rendición, está satisfecho con el saldo resultante. La ley quiere evitar que el menor se vea forzado a dar conformidad,

18

por lo tanto le prohíbe hacerlo, debiendo el tutor rendir cuentas al juez, el cual habrá de aprobarlas o no).

>     No pueden hacer donaciones de bienes que hubiesen adquirido a título gratuito. (Se les permite donar los bienes adquiridos por título oneroso).

>     No pueden afianzar obligaciones (es decir: no pueden ser fiadores o garantes).

> Otra limitación: sobre los bienes adquiridos a título gratuito, -antes o después
de la emancipación- sólo tendrán la administración. Para disponer de ellos deberán
pedir autorización al juez, salvo que haya acuerdo de ambos cónyuges y uno de ellos
sea mayor (art. 135).

Obviamente, los menores para casarse necesitan autorización de los padres. ¿Qué sucede si se han casado sin autorización? (Ej: adulteraron documentos o partidas de nacimiento). La emancipación subsiste, pero no podrán administrar ni disponer de los bienes recibidos o que recibieran a título gratuito (art. 131, seg. párrafo). ¿Qué sucede si se divorcian o separan? La emancipación subsiste. El arto 131 dice: “La emancipación es irrevocable aunque el matrimonio se disuelva en su menor edad, tengan o no hijos. No obstante ello, la nueva aptitud nupcial se adquirirá una vez alcanzada la mayoría de edad”.

¿y si el matrimonio se anula? En este caso, la solución toma un sentido contrario: anulado el matrimonio, la emancipación sigue su mismo camino será de ningún efecto desde el día que la sentencia de nulidad quede firme (conf. arto 132, primer párrafo). La excepción a esta solución es el matrimonio putativo (cuando uno o ambos cónyuges son de buena fe e ignoraban la causa que provocó la nulidad) pues en él subsiste la emancipación respecto del cónyuge de buena fe (art. 132, seg. párrafo).

2. por habilitación de edad (emancipación dativa). Art. 131: Es la emancipación que puede obtener el menor, cuando llega a los 18 años, mediante autorización de quienes ejerzan sobre él la patria potestad, o mediante habilitación del juez, si se encontrase bajo tutela. (conf. arto 131, tercer párrafo). ¿Cual es el procedimiento?

A. Si lo habilitan los padres, la habilitación se otorgará por escritura pública.

B. Si lo habilita el juez (procede cuando el menor esté bajo tutela).-Debe ser
pedida por el menor o por su tutor al Juez, y éste antes de otorgarla, deberá requerir
una información sumaria previa (que se verifica mediante testigos), sobre la aptitud
del menor.

Inscripción.- En ambos casos, el instrumento donde conste la habilitación (escritura pública o resolución del juez) debe inscribirse en el Registro de Estado Civil y Capacidad de las Personas.

Revocabilidad.- A diferencia de la emancipación por matrimonio, la emancipación por habilitación de edades revocable judicialmente, cuando los actos del menor demuestren su inconveniencia (un mal uso de la emancipación). La revocación puede ser pedida al Juez por los padres, el tutor o el Ministerio Público. (conf. arto 131). La

19

revocación tendrá efectos desde que la sentencia que la declare sea inscripta en el

Registro.

Las limitaciones de la emancipación dativa son las mismas de la emancipación por

matrimonio (Art. 134 y 135).

EMANCIPACION COMERCIAL: (autorización para ejercer el comercio). Consiste en

habilitar al menor -a partir de los 18 años- para ejercer el comercio.

El C. Civil se refiere a ella (art. 131) Y remite a las disposiciones del Código de

Comercio, el cual regula la habilitación comercial en los Art. 10 a 12.

Art. 10 (C. Com.): “Toda persona mayor de 18 años puede ejercer el comercio con tal

que acredite estar emancipado o autorizado legalmente”.

La autorización para ejercer el comercio, puede ser expresa o tácita:

>    Expresa: cuando existe la autorización expresa de los padres o del juez. Debe
inscribirse en el Registro Público de Comercio. Está establecida en el art. II
del C. de Comercio.

>    tácita: se produce cuando el hijo mayor de 18 años, sea asociado al comercio
del padre. Está contemplada en el arto 12 del C. de Comercio.

La autorización para ejercer el comercio podrá ser revocada por resolución judicial, sea a pedido de los padres, del tutor o del Ministerio Público, según el caso (conf. arto 12 C. Com.). Para oponerse a terceros, la revocación debe publicarse inscribirse en el Registro Público de Comercio.

Por último, destaquemos que esta autorización dada a partir de los 18 años a un menor se refiere exclusivamente a la actividad comercial, pues para los actos de la vida civil el menor continúa siendo incapaz, salvo que también se le haya otorgado la emancipación civil.

DEMENTES

Concepto.- Para conceptuar a los dementes, el Código adopta un criterio biológico -jurídico, ya que para ser declarado demente, la persona debe reunir dos condiciones:

a)       que sea enfermo mental (condición biológica);

b)    que esa enfermedad no lo haga apto para dirigir su persona o administrar sus bienes (condición jurídica). Estos requisitos se refieren a la persona del demente.

En cuanto a la ‘declaración de demencia’ en sí, se requiere:

1)       debe ser solicitada por parte interesada (art. 142y 144)

2)    previo a la declaración debe haber examen de facultativos (art. 142)

3)    la demencia debe ser verificada y declarada por juez competente (art. 140).

20

¿Quiénes pueden pedir la declaración de demencia? (art. 144)

1)       El esposo o esposa no separados personalmente ni divorciados vincularmente. -(Se suprime este derecho cuando están separados o divorciados, porque uno de los cónyuges podría pedir la declaración con el solo fin de perjudicar al otro).

2)    Los parientes del demente.- La ley no distingue, por lo tanto podrán pedir la declaración los consanguíneos (parientes de sangre) y los afines (parientes del esposo; Ej.: cuñado).

3)    El Ministerio de Menores.- (Es parte en todo juicio relativo a los incapaces, teniendo además la facultad de pedir la declaración de demencia, sea porque ha tenido conocimiento de ella por sus propios medios, o porque la misma fue denunciada ante él por cualquier persona que no tuviere derecho a solicitarla directamente ante el Juez).

4)    El respectivo cónsul, si el demente fuese extranjero.

5)    cualquier persona del pueblo, cuando el demente sea furioso o incomode a sus vecinos.

Esta enumeración en principio es taxativa, o sea que no podrá pedir la declaración ninguna persona que no esté enumerada. (Ej: no podrán solicitarla los socios, acreedores, novios, parientes muy lejanos, amigos, empleados, mandatarios, etc.). Sin embargo, se tendría que admitir el pedido de declaración hecho por el propio demente al cuenta quizás en un intervalo lúcido, de su estado de enfermedad mental.

No se puede pedir la declaración de demencia:

1)       al menor de 14 años (conf. arto 145): porque por el arto 54 este menor ya es incapaz absoluto y tiene representante legal; por lo tanto, la declaración judicial de demencia, le crearía una doble incapacidad, sin ningún fin práctico.

2)    A los que ya se les pidió la declaración de demencia, y el juez los declaró sanos (art. 146): sólo podrá solicitarse nuevamente la declaración probando hechos que evidencien la demencia, y que sean posteriores al anterior pronunciamiento judicial.

Requisitos formales del pedido. Las personas autorizadas por el CC., para solicitar la interdicción deben cumplir los requisitos del Cód. Procesal:

La solicitud se presenta al juez competente (el del domicilio o el de la residencia del presunto demente) exponiendo los hechos y acompañando 2 certificados médicos sobre el estado mental y la peligrosidad del presunto incapaz (art. 624 C.Proc.). Si no es posible acompañar los certificados, el juez ordenará que 2 médicos forenses lo examinen y se expidan en 48 horas, pudiendo ordenar -al solo efecto de este examen la internación del presunto demente (art. 625 C.Proc.).

El juicio de insania.

Presentado el pedido con todos sus requisitos, previa vista al Asesor de Menores e Incapaces, el Juez deberá:

1)       nombrar curadores provisionales;

2)    ordenar la realización de un examen médico;

21

3)    0fijar un plazo (no mayor de 30 días), dentro del cual se deben producir las pruebas;

4)    verificar la demencia y dictar sentencia.

Nombramiento de curadores.- Iniciado el proceso (art. 147 C. Civil y arto 626 inc. Cod. Proc.) el juez deberá nombrar obligatoriamente un “curador ad-litem” para que defienda y represente al incapaz en el juicio. Su función es provisional, porque dura hasta que se dicte la sentencia definitiva. El curador ad-litem, debe ser un abogado de la matrícula. El “curador ad-litem” es parte en el juicio de insania Aparte del curador ‘ad-litem’, cuya designación es forzosa, el Juez podrá c nombrar un “curador a los bienes” para que conserve y administre los bienes del presunto demente. La designación de este curador no es forzosa, pues sólo se producirá cuando la demencia sea notoria; y cuando el Insano tenga bienes que sean necesarios de administrar. Su función se limita al patrimonio.

Actos del insano.-Producida la declaración de demencia la persona pasa a ser incapaz absoluto de hecho (art. 54), por lo tanto, los actos posteriores a la declaración son NULOS (art. 472) y de nulidad relativa y los actos anteriores a la declaración de demencia, el individuo era capaz y por lo tanto, sus actos son válidos, pero se podrá pedir la nulidad (anulables) si la demencia era notoria en la época que los realizó (art. 473).

Actos Ilícitos: La regla es que sus actos ilícitos NO le son imputables, salvo que haya actuado en un ‘intervalo de lucidez’.

¿Por qué? Porque para que un acto sea imputable a una persona, es necesario que el acto sea voluntario, es decir: que la persona haya actuado con discernimiento, intención y libertad. Faltando alguno de estos requisitos -por Ej., el discernimiento- el acto será involuntario, y por tanto, no será imputable a la persona. El demente carece de discernimiento y por tanto, sus actos ilícitos no le son imputables. salvo que haya actuado en un ‘intervalo de lucidez’, en cuyo caso, si será responsable. (intervalo de lucidez es el período de tiempo durante el cual la enfermedad mental desaparece, produciéndose el retorno del discernimiento). Pese a que el demente no es responsable, el arto 907 -por razones de equidad- autoriza al Juez, teniendo el cuenta el patrimonio del autor del hecho y de la víctima, a disponer algún tipo de resarcimiento.

Cesación de la incapacidad. Rehabilitación- (Art. l50 CC. y 635C. Proc.).-En el caso de que el demente se curase totalmente de su enfermedad, se deberá promover un proceso de rehabilitación y comprobada la cura total, el juez dictará, la sentencia rehabilitándolo y cesando la incapacidad. La sentencia debe ser, inscripta en los Registros correspondientes.

El trámite de la rehabilitación es muy similar al juicio de insania: lo pueden pedir: las personas del arto 144 (salvo inc. 5), es ante el mismo juez que declaró la interdicción, interviene el Asesor de menores, y se realiza un examen por 3 médicos psiquiatras o

22

legistas para que informen si se ha curado. Si la cura es, parcial, no se hace lugar a la rehabilitación. Si la cura es total, el Juez lo rehabilita y cesa la incapacidad.

Sordomudos que no saben darse a entender por escrito.

Los sordomudos que no saben darse a entender por escrito son incapaces de hecho

absoluto (art. 54 inc. 4 y 153). Sus actos son nulos (y de nulidad relativa) Están

representados por un curador.

¿Qué es un sordomudo? Es una persona privada de la facultad de oír y de la facultad

de hablar. Por lo general, el origen de la sordomudez es la sordera: son mudos, porque

son sordos.

¿Todo sordomudo es incapaz? No. El solo hecho de ser sordomudo no hace incapaz a la

persona, sino que se requiere indispensablemente, que no pueda darse a entender por

escrito. ¿Por qué? Porque esto implica que no puede manifestar sus ideas y pone en

evidencia su incapacidad para ejercer por sí mismo sus derechos. El sordomudo es

capaz si puede darse a entender por escrito.

Declaración de incapacidad.- Para que el sordomudo sea considerado inca- paz, es

necesario que exista una declaración judicial de incapacidad por sordomudez, con un

examen médico previo.

Trámite: es el mismo que para la declaración de demencia (conf. arto 637, C.Pr.):

pueden pedir la declaración las mismas personas; no se le puede pedir al menor de 14

años; se le nombra curador que lo represente, etc.), pero La diferencia fundamental

está en el examen médico:

-los médicos verificarán si es sordomudo y si puede darse a entender por escrito, pero

también deben examinar si padece una enfermedad mental que le impida dirigir su

persona o administrar sus bienes y en tal caso se seguirá el trámite de incapacidad por

demencia (conf.art.155C.C).

La ley trata de evitar que la sordomudez oculte un estado de demencia. Esto es muy

importante porque si  bien la incapacidad por sordo mudez es similar a la de los

dementes, existen diferencias:

>     el sordomudo puede contraer matrimonio (si puede manifestar su voluntad en forma inequívoca; ver arto 166 inc. CC);

>     el sordomudo es siempre responsable por sus actos ilícitos;

>     el demente puede requerir internación, el sordomudo no.

Cesación de  la  incapacidad. Rehabilitación.- El trámite es el mismo que para los dementes. Art. 158 CC: “Cesará la incapacidad de los sordomudos, del mismo modo que la de los dementes” (conc. arto 637, del C.Pr.).

23

LOS INHABILITADO S (art. 152 bis CC.)

Nuestro Cód. Civil omitió legislar sobre los semialienados (ebrios, toxicó- manos, disminuidos mentalmente que no son dementes) y sobre los pródigos. La ley 177ll, salvó la omisión mediante el arto 152 bis, que contempla los siguientes casos de inhabilitación:

A.   los ebrios habituales y los toxicómanos;

B.   los disminuidos en sus facultades, que no lleguen a ser dementes;

C.   los pródigos.

A) SEMIALIENADOS: son aquellas personas que se encuentran en una situación
intermedia: ser sanos y ser dementes. No son dementes, pero tampoco son normales.
La inhabilitación de estas personas tiene como fin protegerlos a ellos.

>     Ebrios habituales y toxicómanos: a veces, sus vicios los llevan a la locura, pero en otros casos, sin llegar a ello, sufren tremendos trastornos de conducta que los hacen realizar actos perjudiciales para su persona o patrimonio. Entonces se los inhabilita (art. 152 bis inc.

>     Disminuídos en sus facultades. Que no lleguen a ser dementes: personas que, sin ser dementes, tienen disminuidas sus facultades mentales Ej.: caso de los que sufren manías parciales, o de los seniles (los que a causa de su vejez, sufren alteraciones psíquicas). Si a criterio del juez pueden dañarse en su persona o patrimonio, se los inhabilita (art. 152 bis, inc. 2). Los semialienados pueden ser internados cuando pudieran dañar su salud o a la de terceros, afectar la tranquilidad pública, o necesiten asistencia adecuada (conf. art. 482).

B) Los PRÓDIGOS. El pródigo es la persona que, imprudentemente, dilapida, gasta
alocadamente sus bienes, exponiéndose él y su familia, a la pérdida del patrimonio y en
consecuencia, a la miseria. La inhabilitación del pródigo, tiene como fin la protección
de la familia del mismo.

Sólo procederá la inhabilitación del pródigo si la persona imputada tuviere cónyuge, ascendientes o descendientes y hubiere dilapidado una parte importante de su patrimonio. La acción para obtener esta inhabilitación sólo corresponderá al cónyuge, ascendientes y descendientes (conf. arto 152 bis, inc. 3).

La inhabilitación. Trámite. Efectos.

La inhabilitación debe ser declarada judicialmente. Declarada la misma, al individuo se le nombra un curador y queda en un estado de capacidad limitada: NO  PUEDE   DISPONER  DE  SUS   BIENES  POR  ACTOS  ENTRE  VIVOS.  sin   la conformidad del curador.

24

Patrimonio

Concepto: El patrimonio es el conjunto de bienes de una persona (Art.2312 y nota). En el concepto de bienes quedan comprendidas:

>     Los derechos

>     Las cosas


> Susceptibles de tener un valor económico

En esta categoría encontramos  a  los  derechos  patrimoniales  como los  reales,

personales e intelectuales. Los derechos personalísimos y los de familia quedan

excluidos del concepto porque no son susceptibles de apreciación económica.

El patrimonio esta compuesto por un activo y un pasivo.

El activo está formado por todos los bienes de una persona, es decir por los derechos

y las cosas que posea y que siempre sean susceptibles de tener un valor económico. El

pasivo está formado por las deudas y las obligaciones que haya contraído esa persona.

La naturaleza del patrimonio: El código siguió la opinión de Aubry y Rau que consideran al patrimonio como un atributo de la personalidad y una universalidad jurídica.

>   Doctrina Clásica: Aubry y Rau, toman la relación que existe entre el
patrimonio y la persona, afirmando que:

  1. Todas  las personas necesariamente   tienen   un   patrimonio aunque actualmente no posean ningún bien (carácter necesario).
  2. Todas  las  personas,  tienen  un  patrimonio,  pero   no   más   de   uno (carácter único), pero esto tiene lugar a crítica.

>   Doctrina alemana: Esta doctrina critica la clásica porque existen personas
que no poseen ningún bien (Ej.: sacerdotes con votos de pobreza) y también
existen casos en que una persona tenía más de un patrimonio (Ej.: caso de
beneficio de inventario; caso de separación de patrimonio; etc.). Para esta
doctrina el patrimonio es un conjunto de bienes, afectado a un fin
determinado
, es decir que deja de lado la relación patrimonio – bien. Sostiene
que aparte del patrimonio general (formado por todos los bienes de la persona
y destinado a cualquier fin) existen patrimonios especiales (constituido por
una parte de los bienes de la persona y destinados a lograr un fin
determinado).

Caracteres: El código presenta 4 caracteres del patrimonio.

1.   Es una universalidad jurídica: Universalidad porque todos los bienes que lo constituyen  (derechos,  cosas y  obligaciones)  forman  una  masa  abstracta,

25

diferente – independiente de los componentes. Se pierden y se ganan derechos, etc. pero el patrimonio siempre es el mismo. Además esta universalidad es jurídica porque es la ley la que le da el carácter de universalidad.

  1. Es necesario: Toda persona debe tener uno necesariamente.
  2. Es inalienable: Porque la unidad abstracta como tal está fuera del comercio.
  3. Es único: Las personas pueden tener un solo patrimonio general.

El patrimonio como garantía común de los acreedores: El patrimonio del deudor es la garantía común de los acreedores. Es decir que todos los bienes del patrimonio del deudor responden por las deudas que él tenga. Si él no cumple los acreedores pueden ejecutar sus bienes y cobrarse del producido de éstos.

Fundamentos del principio: Nuestro código no consagra expresamente el principio comentado, pero de diversos artículos esto surge que se lo ha aceptado tácitamente, como lo son el 505, cuando el acreedor puede obtener del deudor indemnizaciones y el 961 cuando al acreedor se le permite la revocación de los actos que se cometieron en su perjuicio.

Alcances del principio: esto de que el patrimonio es la prenda o la garantía común de los acreedores no es absoluto porque existen dos grandes excepciones:

1.- Los acreedores no son todos iguales y hay algunos de ellos que tienen derecho a ser pagados antes que otros, o también existen otros que pueden separar bienes para satisfacer los créditos

2.- Hay bienes que no son afectados por el principio porque ellos no se encuentran afectados al pago de ninguna deuda.

Acreedores: Estos pueden ser:

1.- Privilegiados: son aquellos que tienen privilegio, dado por la ley, de ser pagados con

preferencia.

2.- con derecho real o garantía (prenda o hipoteca): tienen afectada una cosa,

mueble = prenda, inmueble = hipoteca, al cumplimiento de su crédito

3.- quirográficos o comunes: son los que carecen de toda preferencia y por lo tanto

cobran después que se hayan cobrado los acreedores con derecho real de garantía.

Sino alcanza cobran a Prorrata de sus créditos.

Bienes excluidos: son los que se consideran indispensables para la subsistencia del

deudor o de su familia.

1.- créditos por alimentos 374 CC

2.- lecho cotidiano del deudor y de su familia; ropas, muebles de uso indispensable,

instrumentos de trabajo, etc.

26

3.-bienes con beneficio de competencia

4.- los sepulcros, salvo que la deuda sea por el precio de venta, construcción o

suministro de materiales

5.- los inmuebles inscriptos como bienes de familia 14.394

6.- La indemnización por accidentes de trabajo

7.- Los sueldos y salarios nunca en su proporción 100

8.- la indemnización por despido u otras causales de trabajo.

9.- Las pensiones.

Medidas cautelares: son aquellas que ordena el juez a pedido de parte a fin de

asegurar el patrimonio del deudor para que el acreedor se cobre, ya que durante el

proceso existen peligros de que el deudor disminuya su patrimonio a fin de disminuirlo.

1.- Embargo preventivo:

2.- secuestro:

3.-intervención judicial: desganar una persona para que controle la vida económica,

administrador, veedor, recaudador, etc.

4.- inhibición Gral. de bienes: impide al deudor grabar o vender bienes registrables.

5.- anotación de litis: solo avisa de que hay litigio de modo que los 3ros no puedan

desconocer luego del hecho los derechos del vencedor del pleito

6.- prohibición de innovar: el juez prohíbe modificar la situación de hecho o de

derecho que existe en un determinado momento, Ej. Inmueble desocupado.

7.- prohibición de contratar: contratar ciertos bienes

8.- Medidas cautelares genéricas: restitución inmediata del bien, etc.

Acciones para proteger patrimonio: la ley para que el patrimonio sea la garantía

común de los acreedores concede al acreedor diversas acciones:

1.- Acción subrogatoria: 1196: permite al acreedor ejercer los derechos del deudor

cuando éste teniendo créditos contra personas no los cobra. Lo que el acreedor logre

cobrar ingresará al patrimonio del deudor, lo cual indirectamente beneficiará a todos

los acreedores:

2.- Acción de simulación: 955.- Si el acreedor pone sus bienes fuera del alcance de

sus acreedores por medio de un acto simulado la ley concede a los acreedores

perjudicados esta acción para que se declare inexistente el acto simulado y el bien

continúe en el patrimonio del deudor.

3.-Acción revocatoria o pauliana: si un deudor insolvente enajena uno de sus bienes

para sacarlos de su patrimonio y burla a sus acreedores la ley concede a estos la

acción a fin de revocar dichos actos perjudiciales o en fraude de sus derechos.

Ejecución individual y colectiva: el acreedor puede recurrir a los medios legales 505, para ejecutar el patrimonio del deudor y cobrarse:

27

1.- Ejecución individual: se embargan los bienes, se venden en subasta pública y el acreedor cobra del producto de la venta. El acreedor actúa solo y por su propio interés.

2.- Ejecución colectiva: cuando un deudor entra en cesación de pagos (impotencia para cumplir sus obligaciones) la ley regula un procedimiento llamado “régimen concursal” en el cual el deudor insolvente puede proponer un acuerdo preventivo. Si en cambio presenta quiebra porque no lo presento o fue rechazado por los acreedores, se lo desapodera de sus bienes, se enajenan los mismos y cobran primero los privilegiados y luego los prorratas.

28

HECHOS Y ACTOS JURIDICOS

Hecho: esta expresión sirve para designar cualquier acontecimiento que ocurra en el

mundo, sea producido por el hombre o no (Ej.: un terremoto, una inundación, la muerte

natural. etc.)

Algunos hechos no influyen para nada en el campo jurídico (Ej.: un estornudo, un

trueno) y se les denomina simples hechos.

Otros, por el contrario, producen efectos o consecuencias jurídicas (Ej.: la muerte de

una persona) y se los llama hechos jurídicos.

>    Hecho jurídico : acontecimiento susceptible de producir alguna adquisición,
modificación, transferencia o extinción de los derechos u obligaciones (Art.
896).

CLASIFICACION  DE LOS  HECHOS JURIDICOS Hechos  naturales y  hechos humanos: involuntario/voluntario; lícito/ilícito.

>     Hechos naturales: aquéllos que se producen por causas extrañas al hombre. Estos hechos, ocurridos sin la intervención del hombre, pueden dar lugar a efectos jurídicos. Ej.: la muerte de una persona, produce la apertura de sucesión; un terremoto, puede destruir una casa, y hacer nacer el derecho a cobrar un seguro; el nacimiento de una persona, da lugar, en cabeza del padre, al derecho de patria potestad, que es a la vez su deber.

>     Hechos humanos: son aquéllos realizados por el hombre. Ej.: edificar, comprar, sembrar, cultivar, etc. Los hechos humanos, Conf., Art. 897, pueden ser voluntarios o involuntarios.

♦     Involuntarios: cuando el hombre los realiza sin voluntad, es decir, sin discernimiento, sin intención o sin libertad. (Ej.: me empujan y al caer causo daños). Los hechos involuntarios no producen, por sí, obligación alguna para su autor.

♦     Voluntarios: cuando es ejecutado con discernimiento, intención y libertad (Conf. Art. 897,2da parte). Los hechos humanos voluntarios, pueden ser lícitos o ilícitos (Conf. Art. 898);

♦     Lícitos: son los hechos voluntarios no prohibidos por la ley. Cuando el hecho voluntario lícito, tenga como fin inmediato producir efectos jurídicos (o sea, la adquisición, modificación o extinción de derechos), se denomina “acto jurídico” (Ej.: contratos, testamentos, etc.). Cuando no tenga por fin inmediato producir efectos jurídicos, se denominarán simplemente ACTOS LICITOS. (Ej. la nota al art. 899 cita el cultivo de un campo, ya que si bien es simplemente un hecho lícito, puede dar lugar

29

a consecuencias jurídicas, como ser: si el campo cultivado hubiese sido ajeno, se le podrá exigir a su propietario, la restitución de los gastos de cultivo). ♦ Ilícitos: son aquellos cuya realización, positiva o negativa, está prohibida por la ley o por disposiciones municipales o policiales, y a raíz de los cuales se produce un daño. Los actos ilícitos pueden ser delitos o cuasidelitos.

  1. Delitos: son los actos ilícitos realizados con la intención de dañar (dolo).
  2. Cuasidelitos: cuando el autor no actuó con intención de dañar, pero el daño se ha producido porque ha actuado con imprudencia o negligencia (culpa).

Diferencias entre hecho jurídico y acto jurídico: Los hechos jurídicos producen efectos jurídicos; pueden ser ejecutados por el hombre o no; si fuesen ejecutados por el hombre, pueden ser voluntarios o no; y si fuesen voluntarios, pueden ser lícitos o ilícitos.

El acto jurídico es siempre un hecho humano, voluntario y lícito, y su característica principal es que tiene como fin inmediato producir efectos jurídicos (conf. arto 944). Todo ‘acto jurídico’ queda comprendido dentro del género de ‘hechos jurídicos’. Diferencias entre un acto lícito y un acto jurídico.- Ambos son hechos jurídicos, humanos, voluntarios y lícitos; y además ambos producen efectos jurídicos. La ‘ diferencia está dada en que:

>     los actos jurídicos (Ej.: comprar, donar, testar; etc) tienen como fin inmediato el reducir efectos jurídicos.

>     los simples actos lícitos (Ej.: sembrar, construir, etc) si bien pueden producir efectos jurídicos, no tienen como fin inmediato producirlos.

Para que un acto sea considerado voluntario debe reunir condiciones internas (discernimiento, intención y libertad) y condiciones externas (forma de manifestar la voluntad).

CONDICIONES INTERNAS.- Los hechos son voluntarios, si son ejecutados con DISCERNIMIENTO, INTENCION Y LIBERTAD’ (conf. arto 897).

>    Discernimiento: es la facultad que permite a la persona, apreciar y saber lo que
está haciendo, de modo tal que le sea posible comprender el significado y
alcance de sus actos. Las causas que afectan el discernimiento de una persona,’
son:

1. la edad (los menores sólo tienen discernimiento después de los 10 años para actos ilícitos, y de los 14 años para actos lícitos, conf. arto 921. Esta presunción no admite prueba en contra).

30

  1. la demencia (los actos de los dementes se consideran realizados sin discernimiento, salvo que hayan actuado en un intervalo de lucidez, conf. Art. 921.
  2. la privación accidental de la razón (caso de personas que por ‘causas pasajeras’ se hallan privadas temporalmente de discernimiento, como ser: los que a raíz de un golpe pierden el uso de la razón; o los ebrios, o los que están bajo estado hipnótico, etc).

>    Intención: consiste en el propósito de realizar el acto. Afectan la intención el
error, la ignorancia y el dolo.

  1. error: consiste en tener una falsa noción sobre un determinado punto. La persona cree que sabe algo, pero en realidad, sabe equivocado.
  2. ignorancia: es la ausencia completa de conocimiento. La persona no está errada o equivocada, sino que, directamente, no sabe, ignora todo lo relacionado con un determinado punto.
  3. dolo: existe dolo, cuando una persona, por medio de cualquier astucia, artificio o maquinación, induce a otra persona a la realización o ejecución de algún acto. Ej.: hay dolo si yo, para poder vender mi casa, oculto al comprador que los cimientos están en mal estado, y aparte, le digo que bajo el suelo de la propiedad, hay oro.

>    Libertad: consiste en la posibilidad del individuo, de decidir o elegir por sí
mismo la realización de sus actos. La libertad se ve afectada por la fuerza y la
intimidación (violencia moral).

CONDICIONES   EXTERNAS.   Para   que   un   acto   sea considerado   voluntario   es necesario que la voluntad sea manifestada por hechos exteriores que demuestren su existencia. El arto 913. Dice: Ningún hecho tendrá el carácter de voluntario, sin un hecho exterior por el cual la voluntad se manifieste Manifestación de voluntad.- Ella puede ser, conf. Art. 915:

1)  formal o no formal.

>     formal: la eficacia del acto depende de qué se observen las formalidades que indica la ley (conf. arto 9 I 6).

>     No formal: la ley no exige ninguna formalidad; el acto será válido cualquiera sea la forma de manifestación de voluntad que las partes hayan elegido.

2) expresa o tácita.

>     Expresa: cuando la voluntad se manifiesta verbalmente o por escrito o por otros signos inequívocos (conf. arto 927). (Signo inequívoco. Ej.: decir que sí con la cabeza).

>     Tácita: cuando resulta de actos por los cuales se puede conocer con certidumbre la existencia de la voluntad (art. 918). Ej.: el que va a un ‘auto­servicio’, toma las mercaderías y luego abona en la caja, manifiesta tácitamente su voluntad de comprar; el que sube al colectivo y, sin emitir

31

palabra  paga  su  boleto,  manifiesta  su  voluntad  de  celebrar  contrato  de

transporte, etc. 3) presumida por la ley: cuando la voluntad resulta de la presunción de la ley, los casos en que ella expresamente lo dispone (conf. arto 920).

Eje: -si una persona realizó un trabajo relativo a su profesión, y no se fijó el precio del mismo, por el arto 1627 se presume que las partes se ajustaron al precio de costumbre.

> si un pagaré se encuentra en poder del deudor, conf. arto 878, se presume que

el acreedor se lo entregó voluntariamente, salvo prueba en contra.

EL SILENCIO. Si ante un determinado acto o ante una pregunta, una persona en vez de contestar permanece en silencio, ¿ese silencio constituye una manifestación tácita de voluntad?

El arto 919 dice que: el silencio no puede ser considerado como manifestación tácita de voluntad, salvo que se trate de alguno de los casos que enumera el mismo art.919:

1)   que haya obligación de explicarse establecida por la ley (Ej.: una persona es llamada por el Juez a reconocer su firma puesta en un documento privado; su silencio equivale al reconocimiento tácito de la firma).

2)  que haya obligación de explicarse por las relaciones de familia (Ej.: el marido tiene un año desde la inscripción de un nacimiento para impugnar la paternidad del hijo; si en ese lapso guardó silencio la ley presume que es hijo suyo y la acción caduca, conf. arto 259).

3)  que haya obligación de explicarse a raíz de que el silencio actual está accionado con declaraciones precedentes (Ej.: en un caso de prestaciones periódicas un comerciante, cada dos meses, recibe envíos de arroz a 10$ la bolsa; posteriormente, el vendedor le dice que la bolsa subió a 12$, y que en caso de que no quieran seguir recibiendo arroz, que se lo haga saber. Si ante el envío, el comerciante lo recibe y guarda silencio, dicha actitud se interpreta como una manifestación tácita de aceptación, pues si no hubiese querido aceptar, debió hacerlo saber el vendedor).

IMPUTACION DE LAS CONSECUENCIAS DE LOS HECHOS

EN LOS HECHOS VOLUNTARIOS. Al producirse un hecho, generalmente se desencadenan una serie de consecuencias; las que pueden clasificarse en:

1)       consecuencias inmediatas;

2)    consecuencias mediatas;

3)    consecuencias casuales;;

4)    consecuencias remotas.

1) Consecuencias inmediatas: son las que se producen según el curso natural y ordinario de las cosas (art. 901); ósea: las que generalmente se producen cuando ocurre el hecho (Ej.: si le doy a tomar veneno a alguien,

32

la consecuencia inmediata será su muerte; si vendo animales muy enfermos, la consecuencia inmediata será que ellos mueran, etc).

2)    Consecuencias mediatas: son las que resultan de la conexión de un hecho con un acontecimiento distinto (art. 901 20 parte); o sea: el hecho originario se relaciona con otro hecho (Ej.: Ej.: si vendo animales muy enfermos y el comprador los pone con otros de su propiedad, las consecuencias inmediatas serán la muerte de los animales que vendí; y las consecuencias mediatas, serán el contagio y muerte de los demás animales).

3)    Consecuencias casuales: son las consecuencias mediatas que no pueden preverse (art. 901, parte final). Ej.: vendo animales enfermos, éstos contagian a los demás, todos los animales mueren, el comprador cae en insolvencia; la insolvencia sería una consecuencia casual.

4)    Consecuencias remotas: son aquéllas que no tienen con el hecho originario ningún nexo de causalidad: o sea aquellas consecuencias muy lejanas (Ejs: si el comprador de los animales, al caer en insolvencia se suicida; el suicidio sería la consecuencia remota. Otro caso: yo golpeo a una persona, es llevada al hospital, y allí le roban su reloj; el robo del reloj es una consecuencia remota.

Imputación   de   las   consecuencias:   Las   consecuencias   inmediatas   siempre   son

imputables al autor del acto voluntario (art.903). Las consecuencias mediatas son

imputables al autor del hecho, en los casos en que haya obrado con culpa o con dolo el

arto 904, dice: Las consecuencias   mediatas son también imputables al autor del

hecho, cuando las hubiere previsto [dolo], y cuando empleando la debida atención y

conocimiento del la cosa, haya podido preverlas [culpa].

Las consecuencias casuales no son imputables, al que el autor las hubiese tenido en

mira al ejecutar el hecho (art.905); o sea, salvo que hubiese actuado con dolo, en cuyo

caso se le imputan.

Las consecuencias remotas no son imputables. Art.906:”En ningún caso son imputables

las consecuencias remotas, que no tienen con el hecho ilícito nexo adecuado de

causalidad”.

¿Qué tenemos que probar para imputarle a alguien las consecuencias de un acto

voluntario?

Si lo queremos responsabilizar por las consecuencias inmediatas de un hecho, nos

bastará probar que él realizó el hecho. Si lo queremos responsabilizar por las

consecuencias mediatas, debemos probar que actuó con culpa o dolo. Si pretendemos

demos responsabilizarlo por las consecuencias casuales, debemos probar que actuó con

dolo.

33

EN LOS HECHOS INVOLUNTARIOS. Los hechos ejecutados sin discernimiento, intención y libertad son involuntarios y no producen por sí obligación alguna (conf. al arto 900). El principio general que acabamos de ver, tiene excepciones:

a)  Caso de enriquecimiento sin causa

b)  Caso de equidad (art. 907, seg. parte): los jueces podrán disponer un resarcimiento a favor de la víctima del daño, fundados en razones de equidad, teniendo en cuenta la importancia del patrimonio del autor del hecho y la situación personal de la víctima.

c)  Responsabilidad de padres, tutores y curadores.-

ACTOS ILICITOS

Los actos ilícitos son hechos humanos voluntarios, prohibidos por las leyes, que causan

daño a otro, Imputables al autor del hecho en razón de su dolo o culpa.

El hecho ilícito se denomina ‘Delito‘ cuando su autor actuó con dolo; y ‘Cuasidelito

cuando actuó con culpa (imprudencia o negligencia).

ELEMENTOS.- En todo hecho ilícito, deben darse los siguientes elementos:

1)    debe haber VIOLACION DE LA LEY.- Para que un hecho pueda ser considerado ilícito, debe estar prohibido por las leyes ordinarias, municipales o reglamentos y ser violatorio de ellas (art. 1066). El hecho violatorio de la ley puede consistir en una acción o en una omisión (conf. arto 1073).

2)  producir DAÑO A TERCEROS.- La existencia de daños a terceros, es un elemento esencial de los hechos ilícitos, pues si un hecho no ocasiona daño, no es hecho ilícito (art. 1067). Hay daño cuando se causa a otra persona un perjuicio material o moral. La reparación del daño comprende no sólo el perjuicio efectivamente sufrido (daño emergente), sino también la ganancia de que fue privado el damnificado por el acto ilícito (lucro cesante) y en algunos casos, el daño moral (perjuicio que no influye directamente sobre el patrimonio del individuo, sino que influye subjetiva o espiritualmente en él, produciendo, de tal modo, aflicciones, angustias, dolores físicos, etc). El arto 1078 dice: “La obligación de resarcir el daño causado por actos ilícitos comprende, además de la indemnización de pérdidas e intereses, la reparación del agravio moral ocasionado a la víctima…”. El daño también puede ser clasificado en:

a)  daño actual (son los perjuicios presentes, los que ya ha sufrido la víctima);

b)  daño futuro (perjuicios que aún no ha sufrido el damnificado, pero se tiene la absoluta certeza de que habrán de producirse);

c)  daño eventual (similar al daño futuro, pero con la diferencia de que el daño puede ocurrir o no, de manera que no se sabe a ciencia cierta si el mismo habrá de producirse o no).

3)  debe haber DOLO o CULPA.- Para que el acto sea reputado ilícito, es necesario
que el autor del hecho haya obrado con dolo o con culpa.
Hay DOLO, cuando el autor ejecuta el hecho con intención de dañar,
Hay CULPA, cuando el autor no tiene intenci
ón de dañar, pero el daño se produce
porque él ha actuado con negligencia, impericia o imprudencia (art.119)

34

Acepciones del vocablo “Dolo”,- Jurídicamente, la expresión ‘dolo’ tiene 3 acepciones distintas:

1)    como requisito o elemento de los hechos ilícitos.- En este sentido’ consiste en la intención de dañar (Art., 1072).

2)  como causa de incumplimiento de las obligaciones.- En este sentido consiste en un incumplimiento voluntario de la obligación, por parte del deudor (Art., 506).

3)  como vicio de la voluntad,- En este sentido consiste en “toda aserción “, de lo que es falso o disimulación de lo verdadero, cualquier artificio, ~ astucia o maquinación que se emplee con ese fin “(art. 931). O sea, hay dolo cuando alguien emplea maniobras engañosas, trampas, etc, para, inducir o decidir a otro a la realización de un acto. -

4)  debe haber RELACION CAUSAL entre el hecho ilícito y el daño.-Para que; exista hecho ilícito y la consiguiente reparación del daño producido, es necesario que entre el hecho y el daño exista un vínculo o nexo causal; en otras palabras: J es necesario que el daño sea consecuencia del hecho ilícito. ; Efectos de los hechos ilícitos en materia de responsabilidad.-La ejecución de un hecho ilícito hace responsable a su autor de la reparación de los daños causados; surge de este modo, la obligación de indemnizar. Acerca de los Delitos, dice el arto 1077: “Todo delito hace nacer la obligación de reparar el perjuicio que por él resultara a otra persona”, Acerca de los Cuasidelitos, dice el arto 1109: “Todo el que ejecuta un hecho: que por su culpa o negligencia ocasiona un daño a otro, está obligado a la; reparación del perjuicio. Esta obligación es regida por las mismas disposiciones relativas a los delitos del derecho civil”. . La sanción que se imponen en uno u otro caso, son diferentes. En el delito l civil, la sanción es la indemnización, y el fin de ella es reparar los daños ocasionados. En el delito penal, la pena generalmente consiste en la privación de la libertad del autor del delito (Ej.: prisión o reclusión) y su fin es el castigo del delincuente.

Acto Jurídico

Art. 944. Son actos jurídicos los actos voluntarios lícitos, que tengan por fin inmediato, establecer entre las personas relaciones jurídicas, crear, modificar, transferir, conservar o aniquilar derechos.

Caracteres.-

Los actos jurídicos son hechos humanos, voluntarios y lícitos, pero su característica fundamental es tener como FIN INMEDIATO la producción de efectos jurídicos (crear, modificar, transferir, conservar o aniquilar derechos). Este fin inmediato permite distinguirlos de los simples actos lícitos (Ej.: sembrar, construir, etc.) que si bien pueden producir efectos jurídicos, no tienen como fin inmediato producirlos.

Elementos esenciales.-

Son los indispensables para que el acto jurídico exista:

35

A)   los sujetos;

B)   el objeto del acto;

C)     la forma;

D)   la causa (en doctrina, existen profundas divergencias con respecto a considerarla o no como elemento esencial de los actos jurídicos).

A)  LOS SUJETOS.- Son las personas ‘otorgantes‘ del acto, o sea, aquellas de las cuales emana el acto. El sujeto debe ser capaz de hecho (Ej.: mayor de 21 años, no demente, etc.) y además debe tener capacidad específica para realizar ese acto. Ej. Para una compraventa, se requiere que la persona tenga 21 años, y además, que la ley, por motivo especial, no le haya prohibido celebrar esa compraventa.

B)  EL OBJETO DEL ACTO.- El objeto es el hecho o la cosa sobre la cual recae el acto jurídico. Los requisitos del objeto están establecidos en el arto 953: Art. 953.- “El objeto de los actos jurídicos deben ser cosas que estén en el comercio, o que por un motivo especial no se hubiese prohibido que sean objeto de algún acto jurídico, o hechos que no sean imposibles, ilícitos, contrarios a las buenas costumbres o prohibidos por las leyes, o que se opongan a la libertad de las acciones o de la conciencia, o que perjudiquen los derechos de un tercero. Los actos jurídicos que no sean conformes a esta disposición, son nulos si no tuviesen objeto”.

Análisis del arto 953:

Requisitos que deben reunir las COSAS:

-que estén en el comercio (conf. arto 2336, cosas cuya enajenación no fuese expresamente prohibida, o no dependiese de autorización pública); -que no se hubiese prohibido que sean objeto de algún acto jurídico (Ej.: las cosas no fungibles, no pueden ser objeto del contrato de mutuo; una cosa mueble, no puede ser objeto de hipoteca; un inmueble, no puede ser objeto de prenda).

Requisitos Que deben reunir los HECHOS:

-que no sean imposibles (imposible materialmente, Ej.: pintar un cuadro con el corazón;

imposible jurídicamente prendar un inmueble);

-que no sean ilícitos o prohibidos por las leyes (Ej.: sería el caso de constituir una

sociedad para ejercer el contrabando);

-que no sean contrarios a las buenas costumbres (Ej.: sería el caso de ofrecer dinero a

una persona para que golpee a los padres);

-que no se opongan a la libertad de acción o de conciencia (Ej.: obligar a alguien

a profesar o no determinada religión, o a casarse o no, o a vivir permanente- mente en

un lugar determinado [ver art. 531]);

-que no perjudiquen los derechos de un tercero (Ej.: enajenar todos los bienes en

fraude de los acreedores).

Si el objeto no reúne los requisitos que indica la ley la sanción es la nulidad (art.

953 in fine).

C) LAFORMA DE LACTO.- La forma es el medio por el cual la persona manifiesta
exteriormente su voluntad. Art. 913: “Ningún hecho tendrá el carácter de voluntario,
sin un hecho exterior por el cual la voluntad se manifieste”.

36

Algunos actos son formales, porque la ley establece que se deben llevar acabo

observando determinadas formalidades (art. 916); otros son no formales, porque la ley

no les impone ninguna formalidad y deja la forma librada a la elección de las partes

(ver nota al arto 916).

D) LACAUSA (causa-fin).

La palabra ‘causa’, puede entenderse bajo dos acepciones diferentes:

a) Causa- fuente: es el origen o fuente de un acto jurídico o de una obligación. b)

Causa fin: es el propósito o finalidad perseguida por las partes al llevar cabo el acto.

El problema de la causa gira alrededor de la ‘causa-fin’, dando lugar a profundos

debates doctrinarios respecto a si ella debe considerase o no elemento esencial de los

actos jurídicos. Las discrepancias subsisten actualmente.

Los que niegan que la causa final sea un elemento de los actos jurídicos, consideran

que ella se confunde con el objeto del acto o con el consentimiento. Para este sector

los elementos del acto jurídico son sólo: sujeto, objeto y forma. Los que aceptan que la

causa-fin es un elemento de los actos jurídicos, distinguen fundamentalmente el

‘objeto’ de la ‘causa’ (objeto: materia sobre la cual verse el acto o sea, los hechos o

cosas; causa: finalidad tenida en mira por las partes al ejecutar el acto).

Veamos cómo se origina y evoluciona el problema de la causa.

1) Teoría clásica o causalista.- Desarrollada por Domat, sostenía que la causa fin era la
razón abstracta perseguida por los contratantes. Esa causa fin era siempre la misma
en los contratos iguales. Así, en los contratos sinalagmáticos la causa fin de una de las
partes es la contraprestación de la otra.

Ejs.- En las compraventas, la causa fin del vendedores recibir el precio y la causa fin del comprador es recibir la propiedad de la cosa. En los contratos unilaterales, tal como la donación, la causa final es la intención de beneficiar (animus donandi).

2) Tesis anticausalista.- Expuesta por Ernst, sostiene que la posición causalista es falsa y superflua, porque la noción de causa fin se confunde con el objeto en los contratos sinalagmáticos y en los contratos gratuitos se confunde con el consentimiento.

3) Neocausalismo.- Trata de marcar las diferencias entre la causa-fin y el objeto. Y así, sostiene que mientras la causa fin indica: el por qué debo, el objeto indica: el qué se debe También distinguen la causa-fin de los “móviles”, y a tal fin diferencian:

*  Causa fin inmediata.- Es la finalidad abstracta que han tendido las partes al contratar y que en los contratos iguales es siempre la misma. Ejemplo: en las compraventas, para el vendedor es recibir el precio y para el comprador es recibir la cosa en propiedad. Esta causa fin inmediata es la que interesa al derecho y es elemento del acto jurídico o la obligación.

*  Causa fin mediata.- Denominada también “motivos”, son los móviles o razones particulares que ha tenido cada parte para obligarse. Ej.: en una compraventa, el motivo o fin mediato del vendedor puede ser el destino que dará al dinero que reciba, como ser: viajar por el mundo, comprar una estancia, hacerse una cirugía, etc.

37

Los motivos dependen de cada persona, pueden variar y permanecen ocultos en el fuero interno de cada contratante y por lo tanto, son irrelevantes para el Derecho. La validez del acto no se afecta por el hecho de que una de las partes no haya logrado su motivo o fin mediato, salvo que se haya exteriorizado y pactado expresamente en el acto celebrado.

Los arts. Del Cód. Civil sobre la causa. Distintas posiciones.-El Código se refiere a la causa en los arts. 499 a 502. Establecer a qué causa hacen referencia esas normas significa tomar partido por una de las posiciones, ya que:

a)  Para los que se enrolan en la posición causalista o neocausalista (Machado, Lafaille, Colmo, Borda, Videla Escalada, Alterini, etc.) todos esos artículos se refieren a la ‘causa fin’, salvo el arto 499 que se refiere a la causa fuente.

b)  Para los “anticausalistas” (Salvat, Galli, Risolía, Llambías. etc.) todos los artículos -del 499 al 502- se refieren a la ‘causa-fuente’.

CLASIFICACI ÓN DE LOS ACTOS JURÍDICOS

a)  unilaterales y bilaterales

b)  entre vivos y de última voluntad

c)  positivos y negativos

d)  extrapatrimoniales y patrimoniales

e)  onerosos y gratuitos

f)   de disposición y de administración

g)  formales y no formales h) principales y accesorios i) actos puros y simples y actos modales

a) Unilaterales (art.946): cuando basta para formarlos la voluntad de una sola persona
(Ej.: el testamento, la renuncia de un derecho, etc);

Bilaterales: cuando requieren el consentimiento unánime de dos o más personas (Ej.: compraventa, locación, etc).

b)  Entre vivos (art. 947): son aquéllos cuya eficacia no depende del fallecimiento de los otorgantes (Ej.: los contratos). Producen efectos desde el día en que se celebran. De última voluntad: son los que tienen eficacia después del fallecimiento de la persona de la cual emanan (Ej.: testamento). Producen sus efectos después de la muerte del otorgante.

c)  Positivos (art. 945): son aquéllos en los cuales, para crear, modificar, transferir, conservar o aniquilar derechos, es necesaria la realización de un acto (Ej.: pagar una suma de dinero, firmar un contrato, etc).

Negativos: cuando para que los efectos se produzcan es necesario una omisión. (Ej.: el cumplimiento de una obligación de no hacer, ya que para cumplir es necesario omitir la realización de algún hecho).

38

d)  Extrapatrimoniales: los que no tienen contenido económico (ejs: en general, los actos relacionados al derecho de familia, como contraer matrimonio, divorciarse, ejercer la patria potestad, adoptar, reconocer hijos, etc.). Patrimoniales: los que tienen contenido económico (ejs: comprar, vender, alquiler, donar, etc.), y se subclasifican en: onerosos y gratuitos; de disposición y de administración.

e)  Onerosos: cuando ambas partes se benefician, pues hay prestaciones recíprocas (Ejs: compraventa, permuta, locación, etc).

Gratuitos: sólo una de las partes se beneficia, pues la otra debe una prestación sin recibir nada a cambio (Ejs: la donación, el legado, el comodato, etc).

f)  de disposición: son los que modifican sustancialmente el patrimonio, pues implican
salida de bienes del mismo (Ejs: venta. donación. etc).

De administración: los que tienden a la explotación de los bienes del patrimonio. Pero conservando la integridad del mismo. (Ejs.: la locación o arrendamiento).

g) Formales: cuando la ley les exige una determinada forma como requisito de ” validez
del acto (solemnes) o como requisito ad probationem (no solemnes); No formales:
cuando la ley no les impone ninguna formalidad y deja la forma librada a la elección de
las partes (art. 974).

h) Principales: son aquéllos que tienen existencia y validez propia sin depender para ello de otros actos. (Ejs: contratos de locación. de compraventa. etc). Accesorios: son aquellos cuya existencia y validez dependen de la existencia y validez de otros actos. A los cuales acompañan. (Ejs: pacto comisorio. Pacto de reventa y de retroventa. Hipoteca. Prenda. Etc).

i) Actos puros y simples: cuando la ejecución del acto no está sujeta a ninguna modalidad.

Actos modales: la ejecución del acto está sujeta a alguna modalidad como ser la condición el plazo o el cargo.

TIPOS DE MODALIDADES.

Las modalidades son cláusulas accesorias que acompañan al acto jurídico y que alteran o modifican sus efectos. Los tipos de modalidades son: la condición el plazo y el cargo. CONDICION.- Es una cláusula por la cual se subordina la adquisición o la pérdida de un derecho a la producción de un hecho futuro e incierto (art. 528). El hecho es futuro en el tiempo e incierto en el sentido de que puede o no suceder. Ejemplo: te regalaré mi auto cuando te recibas de abogado.

Por extensión también se suele llamar ‘condición’ al hecho o acontecimiento (Ej.: recibirse de abogado) del cual depende la adquisición o pérdida del derecho. Las condiciones pueden clasificarse según distintos criterios:

-Condición suspensiva: cuando el nacimiento o la adquisición de un derecho depende de que la condición se produzca. Ej.: te regalaré mi auto cuanto te recibas de abogado. La adquisición del derecho está en suspenso.

39

.Condición resolutoria: cuando la extinción o pérdida de un derecho depende de que la

condición se produzca. Ejemplo: te doy mi auto pero me lo devuelves si la nafta baja un

50%. El derecho existe pero se pierde si se da el hecho.

En la condición suspensiva los efectos se producen a partir de que la condición se

cumple. En la condición resolutoria los efectos se producen desde el comienzo del

acto, pero cesan al cumplirse la condición.

.Positivas y negativas: en las primeras el hecho condicionante es la realización de un

hecho (Ej.: un accidente); en las negativas, en cambio, consiste en una omisión o en la

falta de realización de un acontecimiento (Ej.: no visitar a un enfermo; no morir).

.Posibles e imposibles: según sea posible o imposible el hecho condicionante. La

imposibilidad puede ser física (Ej.: tocar el cielo con las manos) o jurídica (Ej.: venta

de una cosa fuera del comercio).

El arto 530 establece que: “La condición de una cosa imposible, contraria a las buenas

costumbres, o prohibida por las leyes, deja sin efecto la obligación”.

.Lícitas e ilícitas: la condición será reputada ilícita cuando el hecho a que se subordina

el nacimiento de una obligación sea prohibido por la ley (art. 530). Si la condición es

ilícita la obligación es nula. (Ej.: te daré 1000$ si cometes delitos).

Si la condición es resolutoria no vemos impedimento para que el hecho condicionante

sea un ilícito. Ej.: te daré 1000$, mientras no cometas delitos. En este caso, el hecho

condicionan te sería cometer un delito, en cuyo caso el derecho se pierde.

-Ilegítimas: son las enumeradas en el arto 531. En estos casos, si bien el hecho

condicionante es lícito, la ley las prohíbe por razones de orden social, dado que

restringen de alguna forma la libertad de las personas (Ejs: casarse con determinada

persona; cambiar o no cambiar de religión; etc).

-Casuales, potestativas y mixtas.- Casuales: cuando el hecho condicionante no

depende de la voluntad del obligado. (Ej.: te daré 1000$ si llueve). Potestativas:

cuando el hecho previsto depende de la voluntad del obligado (Ej.: te daré mi auto si

quiero). Mixtas: dependen en parte de la voluntad del obligado y en parte de hechos

extraños. (Ej.: te daré mi auto cuando tenga un nieto). Se debe tener en cuenta que

las condiciones casuales y mixtas son válidas, en cambio, las puramente potestativas

no lo son (conf. arto 542).

PLAZO (o ‘término’). -Es la cláusula por la cual se subordina la adquisición o la

pérdida de un derecho a la producción de un hecho futuro y cierto. (Ejs: pagaré 1000$

dentro de 90 días; pagaré 1000$ el 5 de julio; pagaré 1000$ a la muerte de Pedro).

En la práctica, se habla de ‘plazo’ para referirse al período que se debe esperar para

que nazca o se extinga el derecho (Ej.: 10 días, un mes, etc); y de ‘término’ para

referirse al momento en que finaliza el plazo (Ej.: el5 de julio).

El plazo puede clasificarse en:

-Suspensivo (plazo inicial).- Posterga hasta su vencimiento el nacimiento de

j: un derecho (Ej.: te cobraré 1000$ el 5 de julio) o Resolutorio (plazo final),- A su

vencimiento se extingue el derecho (Ej.: te cobraré 100$ diarios hasta el5 de; julio).

40

-Cierto: se sabe cuando vencerá (Ej.: 5 de julio) o Incierto: se sabe que ocurrirá, 1

pero no se sabe exactamente cuando (Ej.: cuando muera Pedro).

-Esencial: cuando el tiempo en que debe ser cumplida la obligación fue determinante

para que se contrajera la misma; o Accidental: cuando no ha sido determinante para

que se contrajera la obligación.

-Expreso: está expresamente convenido en la obligación; o Tácito: no está

expresamente convenido, pero resulta de la naturaleza y circunstancias de la

obligación (conf. arto 509, seg. párrafo).

-Legal: lo fija la ley (Ej.: art. 465); Judicial: lo fija el juez (Ej.: an. 561); o

Convencional: lo fijan las partes.

¿A quién favorece el plazo? El principio general (conf. arto 570) es que se presume a

favor de ambas partes, salvo que por el objeto de la obligación o por otras

circunstancias, surja que está establecido a favor del acreedor o del deudor, (Ejs.:

casos de los arts. 570, 2182, etc.).

¿Desde cuándo produce efectos? La regla general en el plazo, es que sus efectos se

producen a partir de su vencimiento (‘ex nunc’), pero por excepción no es necesario

esperar el cumplimiento del plazo para cobrar al deudor en el supuesto de que éste

sea insolvente o concursado (ver arts. 572 y 753).

¿Cómo se computa el plazo? conf. ans. 23 a 29 del C.Civil.

CARGO (‘carga’ o ‘modo’).- Es una obligación accesoria y de carácter excepcional que

se impone al adquirente de un derecho.

Ejs: Vendo un caballo de raza, y le impongo al comprador el cargo de que me lo preste

una vez por mes/Dejo toda mi fortuna a alguien, pero le impongo el cargo de construir

una capilla con mi nombre/En un legado se impone al legatario el cargo de alimentar a

los parientes del testador, etc.

Forma de los actos jurídicos:

Concepto.-Para la realización del acto jurídico, se requiere no sólo la voluntad interna

del sujeto, sino también que dicha voluntad se manifieste exteriormente por algún

medio. La forma es la manera o medio por el cual el sujeto manifiesta exteriormente

su voluntad.

Es un elemento esencial del acto jurídico, pues todo acto exige alguna forma que lo de

a conocer. Ihering, para remarcar la necesidad de la forma en el acto jurídico, decía:

‘la forma es a un acto jurídico, como el cuño es a una moneda’,

Según las formalidades que la ley establezca para el acto jurídico, podemos clasificar

a éstos en:

No formales: cuando la ley no les impone ninguna formalidad especial y deja

la forma librada a la elección de las partes (art. 974).

Formales: cuando la ley exige determinadas formalidades para su realización.

Tratándose de actos formales, la forma puede ser definida como: el conjunto de

solemnidades que prescribe la ley, y que deben realizarse al tiempo de la formación

del acto jurídico, tales como: que se haga por escrito, en presencia de ” testigos, que

sea hecho ante escribano u oficial público, etc (conf. arto 973).

41

Los actos formales se subclasifican en:

1)    Solemnes: cuando la ley exige formalidades determinadas como requisito de validez (ad solemnitatem), pues si el acto carece de la forma exigida, será nulo.’ Ej.: la donación de un inmueble o la donación de rentas periódicas o vitalicias deben ser hechas por escritura pública, bajo pena de nulidad.

2)  No solemnes: es estos casos, la ley exige formalidades determinadas, pero no como requisito de validez, sino como requisito ‘ad probationem’ o sea, al solo efecto de la prueba. Si se omite la formalidad exigida, el acto igual será válido, pero su existencia deberá ser probada por otros medios de prueba. Ej.: los contratos de más de 10,000 pesos deben hacerse por escrito (art. 1193).

Esta distinción es de gran importancia práctica. Veamos un ejemplo: tanto para donar como para comprar un inmueble, la ley exige que el acto se lleve acabo por escritura pública. Si fuesen realizados por un instrumento privado, el efecto jurídico sería diferente: el acto de compraventa, será válido, y las partes podrán exigir que se realice la escritura pública (conf. arto 1185); el acto de la donación, por el contrarío, será nulo y no producirá ningún efecto legal (conf. arto l8l0) ¿Por qué esta diferencia? Porque en la donación, la forma es exigida ‘ad solemnitatem’, en la compraventa, en cambio, lo es ‘ad probationem’.

CLASIFICACIÓN DE LOS INSTRUMENTOS.

Si bien en algunos casos los actos jurídicos se pueden celebrar verbalmente (Ej.: la

locación, puede ser celebrado verbalmente o por escrito), en la mayoría de los casos

se utiliza la forma escrita (instrumental), pudiéndose distinguir al respecto el

instrumento público del instrumento privado (art. 978).

INSTRUMENTO PÚBLICO

1. Instrumento público es el otorgado con las formalidades que la ley establece en

presencia de un oficial público a quien la ley confiere facultades para autorizarlo.

La característica fundamental de los instrumentos públicos es que ellos se celebran

‘en presencia de un oficial público’. La intervención del oficial público otorga al acto

seriedad y seguridad pública y da fe acerca del contenido del instrumento.

Requisitos de validez.

1) que se celebre ante oficial público.- Este requisito fundamental surge tácitamente

del art. 979, pues en todos los casos que enumera interviene el oficial o funcionario

público.

2 )que el oficial público sea capaz para otorgarlo.- No se trata de la capacidad de

hecho ni de derecho, sino de que esté facultado para otorgar instrumentos públicos,

que haya sido puesto en posesión del cargo, que no esté impedido de intervenir en ese

acto; etc.

3)  que el oficial público sea competente, en razón de la materia y del territorio (en
razón de la materia, Ej.: un secretario de juzgado puede hacer un acta judicial, pero
no podría otorgar una donación; en razón del territorio, Ej.: si se lo autorizó para

42

otorgar instrumentos públicos sólo en la Capital Federal, no podrá hacerlo en otro

lugar).

4)que se observen las formalidades establecidas por la ley.- Las formalidades que

exige la ley son diferentes según cuál sea el instrumento público. Pero hay dos

requisitos que, por lo general, se exigen en todo instrumento público: la firma de las

partes y la concurrencia de testigos.

El instrumento público debe estar firmado por todos los interesados que aparezcan

como parte en él. Si alguno no lo firmare el acto sería de ningún valor para todos los

que lo hubiesen firmado (conf. arto 988). Si alguno de los interesados no supiese o no

pudiese firmar, se dejará constancia de ello en el instrumento, y se recurrirá a la

‘firma a ruego’, es decir, se le pedirá a otra persona que firme en nombre de él (conf.

arto 1001).

La mayoría de los instrumentos públicos, deben ser otorgados con la concurrencia de

testigos. Los testigos pueden ser: instrumentales (su presencia sirve para dar más

garantías de veracidad al acto), de conocimiento (su presencia es al solo efecto de

justificar la identidad de las partes del acto), honorarios (generalmente son

denominados así, los testigos del matrimonio).

INSTRUMENTOS PRIVADOS

Concepto.- Instrumentos privados son aquéllos que las partes otorgan sin que medie

intervención de ningún oficial público.

El principio de la libertad de formas.

Los instrumentos privados no requieren formalidades especiales, rigiendo 1 para ellos

el principio de la libertad de formas: las partes pueden otorgarlos en la forma que

juzguen más conveniente (art. 1020), aunque hay dos requisitos que no pueden faltar

en los instrumentos privados: la firma de las partes y el doble ejemplar.

1) LA FIRMA: es el nombre escrito de una manera particular.

La firma es un requisito esencial para la existencia de todo acto bajo forma t privada

(art. 1012). Los signos o iniciales de los nombres o apellidos, no pueden reemplazar a la

t firma de una persona (conf. arts. 1012 y 3692), salvo que quien los puso, los ~

reconociera voluntariamente como propios (conf. arto 10 14), o que esos signos o ~

iniciales, fuesen su manera habitual de firmar.

¿Por qué se exige la firma? Porque mediante ella se manifiesta la voluntad de celebrar

el acto, y también la conformidad con el contenido del documento.

La firma debe ser extendida al final del documento, de modo tal que no queden

espacios para agregar frases y dar lugar a un fraude.

¿La impresión digital puede reemplazar a la firma y darle validez al acto? , Puede

suceder que una persona -porque no sabe o no puede firmar- estampe su, impresión

digital en el documento. Al respecto las opiniones son contradictorias. Para algunos, si

la parte no sabe o no puede firmar, la impresión digital puede reemplazar a la firma. :

Otros sostienen que el documento con impresión digital sólo sirve como un principio de

prueba por escrito.

43

La opinión mayoritaria no acepta que la impresión digital reemplace a la firma, porque

si bien la impresión digital sirve para identificar a la persona, no sirve para demostrar

que ella conoce el contenido del documento, pues un analfabeto mal puede dar

conformidad acerca de lo que dice el documento, si él no se puede enterar porque que

no sabe leer ni escribir. También facilitaría fraudes, pues sería posible estampar la

impresión digital de un fallecido en un documento.

Como excepción, habría que admitir la validez de la impresión digital en aquellos casos

en que la parte no puede firmar por un impedimento físico, como ser, la fractura de su

mano,

En materia laboral se admite que el empleado que no sabe firmar ponga su impresión

digital en el recibo de sueldo,

La firma a ruego.- Hay firma a ruego -o documento firmado a ruego- cuando una de las

partes pide, ‘ruega’ a otra persona, que firme el documento por él, sea porque él no

sabe, o porque no puede hacerla.

Si bien la firma a ruego es válida en un instrumento público (porque en él interviene el

oficial público que garantiza el acto), en un instrumento privado es discutible su

validez.

Para algunos es válida, pues hay una autorización o mandato verbal de quien no sabe o

no puede firmar a otra persona para que lo haga por él.

Para otros, el documento privado firmado a ruego sólo sirve como principio

de prueba por escrito.

Por último, la jurisprudencia y la opinión mayoritaria no la admiten, pues la firma de las

partes es una condición esencial del documento.

2) EL DOBLE EJEMPLAR

Cuando en un acto jurídico o en un contrato hubiese partes con un interés distinto, es

decir, con intereses opuestos (Ej.: una de las partes vende, y la otra compra), A este

requisito se le llama ‘doble ejemplar’, pero ello no significa que los ejemplares sólo

pueda ser dos, pues el número puede ser mayor si las partes con intereses opuestos,

fuesen más de dos.

¿Por qué se exige el doble ejemplar? Para que ambas partes puedan probar el acto, ya

que si sólo una de ellas tuviera el documento, sólo ella lo podría probar.

El doble ejemplar sólo se exige (conf. arto 1021) para los actos que contengan (los que

desde su origen establecen obligaciones recíprocas entre las partes). Ej.;

compraventa, locación, etc. Excepción: caso del arto 1022 (si una de las partes ya

cumplió su obligación, sólo se le dará

un ejemplar a ella, para que pueda exigir el cumplimiento de lo pactado a la otra

parte). No se exige doble ejemplar en convenciones bilaterales imperfectas (Ej.:

depósito) ni unilaterales (Ej.; donación, fianza, etc).

Si falta el doble EJEMPLAR pero es válido el acto que Sé pretendía instrumentar. En

efecto, el acto subsiste, y las partes podrán exigirse.

DEFECTOS DE LOS ACTOS JURIDICOS

Concepto.-

44

U n acto jurídico, para ser válido, debe reunir todos sus elementos (sujeto, objeto,

causa, forma: y los requisitos de cada uno de estos), y además, ser producto de la

libre voluntad de las partes.

Cuando en los elementos faltan requisitos o cuando la voluntad de las partes está

viciada, hay un defecto en el acto jurídico y la consecuencia es que el acto pierde

eficacia y no produce los efectos que le son propios.

A veces, el defecto del acto se debe a que faltan requisitos en sus elementos, sea en

el sujeto (Ej.: sujeto incapaz o falto de discernimiento), en el objeto (Ej.: objeto

contrario al arto 953), en la causa (Ej.: falta de causa o causa ilícita) o en la forma

(Ej.: falta la forma legal exigida).

En otros casos, el defecto puede deberse a que está afectada la voluntad o la buena

fe de las partes. En estos supuestos, se habla de ‘vicios de la voluntad’ y de ‘vicios de

la buena fe’, respectivamente.

Los vicios de la voluntad son:

-el error o ignorancia;

-el dolo;

-la violencia.

-la lesión subjetiva (art. 954).

Los vicios de la buena fe son:

-fraude;

-simulación.

VICIOS DE LA VOLUNTAD: error, dolo, violencia.

ERROR e IGNORAN CIA. Ambos términos son empleados como sinónimos, pero

conceptual mente son diferentes:

-en el ERROR, la persona cree que sabe algo, pero en realidad sabe equivocada, o sea

que: el error consiste en tener falsas nociones sobre un punto determinado.

-en la IGNORANCIA, la persona no está equivocada ni errada, sino que, directamente

no sabe, ignora todo lo relacionado con un determinado punto, es decir, sufre una

ausencia completa de conocimiento.

A pesar de estas diferencias conceptuales, error e ignorancia jurídicamente son

equivalentes y reciben igual régimen jurídico.

El error puede ser de derecho o de hecho:

ERROR DE DERECHO.- Es el que recae sobre la legislación aplicable al acto que se

realiza- El error de derecho no sirve como excusa y en ningún caso impedirá los

efectos legales de los actos lícitos, ni excusará la responsabilidad por los actos ilícitos

(conf. arto 20 y 923).

Ej.: acepto una herencia sin beneficio de inventario, y luego pretendo rechazarla,

alegando que no sabía que el heredero también debía pagar las deudas del causante; o

secuestro a una persona, y luego pretendo excusarme diciendo que ignoraba que era

delito.

Este principio de que ‘EL ERROR DE DERECHO NO EXCUSA’, se fundamenta en que

las leyes son obligatorias y se presumen conocidas por todos (no admite prueba en

45

contrario). Si alguien actúa ignorándolas o errado con respecto a ellas, es responsable

de sus hechos y no puede excusarse basándose en el error de derecho.

Este principio brinda seguridad jurídica, pues en caso contrario, cualquier persona

podría violar la ley, y luego evitar su responsabilidad civil o penal, con solo alegar que

cometió el hecho porque ignoraba que la ley le asignaba determinados efectos, o lo

reprimía.

Por excepción, el error de derecho excusa en los casos de los arts. 784 (pago

indebido) y 3428 (posesión de herencia).

ERROR DE HECHO.- Es el que recae sobre circunstancias de hecho del acto, como

ser: sobre la persona de la otra parte del acto, sobre la naturaleza del acto, sobre un

objeto, etc. El error de hecho puede ser: ACCIDENTAL o ESENCIAL.

a) error Accidental: recae sobre elementos o cualidades accidentales, secundarias,
que carecen de importancia, y que las partes no han tenido en mira al realizar el acto.
No invalida al acto (art. 928).

Son ejemplos de error accidental: I -compro un caballo pensando que tiene gran resistencia, y resulta que su resistencia es mínima.

-errores sobre el valor de la cosa: compro una cosa como barata, cuando en verdad es cara.

-errores sobre la persona, cuando su identidad o cualidades carecen de importancia: contrato un obrero especializado en albañilería, creyendo que es Juan Pérez, pero luego resulta ser Juan García, de la misma profesión y especialización. -los errores materiales o de cálculo en el documento, fácilmente rectificables. Ej.: si se venden 3 autos, cada uno de ellos en 3000 mil pesos, y se pone como total, 9500 $ en vez de 9000 $.

b) error Esencial: recae sobre los elementos esenciales, fundamentales del acto, y en
consecuencia, causa la nulidad del acto. Son esenciales los errores:

1)   sobre la naturaleza del acto (art. 924). Ej.: un amigo me da plata en préstamo y yo creo que se trata de una donación.

2) sobre el objeto del acto (art. 927).Ej.: Juan me ofrece en locación su casa de Mendoza, y yo acepto creyendo que alquilo su casa de Bs. Aires.

3) sobre la causa l2rincil2al (motivos) del acto (art. 926). Ej.: si alquilo un negocio para poner un bar, y el dueño cree que es para poner una farmacia.

4) sobre la cualidad l2rincil2al o substancial de la cosa, y que se ha tenido en mira (art. 926). Ej.: me venden porcelana nacional, y yo creo que es de la mejor porcelana china; me venden una copia y yo creo comprar un cuadro de Picazo.

5) sobre la l2ersonacon la cual se celebra el acto (art. 925). Ej.: si contrato con un músico desconocido y creo estar contratando a Sandro; creo hacer un préstamo a Luis y se lo hago a Pedro. El error esencial puede ser excusable o inexcusable.

46

Es excusable: cuando la persona ha tenido motivos para equivocarse, o sea, “cuando ha habido razón para errar” (art. 929) y ello ocurre cuando a pesar de haber actuado con prudencia y tomando precauciones para no equivocarse la persona igual cae en el error. Es inexcusable: cuando el error se debe a la “negligencia culpable” de quien lo sufre, ya que si hubiese tomado las precauciones necesarias el error se habría evitado. Para que el error de lugar a la nulidad, debe ser esencial y además, excusable. DOLO.-El dolo como vicio de la voluntad “es toda aserción de lo que es falso o disimulación de lo verdadero, cualquier artificio, astucia o maquinación que se emplea con ese fin” (art. 931).

El dolo como vicio de la voluntad consiste siempre en un engaño para inducir o determinar a la otra parte a la realización del acto jurídico. La acción dolosa puede llevarse a cabo mediante maquinaciones, artificios, astucias, trampas, mentiras, ocultaciones, etc.; pero en forma genérica, siempre hay ‘engaño’. Especies de dolo.- El dolo puede ser: principal o incidental.

Dolo principal: es el que induce y determina que la víctima realice el acto. Este tipo de dolo hace anulable el acto; de manera que la víctima podrá demandar la nulidad del acto y la indemnización por daños y perjuicios. Los requisitos del dolo principal están enumerados en el arto 932.

Dolo incidental: a diferencia del anterior, éste no ha sido causa determinante para la realización del acto. El dolo incidental no permite a la víctima demandar la nulidad del acto, pero le permite reclamar la indemnización por daños y perjuicios. Requisitos del dolo para invalidar el acto.- Surgen del arto 932:

1)   ser GRAVE (reúne este carácter cuando las trampas, astucias, etc, empleadas, sean de tal magnitud que hubiesen podido engañar a cualquier persona normal, sagaz y prudente).

2) ser CAUSA DETERMINANTE DE LA ACCION (el dolo es causa determinante cuando de no mediar el engaño, el acto no se hubiese realizado. Es el que se denomina ‘dolo principal’).

3) haber ocasionado un DAÑO IMPORTANTE (el daño debe ser más o menos grande; si fuera de poca magnitud, o simplemente no hubiera daño, NO habrá nulidad del acto).

4) que no haya dolo recíproco (si hubiera dolo de ambas partes la ley no protege a ninguna de las dos, y por tanto no se hará lugar a la nulidad)

Efectos del dolo principal.- El dolo -si reúne los requisitos del arto 932- produce dos consecuencias:

1)   Permite a la víctima demandar la nulidad del acto.- El acto será anulable, y además, de nulidad relativa (art. 954)

2) Da derecho a reclamar la indemnización de daños y perjuicios. Efectos del dolo incidental.- En este caso, el dolo no afecta la validez del acto y la víctima no podrá pedir la nulidad del mismo, pero podrá reclamar la indemnización por daños y perjuicios sufridos por el dolo (art. 934).

47

Efectos del dolo recíproco.- Si ambas partes actuaron dolosamente (Ej.: Juan y Luis

permutan una vaca por un caballo. Juan omite dolosamente decir que la vaca tenía

peste, y Luis, que el caballo era ciego) la ley no ampara a ninguno de los dos, y ninguno

podrá demandar la nulidad de la permuta

Dolo de un tercero.- El dolo, provenga de la parte del acto, o provenga de un tercero,

da lugar a la anulación del acto, y la víctima podrá pedir la nulidad del acto y reclamar

daños y perjuicios (conf. arts. 935,941, 942 y 943).

Si la otra parte y el tercero fueron cómplices, ellos serán responsables solidariamente

de la indemnización por daños y perjuicios (conf. arto 935 y 943).

Si el dolo sólo fuese incidental, la solución será la misma; sólo que no se podrá

demandar la nulidad del acto.

VIOLENCIA (fuerza o intimidación).

La violencia es la coerción ejercida sobre una persona para obligarla a ejecutar un

acto que no quería realizar (Salvat).

La violencia puede presentarse bajo dos aspectos distintos:

-la violencia física (denominada ‘fuerza’) y

-la violencia moral (denominada ‘intimidación’).

La víctima puede ser obligada a realizar el acto que no quiere realizar, mediante

golpes, malos tratos, privación de la libertad, etc. (violencia física o fuerza), o

mediante amenazas e intimidaciones (violencia moral o intimidación).

Requisitos para que el uso de fuerza invalide el acto.- Debe tratarse de una fuerza

física irresistible (conf. arto 936), es decir, una fuerza de tal gravedad, de tal

magnitud, que la persona que la sufre no haya podido impedirla o resistirla.

Si la fuerza fue irresistible o no, 10 determinará el juez, tomando en cuenta las

condiciones físicas y espirituales de la víctima.

Requisitos para que el uso de intimidación invalide el acto.- El arto 937 dice que:

Habrá intimidación, cuando se inspire a uno de los agentes por injustas amenazas, un

temor fundado de sufrir un mal inminente grave en su persona, libertad, honra o

bienes, o de su cónyuge, descendientes o ascendientes, legítimos o ilegítimos”.

Para que la intimidación vicie la voluntad:

-la amenaza debe ser injusta o sea que, quien amenace lo haga ‘sin tener derecho a

hacerlo’. Hay amenaza injusta si digo: véndame su casa o mato ya mismo a sus hijos.

Hay amenaza justa si un abogado amenaza a la parte contraria con el embargo si no

paga sus deudas. En los casos de amenazas justas no hay vicio de la voluntad (art.

939).

-temor fundado.- El temor de la víctima de sufrir el mal amenazado, debe ser

fundado, real, y no imaginario o aparente. El hecho de que la víctima tenga miedo o no,

dependerá de sus condiciones subjetivas (su carácter, hábitos, sexo, etc). Si el temor

no fuera fundado, la intimidación no afectará la validez del acto (art. 938).

-el mal amenazado debe ser inminente ~ grave.-

48

Inminente, significa que el mal debe ser próximo, inmediato, que no de tiempo a la

víctima a poder reclamar la protección de las autoridades, significa que el mal debe

ser susceptible de causar daños de magnitud.

Si el mal no es inminente y grave no se hace lugar a la nulidad.

El mal amenazado puede recaer sobre la persona de la víctima o de sus familiares (Ej.:

amenaza de muerte, de secuestro, etc), sobre la honra (Ej.: amenaza de revelar

secretos familiares), sobre los bienes (Ej.: amenaza de incendiarle la casa, el auto,

etc).

Efectos de la violencia.- La víctima podrá:

1)   demandar la nulidad del acto (el acto es anulable y de nulidad relativa);

2) y además, reclamar los daños y perjuicios, al autor de la violencia. Violencia ejercida por un tercero- Si el que ejerce la violencia -sea fuerza o intimidación- fuese un tercero, el acto también será anulable y el tercero será responsable por daños y perjuicios. Si el tercero y la otra parte fuesen cómplices, ambos serán responsables solidariamente por la indemnización (arts. 941/943). :-. El temor reverencial.- Se llama así, al temor de desagradar a ciertas personas a quienes se debe respeto y sumisión (Ej.: el obrero con relación al dueño de una empresa). Este tipo de temor es ineficaz para pedir la nulidad del acto celebrado (art. 949).

VICIOS DE LA BUENA FE: simulación y fraude. SIMULACION. El error, el dolo y la violencia, son vicios de los actos voluntarios en general; en cambio, la SIMULACION, es un vicio exclusivo de los actos jurídicos, y su característica es la de viciar la buena fe de terceros. En términos genera- les, ‘simular’ es ocultar la verdad.

Ejemplo de simulación: El Sr. ‘A’ simula vender su casa al Sr. ‘B’, pero en realidad no la vende, sino que la está donando. En este caso, se simuló una venta para ocultar una donación. Otro caso: Luis tiene muchos acreedores, y para que éstos no le ejecuten los bienes, simula que los vende a Juan.

El Código nos da una definición general, de carácter descriptivo, acerca de la simulación, en el arto 955: La simulación tiene lugar:

1)   cuando se encubre el carácter jurídico de un acto bajo la apariencia de otro (Ej.: se encubre una donación, simulando que es una venta);

2) o cuando el acto contiene cláusulas Que no son sinceras (Ej.: cláusulas en las cuales el precio por el cual se transmite la cosa, es inferior o superior al verdadero precio de venta)

3) o fechas que no son verdaderas (Ej.: si al acto se le pone una fecha anterior o posterior a la verdadera fecha de la celebración).

4) o cuando por él se constituyen o transmiten derechos a personas intemuestas, que no son aquéllas para quienes en realidad se constituyen o transmiten (Ej.: quiero donar

49

mis bienes a Luis, pero como no quiero que” nadie se entere, simulo donarlos a Aníbal,

quien por un contradocumento; se obliga a transmitirlos a Luis).

La simulación puede ser: ABSOLUTA O RELATIVA; Y desde otro punto de vista,

LICITA O ILICITA.

Absoluta: cuando se celebra un acto que nada tiene de real (art. 956). (Ej.: tengo

muchos acreedores y simulo vender mi casa a un amig9 para que no la ejecuten).

Relativa: cuando se emplea para dar a un acto jurídico una apariencia que”‘ oculta su

verdadero carácter. (Ej.: quiero donar mi estancia a una amiga, pero para evitar una

revocación, simulo vendérsela); cuando no es reprobada por la ley, a nadie perjudica ni

tiene un fin ilícito (conf. 957).

Licita: cuando es reprobada por la ley, perjudica a terceros o tiene un fin ilícito (es

decir, cuando se hace para violar las leyes).

Cuando hay un acto jurídico simulado la ley concede la ‘acción de simulación’ a efectos

de lograr que judicialmente se declare que el acto no existió (s. absoluta) o que sólo

existió un acto oculto (s. relativa).

La acción de simulación se concede a las partes del acto simulado, y a los terceros

interesados en el acto, como los acreedores de cualquier clase, herederos, legatarios,

etc.

Cualquiera de las partes puede ejercer la acción de simulación contra la otra cuando la

simulación es LÍCITA. Pero no cuando es ilícita (perjudica a terceros o tiene como fin

violar las leyes), salvo que la acción tenga por objeto dejar sin efecto el acto y

siempre que tal circunstancia no los beneficie (art. 959). El efecto de la acción es que

el juez declarará la anulación del acto simulado.

La acción de simulación también pueden ejercerla aquéllos que no sean parte en el acto

simulado; o sea, los acreedores o cualquier tercero interesado, con tal que hayan

sufrido perjuicios a raíz del acto.

Debemos aclarar que los terceros podrán ejercer la acción, sólo en el caso de que el

acto simulado los perjudique; en otras palabras: sólo cuando la simulación sea

ILICITA.

Por el contrario, tratándose de una simulación LICITA, los terceros no podrán

intentar la acción dado que la simulación lícita, NO perjudica a terceros.

FRAUDE.

Hay fraude ‘cuando un deudor insolvente enajena o grava sus bienes, con el propósito

de sustraerlos de su patrimonio, y evitar así el pago a sus acreedores’.

Ejemplo: ‘A’ tiene muchos acreedores, y éstos, para cobrar, van a rematarle su casa;

entonces ‘A’, en fraude a sus acreedores, vende la casa para que éstos no puedan

cobrar.

La ley concede a los acreedores una solución contra el fraude; es decir, un medio para

hacer revocar (anular) los actos fraudulentos de deudor. Dicho medio o solución es la

acción revocatoria (también llamada ‘acción de fraude’ o ‘acción pauliana’) .

Moment of Time

Deja un comentario

Salvation for man is the achievement of God. It is God’s gift to man and cannot be earned by good works (Ephesians 2:8-9).

Salvation is realized when one receives Jesus Christ as his/her Lord and personal Savior (Romans 10:9-10). There is no other name that man can call upon for salvation (Acts 4:11-12).

Salvation is not an introduction to religion. It is a doorway into a relationship with God. Those who are saved are given the right to become the sons and daughters of God (John 1:14).

Salvation is a change of the very nature of man. Our sin nature is replaced by the nature of God. This was made available to man when Jesus became our substitute—He became sin so that we might be made righteous (II Corinthians 5:17-21).

Salvation gives us a clean slate in life. We no longer have to live in guilt, condemnation, or shame. We are justified in God’s sight and we have peace with Him (Romans 5:1).

Salvation of the spirit is instantaneous. Salvation of the soul (the mind, will, and emotions) is a lifelong process of hearing and doing the Word of God (James 1:21-22).

Salvation is God’s desire for every human being. God wills all men to be saved and come to the knowledge of the truth (1 Timothy 2:4).

Salvation is explained exclusively in the Bible (Ephesians 1:13). There are not many ways to God. There is only one way to the Father (John 14:5-6).

You may be ready to give your life to God. He is waiting for you with open arms. Through a simple prayer, you can become a child of God. We would be honored to pray with you now. Please pray this prayer from your heart to receive the gift of salvation.

“God, I come to you just as I am. I know that you accept me, just as I am. I believe that Jesus is raised from the dead and I confess you as my Lord. I know now that I need you and I cannot save myself. I thank you for a clean slate and for changing my nature. I believe that I am a child of God with a future and a purpose in you. Thank you for saving me today.”

Living A Life

Deja un comentario

The Bible is God’s inspired Word. It is God’s blueprint for a successful life based on common sense and personal responsibility (2 Timothy 3:16-17).

God is made up of three distinct but united persons: the Father, the Son, and the Holy Spirit who put us in company with love, grace, and intimacy with God (II Corinthians 13:14).

Jesus Christ is deity as established by three witnesses:

  • According to Isaiah, He is the ‘wonderful God’ (Isaiah 9:6).
  • According to the gospel of John He is God manifested in the flesh (John 1:1-14–“In the beginning was the Word, and the Word was with God and the Word was God…and the Word was made flesh and dwelt among us”).
  • According to words from His own mouth, He is the great ‘I Am’ of the Old Testament  (John 8:58–“…before Abraham was, I Am”).

God created man in His own image and likeness (Genesis 1:26-28).  Man experienced death and separation from God as a result of his disobedience (Romans 5:12).  Man’s relationship with God has been restored through the shed blood of Jesus Christ—the price He paid for our redemption and the remission of our sins (Ephesians 1:7).

Salvation is the free gift of God for anyone who confesses Jesus as Lord and believes in his/her heart that God raised Jesus from the dead (Romans 10:9-10). Salvation is available to us because Jesus became our substitute (Isaiah 53:3-5). He became sin so that we might be made righteous (2 Corinthians 5:21). He became a curse for us on the cross, so that we could be redeemed from poverty, sickness, and spiritual death (Galatians 3:13-14).

Salvation (the new birth) and the baptism with the Holy Spirit are separate experiences. The evidence of salvation is the manifestation of new and godly desires based on a new nature.  The evidence of the baptism with the Holy Spirit is speaking with other tongues as the Spirit gives the utterance (Acts 2:1-4).

The church is the body of Christ. Therefore the human body is a model for understanding our lives together as a church (I Corinthians 12:25).  Every member has a significant place, function, and purpose in the body according to God’s design and pleasure (I Corinthians 12:18).

Jesus will return and all people will be resurrected, judged, and assigned to their permanent residence based on their response to the gospel (Mark 16:14-16). Those who believe will be saved to live with the Lord for eternity. Those who do not believe will be damned and separated from God for eternity.

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.