ELEMENTOS DE LA RELACION JURIDICA. Enunciación.

El hombre dentro de la sociedad se relaciona con otras personas, y cuando esas relaciones tienen importancia jurídica se habla de ‘relaciones jurídicas’. En toda relación jurídica, hay tres elementos constitutivos:

1)      el sujeto;

2)    el objeto y

3)    la causa que la determina.

1.    sujeto: son las personas entre las cuales se establece la relación jurídica.
El sujeto puede ser activo o pasivo:

>     sujeto activo: es aquél que, en la relación jurídica, ejerce un derecho o una facultad. Ej.: el acreedor, el propietario, etc.

>     sujeto pasivo: es aquél que, en la relación jurídica, se encuentra obligado a dar, hacer o no hacer algo. Ej.: el deudor, pues está obligado a pagar.

  1. Objeto: es el contenido del derecho que tiene el sujeto activo. Por ejemplo, en la relación jurídica entre deudor y acreedor, el objeto sería 10 que el acreedor puede exigir al deudor.
  2. Causa: es el hecho o acto que hace nacer a la relación jurídica, o que, por el contrario, la modifica o extingue. También se la denomina ‘causa eficiente’ o ‘causa fin’ de la relación jurídica.

TEORÍA GENERAL DE LAS PERSONAS

PERSONAS. CONCEPTO.-

El Código las define así:

Art.30.- “Son personas todos los entes susceptibles de adquirir derechos o contraer obligaciones”.

Lo que caracteriza a la persona es la capacidad de poder adquirir derechos (ser sujeto activo de la relación jurídica) o de contraer obligaciones (ser sujeto pasivo).Antiguamente sólo podía ser persona el ser humano. Luego el concepto evoluciona, y se considera que también pueden ser personas otros entes, que si bien no son hombres, pueden adquirir derechos y contraer obligaciones, tales como las asociaciones, fundaciones, sociedades, etc.

1

CLASES DE PERSONAS.

El arto 31 expresa que “las personas son de una existencia ideal o de una existencia visible”.

1)       personas de existencia visible (o personas físicas): es el ser humano, el hombre (sea varón o mujer);

2)    personas de existencia ideal: son aquellos entes formados por agrupaciones de hombres, tales como las sociedades, asociaciones, fundaciones, etc., a los cuales la ley les reconoce personalidad.

A TRIBUTOS DE LAS PERSONAS.

La Ley otorga a las personas ciertas facultades o atributos jurídicos que son inseparables de ellas, y que constituyen la base y esencia de su personalidad. Estos atributos son el nombre, la capacidad, el domicilio, el patrimonio y el estado.

PERSONAS DE EXISTENCIA VISIBLE (o físicas, o naturales, o individuales)

Concepto. Art. 51. Todos los entes que presentaren signos característicos de humanidad sin distinción de cualidades o accidentes, son personas de existencia visible. Signos característicos de humanidad son los caracteres y formas del ser humano, que debe reunir toda persona de existencia visible; sin distinción de cualidades o accidentes, significa que no interesan las deformaciones -graves o no­que el ser humano pueda tener: si es un ser humano, es persona de existencia visible o física. (Las legislaciones antiguas excluían del ordenamiento jurídico, a los monstruos y a los prodigios).

PERSONAS DE EXISTENCIA IDEAL (o jurídicas, colectivas, o ficticias).

Art. 32. Todos los entes susceptibles de adquirir derechos o contraer obligaciones que no sean personas de existencia visible son personas de existencia ideal o personas jurídicas.

COMIENZO DE LA EXISTENCIA DE LAS PERSONAS DE EXISTEN CIA VISIBLE (PERSONAS FISICAS).

Algunas legislaciones extranjeras consideran que el comienzo de la existencia de las personas físicas, tiene lugar cuando se produce el nacimiento. Nuestro Código, en cambio, considera que el comienzo de la persona humana tiene lugar desde la concepción. En otras palabras: se es persona desde que se está concebido, aún cuando todavía no se haya nacido. Art. 70.

2

PERSONA POR NACER: son los seres que aún no han nacido, pero que ya están

concebidos. A ellos se refiere el arto 63: Son personas por nacer las que no habiendo

nacido están concebidas en el seno materno.

Los avances de la ciencia han traído problemas que Vélez no pudo imaginar, tal el caso

de la ‘fecundación in Vitro’: se toma un óvulo de la mujer y se lo fecunda en una

probeta. ¿Ese ser fecundado en una probeta fuera del seno materno es o no una

persona por nacer?

Condición jurídica de las personas por nacer.- Las personas por nacer son ‘personas’ y

pueden adquirir derechos, pero dicha personalidad está sujeta a una condición: que

nazcan con vida. Si mueren antes de estar completamente separadas del seno

materno, se considerará como si no hubieran existido (art. 74).

Si se nace con vida, aunque fuera por instantes después de estar separado de su

madre, el nacido adquiere irrevocablemente los derechos (conf. arto 70).

Si nace sin vida, es decir, si muere antes de estar completamente separado del seno

materno, se considera como si la persona no hubiese existido (conf. arto 74) y. por lo

tanto pierde los derechos que había adquirido bajo condición.

Derechos que pueden adquirir.- Las personas por nacer pueden adquirir algunos

derechos; pero es lógico que, para ello, debe existir alguien que las represente

legalmente (art. 64).

Con respecto a los derechos que pueden adquirir, el CC dice: “por donación o

herencia”; pero la doctrina considera que éstos no son los únicos medios para adquirir

bienes o derechos. Así, por Ej., pueden adquirir bienes por medio de legados,

alimentos, cargos impuestos a terceros, indemnizaciones raíz de daños contra ellos o

sus parientes, acciones de estado, seguros, etc.

Lo que hayan adquirido lo conservarán si nacen vivos; en caso contrario, lo pierde pues

se considera que la persona por nacer nunca ha existido (Art. 70 y 74).

CONCEPCION y EMBARAZO

La concepción es el hecho de la formación de un nuevo ser. La época o momento en que

se produce la concepción, es de gran importancia práctica, pues de él dependen el

estado de familia del concebido y la suerte de determinados derechos. A raíz de esto,

el CC. ha fijado una época dentro de la cual se considera que se produjo la concepción:

Art. 76.-La época de la concepción de los que naciesen vivos, queda fijada en todo el

espacio de tiempo comprendido entre el maximum y el minimum de la duración del

embarazo.

Art. 77.-El máximo tiempo de embarazo se presume que es de trescientos días y el

mínimo de ciento ochenta días; excluyendo el día de nacimiento. Esta presunción

admite prueba en contrario.

El Código fija una época de la concepción, en base a que no hay embarazo que dure más

de 300 días (10 meses), ni menos de 180 días (6 meses). Por tanto, entre el máximo y

el mínimo nos queda un período de 120 días, en el cual se presume que ha ocurrido la

concepción.

3

Se presume entonces que la concepción ocurrió dentro de los primeros 120 días de los 300 anteriores al parto. ¿Esta presunción admite prueba en contrario? Si (art. 77 in fine, ref. por Ley 23.264), pues hay embarazos de menos de 1 80 días o de más de 300 días.

El período de la concepción es importante para determinar el estado de familia del nacido, porque permite saber: si un hijo es extramatrimonial (si la época de la concepción es anterior al día en que se celebró el matrimonio, el hijo es extramatrimonial); si un hijo pertenece al primero o al segundo matrimonio, en el caso de que una viuda contraiga nuevo matrimonio antes de los 300 días de la muerte de su primer marido.

También es importante por los efectos que produce sobre los derechos adquiridos. Ej: si se le hizo una donación antes de la época de la concepción, la persona por nacer no habrá podido adquirir ningún derecho. Lo mismo ocurriría si, siendo destinatario de una sucesión, ésta se abrió antes de la época de la concepción.

Acreditación del embarazo.- Dice el Art. 65: Se tendrá por reconocido el embarazo de la madre, por la simple declaración de e la o del marido, o de otras partes interesadas. Son ‘Partes interesadas’ para este fin (conf arto 66): Los parientes en general del no nacido, y todos aquellos a quienes los bienes hubieren de pertenecer si no sucediere el parto, o si el hijo no naciera vivo, o si antes del nacimiento se verificare que el hijo no fuera concebido en tiempo propio; Los acreedores de la herencia; El Ministerio de Menores. La doctrina entiende que esta enumeración es taxativa.

Posibles fraudes.-A.  ocultación o supresión de parto: consiste en ocultar o dar muerte al recién nacido. (Ej.: muere el marido y quedan como herederos la madre y el hijo por nacer; la madre, para heredar sola, oculta o mata al hijo cuando nace).

B.   suposición de parto: consiste en simular un parto que, en realidad, no ha tenido
lugar. (Ej.: muere el marido y la mujer debe heredar junto con los padres de él.
Si hay hijos, la mujer hereda con ellos y no con los padres del muerto, los
cuales quedan así desplazados. Por lo tanto la mujer simula tener un parto, y
hace pasar un hijo ajeno, por hijo suyo).

C.   sustitución de parto: consiste en sustituir el propio hijo muerto, por otro
recién nacido ajeno. Caso similar al anterior, la diferencia está en que, en el
anterior, se fingió el embarazo y el parto; en cambio, en este caso, el embarazo
y el parto existieron, pero el hijo nació muerto.

Medidas de seguridad.- En el D. Romano, para evitar los fraudes antes comentados, se tomaban medidas de seguridad: la mujer era revisada periódicamente, vigilada y encerrada; en el momento del parto, debía haber pocos acompañantes, y, si eran

4

mujeres, se las revisaba para saber si estaban embarazadas; además, la habitación debía estar bien iluminada, porque con luz era más difícil realizar fraudes). El Dcho. moderno consideró que, medidas de esta clase humillan a la mujer, afectan su honor y su dignidad; y siguiendo esta posición, nuestro CC dispuso que:

>     el embarazo se tiene por reconocido por la simple denuncia de la mujer, del marido o de otras personas interesadas (conf. arto 65);

>     los pleitos con respecto a la existencia o no del embarazo, deben ser postergados, aun en el caso de que se tema que pueda haber suposición de parto (conf. arto 67): salvo…

>     tampoco podrán realizarse pruebas ni reconocimientos sobre la mujer, para determinar si está embarazada o no, pues (conf. arto 78) “No tendrá lugar jamás el reconocimiento judicial del embarazo. ni otras diligencias como depósito)’ guarda de la mujer embarazada. ni el reconocimiento del parto en el acto o después de tener lugar…”

El art. 78 prohíbe las medidas judiciales tendientes a verificar el embarazo o el parto, pero el arto 67 dice: “Salvo…el derecho que les compete (a las partes interesadas) para pedir las medidas judiciales que sean necesarias.

¿Qué medidas son éstas? Aquéllas tendientes a evitar policialmente la comisión de delitos, tal el caso de vigilancia policial en el lugar donde se lleva a cabo el parto para evitar la supresión o suposición del mismo.

EL NACIMIENTO.

El acto de nacer, consiste en que el niño sea separado completamente de la madre. Ya hemos hablado de la importancia del nacimiento -con vida o sin ella- para la adquisición o pérdida de los derechos. Si se nacía con vida, aunque fuera por instantes después de estar separado de su madre, el nacido adquiría irrevocablemente los derechos (conf. arto 70). Por el contrario, si nacía sin vida, es decir, si moría antes de estar completamente separado del seno materno, se consideraba como si la persona no hubiese existido (conf. arto 74) y, por 10 tanto, perdía los derechos que había adquirido bajo condición.

Nacimiento con vida. Consiste en que al ser separado de la madre el niño comience a vivir por sí mismo. Al respecto el CC establece las siguientes reglas:

A.   es necesario que el hijo esté completamente separado de la madre, y que nazca
con vida, aunque sea sólo por unos instantes, después de la separación.

B.   no hay diferencias entre el nacimiento que se produce con intervención
quirúrgica y el nacimiento espontáneo (art. 71).

C. Prueba del nacimiento: se admite todo tipo de prueba, incluso la de testigos.
Se reputa como cierto el nacimiento con vida, cuando las personas que
asistieren al parto hubiesen oído la respiración o la voz de los nacidos, o
hubiesen observado otros signos de vida (art. 73). Actualmente, la ciencia

5

médica tiene pruebas más concretas, para saber si hubo nacimiento con vida o sin vida. Ej.: es de fundamental importancia, determinar si la criatura ha respirado o no; lo cual se prueba de la siguiente manera: se realiza la autopsia de la criatura, y se coloca el tejido pulmonar, en un recipiente con agua: si dicho tejido flota, es porque respiró, y por lo tanto, nació con vida; si, por el contrario no flota, significa que no hubo vida, pues no 11egó a respirar. D. En caso de duda si hubiese o no nacido con vida, se presume que nació vivo, incumbiendo la prueba al que alegare lo contrario (art. 75). Es una presunción ‘juris tantum’ (es decir, admite prueba en contrario).

CUESTION DE LA VIABILIDAD.

Algunas legislaciones exigen, para conceder el carácter de persona al recién nacido, la

‘viabilidad’: aptitud física para prolongar su vida; o sea, para sobrevivir luego del

nacimiento (Así: CC. francés, italiano, uruguayo, etc.).

Otras legislaciones, no piden la viabilidad propiamente dicha, pero exigen que, por lo

menos, haya vivido durante 24 h. (CC. español, boliviano, peruano, etc.)

Las legislaciones modernas no exigen la viabilidad.

El Código Civil Argentino no exige viabilidad. Art. 72. “Tampoco importará que los

nacidos con vida tengan imposibilidad de prolongarla, o que mueran después de nacer,

por un vicio orgánico interno, o por nacer antes de tiempo”.

Vélez da los fundamentos de esta posición, en su nota al arto 72.

NACIMIENTO PLURAL.- El CC. contempla el caso de que nazcan varios hijos

(mellizos o gemelos) en un solo parto.

Art. 88. Si nace más de un hijo vivo en un solo parto, los nacidos son considerados de

igual edad” con iguales derechos para los casos de institución o sustitución a los hijos

mayores.

Esta disposición da solución equitativa al caso de que alguien haya dejado como

heredero o legatario ‘al hijo mayor’ de un pariente o amigo: ambos son de igual edad y

comparten la herencia o legado.

También planteó problemas el Servicio Militar Obligatorio, cuya ley establecía que de

dos hermanos de la misma clase, se eximía del servicio militar el mayor de ellos.

Aplicando el arto 88 del C. Civil, como los dos son de la misma edad, tendrían que

hacerla ambos, o ninguno de ellos. Sin embargo la Jurisprudencia, decidió que podía

eximirse del servicio militar, aquél de los mellizos que el padre considerara mayor. En

la actualidad, el problema ha desaparecido ya que el servicio militar no es obligatorio,

sino voluntario.

6

ATRIBUTOS DE LAS PERSONAS.

La Ley otorga a las personas ciertos atributos jurídicos que son inseparables de ellas, y que constituyen la base y esencia de su personalidad. Estos atributos son:

>     EL NOMBRE

>     LA CAPACIDAD

>     EL DOMICILIO

>     EL PATRIMONIO

>     EL ESTADO (atributo privativo de las personas físicas)

Caracteres. Los atributos de la persona son:

1)   necesarios: ninguna persona puede prescindir de ellos;

2)   inseparable: no se pueden separar de la persona;

3)    inalienables: no pueden ser enajenados;

4)    imprescriptibles: no son susceptibles de prescripción;

5)    únicos: sólo se puede tener uno de cada clase.

EL NOMBRE.

Concepto: el nombre, es la denominación que corresponde a cada persona y que sirve para individualizarla dentro de la sociedad. Elementos.- El nombre tiene dos elementos:

a.    el nombre: propiamente dicho: también denominado ‘nombre de pila’.

b.    el apellido: también denominado ‘nombre de familia’.

Regulación. El Código Civil no traía reglas sobre el nombre, por lo tanto, fue la costumbre la que estableció reglas sobre él. En 1969 la Ley 18.248 (Ley del Nombre) reguló todo lo relativo al nombre y apellido y es la que rige actualmente con algunas modificaciones introducidas por las leyes de adopción, de patria potestad y de matrimonio.

Caracteres:

1)       Es obligatorio (todo individuo necesariamente debe llevar un nombre).

2)    Es único (porque sólo se puede tener un nombre y apellido).

3)    Es inalienable (está fuera del comercio).

4)    Es imprescriptible (no se adquiere ni se pierde por transcurso del tiempo).

5)    Es inembargable (dado que no es susceptible de embargo, por estar fuera del comercio.

6)    Es inmutable (pues s610 se puede cambiar cuando existan ciertas causas graves).

7

Naturaleza Jurídica. Se han dado distintas teorías acerca de la naturaleza jurídica del nombre:

a)    para algunos es un derecho de propiedad de quien lo lleva;

b)    para otros es un derecho de la personalidad;

c)    para otros es una institución de policía civil cuya función es individualizar a la persona y bajo este punto de vista, el nombre, más que un derecho, es una obligación. .

d)    es una institución mixta (derecho y deber): por un lado el individuo tiene el derecho a usar un nombre y defenderlo, y por otro lado tiene el deber de tenerlo para ser individual izado dentro de la sociedad.

La Ley Nro 18.248 sostiene esta posición en el arto 1: “Toda persona natural tiene el derecho y el deber de usar el nombre y apellido que le corresponde de acuerdo con las disposiciones de la presente ley”.

Evolución histórica del nombre.- En la antigüedad, cada persona llevaba un solo nombre; Ej.: Abraham, Salomón, etc. Al aumentar las poblaciones estos nombres resultaron insuficientes y producían confusiones. Debido a ello, se comenzó a agregar una cualidad al nombre; Ej.: Tarquino el Antiguo, Alejandro el Magno, etc. En Roma, el nombre estaba formado por distintos elementos:

1)   el ‘proenomen‘, o nombre individual; Ej.: Pluvius.

2)  el ‘nomen‘, o nombre de familia; Ej.: Cornelius.

3)  el ‘cognomen’, que indicaba la rama de la familia; Ej.: Escipión.

4)  el ‘agnomen’, especie de sobrenombre, dado en virtud de alguna característica o cualidad; Ej.: el Africanus.

De esta forma quedaba integrado el nombre de un romano. En el ejemplo dado, el nombre completo era: Pluvius Cornelius Escipión ‘el Africanus’. Los romanos llevaron este sistema a las Galias y a España; pero, producida la invasión de los bárbaros, se volvió a utilizar simplemente el nombre individual, pero agregándole alguna cualidad de la persona (Ej.: Fernando ‘el Católico’, Juan ‘sin Tierra’, etc.), o algo referente a su oficio (Ej.: Juan Armero, Pablo Alcalde, etc.), o al lugar donde vivía o había nacido (Ej.: Pedro de Córdoba, Juan de Toledo, etc.). También era frecuente individualizar a la persona por el nombre de su padre: Luis, Hijo de Femando; Domingo, Hijo de Gonzalo; etc. Con el tiempo, la expresión ‘hijo de’, se reemplazó por la terminación ‘ez’. Surgiendo los apellidos tan abundantes como ‘Fernández’ (Hijo de Fernando), Gonzáles (Hijo de Gonzáles), etc.

EL NOMBRE INDIVIDUAL.

Concepto. El nombre individual (‘nombre de pila’ o ‘proenomen’), es el elemento que sirve para identificar a una persona, dentro de la familia.

8

¿Cómo se adquiere el nombre? por la inscripción en el acta de nacimiento (conf.art.2

de la Ley 18248).

Cuando una persona hubiere usado un nombre antes de su inscripción, el Registro lo

anotará con ese nombre, siempre que el mismo no fuese un nombre prohibido (conf.

Art. 2 y 3).

Elección del nombre: corresponde a los padres (a ambos, porque la patria potestad es

compartida). A falta, impedimento o ausencia de uno de ellos, corresponde al otro o a

las personas autorizadas para tal fin por los padres.

En defecto de todo ello pueden hacerlo: los guardadores, el Ministerio Público de

Menores o los funcionarios del registro civil (conf. arto 2).

El nombre se elige libremente, es decir, se podrá elegir el nombre que se quiera, salvo

aquellos nombres que la ley establezca que no pueden inscribirse (nombres

prohibidos).

Nombres prohibidos.- No pueden inscribirse, conf. Al arto 3:

  1. Los nombres que sean extravagantes, ridículos, contrarios a nuestras costumbres, que expresen o signifiquen tendencias políticas o ideológica,”, o que susciten equívocos respecto del sexo de la persona a quien se impone.
  2. Los nombres extranjeros, salvo los castellanizados por el uso o cuando se tratare de los nombres de los padres del inscripto, si fuesen de fácil pronunciación, no tuvieran traducción en el idioma nacional. Queda exceptuado de esta prohibición el nombre que se quisiera imponer a los hijos de los funcionarios o empleados extranjeros de las representaciones diplomáticos o consulares acreditadas ante nuestro país) de los miembros de misiones públicas o privadas que tengan residencia transitoria en el territorio de la Republica.
  3. Los apellidos como nombre.
  4. Primeros nombres idénticos a los de hermanos vivos.
  5. Más de tres nombres.
    1. Las resoluciones denegatorias del Registro de Estado Civil serán recurribles ante el Tribunal de Apelaciones en lo Civil dentro de los quince días hábiles de notificadas.

Ejemplos: serían extravagantes, ridículos o contrarios a nuestras costumbres, nombres como Zoroastro, Vereingetoris, Sardanapo, ateo, Caín, Judas, etc.; expresarían tendencias política, o ideológicas los nombre Anárquico. Radical, Peroncho. etc. Tampoco se le podría poner María a un hombre; sin embargo se acepta su combinación con un primer nombre, como por ejemplo, José María, Carlos María, etc. Ídem, para la mujer, Ej.: se admite María José.

Nombres aborígenes.- Pueden inscribirse. “Podrán inscribirse nombres aborígenes o derivados de voces aborígenes autóctonas y latinoamericanas (conf. Arto 3 bis agrego por la ley 23.162).

9

EL APELLIDO.

Concepto. El apellido también denominado nombre patronímico o nombre de familia

sirve para individualizar al grupo familiar de la persona. Se transmite de padres a

hijos.

Distintos casos. La adquisición del apellido puede ser: ..”

>     originaria: cuando el apellido se adquiere en virtud de filiación; por Ej., según sea hijo matrimonial, extramatrimonial, etc.

>     derivada: cuando el apellido se adquiere a raíz del cambio de estado civil; Ej.: la mujer, que al casarse, agrega a su apellido el de su marido.-

CASOS DE ADQUISICIÓN ORIGINARIA.

  1. Hijos matrimoniales (los concebidos dentro del matrimonio). (Art. 4) Los hijos matrimoniales llevarán el primer apellido del padre. A pedido de los progenitores podrán inscribirse el apellido compuesto del padre o agregarse el de la madre. (Ej.: el apellido del padre es Sánchez Torres, y el apellido de la madre, López. El hijo deberá llevar sólo el apellido Sánchez; o el apellido compuesto del padre: Sánchez Torres; o agregar al primer apellido del padre, el de la madre: Sánchez López). Si fue inscripto sólo con el primer apellido del padre, el hijo -al llegar a los 18 años- podrá solicitar al Registro llevar el apellido compuesto del padre, o agregar el de la madre. Una vez adicionado, el apellido no podrá suprimirse.
  2. Hijos extra matrimoniales (los concebidos fuera del matrimonio). (Art. Si es reconocido por uno solo de sus progenitores: adquiere su apellido. Si es reconocido por ambos, sea simultánea o sucesivamente, adquiere el apellido del padre, pudiendo agregarse el de la madre. Sin embargo, si el reconocimiento del padre fuese posterior al de la madre, podrá, con autorización judicial, mantenerse el apellido materno cuando el hijo fuese públicamente conocido por éste. El hijo estará facultado también, con autorización judicial, para hacer la opción (de mantener el apellido de la madre) dentro de los 2 años de haber cumplido 18 años, o de su emancipación o del reconocimiento paterno, si fuese posterior. Si la madre fuese viuda (y el hijo naciera con posterioridad a los 300 días de la ‘ muerte del marido), el hijo llevará su apellido de soltera.
  3. Hijos no reconocidos por ninguno de sus padres (filiación desconocida) Art. 6. El oficial del Registro lo anotará con un apellido común (salvo que hubiese estado usando algún apellido, en cuyo caso le impondrá ese). Si luego fuese reconocido, el apellido se sustituirá por el del progenitor que lo reconociere. Si fuese conocido por el apellido inscripto, estará facultado para mantenerlo. Toda persona mayor de 18

10

años que careciere de apellido podrá pedir ante el Registro del Estado Civil la inscripción del que hubiese usado.

  1. Hijos adoptivos. La Ley24.779 incorporó al Cód.Civil (Art.311 a340) un nuevo régimen de adopción conforme al cual hay que distinguir: Adopción plena: confiere al adoptado una filiación que sustituye a la de origen. El adoptado deja de pertenecer a su familia biológica y se extingue el parentesco con los integrantes de ésta. El adoptado tiene en la familia del adoptante los mismos derechos y obligaciones del hijo biológico (Art. 323 Cód. Civil). El hijo adoptivo llevará el primer apellido del adoptante o su apellido compuesto si éste solicita su agregación. En caso que los adoptantes sean cónyuges (las reglas son iguales a las de hijos matrimoniales): a pedido de éstos podrá el adoptado llevar el apellido compuesto del padre adoptivo o agregar al primero de éste, el primero de la madre adoptiva. En uno y en otro caso podrá el adoptado después de los 18 años solicitar esta adición (art. 326 C.Civil). Adopción simple: (art. 329 C. C.) confiere al adoptado la posición del hijo biológico; pero no crea vínculo de parentesco entre aquél y la familia biológica del adoptante (o sea: el adoptado mantiene sus vínculos de sangre). La adopción simple impone al adoptado el apellido del adoptante, pero aquél podrá agregar el SUYO propio a partir de los dieciocho años. La viuda adoptante podrá solicitar que se imponga al adoptado el apellido de su esposo premuerto si existen causas justificadas (art. 332 C.Civil).
  2. CASOS DE ADQUISICIÓN DERIVADA. Estos casos se dan cuando la mujer se casa, queda viuda, se separa, se divorcia o se produce la nulidad del matrimonio. Mujer casada: será optativo para la mujer casada añadir a su apellido el del marido precedido por la preposición ‘de’. (Art. 8, Ley 18.248, texto ordenado por ley23.5l5). Viuda: puede solicitar al Registro la supresión del apellido marital. Si contrajere nuevas nupcias perderá el apellido de su anterior cónyuge (art. 10). Separada: decretada la separación personal será optativo para la mujer llevar el apellido del marido. Cuando existieren motivos graves los jueces a pedido del marido podrán prohibir a la mujer separada el uso del apellido marital (art. 9, Ord. por ley 23.515). Divorciada: decretado el divorcio vincular perderá el derecho a usar el apellido del marido, salvo acuerdo en contrario o que por el ejercicio de su industria, comercio o profesión fuese conocida por aquél y solicitare conservarlo para sus actividades (art. 9, Ord. por ley 23.515). Nulidad del matrimonio. Decretada la nulidad la mujer perderá el apellido marital. Sin embargo, si lo pidiere, será autorizada a usarlo, cuando tuviera hijos y fuese cónyuge de buena fe. Igual criterio regirá respecto de los matrimonios disueltos por aplicación del arto 31 de la

11

ley 14.394, respecto del cónyuge inocente que no pidió la disolución del vínculo art. 1.

Cambio de nombre o apellido

Uno de los caracteres del nombre es su inmutabilidad: una vez inscripto ya no puede cambiarse. ¿Por qué? Porque si pudiese cambiarse arbitrariamente se produciría un desorden en la sociedad, ya que dejaría de cumplir la función de identificar a las personas. Por excepción se pueden cambiar o modificar, si el juez lo autoriza y si median justos motivos (art. 15)

>     Autorización judicial. Es requisito que el juez autorice el cambio, modificación, adición o rectificación del nombre. Juez competente: el del lugar en que se encuentra la inscripción original que se pretende cambiar, rectificar, etc., o el del domicilio del interesado.

>     Justos motivos para el cambio: en general, tienen que ser causas muy serias, tal el caso de que el nombre o apellido sea ridículo o agraviante para la persona. (Ej.: cambiar el apellido ‘Jodzinsky’, por ‘Josens’; ‘Kacas’, por ‘Katz’); o que fuese contrario a las ideas religiosas del que los lleva (Ej.: Ateo por Atilio); oque fuese impronunciable en nuestro idioma (el arto 7 faculta a los extranjeros a pedir la adaptación al castellano, de sus apellidos de difícil pronunciación); cuando el apellido que se lleva hubiese sido deshonrado públicamente, sea por los padres, por los parientes, o por homónimos y por un delito de mucha gravedad.

Rectificación de nombres y apellidos.

Consiste en corregir los errores u omisiones en que puede haber incurrido el oficial

público al labrar el acta de nacimiento (Ej.: poner Cairlos en vez de Carlos; transcribir

un apellido con errores u omisiones materiales; etc.). En estos casos, el director del

Registro puede disponer -de oficio o a pedido de parte- la corrección de errores u

omisiones materiales (art. 15).

Trámites. En los cambios, modificaciones o adiciones, el procedimiento será

sumarísimo y tramitará con intervención del Ministerio Público (conf. arto 17).

Pero las simples rectificaciones de errores podrán tramitar también por simple

información judicial, con intervención del Ministerio Público y del director del

Registro del Estado Civil (art. 18)

Producida la modificación, cambio, etc., se rectificarán simultáneamente las partidas

de los hijos menores y la de matrimonio, si correspondiere (art. 19).

Los pedidos de modificación, cambio, etc., se publicarán en un diario oficial, una vez

por mes, en el lapso de 2 meses. Los terceros que se vean afectados por dicho

trámite, podrán formular su oposición dentro de los 15 días hábiles, desde la última

publicación.

EL SOBRENOMBRE.- Es la designación con la cual se conoce a una persona dentro del

círculo de su familia y de sus amistades íntimas (Ej.: Lito, Pochi, Mingo).

12

Su importancia es ínfima en el aspecto jurídico, ya que las personas sólo se identifican

por el nombre y apellido con que figuran inscriptas en el Registro Civil. Sin embargo, la

doctrina le asigna cierta relevancia en el caso de institución de heredero o legatario:

si el testamento designara al beneficiario por su sobrenombre, dicha designación sería

válida si no dejara duda sobre la persona instituida, ya que éste es el único requisito

que establece el art. 3712.

EL SEUDÓNIMO.-Es la designación que una persona elige para realizar determinada

actividad, generalmente artística (Ej.: Pinky). Etimológicamente, significa nombre

falso.

¿Cómo se adquiere? Para algunos, por la simple elección; para otros: por la elección y

un largo período de uso. La doctrina nacional sólo exige que la persona que se lo

atribuye hubiere adquirido con él, alguna notoriedad. Es la postura de la Ley 18.248,

arto 23: “Cuando el seudónimo hubiere adquirido la notoriedad, goza de la tutela del

nombre”.

Tiene importancia jurídica, ya que por los Art. 21 y 23 (de la Ley 18.248) si alcanzó

notoriedad puede ser defendido igual que el nombre.

La Ley de propiedad intelectual (11.723), en su arto 3 protege los derechos de los que

tuvieren obras registradas bajo seudónimo, y establece que podrán registrarlos,

adquiriendo la propiedad de los mismos.

Protección jurídica del nombre. El nombre recibe protección jurídica median- te

estas 3 acciones:

a.    de reclamación de nombre (art. 20): tiene lugar cuando a alguien se le
desconoce el nombre que lleva o se le niega el derecho a usarlo. (Ej.: en
una nota periodística alguien niega a otro el derecho a llevar
determinado nombre).

b.   de usurpación de nombre: tiene lugar cuando alguien usa el nombre y/o
apellido (o el seudónimo) de otra persona, sin tener derecho a ello (art.
21, pr.párr.)

c.   de defensa del buen nombre: igual que el caso anterior, pero el nombre
ajeno es utilizado maliciosamente para la designación de cosas o
personajes de fantasía, causando perjuicio moral o material (art. 21,
seg.párr.).

El objeto de estas acciones es, según el caso, que se reconozca el nombre o que cese el uso indebido del mismo, y además, si hubiere daños y perjuicios, que se los indemnice. El juez podrá imponer ‘astreintes’ (art. 666 bis CC.) al que usa indebidamente un nombre ajeno para que deje de usarlo (art. 21 in fine). Las demandas tendientes a la protección del nombre podrán ser promovidas por el interesado, su cónyuge, ascendientes, descendientes y hermanos (art. 22).

13

CAPACIDAD

Concepto: es la aptitud de la persona para adquirir derechos y contraer obligaciones (conf. Salvat, Borda). Hay dos tipos de capacidad:

>     Capacidad de derecho: aptitud para ser titular de un derecho o de una obligación. (También se la denomina capacidad ‘de goce’).

>     Capacidad de hecho: aptitud para ejercer por sí mismo los derechos y las obligaciones de las que se es titular. (También se la denomina capacidad ‘de obrar’).

Estas capacidades tienen limitaciones que se denominan incapacidades (incapacidad de derecho e incapacidad de hecho).

INCAPACIDAD DE DERECHO.

Las personas son capaces de derecho, y sólo dejan de serlo cuando la ley se lo prohíbe;

de manera que: la capacidad es la regla: la incapacidad es la excepción

Se habla de incapacidad de derecho, cuando la ley prohíbe a una persona ser titular de

un derecho.

La incapacidad de derecho está fundada en razones morales, pues las prohibiciones

recaen sobre actos que, de realizarse, serían contrarios a la moral (Ej: el art. 3739,

prohíbe a los confesores, recibir bienes. por sucesión o legado, de aquellas personas

que se confesaren con ellos antes de fallecer). En virtud de este fundamento, cuando

un incapaz de derecho celebra el acto que le está prohibido, la ley considera nulo dicho

acto. La incapacidad de derecho no puede ser salvada por medio de un representante.

La incapacidad de derecho es siempre relativa, nunca es absoluta. Esto significa que la

prohibición de ser titular de un derecho estará siempre referida a un derecho

determinado, pero nunca a todos los derechos. Si alguien careciera totalmente de la

capacidad para ser titular de derechos, no sería ‘persona’, sería un esclavo o un

muerto civil, y ello no se admite en el derecho moderno.

Los casos de incapacidad de derecho son excepcionales, están establecidos

específicamente por la ley y se los debe interpretar restrictivamente.

Esto significa dos cosas:

a)   que no se los puede extender -por analogía- a casos no previstos, y

b)  que en caso de duda -si la persona es capaz o incapaz- debe estarse a favor de la capacidad.

Las incapacidades de derecho están dispersas a través de todo el ordenamiento jurídico. Sin embargo, una disposición del Cód. Civil se refiere genéricamente; a las incapacidades de derecho; es el ART. 1160, que establece quiénes no pueden contratar. En este artículo, sus dos primeras hipótesis, se refieren a incapacidades: de hecho, por tanto sólo nos referiremos a los casos de incapacidades de derecho.

14

ART. 1160: NO PUEDEN CONTRATAR…

>    los Que están excluidos de poder hacerlo con personas determinadas: son
casos de personas que no pueden contratar entre sí. Ej.:

A.   -los esposos entre sí: que entre ellos no pueden celebrar casi ningún tipo de
contrato (Art. 1218, 1358, 1441, 1490, 1807).

B.    los tutores o curadores con sus asistidos o representados (Art. 450, 475,
1359, 1361,1807)

C. los padres con los hijos bajo su patria potestad (Art. 279, 280, 297, 1361,
1807) -los confesores (o sus parientes) del testador en su última enfermedad,
no pueden recibir bienes de éste por sucesión o legado (Art. 3739 y 3740).

>    los que están excluidos de poder hacerlo respecto de cosas especiales: Ej.:

A.   los albaceas no pueden adquirir bienes de la testamentaría a su cargo (art.
1361, inc. 3);

B.    los mandatarios no pueden adquirir los bienes objeto del mandato (art. 1361,
inc.4);

C. los jueces, abogados, fiscales, defensores de menores, procuradores. peritos,
etc., no pueden adquirir los bienes del litigio en el que intervienen o han
intervenido (art. 1361).

.£ aquellos a quienes les fuese prohibido en las disposiciones relativas a cada uno de los contratos: esta parte del arto remite a los distintos contratos tratados en el C.Civil., pero en realidad, casi todas las incapacidades están comprendidas dentro de los dos casos anteriores (con personas determinadas o respecto de cosas especiales). ;

1. los religiosos profesos (son los que han hecho votos de pobreza, obediencia t castidad).- El artículo les prohíbe contratar, pero reconoce dos excepciones: a) cuando comprasen cosas muebles, al contado; y b) cuando contratasen por sus conventos (es decir, en representación y en nombre de sus conventos). Otras disposiciones del CC. les prohíben ser curadores, tutores, fiadores y testigos en instrumentos públicos.

>    los comerciantes fallidos: no pueden contratar sobre bienes que
correspondan la masa del concurso.

INCAPACIDAD DE HECHO.

La capacidad de hecho es la aptitud para ejercer por sí mismo los derechos. Pero, en ciertos casos, la ley limita esa capacidad (incapacidad de hecho) y con el fin de proteger al incapaz, no le permite ejercer por sí mismo sus derechos y sólo le permite actuar por medio de su representante legal (padres, tutor, curador, etc.) Ejemplo: un demente o un menor es propietario de una casa, y la ley, en razón de su demencia o minoridad (causal de incapacidad de hecho) y con el fin de protegerlo no le

15

permite ejercer por sí mismo el derecho de propiedad sobre ella, es decir, no le

permite venderla, donarla, alquilarla, etc.; sólo lo podrá hacer por medio de su

representante legal.

La incapacidad de hecho puede ser absoluta o relativa. Absoluta: cuando se le prohíbe

ejercer todos sus derechos. Relativa: cuando tiene capacidad sólo para determinados

actos que las leyes le autorizan a realizar.

Son incapaces de hecho absolutos, conf. arto 54:

  1. 1. Las personas por nacer.
  2. 2. Los menores impúberes (menos de 14 años)
  3. 3. Los dementes.
  4. 4. Los sordomudos que no saben darse a entender por escrito.

Son incapaces de hecho relativo, conf. arto 55:

los menores adultos (los que han cumplido 14 años pero aún no han llegado a los 21 años). Art. 55. Los menores adultos sólo tienen capacidad para los actos que las leyes les autorizan otorgar. Aparte de los enumerados en los Art. 54 y 55 del C. Civil, también tienen límites a la capacidad de hecho: los inhabilitados del arto 152 bis y los condenados a penas de reclusión o prisión de más de 3 años (art. 12 Cód. Penal).

En definitiva:

>     los incapaces de hecho son los comprendidos en los Art. 54 y 55. También la capacidad de hecho limitada en los casos del 152 bis del C.Civil y para los comprendidos en el arto 12 del Cód. Penal.

>     la incapacidad de hecho tiene como fin proteger al incapaz, a raíz de la inmadurez o insuficiencia psicológica de éste para ejercer por sí mismo el derecho.

>     puede ser absoluta o relativa.

>     se puede suplir por medio de representante legal.

>     si el incapaz realiza el acto el mismo es sancionado con la nulidad relativa (se puede confirmar).

Los menores.

Art. 126. Son menores las personas que no hubieren cumplido la edad de 21 años.

Hasta la edad de 21 años se es incapaz; pero esta situación jurídica de incapacidad de los menores, desde que nacen hasta que llegan a la mayoría de edad, no es exactamente la misma: es decir, hay distintas categorías de menores. El Código distingue entre menores impúberes y menores adultos.

16

Menores impúberes (de O a 14): son los que aún no han cumplido 14 años. (art. 127). Son incapaces de hecho absolutos (art. 54), es decir que tienen incapacidad para realizar cualquier tipo de actos. Sin embargo, por excepción, en la vida diaria pueden realizar actos, como ser:

>     llevar a cabo pequeños contratos: comprar cosas en quioscos, almacenes, tiendas, etc.; adquirir entradas para cines o teatros; celebrar contrato de transporte al viajar y pagar su boleto, etc. ¿Son válidos estos actos? Sí, porque el menor los ha realizado como mandatario de su reprentante legal y su actuación como tal es válida (conf. arto 1897).

>     pueden adquirir por sí mismo la posesión de las cosas, si tienen más de 10 años (art. 2392).

>     a partir de los 10 años tienen discernimiento para los actos ilícitos (art. 921).

>     Los representantes legales de los impúberes son los padres, y en caso de ausencia de éstos (por incapacidad o muerte) se le deberá nombrar un tutor.

Menores adultos (de 14 a 21): son los que tienen más de 14 años pero aún no han cumplido los 21 años (art. 127). Son incapaces de hecho relativos (art. 55) y sólo tienen capacidad para realizar ciertos actos cuando la ley los autorice. Ejemplos:

>     Pueden contraer matrimonio, con autorización paterna o de sus representantes, desde los 18 años los varones y desde los 16 años las mujeres (Art. 166 y 168), y aún antes de esas edades si hay dispensa judicial (art. 167)

>     Desde los 14 años pueden: celebrar contrato de trabajo (Art. 32, Ley de Contrato de Trabajo, 20.744) y estar en juicio por acciones vinculadas al mismo (art. 33 LCT); reconocer hijos extramatrimoniales (art. 286 CC);

>     defenderse en causas penales (art. 286 CC.) y ser testigos (art. 426 Cód. Procesal). A partir de los 14 años tienen discernimiento para actos lícitos (art. 921).

>     Desde los 18 años pueden: ejercer por cuenta propia profesión con título habilitante. sin necesidad de autorización previa (art. 128); administrar y disponer libremente de los bienes adquiridos con su trabajo (art. 128 CC, y 33 LCT);

>     ejercer el comercio, con autorización paterna (Art. 10 Y 11 Cód. Com.); otorgar testamento (Art. 286y 3614); emanciparse por habilitación de edad (art. 131 ); ingresar a comunidades religiosas o a las fuerzas armadas, con autorización paterna (art. 264 quater); donar órganos (Ley de Transplantes)

Al igual que para los impúberes, los representantes legales del menor adulto son los padres, y en caso de ausencia de éstos (por incapacidad o muerte) se le deberá nombrar un tutor. Todos los menores (impúberes o adultos) tienen el deber jurídico de sumisión con respecto a sus padres, debido a que éstos ejercen sobre ellos, la ‘patria potestad’. Faltando éstos, la potestad sobre el menor será ejercida por quien fuese su tutor, teniendo el menor un deber de sumisión con respecto a él.

17

CESACIÓN DE LA INCAPACIDAD DE LOS MENORES.

La incapacidad de los menores, cesa en los siguientes casos:

1) por mayoría de edad;

2) por emancipación civil; y esta puede ser:

>     por matrimonio

>     por habilitación de edad (emancipación dativa);

MAYORIA de edad.

Art. 128. “Cesa la incapacidad de los menores por la mayor edad, el día que cumplieren

21 años”

¿Cuándo se es mayor de edad? El CC dice:   “…el día en que cumplieren 21 años… “.

Desde la 0 hora del día en que se cumple 21 años.

¿y qué efectos produce? La persona pasa a ser capaz y está habilitada ‘para el

ejercicio de todos los actos de la vida civil, sin depender de formalidad alguna o

autorización de los padres, tutores, o jueces’ (art. 129). Incluso los actos que realice

durante el día de su cumpleaños, serán realizados con plena capacidad,

y perfectamente válidos.

¿Hay que llenar alguna formalidad? No,  la plena capacidad se adquiere de pleno

derecho, es decir, automáticamente,  sin  llenar ninguna formalidad.  Para realizar

cualquier acto le bastará con acreditar su edad (conf. Art. 129 Y 130).

Antes de la ley 17.711, la mayoría de edad se alcanzaba a los 22 años. Esta ley,

siguiendo   la   tendencia   de   casi   toda   la   legislación   comparada   (salvo   algunas

excepciones: Rusia -18-; Suiza -20 años), estableció la mayoría de edad, a los 21

años.

EMANCIPACION CIVIL.

Art. 128. “Cesa la incapacidad de los menores por su emancipación antes que fueren

mayores.

La emancipación civil es la institución en virtud de la cual los menores pueden adquirir

capacidad, aún antes de llegar a la mayoría de edad. Puede tener lugar:

1. por matrimonio: Se produce cuando el menor se casa Art. 131 (10 párrafo). Los menores que contrajeren matrimonio se emancipan y adquieren capacidad civil con las limitaciones previstas en el artículo 134. ¿Cuáles son esas limitaciones? Son las siguientes:

> No pueden aprobar las cuentas que le presenten sus tutores ni darles finiquito. (El tutor deber rendir cuentas de todo lo hecho durante sus funciones, y debe manifestar cual es el monto patrimonial que queda. El finiquito es la certificación de que quien recibe dicha rendición, está satisfecho con el saldo resultante. La ley quiere evitar que el menor se vea forzado a dar conformidad,

18

por lo tanto le prohíbe hacerlo, debiendo el tutor rendir cuentas al juez, el cual habrá de aprobarlas o no).

>     No pueden hacer donaciones de bienes que hubiesen adquirido a título gratuito. (Se les permite donar los bienes adquiridos por título oneroso).

>     No pueden afianzar obligaciones (es decir: no pueden ser fiadores o garantes).

> Otra limitación: sobre los bienes adquiridos a título gratuito, -antes o después
de la emancipación- sólo tendrán la administración. Para disponer de ellos deberán
pedir autorización al juez, salvo que haya acuerdo de ambos cónyuges y uno de ellos
sea mayor (art. 135).

Obviamente, los menores para casarse necesitan autorización de los padres. ¿Qué sucede si se han casado sin autorización? (Ej: adulteraron documentos o partidas de nacimiento). La emancipación subsiste, pero no podrán administrar ni disponer de los bienes recibidos o que recibieran a título gratuito (art. 131, seg. párrafo). ¿Qué sucede si se divorcian o separan? La emancipación subsiste. El arto 131 dice: “La emancipación es irrevocable aunque el matrimonio se disuelva en su menor edad, tengan o no hijos. No obstante ello, la nueva aptitud nupcial se adquirirá una vez alcanzada la mayoría de edad”.

¿y si el matrimonio se anula? En este caso, la solución toma un sentido contrario: anulado el matrimonio, la emancipación sigue su mismo camino será de ningún efecto desde el día que la sentencia de nulidad quede firme (conf. arto 132, primer párrafo). La excepción a esta solución es el matrimonio putativo (cuando uno o ambos cónyuges son de buena fe e ignoraban la causa que provocó la nulidad) pues en él subsiste la emancipación respecto del cónyuge de buena fe (art. 132, seg. párrafo).

2. por habilitación de edad (emancipación dativa). Art. 131: Es la emancipación que puede obtener el menor, cuando llega a los 18 años, mediante autorización de quienes ejerzan sobre él la patria potestad, o mediante habilitación del juez, si se encontrase bajo tutela. (conf. arto 131, tercer párrafo). ¿Cual es el procedimiento?

A. Si lo habilitan los padres, la habilitación se otorgará por escritura pública.

B. Si lo habilita el juez (procede cuando el menor esté bajo tutela).-Debe ser
pedida por el menor o por su tutor al Juez, y éste antes de otorgarla, deberá requerir
una información sumaria previa (que se verifica mediante testigos), sobre la aptitud
del menor.

Inscripción.- En ambos casos, el instrumento donde conste la habilitación (escritura pública o resolución del juez) debe inscribirse en el Registro de Estado Civil y Capacidad de las Personas.

Revocabilidad.- A diferencia de la emancipación por matrimonio, la emancipación por habilitación de edades revocable judicialmente, cuando los actos del menor demuestren su inconveniencia (un mal uso de la emancipación). La revocación puede ser pedida al Juez por los padres, el tutor o el Ministerio Público. (conf. arto 131). La

19

revocación tendrá efectos desde que la sentencia que la declare sea inscripta en el

Registro.

Las limitaciones de la emancipación dativa son las mismas de la emancipación por

matrimonio (Art. 134 y 135).

EMANCIPACION COMERCIAL: (autorización para ejercer el comercio). Consiste en

habilitar al menor -a partir de los 18 años- para ejercer el comercio.

El C. Civil se refiere a ella (art. 131) Y remite a las disposiciones del Código de

Comercio, el cual regula la habilitación comercial en los Art. 10 a 12.

Art. 10 (C. Com.): “Toda persona mayor de 18 años puede ejercer el comercio con tal

que acredite estar emancipado o autorizado legalmente”.

La autorización para ejercer el comercio, puede ser expresa o tácita:

>    Expresa: cuando existe la autorización expresa de los padres o del juez. Debe
inscribirse en el Registro Público de Comercio. Está establecida en el art. II
del C. de Comercio.

>    tácita: se produce cuando el hijo mayor de 18 años, sea asociado al comercio
del padre. Está contemplada en el arto 12 del C. de Comercio.

La autorización para ejercer el comercio podrá ser revocada por resolución judicial, sea a pedido de los padres, del tutor o del Ministerio Público, según el caso (conf. arto 12 C. Com.). Para oponerse a terceros, la revocación debe publicarse inscribirse en el Registro Público de Comercio.

Por último, destaquemos que esta autorización dada a partir de los 18 años a un menor se refiere exclusivamente a la actividad comercial, pues para los actos de la vida civil el menor continúa siendo incapaz, salvo que también se le haya otorgado la emancipación civil.

DEMENTES

Concepto.- Para conceptuar a los dementes, el Código adopta un criterio biológico -jurídico, ya que para ser declarado demente, la persona debe reunir dos condiciones:

a)       que sea enfermo mental (condición biológica);

b)    que esa enfermedad no lo haga apto para dirigir su persona o administrar sus bienes (condición jurídica). Estos requisitos se refieren a la persona del demente.

En cuanto a la ‘declaración de demencia’ en sí, se requiere:

1)       debe ser solicitada por parte interesada (art. 142y 144)

2)    previo a la declaración debe haber examen de facultativos (art. 142)

3)    la demencia debe ser verificada y declarada por juez competente (art. 140).

20

¿Quiénes pueden pedir la declaración de demencia? (art. 144)

1)       El esposo o esposa no separados personalmente ni divorciados vincularmente. -(Se suprime este derecho cuando están separados o divorciados, porque uno de los cónyuges podría pedir la declaración con el solo fin de perjudicar al otro).

2)    Los parientes del demente.- La ley no distingue, por lo tanto podrán pedir la declaración los consanguíneos (parientes de sangre) y los afines (parientes del esposo; Ej.: cuñado).

3)    El Ministerio de Menores.- (Es parte en todo juicio relativo a los incapaces, teniendo además la facultad de pedir la declaración de demencia, sea porque ha tenido conocimiento de ella por sus propios medios, o porque la misma fue denunciada ante él por cualquier persona que no tuviere derecho a solicitarla directamente ante el Juez).

4)    El respectivo cónsul, si el demente fuese extranjero.

5)    cualquier persona del pueblo, cuando el demente sea furioso o incomode a sus vecinos.

Esta enumeración en principio es taxativa, o sea que no podrá pedir la declaración ninguna persona que no esté enumerada. (Ej: no podrán solicitarla los socios, acreedores, novios, parientes muy lejanos, amigos, empleados, mandatarios, etc.). Sin embargo, se tendría que admitir el pedido de declaración hecho por el propio demente al cuenta quizás en un intervalo lúcido, de su estado de enfermedad mental.

No se puede pedir la declaración de demencia:

1)       al menor de 14 años (conf. arto 145): porque por el arto 54 este menor ya es incapaz absoluto y tiene representante legal; por lo tanto, la declaración judicial de demencia, le crearía una doble incapacidad, sin ningún fin práctico.

2)    A los que ya se les pidió la declaración de demencia, y el juez los declaró sanos (art. 146): sólo podrá solicitarse nuevamente la declaración probando hechos que evidencien la demencia, y que sean posteriores al anterior pronunciamiento judicial.

Requisitos formales del pedido. Las personas autorizadas por el CC., para solicitar la interdicción deben cumplir los requisitos del Cód. Procesal:

La solicitud se presenta al juez competente (el del domicilio o el de la residencia del presunto demente) exponiendo los hechos y acompañando 2 certificados médicos sobre el estado mental y la peligrosidad del presunto incapaz (art. 624 C.Proc.). Si no es posible acompañar los certificados, el juez ordenará que 2 médicos forenses lo examinen y se expidan en 48 horas, pudiendo ordenar -al solo efecto de este examen la internación del presunto demente (art. 625 C.Proc.).

El juicio de insania.

Presentado el pedido con todos sus requisitos, previa vista al Asesor de Menores e Incapaces, el Juez deberá:

1)       nombrar curadores provisionales;

2)    ordenar la realización de un examen médico;

21

3)    0fijar un plazo (no mayor de 30 días), dentro del cual se deben producir las pruebas;

4)    verificar la demencia y dictar sentencia.

Nombramiento de curadores.- Iniciado el proceso (art. 147 C. Civil y arto 626 inc. Cod. Proc.) el juez deberá nombrar obligatoriamente un “curador ad-litem” para que defienda y represente al incapaz en el juicio. Su función es provisional, porque dura hasta que se dicte la sentencia definitiva. El curador ad-litem, debe ser un abogado de la matrícula. El “curador ad-litem” es parte en el juicio de insania Aparte del curador ‘ad-litem’, cuya designación es forzosa, el Juez podrá c nombrar un “curador a los bienes” para que conserve y administre los bienes del presunto demente. La designación de este curador no es forzosa, pues sólo se producirá cuando la demencia sea notoria; y cuando el Insano tenga bienes que sean necesarios de administrar. Su función se limita al patrimonio.

Actos del insano.-Producida la declaración de demencia la persona pasa a ser incapaz absoluto de hecho (art. 54), por lo tanto, los actos posteriores a la declaración son NULOS (art. 472) y de nulidad relativa y los actos anteriores a la declaración de demencia, el individuo era capaz y por lo tanto, sus actos son válidos, pero se podrá pedir la nulidad (anulables) si la demencia era notoria en la época que los realizó (art. 473).

Actos Ilícitos: La regla es que sus actos ilícitos NO le son imputables, salvo que haya actuado en un ‘intervalo de lucidez’.

¿Por qué? Porque para que un acto sea imputable a una persona, es necesario que el acto sea voluntario, es decir: que la persona haya actuado con discernimiento, intención y libertad. Faltando alguno de estos requisitos -por Ej., el discernimiento- el acto será involuntario, y por tanto, no será imputable a la persona. El demente carece de discernimiento y por tanto, sus actos ilícitos no le son imputables. salvo que haya actuado en un ‘intervalo de lucidez’, en cuyo caso, si será responsable. (intervalo de lucidez es el período de tiempo durante el cual la enfermedad mental desaparece, produciéndose el retorno del discernimiento). Pese a que el demente no es responsable, el arto 907 -por razones de equidad- autoriza al Juez, teniendo el cuenta el patrimonio del autor del hecho y de la víctima, a disponer algún tipo de resarcimiento.

Cesación de la incapacidad. Rehabilitación– (Art. l50 CC. y 635C. Proc.).-En el caso de que el demente se curase totalmente de su enfermedad, se deberá promover un proceso de rehabilitación y comprobada la cura total, el juez dictará, la sentencia rehabilitándolo y cesando la incapacidad. La sentencia debe ser, inscripta en los Registros correspondientes.

El trámite de la rehabilitación es muy similar al juicio de insania: lo pueden pedir: las personas del arto 144 (salvo inc. 5), es ante el mismo juez que declaró la interdicción, interviene el Asesor de menores, y se realiza un examen por 3 médicos psiquiatras o

22

legistas para que informen si se ha curado. Si la cura es, parcial, no se hace lugar a la rehabilitación. Si la cura es total, el Juez lo rehabilita y cesa la incapacidad.

Sordomudos que no saben darse a entender por escrito.

Los sordomudos que no saben darse a entender por escrito son incapaces de hecho

absoluto (art. 54 inc. 4 y 153). Sus actos son nulos (y de nulidad relativa) Están

representados por un curador.

¿Qué es un sordomudo? Es una persona privada de la facultad de oír y de la facultad

de hablar. Por lo general, el origen de la sordomudez es la sordera: son mudos, porque

son sordos.

¿Todo sordomudo es incapaz? No. El solo hecho de ser sordomudo no hace incapaz a la

persona, sino que se requiere indispensablemente, que no pueda darse a entender por

escrito. ¿Por qué? Porque esto implica que no puede manifestar sus ideas y pone en

evidencia su incapacidad para ejercer por sí mismo sus derechos. El sordomudo es

capaz si puede darse a entender por escrito.

Declaración de incapacidad.- Para que el sordomudo sea considerado inca- paz, es

necesario que exista una declaración judicial de incapacidad por sordomudez, con un

examen médico previo.

Trámite: es el mismo que para la declaración de demencia (conf. arto 637, C.Pr.):

pueden pedir la declaración las mismas personas; no se le puede pedir al menor de 14

años; se le nombra curador que lo represente, etc.), pero La diferencia fundamental

está en el examen médico:

-los médicos verificarán si es sordomudo y si puede darse a entender por escrito, pero

también deben examinar si padece una enfermedad mental que le impida dirigir su

persona o administrar sus bienes y en tal caso se seguirá el trámite de incapacidad por

demencia (conf.art.155C.C).

La ley trata de evitar que la sordomudez oculte un estado de demencia. Esto es muy

importante porque si  bien la incapacidad por sordo mudez es similar a la de los

dementes, existen diferencias:

>     el sordomudo puede contraer matrimonio (si puede manifestar su voluntad en forma inequívoca; ver arto 166 inc. CC);

>     el sordomudo es siempre responsable por sus actos ilícitos;

>     el demente puede requerir internación, el sordomudo no.

Cesación de  la  incapacidad. Rehabilitación.- El trámite es el mismo que para los dementes. Art. 158 CC: “Cesará la incapacidad de los sordomudos, del mismo modo que la de los dementes” (conc. arto 637, del C.Pr.).

23

LOS INHABILITADO S (art. 152 bis CC.)

Nuestro Cód. Civil omitió legislar sobre los semialienados (ebrios, toxicó- manos, disminuidos mentalmente que no son dementes) y sobre los pródigos. La ley 177ll, salvó la omisión mediante el arto 152 bis, que contempla los siguientes casos de inhabilitación:

A.   los ebrios habituales y los toxicómanos;

B.   los disminuidos en sus facultades, que no lleguen a ser dementes;

C.   los pródigos.

A) SEMIALIENADOS: son aquellas personas que se encuentran en una situación
intermedia: ser sanos y ser dementes. No son dementes, pero tampoco son normales.
La inhabilitación de estas personas tiene como fin protegerlos a ellos.

>     Ebrios habituales y toxicómanos: a veces, sus vicios los llevan a la locura, pero en otros casos, sin llegar a ello, sufren tremendos trastornos de conducta que los hacen realizar actos perjudiciales para su persona o patrimonio. Entonces se los inhabilita (art. 152 bis inc.

>     Disminuídos en sus facultades. Que no lleguen a ser dementes: personas que, sin ser dementes, tienen disminuidas sus facultades mentales Ej.: caso de los que sufren manías parciales, o de los seniles (los que a causa de su vejez, sufren alteraciones psíquicas). Si a criterio del juez pueden dañarse en su persona o patrimonio, se los inhabilita (art. 152 bis, inc. 2). Los semialienados pueden ser internados cuando pudieran dañar su salud o a la de terceros, afectar la tranquilidad pública, o necesiten asistencia adecuada (conf. art. 482).

B) Los PRÓDIGOS. El pródigo es la persona que, imprudentemente, dilapida, gasta
alocadamente sus bienes, exponiéndose él y su familia, a la pérdida del patrimonio y en
consecuencia, a la miseria. La inhabilitación del pródigo, tiene como fin la protección
de la familia del mismo.

Sólo procederá la inhabilitación del pródigo si la persona imputada tuviere cónyuge, ascendientes o descendientes y hubiere dilapidado una parte importante de su patrimonio. La acción para obtener esta inhabilitación sólo corresponderá al cónyuge, ascendientes y descendientes (conf. arto 152 bis, inc. 3).

La inhabilitación. Trámite. Efectos.

La inhabilitación debe ser declarada judicialmente. Declarada la misma, al individuo se le nombra un curador y queda en un estado de capacidad limitada: NO  PUEDE   DISPONER  DE  SUS   BIENES  POR  ACTOS  ENTRE  VIVOS.  sin   la conformidad del curador.

24

Patrimonio

Concepto: El patrimonio es el conjunto de bienes de una persona (Art.2312 y nota). En el concepto de bienes quedan comprendidas:

>     Los derechos

>     Las cosas


> Susceptibles de tener un valor económico

En esta categoría encontramos  a  los  derechos  patrimoniales  como los  reales,

personales e intelectuales. Los derechos personalísimos y los de familia quedan

excluidos del concepto porque no son susceptibles de apreciación económica.

El patrimonio esta compuesto por un activo y un pasivo.

El activo está formado por todos los bienes de una persona, es decir por los derechos

y las cosas que posea y que siempre sean susceptibles de tener un valor económico. El

pasivo está formado por las deudas y las obligaciones que haya contraído esa persona.

La naturaleza del patrimonio: El código siguió la opinión de Aubry y Rau que consideran al patrimonio como un atributo de la personalidad y una universalidad jurídica.

>   Doctrina Clásica: Aubry y Rau, toman la relación que existe entre el
patrimonio y la persona, afirmando que:

  1. Todas  las personas necesariamente   tienen   un   patrimonio aunque actualmente no posean ningún bien (carácter necesario).
  2. Todas  las  personas,  tienen  un  patrimonio,  pero   no   más   de   uno (carácter único), pero esto tiene lugar a crítica.

>   Doctrina alemana: Esta doctrina critica la clásica porque existen personas
que no poseen ningún bien (Ej.: sacerdotes con votos de pobreza) y también
existen casos en que una persona tenía más de un patrimonio (Ej.: caso de
beneficio de inventario; caso de separación de patrimonio; etc.). Para esta
doctrina el patrimonio es un conjunto de bienes, afectado a un fin
determinado
, es decir que deja de lado la relación patrimonio – bien. Sostiene
que aparte del patrimonio general (formado por todos los bienes de la persona
y destinado a cualquier fin) existen patrimonios especiales (constituido por
una parte de los bienes de la persona y destinados a lograr un fin
determinado).

Caracteres: El código presenta 4 caracteres del patrimonio.

1.   Es una universalidad jurídica: Universalidad porque todos los bienes que lo constituyen  (derechos,  cosas y  obligaciones)  forman  una  masa  abstracta,

25

diferente – independiente de los componentes. Se pierden y se ganan derechos, etc. pero el patrimonio siempre es el mismo. Además esta universalidad es jurídica porque es la ley la que le da el carácter de universalidad.

  1. Es necesario: Toda persona debe tener uno necesariamente.
  2. Es inalienable: Porque la unidad abstracta como tal está fuera del comercio.
  3. Es único: Las personas pueden tener un solo patrimonio general.

El patrimonio como garantía común de los acreedores: El patrimonio del deudor es la garantía común de los acreedores. Es decir que todos los bienes del patrimonio del deudor responden por las deudas que él tenga. Si él no cumple los acreedores pueden ejecutar sus bienes y cobrarse del producido de éstos.

Fundamentos del principio: Nuestro código no consagra expresamente el principio comentado, pero de diversos artículos esto surge que se lo ha aceptado tácitamente, como lo son el 505, cuando el acreedor puede obtener del deudor indemnizaciones y el 961 cuando al acreedor se le permite la revocación de los actos que se cometieron en su perjuicio.

Alcances del principio: esto de que el patrimonio es la prenda o la garantía común de los acreedores no es absoluto porque existen dos grandes excepciones:

1.- Los acreedores no son todos iguales y hay algunos de ellos que tienen derecho a ser pagados antes que otros, o también existen otros que pueden separar bienes para satisfacer los créditos

2.- Hay bienes que no son afectados por el principio porque ellos no se encuentran afectados al pago de ninguna deuda.

Acreedores: Estos pueden ser:

1.- Privilegiados: son aquellos que tienen privilegio, dado por la ley, de ser pagados con

preferencia.

2.- con derecho real o garantía (prenda o hipoteca): tienen afectada una cosa,

mueble = prenda, inmueble = hipoteca, al cumplimiento de su crédito

3.- quirográficos o comunes: son los que carecen de toda preferencia y por lo tanto

cobran después que se hayan cobrado los acreedores con derecho real de garantía.

Sino alcanza cobran a Prorrata de sus créditos.

Bienes excluidos: son los que se consideran indispensables para la subsistencia del

deudor o de su familia.

1.- créditos por alimentos 374 CC

2.- lecho cotidiano del deudor y de su familia; ropas, muebles de uso indispensable,

instrumentos de trabajo, etc.

26

3.-bienes con beneficio de competencia

4.- los sepulcros, salvo que la deuda sea por el precio de venta, construcción o

suministro de materiales

5.- los inmuebles inscriptos como bienes de familia 14.394

6.- La indemnización por accidentes de trabajo

7.- Los sueldos y salarios nunca en su proporción 100

8.- la indemnización por despido u otras causales de trabajo.

9.- Las pensiones.

Medidas cautelares: son aquellas que ordena el juez a pedido de parte a fin de

asegurar el patrimonio del deudor para que el acreedor se cobre, ya que durante el

proceso existen peligros de que el deudor disminuya su patrimonio a fin de disminuirlo.

1.- Embargo preventivo:

2.- secuestro:

3.-intervención judicial: desganar una persona para que controle la vida económica,

administrador, veedor, recaudador, etc.

4.- inhibición Gral. de bienes: impide al deudor grabar o vender bienes registrables.

5.- anotación de litis: solo avisa de que hay litigio de modo que los 3ros no puedan

desconocer luego del hecho los derechos del vencedor del pleito

6.- prohibición de innovar: el juez prohíbe modificar la situación de hecho o de

derecho que existe en un determinado momento, Ej. Inmueble desocupado.

7.- prohibición de contratar: contratar ciertos bienes

8.- Medidas cautelares genéricas: restitución inmediata del bien, etc.

Acciones para proteger patrimonio: la ley para que el patrimonio sea la garantía

común de los acreedores concede al acreedor diversas acciones:

1.- Acción subrogatoria: 1196: permite al acreedor ejercer los derechos del deudor

cuando éste teniendo créditos contra personas no los cobra. Lo que el acreedor logre

cobrar ingresará al patrimonio del deudor, lo cual indirectamente beneficiará a todos

los acreedores:

2.- Acción de simulación: 955.- Si el acreedor pone sus bienes fuera del alcance de

sus acreedores por medio de un acto simulado la ley concede a los acreedores

perjudicados esta acción para que se declare inexistente el acto simulado y el bien

continúe en el patrimonio del deudor.

3.-Acción revocatoria o pauliana: si un deudor insolvente enajena uno de sus bienes

para sacarlos de su patrimonio y burla a sus acreedores la ley concede a estos la

acción a fin de revocar dichos actos perjudiciales o en fraude de sus derechos.

Ejecución individual y colectiva: el acreedor puede recurrir a los medios legales 505, para ejecutar el patrimonio del deudor y cobrarse:

27

1.- Ejecución individual: se embargan los bienes, se venden en subasta pública y el acreedor cobra del producto de la venta. El acreedor actúa solo y por su propio interés.

2.- Ejecución colectiva: cuando un deudor entra en cesación de pagos (impotencia para cumplir sus obligaciones) la ley regula un procedimiento llamado “régimen concursal” en el cual el deudor insolvente puede proponer un acuerdo preventivo. Si en cambio presenta quiebra porque no lo presento o fue rechazado por los acreedores, se lo desapodera de sus bienes, se enajenan los mismos y cobran primero los privilegiados y luego los prorratas.

28

HECHOS Y ACTOS JURIDICOS

Hecho: esta expresión sirve para designar cualquier acontecimiento que ocurra en el

mundo, sea producido por el hombre o no (Ej.: un terremoto, una inundación, la muerte

natural. etc.)

Algunos hechos no influyen para nada en el campo jurídico (Ej.: un estornudo, un

trueno) y se les denomina simples hechos.

Otros, por el contrario, producen efectos o consecuencias jurídicas (Ej.: la muerte de

una persona) y se los llama hechos jurídicos.

>    Hecho jurídico : acontecimiento susceptible de producir alguna adquisición,
modificación, transferencia o extinción de los derechos u obligaciones (Art.
896).

CLASIFICACION  DE LOS  HECHOS JURIDICOS Hechos  naturales y  hechos humanos: involuntario/voluntario; lícito/ilícito.

>     Hechos naturales: aquéllos que se producen por causas extrañas al hombre. Estos hechos, ocurridos sin la intervención del hombre, pueden dar lugar a efectos jurídicos. Ej.: la muerte de una persona, produce la apertura de sucesión; un terremoto, puede destruir una casa, y hacer nacer el derecho a cobrar un seguro; el nacimiento de una persona, da lugar, en cabeza del padre, al derecho de patria potestad, que es a la vez su deber.

>     Hechos humanos: son aquéllos realizados por el hombre. Ej.: edificar, comprar, sembrar, cultivar, etc. Los hechos humanos, Conf., Art. 897, pueden ser voluntarios o involuntarios.

♦     Involuntarios: cuando el hombre los realiza sin voluntad, es decir, sin discernimiento, sin intención o sin libertad. (Ej.: me empujan y al caer causo daños). Los hechos involuntarios no producen, por sí, obligación alguna para su autor.

♦     Voluntarios: cuando es ejecutado con discernimiento, intención y libertad (Conf. Art. 897,2da parte). Los hechos humanos voluntarios, pueden ser lícitos o ilícitos (Conf. Art. 898);

♦     Lícitos: son los hechos voluntarios no prohibidos por la ley. Cuando el hecho voluntario lícito, tenga como fin inmediato producir efectos jurídicos (o sea, la adquisición, modificación o extinción de derechos), se denomina “acto jurídico” (Ej.: contratos, testamentos, etc.). Cuando no tenga por fin inmediato producir efectos jurídicos, se denominarán simplemente ACTOS LICITOS. (Ej. la nota al art. 899 cita el cultivo de un campo, ya que si bien es simplemente un hecho lícito, puede dar lugar

29

a consecuencias jurídicas, como ser: si el campo cultivado hubiese sido ajeno, se le podrá exigir a su propietario, la restitución de los gastos de cultivo). ♦ Ilícitos: son aquellos cuya realización, positiva o negativa, está prohibida por la ley o por disposiciones municipales o policiales, y a raíz de los cuales se produce un daño. Los actos ilícitos pueden ser delitos o cuasidelitos.

  1. Delitos: son los actos ilícitos realizados con la intención de dañar (dolo).
  2. Cuasidelitos: cuando el autor no actuó con intención de dañar, pero el daño se ha producido porque ha actuado con imprudencia o negligencia (culpa).

Diferencias entre hecho jurídico y acto jurídico: Los hechos jurídicos producen efectos jurídicos; pueden ser ejecutados por el hombre o no; si fuesen ejecutados por el hombre, pueden ser voluntarios o no; y si fuesen voluntarios, pueden ser lícitos o ilícitos.

El acto jurídico es siempre un hecho humano, voluntario y lícito, y su característica principal es que tiene como fin inmediato producir efectos jurídicos (conf. arto 944). Todo ‘acto jurídico’ queda comprendido dentro del género de ‘hechos jurídicos’. Diferencias entre un acto lícito y un acto jurídico.- Ambos son hechos jurídicos, humanos, voluntarios y lícitos; y además ambos producen efectos jurídicos. La ‘ diferencia está dada en que:

>     los actos jurídicos (Ej.: comprar, donar, testar; etc) tienen como fin inmediato el reducir efectos jurídicos.

>     los simples actos lícitos (Ej.: sembrar, construir, etc) si bien pueden producir efectos jurídicos, no tienen como fin inmediato producirlos.

Para que un acto sea considerado voluntario debe reunir condiciones internas (discernimiento, intención y libertad) y condiciones externas (forma de manifestar la voluntad).

CONDICIONES INTERNAS.- Los hechos son voluntarios, si son ejecutados con DISCERNIMIENTO, INTENCION Y LIBERTAD’ (conf. arto 897).

>    Discernimiento: es la facultad que permite a la persona, apreciar y saber lo que
está haciendo, de modo tal que le sea posible comprender el significado y
alcance de sus actos. Las causas que afectan el discernimiento de una persona,’
son:

1. la edad (los menores sólo tienen discernimiento después de los 10 años para actos ilícitos, y de los 14 años para actos lícitos, conf. arto 921. Esta presunción no admite prueba en contra).

30

  1. la demencia (los actos de los dementes se consideran realizados sin discernimiento, salvo que hayan actuado en un intervalo de lucidez, conf. Art. 921.
  2. la privación accidental de la razón (caso de personas que por ‘causas pasajeras’ se hallan privadas temporalmente de discernimiento, como ser: los que a raíz de un golpe pierden el uso de la razón; o los ebrios, o los que están bajo estado hipnótico, etc).

>    Intención: consiste en el propósito de realizar el acto. Afectan la intención el
error, la ignorancia y el dolo.

  1. error: consiste en tener una falsa noción sobre un determinado punto. La persona cree que sabe algo, pero en realidad, sabe equivocado.
  2. ignorancia: es la ausencia completa de conocimiento. La persona no está errada o equivocada, sino que, directamente, no sabe, ignora todo lo relacionado con un determinado punto.
  3. dolo: existe dolo, cuando una persona, por medio de cualquier astucia, artificio o maquinación, induce a otra persona a la realización o ejecución de algún acto. Ej.: hay dolo si yo, para poder vender mi casa, oculto al comprador que los cimientos están en mal estado, y aparte, le digo que bajo el suelo de la propiedad, hay oro.

>    Libertad: consiste en la posibilidad del individuo, de decidir o elegir por sí
mismo la realización de sus actos. La libertad se ve afectada por la fuerza y la
intimidación (violencia moral).

CONDICIONES   EXTERNAS.   Para   que   un   acto   sea considerado   voluntario   es necesario que la voluntad sea manifestada por hechos exteriores que demuestren su existencia. El arto 913. Dice: Ningún hecho tendrá el carácter de voluntario, sin un hecho exterior por el cual la voluntad se manifieste Manifestación de voluntad.- Ella puede ser, conf. Art. 915:

1)  formal o no formal.

>     formal: la eficacia del acto depende de qué se observen las formalidades que indica la ley (conf. arto 9 I 6).

>     No formal: la ley no exige ninguna formalidad; el acto será válido cualquiera sea la forma de manifestación de voluntad que las partes hayan elegido.

2) expresa o tácita.

>     Expresa: cuando la voluntad se manifiesta verbalmente o por escrito o por otros signos inequívocos (conf. arto 927). (Signo inequívoco. Ej.: decir que sí con la cabeza).

>     Tácita: cuando resulta de actos por los cuales se puede conocer con certidumbre la existencia de la voluntad (art. 918). Ej.: el que va a un ‘auto­servicio’, toma las mercaderías y luego abona en la caja, manifiesta tácitamente su voluntad de comprar; el que sube al colectivo y, sin emitir

31

palabra  paga  su  boleto,  manifiesta  su  voluntad  de  celebrar  contrato  de

transporte, etc. 3) presumida por la ley: cuando la voluntad resulta de la presunción de la ley, los casos en que ella expresamente lo dispone (conf. arto 920).

Eje: -si una persona realizó un trabajo relativo a su profesión, y no se fijó el precio del mismo, por el arto 1627 se presume que las partes se ajustaron al precio de costumbre.

> si un pagaré se encuentra en poder del deudor, conf. arto 878, se presume que

el acreedor se lo entregó voluntariamente, salvo prueba en contra.

EL SILENCIO. Si ante un determinado acto o ante una pregunta, una persona en vez de contestar permanece en silencio, ¿ese silencio constituye una manifestación tácita de voluntad?

El arto 919 dice que: el silencio no puede ser considerado como manifestación tácita de voluntad, salvo que se trate de alguno de los casos que enumera el mismo art.919:

1)   que haya obligación de explicarse establecida por la ley (Ej.: una persona es llamada por el Juez a reconocer su firma puesta en un documento privado; su silencio equivale al reconocimiento tácito de la firma).

2)  que haya obligación de explicarse por las relaciones de familia (Ej.: el marido tiene un año desde la inscripción de un nacimiento para impugnar la paternidad del hijo; si en ese lapso guardó silencio la ley presume que es hijo suyo y la acción caduca, conf. arto 259).

3)  que haya obligación de explicarse a raíz de que el silencio actual está accionado con declaraciones precedentes (Ej.: en un caso de prestaciones periódicas un comerciante, cada dos meses, recibe envíos de arroz a 10$ la bolsa; posteriormente, el vendedor le dice que la bolsa subió a 12$, y que en caso de que no quieran seguir recibiendo arroz, que se lo haga saber. Si ante el envío, el comerciante lo recibe y guarda silencio, dicha actitud se interpreta como una manifestación tácita de aceptación, pues si no hubiese querido aceptar, debió hacerlo saber el vendedor).

IMPUTACION DE LAS CONSECUENCIAS DE LOS HECHOS

EN LOS HECHOS VOLUNTARIOS. Al producirse un hecho, generalmente se desencadenan una serie de consecuencias; las que pueden clasificarse en:

1)       consecuencias inmediatas;

2)    consecuencias mediatas;

3)    consecuencias casuales;;

4)    consecuencias remotas.

1) Consecuencias inmediatas: son las que se producen según el curso natural y ordinario de las cosas (art. 901); ósea: las que generalmente se producen cuando ocurre el hecho (Ej.: si le doy a tomar veneno a alguien,

32

la consecuencia inmediata será su muerte; si vendo animales muy enfermos, la consecuencia inmediata será que ellos mueran, etc).

2)    Consecuencias mediatas: son las que resultan de la conexión de un hecho con un acontecimiento distinto (art. 901 20 parte); o sea: el hecho originario se relaciona con otro hecho (Ej.: Ej.: si vendo animales muy enfermos y el comprador los pone con otros de su propiedad, las consecuencias inmediatas serán la muerte de los animales que vendí; y las consecuencias mediatas, serán el contagio y muerte de los demás animales).

3)    Consecuencias casuales: son las consecuencias mediatas que no pueden preverse (art. 901, parte final). Ej.: vendo animales enfermos, éstos contagian a los demás, todos los animales mueren, el comprador cae en insolvencia; la insolvencia sería una consecuencia casual.

4)    Consecuencias remotas: son aquéllas que no tienen con el hecho originario ningún nexo de causalidad: o sea aquellas consecuencias muy lejanas (Ejs: si el comprador de los animales, al caer en insolvencia se suicida; el suicidio sería la consecuencia remota. Otro caso: yo golpeo a una persona, es llevada al hospital, y allí le roban su reloj; el robo del reloj es una consecuencia remota.

Imputación   de   las   consecuencias:   Las   consecuencias   inmediatas   siempre   son

imputables al autor del acto voluntario (art.903). Las consecuencias mediatas son

imputables al autor del hecho, en los casos en que haya obrado con culpa o con dolo el

arto 904, dice: Las consecuencias   mediatas son también imputables al autor del

hecho, cuando las hubiere previsto [dolo], y cuando empleando la debida atención y

conocimiento del la cosa, haya podido preverlas [culpa].

Las consecuencias casuales no son imputables, al que el autor las hubiese tenido en

mira al ejecutar el hecho (art.905); o sea, salvo que hubiese actuado con dolo, en cuyo

caso se le imputan.

Las consecuencias remotas no son imputables. Art.906:”En ningún caso son imputables

las consecuencias remotas, que no tienen con el hecho ilícito nexo adecuado de

causalidad”.

¿Qué tenemos que probar para imputarle a alguien las consecuencias de un acto

voluntario?

Si lo queremos responsabilizar por las consecuencias inmediatas de un hecho, nos

bastará probar que él realizó el hecho. Si lo queremos responsabilizar por las

consecuencias mediatas, debemos probar que actuó con culpa o dolo. Si pretendemos

demos responsabilizarlo por las consecuencias casuales, debemos probar que actuó con

dolo.

33

EN LOS HECHOS INVOLUNTARIOS. Los hechos ejecutados sin discernimiento, intención y libertad son involuntarios y no producen por sí obligación alguna (conf. al arto 900). El principio general que acabamos de ver, tiene excepciones:

a)  Caso de enriquecimiento sin causa

b)  Caso de equidad (art. 907, seg. parte): los jueces podrán disponer un resarcimiento a favor de la víctima del daño, fundados en razones de equidad, teniendo en cuenta la importancia del patrimonio del autor del hecho y la situación personal de la víctima.

c)  Responsabilidad de padres, tutores y curadores.-

ACTOS ILICITOS

Los actos ilícitos son hechos humanos voluntarios, prohibidos por las leyes, que causan

daño a otro, Imputables al autor del hecho en razón de su dolo o culpa.

El hecho ilícito se denomina ‘Delito‘ cuando su autor actuó con dolo; y ‘Cuasidelito

cuando actuó con culpa (imprudencia o negligencia).

ELEMENTOS.- En todo hecho ilícito, deben darse los siguientes elementos:

1)    debe haber VIOLACION DE LA LEY.- Para que un hecho pueda ser considerado ilícito, debe estar prohibido por las leyes ordinarias, municipales o reglamentos y ser violatorio de ellas (art. 1066). El hecho violatorio de la ley puede consistir en una acción o en una omisión (conf. arto 1073).

2)  producir DAÑO A TERCEROS.- La existencia de daños a terceros, es un elemento esencial de los hechos ilícitos, pues si un hecho no ocasiona daño, no es hecho ilícito (art. 1067). Hay daño cuando se causa a otra persona un perjuicio material o moral. La reparación del daño comprende no sólo el perjuicio efectivamente sufrido (daño emergente), sino también la ganancia de que fue privado el damnificado por el acto ilícito (lucro cesante) y en algunos casos, el daño moral (perjuicio que no influye directamente sobre el patrimonio del individuo, sino que influye subjetiva o espiritualmente en él, produciendo, de tal modo, aflicciones, angustias, dolores físicos, etc). El arto 1078 dice: “La obligación de resarcir el daño causado por actos ilícitos comprende, además de la indemnización de pérdidas e intereses, la reparación del agravio moral ocasionado a la víctima…”. El daño también puede ser clasificado en:

a)  daño actual (son los perjuicios presentes, los que ya ha sufrido la víctima);

b)  daño futuro (perjuicios que aún no ha sufrido el damnificado, pero se tiene la absoluta certeza de que habrán de producirse);

c)  daño eventual (similar al daño futuro, pero con la diferencia de que el daño puede ocurrir o no, de manera que no se sabe a ciencia cierta si el mismo habrá de producirse o no).

3)  debe haber DOLO o CULPA.- Para que el acto sea reputado ilícito, es necesario
que el autor del hecho haya obrado con dolo o con culpa.
Hay DOLO, cuando el autor ejecuta el hecho con intención de dañar,
Hay CULPA, cuando el autor no tiene intenci
ón de dañar, pero el daño se produce
porque él ha actuado con negligencia, impericia o imprudencia (art.119)

34

Acepciones del vocablo “Dolo”,- Jurídicamente, la expresión ‘dolo’ tiene 3 acepciones distintas:

1)    como requisito o elemento de los hechos ilícitos.- En este sentido’ consiste en la intención de dañar (Art., 1072).

2)  como causa de incumplimiento de las obligaciones.- En este sentido consiste en un incumplimiento voluntario de la obligación, por parte del deudor (Art., 506).

3)  como vicio de la voluntad,- En este sentido consiste en “toda aserción “, de lo que es falso o disimulación de lo verdadero, cualquier artificio, ~ astucia o maquinación que se emplee con ese fin “(art. 931). O sea, hay dolo cuando alguien emplea maniobras engañosas, trampas, etc, para, inducir o decidir a otro a la realización de un acto. –

4)  debe haber RELACION CAUSAL entre el hecho ilícito y el daño.-Para que; exista hecho ilícito y la consiguiente reparación del daño producido, es necesario que entre el hecho y el daño exista un vínculo o nexo causal; en otras palabras: J es necesario que el daño sea consecuencia del hecho ilícito. ; Efectos de los hechos ilícitos en materia de responsabilidad.-La ejecución de un hecho ilícito hace responsable a su autor de la reparación de los daños causados; surge de este modo, la obligación de indemnizar. Acerca de los Delitos, dice el arto 1077: “Todo delito hace nacer la obligación de reparar el perjuicio que por él resultara a otra persona”, Acerca de los Cuasidelitos, dice el arto 1109: “Todo el que ejecuta un hecho: que por su culpa o negligencia ocasiona un daño a otro, está obligado a la; reparación del perjuicio. Esta obligación es regida por las mismas disposiciones relativas a los delitos del derecho civil”. . La sanción que se imponen en uno u otro caso, son diferentes. En el delito l civil, la sanción es la indemnización, y el fin de ella es reparar los daños ocasionados. En el delito penal, la pena generalmente consiste en la privación de la libertad del autor del delito (Ej.: prisión o reclusión) y su fin es el castigo del delincuente.

Acto Jurídico

Art. 944. Son actos jurídicos los actos voluntarios lícitos, que tengan por fin inmediato, establecer entre las personas relaciones jurídicas, crear, modificar, transferir, conservar o aniquilar derechos.

Caracteres.-

Los actos jurídicos son hechos humanos, voluntarios y lícitos, pero su característica fundamental es tener como FIN INMEDIATO la producción de efectos jurídicos (crear, modificar, transferir, conservar o aniquilar derechos). Este fin inmediato permite distinguirlos de los simples actos lícitos (Ej.: sembrar, construir, etc.) que si bien pueden producir efectos jurídicos, no tienen como fin inmediato producirlos.

Elementos esenciales.-

Son los indispensables para que el acto jurídico exista:

35

A)   los sujetos;

B)   el objeto del acto;

C)     la forma;

D)   la causa (en doctrina, existen profundas divergencias con respecto a considerarla o no como elemento esencial de los actos jurídicos).

A)  LOS SUJETOS.- Son las personas ‘otorgantes‘ del acto, o sea, aquellas de las cuales emana el acto. El sujeto debe ser capaz de hecho (Ej.: mayor de 21 años, no demente, etc.) y además debe tener capacidad específica para realizar ese acto. Ej. Para una compraventa, se requiere que la persona tenga 21 años, y además, que la ley, por motivo especial, no le haya prohibido celebrar esa compraventa.

B)  EL OBJETO DEL ACTO.- El objeto es el hecho o la cosa sobre la cual recae el acto jurídico. Los requisitos del objeto están establecidos en el arto 953: Art. 953.- “El objeto de los actos jurídicos deben ser cosas que estén en el comercio, o que por un motivo especial no se hubiese prohibido que sean objeto de algún acto jurídico, o hechos que no sean imposibles, ilícitos, contrarios a las buenas costumbres o prohibidos por las leyes, o que se opongan a la libertad de las acciones o de la conciencia, o que perjudiquen los derechos de un tercero. Los actos jurídicos que no sean conformes a esta disposición, son nulos si no tuviesen objeto”.

Análisis del arto 953:

Requisitos que deben reunir las COSAS:

-que estén en el comercio (conf. arto 2336, cosas cuya enajenación no fuese expresamente prohibida, o no dependiese de autorización pública); -que no se hubiese prohibido que sean objeto de algún acto jurídico (Ej.: las cosas no fungibles, no pueden ser objeto del contrato de mutuo; una cosa mueble, no puede ser objeto de hipoteca; un inmueble, no puede ser objeto de prenda).

Requisitos Que deben reunir los HECHOS:

-que no sean imposibles (imposible materialmente, Ej.: pintar un cuadro con el corazón;

imposible jurídicamente prendar un inmueble);

-que no sean ilícitos o prohibidos por las leyes (Ej.: sería el caso de constituir una

sociedad para ejercer el contrabando);

-que no sean contrarios a las buenas costumbres (Ej.: sería el caso de ofrecer dinero a

una persona para que golpee a los padres);

-que no se opongan a la libertad de acción o de conciencia (Ej.: obligar a alguien

a profesar o no determinada religión, o a casarse o no, o a vivir permanente- mente en

un lugar determinado [ver art. 531]);

-que no perjudiquen los derechos de un tercero (Ej.: enajenar todos los bienes en

fraude de los acreedores).

Si el objeto no reúne los requisitos que indica la ley la sanción es la nulidad (art.

953 in fine).

C) LAFORMA DE LACTO.- La forma es el medio por el cual la persona manifiesta
exteriormente su voluntad. Art. 913: “Ningún hecho tendrá el carácter de voluntario,
sin un hecho exterior por el cual la voluntad se manifieste”.

36

Algunos actos son formales, porque la ley establece que se deben llevar acabo

observando determinadas formalidades (art. 916); otros son no formales, porque la ley

no les impone ninguna formalidad y deja la forma librada a la elección de las partes

(ver nota al arto 916).

D) LACAUSA (causa-fin).

La palabra ‘causa’, puede entenderse bajo dos acepciones diferentes:

a) Causa- fuente: es el origen o fuente de un acto jurídico o de una obligación. b)

Causa fin: es el propósito o finalidad perseguida por las partes al llevar cabo el acto.

El problema de la causa gira alrededor de la ‘causa-fin’, dando lugar a profundos

debates doctrinarios respecto a si ella debe considerase o no elemento esencial de los

actos jurídicos. Las discrepancias subsisten actualmente.

Los que niegan que la causa final sea un elemento de los actos jurídicos, consideran

que ella se confunde con el objeto del acto o con el consentimiento. Para este sector

los elementos del acto jurídico son sólo: sujeto, objeto y forma. Los que aceptan que la

causa-fin es un elemento de los actos jurídicos, distinguen fundamentalmente el

‘objeto’ de la ‘causa’ (objeto: materia sobre la cual verse el acto o sea, los hechos o

cosas; causa: finalidad tenida en mira por las partes al ejecutar el acto).

Veamos cómo se origina y evoluciona el problema de la causa.

1) Teoría clásica o causalista.- Desarrollada por Domat, sostenía que la causa fin era la
razón abstracta perseguida por los contratantes. Esa causa fin era siempre la misma
en los contratos iguales. Así, en los contratos sinalagmáticos la causa fin de una de las
partes es la contraprestación de la otra.

Ejs.- En las compraventas, la causa fin del vendedores recibir el precio y la causa fin del comprador es recibir la propiedad de la cosa. En los contratos unilaterales, tal como la donación, la causa final es la intención de beneficiar (animus donandi).

2) Tesis anticausalista.- Expuesta por Ernst, sostiene que la posición causalista es falsa y superflua, porque la noción de causa fin se confunde con el objeto en los contratos sinalagmáticos y en los contratos gratuitos se confunde con el consentimiento.

3) Neocausalismo.- Trata de marcar las diferencias entre la causa-fin y el objeto. Y así, sostiene que mientras la causa fin indica: el por qué debo, el objeto indica: el qué se debe También distinguen la causa-fin de los “móviles”, y a tal fin diferencian:

*  Causa fin inmediata.- Es la finalidad abstracta que han tendido las partes al contratar y que en los contratos iguales es siempre la misma. Ejemplo: en las compraventas, para el vendedor es recibir el precio y para el comprador es recibir la cosa en propiedad. Esta causa fin inmediata es la que interesa al derecho y es elemento del acto jurídico o la obligación.

*  Causa fin mediata.- Denominada también “motivos”, son los móviles o razones particulares que ha tenido cada parte para obligarse. Ej.: en una compraventa, el motivo o fin mediato del vendedor puede ser el destino que dará al dinero que reciba, como ser: viajar por el mundo, comprar una estancia, hacerse una cirugía, etc.

37

Los motivos dependen de cada persona, pueden variar y permanecen ocultos en el fuero interno de cada contratante y por lo tanto, son irrelevantes para el Derecho. La validez del acto no se afecta por el hecho de que una de las partes no haya logrado su motivo o fin mediato, salvo que se haya exteriorizado y pactado expresamente en el acto celebrado.

Los arts. Del Cód. Civil sobre la causa. Distintas posiciones.-El Código se refiere a la causa en los arts. 499 a 502. Establecer a qué causa hacen referencia esas normas significa tomar partido por una de las posiciones, ya que:

a)  Para los que se enrolan en la posición causalista o neocausalista (Machado, Lafaille, Colmo, Borda, Videla Escalada, Alterini, etc.) todos esos artículos se refieren a la ‘causa fin’, salvo el arto 499 que se refiere a la causa fuente.

b)  Para los “anticausalistas” (Salvat, Galli, Risolía, Llambías. etc.) todos los artículos -del 499 al 502- se refieren a la ‘causa-fuente’.

CLASIFICACI ÓN DE LOS ACTOS JURÍDICOS

a)  unilaterales y bilaterales

b)  entre vivos y de última voluntad

c)  positivos y negativos

d)  extrapatrimoniales y patrimoniales

e)  onerosos y gratuitos

f)   de disposición y de administración

g)  formales y no formales h) principales y accesorios i) actos puros y simples y actos modales

a) Unilaterales (art.946): cuando basta para formarlos la voluntad de una sola persona
(Ej.: el testamento, la renuncia de un derecho, etc);

Bilaterales: cuando requieren el consentimiento unánime de dos o más personas (Ej.: compraventa, locación, etc).

b)  Entre vivos (art. 947): son aquéllos cuya eficacia no depende del fallecimiento de los otorgantes (Ej.: los contratos). Producen efectos desde el día en que se celebran. De última voluntad: son los que tienen eficacia después del fallecimiento de la persona de la cual emanan (Ej.: testamento). Producen sus efectos después de la muerte del otorgante.

c)  Positivos (art. 945): son aquéllos en los cuales, para crear, modificar, transferir, conservar o aniquilar derechos, es necesaria la realización de un acto (Ej.: pagar una suma de dinero, firmar un contrato, etc).

Negativos: cuando para que los efectos se produzcan es necesario una omisión. (Ej.: el cumplimiento de una obligación de no hacer, ya que para cumplir es necesario omitir la realización de algún hecho).

38

d)  Extrapatrimoniales: los que no tienen contenido económico (ejs: en general, los actos relacionados al derecho de familia, como contraer matrimonio, divorciarse, ejercer la patria potestad, adoptar, reconocer hijos, etc.). Patrimoniales: los que tienen contenido económico (ejs: comprar, vender, alquiler, donar, etc.), y se subclasifican en: onerosos y gratuitos; de disposición y de administración.

e)  Onerosos: cuando ambas partes se benefician, pues hay prestaciones recíprocas (Ejs: compraventa, permuta, locación, etc).

Gratuitos: sólo una de las partes se beneficia, pues la otra debe una prestación sin recibir nada a cambio (Ejs: la donación, el legado, el comodato, etc).

f)  de disposición: son los que modifican sustancialmente el patrimonio, pues implican
salida de bienes del mismo (Ejs: venta. donación. etc).

De administración: los que tienden a la explotación de los bienes del patrimonio. Pero conservando la integridad del mismo. (Ejs.: la locación o arrendamiento).

g) Formales: cuando la ley les exige una determinada forma como requisito de ” validez
del acto (solemnes) o como requisito ad probationem (no solemnes); No formales:
cuando la ley no les impone ninguna formalidad y deja la forma librada a la elección de
las partes (art. 974).

h) Principales: son aquéllos que tienen existencia y validez propia sin depender para ello de otros actos. (Ejs: contratos de locación. de compraventa. etc). Accesorios: son aquellos cuya existencia y validez dependen de la existencia y validez de otros actos. A los cuales acompañan. (Ejs: pacto comisorio. Pacto de reventa y de retroventa. Hipoteca. Prenda. Etc).

i) Actos puros y simples: cuando la ejecución del acto no está sujeta a ninguna modalidad.

Actos modales: la ejecución del acto está sujeta a alguna modalidad como ser la condición el plazo o el cargo.

TIPOS DE MODALIDADES.

Las modalidades son cláusulas accesorias que acompañan al acto jurídico y que alteran o modifican sus efectos. Los tipos de modalidades son: la condición el plazo y el cargo. CONDICION.- Es una cláusula por la cual se subordina la adquisición o la pérdida de un derecho a la producción de un hecho futuro e incierto (art. 528). El hecho es futuro en el tiempo e incierto en el sentido de que puede o no suceder. Ejemplo: te regalaré mi auto cuando te recibas de abogado.

Por extensión también se suele llamar ‘condición’ al hecho o acontecimiento (Ej.: recibirse de abogado) del cual depende la adquisición o pérdida del derecho. Las condiciones pueden clasificarse según distintos criterios:

Condición suspensiva: cuando el nacimiento o la adquisición de un derecho depende de que la condición se produzca. Ej.: te regalaré mi auto cuanto te recibas de abogado. La adquisición del derecho está en suspenso.

39

.Condición resolutoria: cuando la extinción o pérdida de un derecho depende de que la

condición se produzca. Ejemplo: te doy mi auto pero me lo devuelves si la nafta baja un

50%. El derecho existe pero se pierde si se da el hecho.

En la condición suspensiva los efectos se producen a partir de que la condición se

cumple. En la condición resolutoria los efectos se producen desde el comienzo del

acto, pero cesan al cumplirse la condición.

.Positivas y negativas: en las primeras el hecho condicionante es la realización de un

hecho (Ej.: un accidente); en las negativas, en cambio, consiste en una omisión o en la

falta de realización de un acontecimiento (Ej.: no visitar a un enfermo; no morir).

.Posibles e imposibles: según sea posible o imposible el hecho condicionante. La

imposibilidad puede ser física (Ej.: tocar el cielo con las manos) o jurídica (Ej.: venta

de una cosa fuera del comercio).

El arto 530 establece que: “La condición de una cosa imposible, contraria a las buenas

costumbres, o prohibida por las leyes, deja sin efecto la obligación”.

.Lícitas e ilícitas: la condición será reputada ilícita cuando el hecho a que se subordina

el nacimiento de una obligación sea prohibido por la ley (art. 530). Si la condición es

ilícita la obligación es nula. (Ej.: te daré 1000$ si cometes delitos).

Si la condición es resolutoria no vemos impedimento para que el hecho condicionante

sea un ilícito. Ej.: te daré 1000$, mientras no cometas delitos. En este caso, el hecho

condicionan te sería cometer un delito, en cuyo caso el derecho se pierde.

Ilegítimas: son las enumeradas en el arto 531. En estos casos, si bien el hecho

condicionante es lícito, la ley las prohíbe por razones de orden social, dado que

restringen de alguna forma la libertad de las personas (Ejs: casarse con determinada

persona; cambiar o no cambiar de religión; etc).

Casuales, potestativas y mixtas.- Casuales: cuando el hecho condicionante no

depende de la voluntad del obligado. (Ej.: te daré 1000$ si llueve). Potestativas:

cuando el hecho previsto depende de la voluntad del obligado (Ej.: te daré mi auto si

quiero). Mixtas: dependen en parte de la voluntad del obligado y en parte de hechos

extraños. (Ej.: te daré mi auto cuando tenga un nieto). Se debe tener en cuenta que

las condiciones casuales y mixtas son válidas, en cambio, las puramente potestativas

no lo son (conf. arto 542).

PLAZO (o ‘término’). -Es la cláusula por la cual se subordina la adquisición o la

pérdida de un derecho a la producción de un hecho futuro y cierto. (Ejs: pagaré 1000$

dentro de 90 días; pagaré 1000$ el 5 de julio; pagaré 1000$ a la muerte de Pedro).

En la práctica, se habla de ‘plazo’ para referirse al período que se debe esperar para

que nazca o se extinga el derecho (Ej.: 10 días, un mes, etc); y de ‘término’ para

referirse al momento en que finaliza el plazo (Ej.: el5 de julio).

El plazo puede clasificarse en:

Suspensivo (plazo inicial).- Posterga hasta su vencimiento el nacimiento de

j: un derecho (Ej.: te cobraré 1000$ el 5 de julio) o Resolutorio (plazo final),- A su

vencimiento se extingue el derecho (Ej.: te cobraré 100$ diarios hasta el5 de; julio).

40

-Cierto: se sabe cuando vencerá (Ej.: 5 de julio) o Incierto: se sabe que ocurrirá, 1

pero no se sabe exactamente cuando (Ej.: cuando muera Pedro).

-Esencial: cuando el tiempo en que debe ser cumplida la obligación fue determinante

para que se contrajera la misma; o Accidental: cuando no ha sido determinante para

que se contrajera la obligación.

Expreso: está expresamente convenido en la obligación; o Tácito: no está

expresamente convenido, pero resulta de la naturaleza y circunstancias de la

obligación (conf. arto 509, seg. párrafo).

-Legal: lo fija la ley (Ej.: art. 465); Judicial: lo fija el juez (Ej.: an. 561); o

Convencional: lo fijan las partes.

¿A quién favorece el plazo? El principio general (conf. arto 570) es que se presume a

favor de ambas partes, salvo que por el objeto de la obligación o por otras

circunstancias, surja que está establecido a favor del acreedor o del deudor, (Ejs.:

casos de los arts. 570, 2182, etc.).

¿Desde cuándo produce efectos? La regla general en el plazo, es que sus efectos se

producen a partir de su vencimiento (‘ex nunc’), pero por excepción no es necesario

esperar el cumplimiento del plazo para cobrar al deudor en el supuesto de que éste

sea insolvente o concursado (ver arts. 572 y 753).

¿Cómo se computa el plazo? conf. ans. 23 a 29 del C.Civil.

CARGO (‘carga’ o ‘modo’).- Es una obligación accesoria y de carácter excepcional que

se impone al adquirente de un derecho.

Ejs: Vendo un caballo de raza, y le impongo al comprador el cargo de que me lo preste

una vez por mes/Dejo toda mi fortuna a alguien, pero le impongo el cargo de construir

una capilla con mi nombre/En un legado se impone al legatario el cargo de alimentar a

los parientes del testador, etc.

Forma de los actos jurídicos:

Concepto.-Para la realización del acto jurídico, se requiere no sólo la voluntad interna

del sujeto, sino también que dicha voluntad se manifieste exteriormente por algún

medio. La forma es la manera o medio por el cual el sujeto manifiesta exteriormente

su voluntad.

Es un elemento esencial del acto jurídico, pues todo acto exige alguna forma que lo de

a conocer. Ihering, para remarcar la necesidad de la forma en el acto jurídico, decía:

‘la forma es a un acto jurídico, como el cuño es a una moneda’,

Según las formalidades que la ley establezca para el acto jurídico, podemos clasificar

a éstos en:

No formales: cuando la ley no les impone ninguna formalidad especial y deja

la forma librada a la elección de las partes (art. 974).

Formales: cuando la ley exige determinadas formalidades para su realización.

Tratándose de actos formales, la forma puede ser definida como: el conjunto de

solemnidades que prescribe la ley, y que deben realizarse al tiempo de la formación

del acto jurídico, tales como: que se haga por escrito, en presencia de ” testigos, que

sea hecho ante escribano u oficial público, etc (conf. arto 973).

41

Los actos formales se subclasifican en:

1)    Solemnes: cuando la ley exige formalidades determinadas como requisito de validez (ad solemnitatem), pues si el acto carece de la forma exigida, será nulo.’ Ej.: la donación de un inmueble o la donación de rentas periódicas o vitalicias deben ser hechas por escritura pública, bajo pena de nulidad.

2)  No solemnes: es estos casos, la ley exige formalidades determinadas, pero no como requisito de validez, sino como requisito ‘ad probationem’ o sea, al solo efecto de la prueba. Si se omite la formalidad exigida, el acto igual será válido, pero su existencia deberá ser probada por otros medios de prueba. Ej.: los contratos de más de 10,000 pesos deben hacerse por escrito (art. 1193).

Esta distinción es de gran importancia práctica. Veamos un ejemplo: tanto para donar como para comprar un inmueble, la ley exige que el acto se lleve acabo por escritura pública. Si fuesen realizados por un instrumento privado, el efecto jurídico sería diferente: el acto de compraventa, será válido, y las partes podrán exigir que se realice la escritura pública (conf. arto 1185); el acto de la donación, por el contrarío, será nulo y no producirá ningún efecto legal (conf. arto l8l0) ¿Por qué esta diferencia? Porque en la donación, la forma es exigida ‘ad solemnitatem’, en la compraventa, en cambio, lo es ‘ad probationem’.

CLASIFICACIÓN DE LOS INSTRUMENTOS.

Si bien en algunos casos los actos jurídicos se pueden celebrar verbalmente (Ej.: la

locación, puede ser celebrado verbalmente o por escrito), en la mayoría de los casos

se utiliza la forma escrita (instrumental), pudiéndose distinguir al respecto el

instrumento público del instrumento privado (art. 978).

INSTRUMENTO PÚBLICO

1. Instrumento público es el otorgado con las formalidades que la ley establece en

presencia de un oficial público a quien la ley confiere facultades para autorizarlo.

La característica fundamental de los instrumentos públicos es que ellos se celebran

‘en presencia de un oficial público’. La intervención del oficial público otorga al acto

seriedad y seguridad pública y da fe acerca del contenido del instrumento.

Requisitos de validez.

1) que se celebre ante oficial público.- Este requisito fundamental surge tácitamente

del art. 979, pues en todos los casos que enumera interviene el oficial o funcionario

público.

2 )que el oficial público sea capaz para otorgarlo.- No se trata de la capacidad de

hecho ni de derecho, sino de que esté facultado para otorgar instrumentos públicos,

que haya sido puesto en posesión del cargo, que no esté impedido de intervenir en ese

acto; etc.

3)  que el oficial público sea competente, en razón de la materia y del territorio (en
razón de la materia, Ej.: un secretario de juzgado puede hacer un acta judicial, pero
no podría otorgar una donación; en razón del territorio, Ej.: si se lo autorizó para

42

otorgar instrumentos públicos sólo en la Capital Federal, no podrá hacerlo en otro

lugar).

4)que se observen las formalidades establecidas por la ley.- Las formalidades que

exige la ley son diferentes según cuál sea el instrumento público. Pero hay dos

requisitos que, por lo general, se exigen en todo instrumento público: la firma de las

partes y la concurrencia de testigos.

El instrumento público debe estar firmado por todos los interesados que aparezcan

como parte en él. Si alguno no lo firmare el acto sería de ningún valor para todos los

que lo hubiesen firmado (conf. arto 988). Si alguno de los interesados no supiese o no

pudiese firmar, se dejará constancia de ello en el instrumento, y se recurrirá a la

‘firma a ruego’, es decir, se le pedirá a otra persona que firme en nombre de él (conf.

arto 1001).

La mayoría de los instrumentos públicos, deben ser otorgados con la concurrencia de

testigos. Los testigos pueden ser: instrumentales (su presencia sirve para dar más

garantías de veracidad al acto), de conocimiento (su presencia es al solo efecto de

justificar la identidad de las partes del acto), honorarios (generalmente son

denominados así, los testigos del matrimonio).

INSTRUMENTOS PRIVADOS

Concepto.- Instrumentos privados son aquéllos que las partes otorgan sin que medie

intervención de ningún oficial público.

El principio de la libertad de formas.

Los instrumentos privados no requieren formalidades especiales, rigiendo 1 para ellos

el principio de la libertad de formas: las partes pueden otorgarlos en la forma que

juzguen más conveniente (art. 1020), aunque hay dos requisitos que no pueden faltar

en los instrumentos privados: la firma de las partes y el doble ejemplar.

1) LA FIRMA: es el nombre escrito de una manera particular.

La firma es un requisito esencial para la existencia de todo acto bajo forma t privada

(art. 1012). Los signos o iniciales de los nombres o apellidos, no pueden reemplazar a la

t firma de una persona (conf. arts. 1012 y 3692), salvo que quien los puso, los ~

reconociera voluntariamente como propios (conf. arto 10 14), o que esos signos o ~

iniciales, fuesen su manera habitual de firmar.

¿Por qué se exige la firma? Porque mediante ella se manifiesta la voluntad de celebrar

el acto, y también la conformidad con el contenido del documento.

La firma debe ser extendida al final del documento, de modo tal que no queden

espacios para agregar frases y dar lugar a un fraude.

¿La impresión digital puede reemplazar a la firma y darle validez al acto? , Puede

suceder que una persona -porque no sabe o no puede firmar- estampe su, impresión

digital en el documento. Al respecto las opiniones son contradictorias. Para algunos, si

la parte no sabe o no puede firmar, la impresión digital puede reemplazar a la firma. :

Otros sostienen que el documento con impresión digital sólo sirve como un principio de

prueba por escrito.

43

La opinión mayoritaria no acepta que la impresión digital reemplace a la firma, porque

si bien la impresión digital sirve para identificar a la persona, no sirve para demostrar

que ella conoce el contenido del documento, pues un analfabeto mal puede dar

conformidad acerca de lo que dice el documento, si él no se puede enterar porque que

no sabe leer ni escribir. También facilitaría fraudes, pues sería posible estampar la

impresión digital de un fallecido en un documento.

Como excepción, habría que admitir la validez de la impresión digital en aquellos casos

en que la parte no puede firmar por un impedimento físico, como ser, la fractura de su

mano,

En materia laboral se admite que el empleado que no sabe firmar ponga su impresión

digital en el recibo de sueldo,

La firma a ruego.- Hay firma a ruego -o documento firmado a ruego- cuando una de las

partes pide, ‘ruega’ a otra persona, que firme el documento por él, sea porque él no

sabe, o porque no puede hacerla.

Si bien la firma a ruego es válida en un instrumento público (porque en él interviene el

oficial público que garantiza el acto), en un instrumento privado es discutible su

validez.

Para algunos es válida, pues hay una autorización o mandato verbal de quien no sabe o

no puede firmar a otra persona para que lo haga por él.

Para otros, el documento privado firmado a ruego sólo sirve como principio

de prueba por escrito.

Por último, la jurisprudencia y la opinión mayoritaria no la admiten, pues la firma de las

partes es una condición esencial del documento.

2) EL DOBLE EJEMPLAR

Cuando en un acto jurídico o en un contrato hubiese partes con un interés distinto, es

decir, con intereses opuestos (Ej.: una de las partes vende, y la otra compra), A este

requisito se le llama ‘doble ejemplar’, pero ello no significa que los ejemplares sólo

pueda ser dos, pues el número puede ser mayor si las partes con intereses opuestos,

fuesen más de dos.

¿Por qué se exige el doble ejemplar? Para que ambas partes puedan probar el acto, ya

que si sólo una de ellas tuviera el documento, sólo ella lo podría probar.

El doble ejemplar sólo se exige (conf. arto 1021) para los actos que contengan (los que

desde su origen establecen obligaciones recíprocas entre las partes). Ej.;

compraventa, locación, etc. Excepción: caso del arto 1022 (si una de las partes ya

cumplió su obligación, sólo se le dará

un ejemplar a ella, para que pueda exigir el cumplimiento de lo pactado a la otra

parte). No se exige doble ejemplar en convenciones bilaterales imperfectas (Ej.:

depósito) ni unilaterales (Ej.; donación, fianza, etc).

Si falta el doble EJEMPLAR pero es válido el acto que Sé pretendía instrumentar. En

efecto, el acto subsiste, y las partes podrán exigirse.

DEFECTOS DE LOS ACTOS JURIDICOS

Concepto.-

44

U n acto jurídico, para ser válido, debe reunir todos sus elementos (sujeto, objeto,

causa, forma: y los requisitos de cada uno de estos), y además, ser producto de la

libre voluntad de las partes.

Cuando en los elementos faltan requisitos o cuando la voluntad de las partes está

viciada, hay un defecto en el acto jurídico y la consecuencia es que el acto pierde

eficacia y no produce los efectos que le son propios.

A veces, el defecto del acto se debe a que faltan requisitos en sus elementos, sea en

el sujeto (Ej.: sujeto incapaz o falto de discernimiento), en el objeto (Ej.: objeto

contrario al arto 953), en la causa (Ej.: falta de causa o causa ilícita) o en la forma

(Ej.: falta la forma legal exigida).

En otros casos, el defecto puede deberse a que está afectada la voluntad o la buena

fe de las partes. En estos supuestos, se habla de ‘vicios de la voluntad’ y de ‘vicios de

la buena fe’, respectivamente.

Los vicios de la voluntad son:

-el error o ignorancia;

-el dolo;

-la violencia.

-la lesión subjetiva (art. 954).

Los vicios de la buena fe son:

-fraude;

-simulación.

VICIOS DE LA VOLUNTAD: error, dolo, violencia.

ERROR e IGNORAN CIA. Ambos términos son empleados como sinónimos, pero

conceptual mente son diferentes:

-en el ERROR, la persona cree que sabe algo, pero en realidad sabe equivocada, o sea

que: el error consiste en tener falsas nociones sobre un punto determinado.

-en la IGNORANCIA, la persona no está equivocada ni errada, sino que, directamente

no sabe, ignora todo lo relacionado con un determinado punto, es decir, sufre una

ausencia completa de conocimiento.

A pesar de estas diferencias conceptuales, error e ignorancia jurídicamente son

equivalentes y reciben igual régimen jurídico.

El error puede ser de derecho o de hecho:

ERROR DE DERECHO.- Es el que recae sobre la legislación aplicable al acto que se

realiza- El error de derecho no sirve como excusa y en ningún caso impedirá los

efectos legales de los actos lícitos, ni excusará la responsabilidad por los actos ilícitos

(conf. arto 20 y 923).

Ej.: acepto una herencia sin beneficio de inventario, y luego pretendo rechazarla,

alegando que no sabía que el heredero también debía pagar las deudas del causante; o

secuestro a una persona, y luego pretendo excusarme diciendo que ignoraba que era

delito.

Este principio de que ‘EL ERROR DE DERECHO NO EXCUSA’, se fundamenta en que

las leyes son obligatorias y se presumen conocidas por todos (no admite prueba en

45

contrario). Si alguien actúa ignorándolas o errado con respecto a ellas, es responsable

de sus hechos y no puede excusarse basándose en el error de derecho.

Este principio brinda seguridad jurídica, pues en caso contrario, cualquier persona

podría violar la ley, y luego evitar su responsabilidad civil o penal, con solo alegar que

cometió el hecho porque ignoraba que la ley le asignaba determinados efectos, o lo

reprimía.

Por excepción, el error de derecho excusa en los casos de los arts. 784 (pago

indebido) y 3428 (posesión de herencia).

ERROR DE HECHO.- Es el que recae sobre circunstancias de hecho del acto, como

ser: sobre la persona de la otra parte del acto, sobre la naturaleza del acto, sobre un

objeto, etc. El error de hecho puede ser: ACCIDENTAL o ESENCIAL.

a) error Accidental: recae sobre elementos o cualidades accidentales, secundarias,
que carecen de importancia, y que las partes no han tenido en mira al realizar el acto.
No invalida al acto (art. 928).

Son ejemplos de error accidental: I -compro un caballo pensando que tiene gran resistencia, y resulta que su resistencia es mínima.

-errores sobre el valor de la cosa: compro una cosa como barata, cuando en verdad es cara.

-errores sobre la persona, cuando su identidad o cualidades carecen de importancia: contrato un obrero especializado en albañilería, creyendo que es Juan Pérez, pero luego resulta ser Juan García, de la misma profesión y especialización. -los errores materiales o de cálculo en el documento, fácilmente rectificables. Ej.: si se venden 3 autos, cada uno de ellos en 3000 mil pesos, y se pone como total, 9500 $ en vez de 9000 $.

b) error Esencial: recae sobre los elementos esenciales, fundamentales del acto, y en
consecuencia, causa la nulidad del acto. Son esenciales los errores:

1)   sobre la naturaleza del acto (art. 924). Ej.: un amigo me da plata en préstamo y yo creo que se trata de una donación.

2) sobre el objeto del acto (art. 927).Ej.: Juan me ofrece en locación su casa de Mendoza, y yo acepto creyendo que alquilo su casa de Bs. Aires.

3) sobre la causa l2rincil2al (motivos) del acto (art. 926). Ej.: si alquilo un negocio para poner un bar, y el dueño cree que es para poner una farmacia.

4) sobre la cualidad l2rincil2al o substancial de la cosa, y que se ha tenido en mira (art. 926). Ej.: me venden porcelana nacional, y yo creo que es de la mejor porcelana china; me venden una copia y yo creo comprar un cuadro de Picazo.

5) sobre la l2ersonacon la cual se celebra el acto (art. 925). Ej.: si contrato con un músico desconocido y creo estar contratando a Sandro; creo hacer un préstamo a Luis y se lo hago a Pedro. El error esencial puede ser excusable o inexcusable.

46

Es excusable: cuando la persona ha tenido motivos para equivocarse, o sea, “cuando ha habido razón para errar” (art. 929) y ello ocurre cuando a pesar de haber actuado con prudencia y tomando precauciones para no equivocarse la persona igual cae en el error. Es inexcusable: cuando el error se debe a la “negligencia culpable” de quien lo sufre, ya que si hubiese tomado las precauciones necesarias el error se habría evitado. Para que el error de lugar a la nulidad, debe ser esencial y además, excusable. DOLO.-El dolo como vicio de la voluntad “es toda aserción de lo que es falso o disimulación de lo verdadero, cualquier artificio, astucia o maquinación que se emplea con ese fin” (art. 931).

El dolo como vicio de la voluntad consiste siempre en un engaño para inducir o determinar a la otra parte a la realización del acto jurídico. La acción dolosa puede llevarse a cabo mediante maquinaciones, artificios, astucias, trampas, mentiras, ocultaciones, etc.; pero en forma genérica, siempre hay ‘engaño’. Especies de dolo.- El dolo puede ser: principal o incidental.

Dolo principal: es el que induce y determina que la víctima realice el acto. Este tipo de dolo hace anulable el acto; de manera que la víctima podrá demandar la nulidad del acto y la indemnización por daños y perjuicios. Los requisitos del dolo principal están enumerados en el arto 932.

Dolo incidental: a diferencia del anterior, éste no ha sido causa determinante para la realización del acto. El dolo incidental no permite a la víctima demandar la nulidad del acto, pero le permite reclamar la indemnización por daños y perjuicios. Requisitos del dolo para invalidar el acto.- Surgen del arto 932:

1)   ser GRAVE (reúne este carácter cuando las trampas, astucias, etc, empleadas, sean de tal magnitud que hubiesen podido engañar a cualquier persona normal, sagaz y prudente).

2) ser CAUSA DETERMINANTE DE LA ACCION (el dolo es causa determinante cuando de no mediar el engaño, el acto no se hubiese realizado. Es el que se denomina ‘dolo principal’).

3) haber ocasionado un DAÑO IMPORTANTE (el daño debe ser más o menos grande; si fuera de poca magnitud, o simplemente no hubiera daño, NO habrá nulidad del acto).

4) que no haya dolo recíproco (si hubiera dolo de ambas partes la ley no protege a ninguna de las dos, y por tanto no se hará lugar a la nulidad)

Efectos del dolo principal.- El dolo -si reúne los requisitos del arto 932- produce dos consecuencias:

1)   Permite a la víctima demandar la nulidad del acto.- El acto será anulable, y además, de nulidad relativa (art. 954)

2) Da derecho a reclamar la indemnización de daños y perjuicios. Efectos del dolo incidental.- En este caso, el dolo no afecta la validez del acto y la víctima no podrá pedir la nulidad del mismo, pero podrá reclamar la indemnización por daños y perjuicios sufridos por el dolo (art. 934).

47

Efectos del dolo recíproco.- Si ambas partes actuaron dolosamente (Ej.: Juan y Luis

permutan una vaca por un caballo. Juan omite dolosamente decir que la vaca tenía

peste, y Luis, que el caballo era ciego) la ley no ampara a ninguno de los dos, y ninguno

podrá demandar la nulidad de la permuta

Dolo de un tercero.- El dolo, provenga de la parte del acto, o provenga de un tercero,

da lugar a la anulación del acto, y la víctima podrá pedir la nulidad del acto y reclamar

daños y perjuicios (conf. arts. 935,941, 942 y 943).

Si la otra parte y el tercero fueron cómplices, ellos serán responsables solidariamente

de la indemnización por daños y perjuicios (conf. arto 935 y 943).

Si el dolo sólo fuese incidental, la solución será la misma; sólo que no se podrá

demandar la nulidad del acto.

VIOLENCIA (fuerza o intimidación).

La violencia es la coerción ejercida sobre una persona para obligarla a ejecutar un

acto que no quería realizar (Salvat).

La violencia puede presentarse bajo dos aspectos distintos:

-la violencia física (denominada ‘fuerza’) y

-la violencia moral (denominada ‘intimidación’).

La víctima puede ser obligada a realizar el acto que no quiere realizar, mediante

golpes, malos tratos, privación de la libertad, etc. (violencia física o fuerza), o

mediante amenazas e intimidaciones (violencia moral o intimidación).

Requisitos para que el uso de fuerza invalide el acto.- Debe tratarse de una fuerza

física irresistible (conf. arto 936), es decir, una fuerza de tal gravedad, de tal

magnitud, que la persona que la sufre no haya podido impedirla o resistirla.

Si la fuerza fue irresistible o no, 10 determinará el juez, tomando en cuenta las

condiciones físicas y espirituales de la víctima.

Requisitos para que el uso de intimidación invalide el acto.- El arto 937 dice que:

Habrá intimidación, cuando se inspire a uno de los agentes por injustas amenazas, un

temor fundado de sufrir un mal inminente grave en su persona, libertad, honra o

bienes, o de su cónyuge, descendientes o ascendientes, legítimos o ilegítimos”.

Para que la intimidación vicie la voluntad:

-la amenaza debe ser injusta o sea que, quien amenace lo haga ‘sin tener derecho a

hacerlo’. Hay amenaza injusta si digo: véndame su casa o mato ya mismo a sus hijos.

Hay amenaza justa si un abogado amenaza a la parte contraria con el embargo si no

paga sus deudas. En los casos de amenazas justas no hay vicio de la voluntad (art.

939).

-temor fundado.- El temor de la víctima de sufrir el mal amenazado, debe ser

fundado, real, y no imaginario o aparente. El hecho de que la víctima tenga miedo o no,

dependerá de sus condiciones subjetivas (su carácter, hábitos, sexo, etc). Si el temor

no fuera fundado, la intimidación no afectará la validez del acto (art. 938).

-el mal amenazado debe ser inminente ~ grave.-

48

Inminente, significa que el mal debe ser próximo, inmediato, que no de tiempo a la

víctima a poder reclamar la protección de las autoridades, significa que el mal debe

ser susceptible de causar daños de magnitud.

Si el mal no es inminente y grave no se hace lugar a la nulidad.

El mal amenazado puede recaer sobre la persona de la víctima o de sus familiares (Ej.:

amenaza de muerte, de secuestro, etc), sobre la honra (Ej.: amenaza de revelar

secretos familiares), sobre los bienes (Ej.: amenaza de incendiarle la casa, el auto,

etc).

Efectos de la violencia.- La víctima podrá:

1)   demandar la nulidad del acto (el acto es anulable y de nulidad relativa);

2) y además, reclamar los daños y perjuicios, al autor de la violencia. Violencia ejercida por un tercero- Si el que ejerce la violencia -sea fuerza o intimidación- fuese un tercero, el acto también será anulable y el tercero será responsable por daños y perjuicios. Si el tercero y la otra parte fuesen cómplices, ambos serán responsables solidariamente por la indemnización (arts. 941/943). :-. El temor reverencial.- Se llama así, al temor de desagradar a ciertas personas a quienes se debe respeto y sumisión (Ej.: el obrero con relación al dueño de una empresa). Este tipo de temor es ineficaz para pedir la nulidad del acto celebrado (art. 949).

VICIOS DE LA BUENA FE: simulación y fraude. SIMULACION. El error, el dolo y la violencia, son vicios de los actos voluntarios en general; en cambio, la SIMULACION, es un vicio exclusivo de los actos jurídicos, y su característica es la de viciar la buena fe de terceros. En términos genera- les, ‘simular’ es ocultar la verdad.

Ejemplo de simulación: El Sr. ‘A’ simula vender su casa al Sr. ‘B’, pero en realidad no la vende, sino que la está donando. En este caso, se simuló una venta para ocultar una donación. Otro caso: Luis tiene muchos acreedores, y para que éstos no le ejecuten los bienes, simula que los vende a Juan.

El Código nos da una definición general, de carácter descriptivo, acerca de la simulación, en el arto 955: La simulación tiene lugar:

1)   cuando se encubre el carácter jurídico de un acto bajo la apariencia de otro (Ej.: se encubre una donación, simulando que es una venta);

2) o cuando el acto contiene cláusulas Que no son sinceras (Ej.: cláusulas en las cuales el precio por el cual se transmite la cosa, es inferior o superior al verdadero precio de venta)

3) o fechas que no son verdaderas (Ej.: si al acto se le pone una fecha anterior o posterior a la verdadera fecha de la celebración).

4) o cuando por él se constituyen o transmiten derechos a personas intemuestas, que no son aquéllas para quienes en realidad se constituyen o transmiten (Ej.: quiero donar

49

mis bienes a Luis, pero como no quiero que” nadie se entere, simulo donarlos a Aníbal,

quien por un contradocumento; se obliga a transmitirlos a Luis).

La simulación puede ser: ABSOLUTA O RELATIVA; Y desde otro punto de vista,

LICITA O ILICITA.

Absoluta: cuando se celebra un acto que nada tiene de real (art. 956). (Ej.: tengo

muchos acreedores y simulo vender mi casa a un amig9 para que no la ejecuten).

Relativa: cuando se emplea para dar a un acto jurídico una apariencia que”‘ oculta su

verdadero carácter. (Ej.: quiero donar mi estancia a una amiga, pero para evitar una

revocación, simulo vendérsela); cuando no es reprobada por la ley, a nadie perjudica ni

tiene un fin ilícito (conf. 957).

Licita: cuando es reprobada por la ley, perjudica a terceros o tiene un fin ilícito (es

decir, cuando se hace para violar las leyes).

Cuando hay un acto jurídico simulado la ley concede la ‘acción de simulación’ a efectos

de lograr que judicialmente se declare que el acto no existió (s. absoluta) o que sólo

existió un acto oculto (s. relativa).

La acción de simulación se concede a las partes del acto simulado, y a los terceros

interesados en el acto, como los acreedores de cualquier clase, herederos, legatarios,

etc.

Cualquiera de las partes puede ejercer la acción de simulación contra la otra cuando la

simulación es LÍCITA. Pero no cuando es ilícita (perjudica a terceros o tiene como fin

violar las leyes), salvo que la acción tenga por objeto dejar sin efecto el acto y

siempre que tal circunstancia no los beneficie (art. 959). El efecto de la acción es que

el juez declarará la anulación del acto simulado.

La acción de simulación también pueden ejercerla aquéllos que no sean parte en el acto

simulado; o sea, los acreedores o cualquier tercero interesado, con tal que hayan

sufrido perjuicios a raíz del acto.

Debemos aclarar que los terceros podrán ejercer la acción, sólo en el caso de que el

acto simulado los perjudique; en otras palabras: sólo cuando la simulación sea

ILICITA.

Por el contrario, tratándose de una simulación LICITA, los terceros no podrán

intentar la acción dado que la simulación lícita, NO perjudica a terceros.

FRAUDE.

Hay fraude ‘cuando un deudor insolvente enajena o grava sus bienes, con el propósito

de sustraerlos de su patrimonio, y evitar así el pago a sus acreedores’.

Ejemplo: ‘A’ tiene muchos acreedores, y éstos, para cobrar, van a rematarle su casa;

entonces ‘A’, en fraude a sus acreedores, vende la casa para que éstos no puedan

cobrar.

La ley concede a los acreedores una solución contra el fraude; es decir, un medio para

hacer revocar (anular) los actos fraudulentos de deudor. Dicho medio o solución es la

acción revocatoria (también llamada ‘acción de fraude’ o ‘acción pauliana’) .